Nutriscore

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Logo del nutriscore con la nota A.

Nutriscore es un sistema de etiquetado nutricional frontal[nota 1]​ de los productos alimentarios que permite a los consumidores valorar fácilmente y rápidamente la calidad nutricional de los alimentos que van a comprar, simplificando la interpretación del etiquetado nutricional situado al dorso del paquete. Se espera de la implantación del Nutriscore que incitará a los industriales a mejorar la composición nutricional de sus productos alimentarios.[1]

Consiste en un logotipo de 5 colores asociados a letras que describen 5 clases de calidad nutricional, del verde oscuro para la calidad óptima (letra A) al rojo (letra E) para la peor. Se basa en un sistema de puntos que se atribuyen en función de la composición nutricional por 100 g o 100 ml de producto. Por un lado se valora los aportes nutricionales positivos (proteínas, fibra dietética y porcentaje de frutas, verduras, leguminosas, frutos oleaginosos y aceites de oliva, nuez y colza) y por otro los considerados negativos (calorías, grasas saturadas, azúcares simples y sodio). La puntuación final resultante se sitúa entre -15 (mejor calidad nutricional) y +40 (peor calidad nutricional).[1][2]

El Nutriscore se aplica sólo a productos procesados envasados, por lo que quedan exentos:[2]

  • Los productos frescos: carne, pescado, frutas, verduras y legumbres
  • Los productos no procesados que solo tienen un ingrediente en su composición: vinagre, miel
  • El café, té y las infusiones de hierbas y frutas
  • Los alimentos suministrados directamente por el fabricante o tiendas de minoristas en pequeñas cantidades (como los platos preparados para llevar)
  • Los alimentos que se venden en envases de menos de 25 cm²: chocolatinas, chucherías, barritas de cereales
  • Las bebidas alcohólicas

No sirve para comparar alimentos muy distintos entre sí, como un dulce y un pescado precocinado, sino para comparar alimentos de una misma "familia" o categoría o un mismo producto de diferentes marcas. Puede también utilizarse para valorar productos de diferentes categorías pero que se consumen en las mismas ocasiones y con la misma finalidad, como por ejemplo alimentos de desayuno o postres.[3][1]

El sistema de etiquetado Nutriscore es voluntario para los fabricantes que decidan establecerlo, a falta de que la normativa europea decida sobre su obligatoriedad. En 2020, ha sido adoptado por muchos países de la Unión Europea, así como España.[4][3][1]

Motivación y objetivos[editar]

La implantación del sistema Nutriscore desde sus inicios se ha visto motivada por los grandes retos de salud pública vinculados a la nutrición, y en particular su papel preponderante en el desarrollo de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y numerosos cánceres. También quiere ayudar a los consumidores, en particular a las poblaciones más vulnerables, a elegir fácilmente los alimentos de mejor calidad nutricional, e incitar a los productores y transformadores a mejorar la calidad nutricional de los alimentos procesados que ofrecen, reformulando su composición e inovando en los nuevos productos que proyectan incorporar al mercado.[5]

Historia[editar]

El algoritmo en el que se basa Nutriscore fue desarrollado en 2005 en el Reino Unido por un equipo de investigación de la universidad de Oxford, con el objetivo de regular la publicidad enfocada a los niños. Fue validado por la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (Food Standards Agency, FSA) y en enero de 2017, tras una serie de estudios comparativos con otros sistemas de etiquetado existentes, Francia adoptó su uso, aunque de manera voluntaria. En abril del mismo año, los ministros de Salud, Agricultura y Finanzas de Francia presentaron una notificación a la Comisión Europea para extender su uso a la Unión Europea.[5]

En 2020, España anunció que Nutriscore entrará en vigor el primer cuatrimestre de 2021, sumándose así a Francia. Bélgica y Alemania ya anunciaron a la Comisión Europea su deseo de ponerlo en marcha,[4]​ y se está debatiendo su implantación en otros países europeos como los Países Bajos, Luxemburgo, Suiza, Austria, Portugal, y Eslovenia.[1]

Se han llevado a cabo ajustes del algoritmo de Nutriscore para adaptarlo a las particularidades de consumo de los países. Así Francia y Bélgica lo modificaron para que los quesos no tuvieran una puntuación tan desfavorable, y España consiguió lo mismo para que no se infravalorara el aceite de oliva.[4][5][3]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Etiquetado frontal de los envases (EFE) o, en inglés, Front of Pack (FOP): se refiere a un etiquetado visible sobre la cara anterior del envoltorio o envase del producto.

Referencias[editar]

  1. a b c d e Galán, Pilar; Babio, Nancy; Salas-Salvadó, Jordi (sep./oct. 2019). «Nutri-Score: el logotipo frontal de información nutricional útil para la salud pública de España que se apoya sobre bases científicas.». Nutrición Hospitalaria (Madrid: SENPE y Arán Ediciones S.L.) 36 (5): 1213-1222. ISSN 0212-1611. Consultado el 15 de julio de 2020. 
  2. a b «Nutriscore: la herramienta para distinguir los productos saludables». OCU. Consultado el 15 de julio de 2020. 
  3. a b c Sota, Idoia (20 de noviembre de 2018). «Cómo funciona NutriScore, el nuevo etiquetado de alimentos: críticas y virtudes del semáforo nutricional». El País. Consultado el 16 de julio de 2020. 
  4. a b c «El ministro de Consumo anuncia la implantación del nutriscore en el primer cuatrimestre de 2021». Agencia Española Seguridad alimentaria y Nutrición. 26 de junio de 2020. Consultado el 15 de julio de 2020. 
  5. a b c Galan et al. (2017). «El logotipo nutricional NutriScore en los envases de los alimentos puede ser una herramienta útil para los consumidores españoles». Revista Española de Nutrición Comunitaria. Consultado el 16 de julio de 2020.