Pisanka ruso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La pisanka (en ucraniano писанка, en ruso писанка) es un huevo colorado o con adornos, que la gente intercambia como obsequio en Pascua.

La pisanka en el mundo de la religión cristiana es el símbolo de la fe, el símbolo de la conmemoración de la Resurrección de Cristo.

Hay una leyenda que cuenta como el primer huevo de Pascua fue regalado por María Magdalena a Tiberio, emperador del Imperio romano. Tiberio no creía en esas cosas y le contestó: «es imposible, porque el huevo blanco no puede ser de color rojo». En ese mismo momento, el huevo se volvió de color rojo...

En la Rusia moderna los huevos se pintan de colores diferentes, y se ornamentan con imágenes religiosas.

Historia[editar]

Antes de la llegada de Cristo, para muchos grupos étnicos del mundo el huevo era el prototipo del universo. El considerar al huevo como el símbolo del nacimiento, estaba en las creencias y costumbres de los egipcios, persas, griegos, romanos, etc.

Para los eslavos, el huevo simboliza la fertilidad de la tierra, el renacimiento primaveral de la naturaleza.

Leyendas[editar]

  • La costumbre de pintar de rojo los huevos está relacionada con el nombre del emperador romano Marco Aurelio. En el día de su nacimiento, una de las gallinas de su madre, había puesto un huevo blanco con puntos rojos, y la gente dijo que era un augurio feliz, que el niño en el futuro sería emperador. Así ocurrió, y más tarde los romanos han enviado los huevos colorados para felicitar a alguien.

Más tarde los cristianos han contraído la costumbre, dándola otro sentido: el color rojo tiene otro significado, es la sangre de Cristo.

  • Otra leyenda dice que después de la muerte de Cristo, siete judíos tenían un banquete. Entre las muchas viandas que estaban en la mesa, había gallina frita y huevos cocidos. De repente uno de los judíos comenta que dentro de tres días Jesús tiene que resucitar. Pero el dueño de la casa contesta: «Eso pasaría si la gallina que tenemos en la mesa volviera a la vida y los huevos fueran rojos». En ese momento los huevos han cambiado su color y la gallina ha vuelto a la vida...

Formas de ornamentación[editar]

El huevo que está colorado en un solo tono se llama krashanka; si en ese huevo hay manchas, rayas o puntos de otro color, se llama krapanka. Y, claro, pisanka, el que está con ornamento.

¿Cómo se hace?[editar]

La pisanka es la manera más difícil de decorar los huevos. En un huevo frío, se hacen dibujo de cera caliente, después hay que mojarlo en pintura, también fría, empezando por el color más claro. Se enjugan, y se hace otro dibujo con la cera caliente, y otra vez a mojar en pintura. Cuando todos los ornamentos están hechos, hay que *quitar* la cera del huevo encima del fuego de una vela o cocina de gas. La cera se derrite y hay que secar el huevo con servilletas de papel.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]