Nuño de Guzmán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nuño de Guzmán
.

El conquistador Nuño Beltrán de Guzmán según está pintado en el Codex Telleriano Remensis (foja 44r)
Conquistador, explorador, Gobernador de Pánuco, Presidente de la Audiencia Real de la Nueva España
Lealtad España
Condecoraciones Gobernador de Pánuco
Participó en Conquista de México

Estatus legal Gobernador e hidalgo
Nombre real Nuño Beltrán de Guzmán
Nacimiento 31 de octubre de 1490
Guadalajara, España
Fallecimiento ca. 1560
Castillo de Torrejón de Velasco. Madrid, España
Ocupación Gobernador de Pánuco y Presidente de la Primera Audiencia
[editar datos en Wikidata]

Nuño Beltrán de Guzmán (Guadalajara, 31 de octubre de 1490Castillo de Torrejón de Velasco, alrededor de 1544) fue un conquistador español. Su acción militar abarcó el occidente del actual México, en particular del territorio que fue conocido como Nueva Galicia.

Descendiente de nobles hidalgos, llegó al Nuevo Mundo con el título de gobernador de Pánuco. Fue nombrado presidente de la Real Audiencia de Nueva España, cargo que ocupó tan sólo un año debido a sus excesos y crueldad con los indígenas americanos. El dominico Bartolomé de las Casas lo llamó gran tirano por su avidez de riqueza, la cual le hizo emprender una larga expedición por el occidente de México, a la que bautizó como Conquista del Espíritu Santo de la Mayor España. Su recorrido por los actuales estados de Jalisco, Zacatecas, Nayarit y Michoacán se caracterizó por el saqueo y la devastación de las comunidades autóctonas, así como por el asesinato del último rey purépecha, Tangaxoán II.

Fundó una serie de poblaciones entre las que se encuentran: Sahuayo, Michoacán en 1530, San Miguel de Culiacán, Santiago de los Valles, Compostela, y la primera fundación de Guadalajara. Vicente Riva Palacio lo tildó de «el aborrecible gobernador del Pánuco y quizás el hombre más perverso de cuantos habían pisado la Nueva España»; por su parte Fray Bartolomé de las Casas lo calificó de «gran tirano».[1]

No quedan retratos de él salvo en códices.

Familia[editar]

Nuño de Guzmán provenía de una antigua y noble familia. Era hijo de Hernán Beltrán de Guzmán "el viejo" quien fue nombrado por los Reyes Católicos como Alguacil de la Santa Inquisición, y probablemente fuera descendiente de Pedro de Guzmán, quien fue nombrado por Enrique IV de Castilla como primer corregidor de la ciudad de Guadalajara, España.

Hernán Beltrán se casó con su prima Magdalena de Guzmán con quien tuvo siete hijos: Juan Beltrán de Guzmán, Gómez Suárez de Figueroa (quien tomó el nombre de un bisabuelo), Nuño Beltrán de Guzmán, Luis Suárez de Guzmán, Hernán Beltrán de Figueroa, Isabel de Guzmán y Violante de Figueroa.[2]

Carrera político-militar[editar]

Previo a su llegada a Nueva España, Nuño de Guzmán participó en una serie de campañas militares del rey Carlos I de España y V de Alemania.

En 1523 estuvo al servicio de Francisco de los Cobos; en ese mismo año se le encargó la misión de tomar la Villa de Pareja, la cual estaba a cargo del obispo Diego Ramírez de Villaescua (quien se encontraba en Roma y se negaba a regresar a tomar el cargo de la Villa). Este conflicto se extendió desde el 9 de mayo hasta el mes de agosto del mismo año, cuando el obispo fue destituido y Nuño de Guzmán recibió las llaves y armas de la villa.

Entre marzo de 1524 y diciembre de 1525 estuvo en las ciudades de Valladolid, Madrid y Toledo, durante su estancia en esta última ciudad se decide su traslado a las Indias.

Llegada a las Indias[editar]

Nuño de Guzmán llegó a Indias gracias a que el rey lo designara en 1525 como gobernador de la provincia de Pánuco y Victoria Garayana; esta provincia contemplaba todos los territorios descubiertos por el adelantado Francisco de Garay y sus capitanes. En el mismo año de 1525 se trasladó a Sevilla donde, por instrucciones reales, se presentó ante la Casa de Contratación de Indias para así poder embarcarse hacia las Indias en 1526.

La llegada a las Indias no fue sencilla, durante el trayecto la expedición perdió una carabela, esto obligó a que se detuvieran en la Isla de Santo Domingo donde Nuño de Guzmán cayó enfermo debido a la malaria, por esta razón se quedó en la isla durante siete meses.

Gobernador de Pánuco[editar]

A la llegada de Nuño de Guzmán a Pánuco (actual estado de Veracruz) el 24 de mayo de 1527 la única villa española que existía era Santiesteban del Puerto, se encontraba a 357km. de la Ciudad de México. Inmediatamente a su llegada, Guzmán comenzó a implementar una serie de medidas de reorganización, esto con el fin de limitar las medidas y el poder de Hernán Cortés.

En su administración también se levantó el primer faro de la población, y se pacificaron y conquistaron una serie de poblados de indios aledaños. Introdujo también yeguas a la zona.

Comercio de esclavos[editar]

Antes de que llegara Nuño de Guzmán a Pánuco 4 mil indígenas ya habían sido esclavizados, y habían sido vendidos a un peso de tepuzque por cabeza. La Corona dio permiso a Guzmán de recuperar a 500 de estos esclavos, y a esclavizar a más indígenas, esto propició a que Santiesteban se convirtiera en un enclave del comercio de esclavos con las Antillas, Guzmán logró que el precio por cabeza de esclavos aumentara a cuatro pesos de oro de minas.[3] Hay que señalar que la esclavitud de indios estaba permitida desde 1500 sí estos eran cautivos de guerra. Fray Juan de Zumarraga hablaba de cerca de 15 mil indígenas esclavizados en Pánuco.[4]

Inicio del conflicto con Hernán Cortés[editar]

La presencia de Nuño de Guzmán era parte de una política de Corona para reducir el poder de Hernán Cortés, esto generó conflictos entre ambos desde momentos tempranos, sin embargo, esta situación se intensificó a partir de la expedición de Gil González a los poblados fronterizos entre Nueva España y Pánuco, en la que estos pueblos fueron quemados y saqueados mientras que sus pobladores fueron enviados como esclavos a la ciudad de México.

La expedición de 1524 de Cortés y la designación a que su pariente Francisco Cortés de San Buenaventura a recorrer el occidente y a reafirmar su poblamiento hicieron que Nuño de Guzmán y Hernán Cortés tuvieran un conflicto, haciendo que el 17 de enero de 1525 se diera a conocer la Relación de una visitación, en la cual se describen las zonas de: Michoacán, centro y Suroeste de Jalisco, Nayarit, Colima, Ixtapa y Guerrero; convirtiéndose así en la descripción más antigua de la región..[5]

Presidente de la Audiencia Real de la Nueva España[editar]

El 9 de diciembre de 1528 se inauguró la primera Audiencia Real de Nueva España, con esto se buscaba lograr un mejor control sobre el territorio.

Desde abril de 1528 y hasta 1530 Nuño de Guzmán fue presidente de la Audiencia Real de la Nueva España, esta designación fue hecha por el rey. Durante este periodo, junto a los oidores Juan Ortiz de Matienzo y Diego Delgadillo, tomó una serie de medidas para intentar reducir el control de Hernán Cortés; sin embargo al percatarse de la imposibilidad de ello terminó por renunciar.

Las Actas de cabildo de la Ciudad de México relatan los constantes conflictos que se tenían Nuño de Guzmán y Hernán Cortés.

Entre las diversas acciones tomadas por Nuño de Guzmán, podemos mencionar que en 1528 mando a destruir el Leprosario de San Lázaro que había sido fundado por Cortés entre 1521 y 1524 en Tlaxapana. También se despojó a Cortés de las encomiendas de los pueblos de Zapotlán, Tazamula (donde había una serie de minas de oro y plata, Tuxpan y Amula (cuya jurisdicción incluía a Mazamitla, Quintupan, Zapotilic, Tonila y Piguamo), por esta razón, Cortés inició el 15 de marzo de 1531 un pleito por despojo contra los dichos miembros de la Audiencia, este pleito nunca se concluyó, y los territorios pasaron directamente a la Corona.

Desde 1528, Nuño de Guzmán recibió instrucciones del rey de iniciar un juicio de infidencia contra Cortés. En 1529 se inició el juicio de residencia contra Cortés debido a presiones de la Audiencia, el motivo: la muerte de su esposa Catalina Xuárez Marcaida, ya que se lo acusaba de haberla asesinado.

Para el 8 de mayo de 1529 aparecen los Cargos que resultan contra Hernando Cortés,[6] estos son firmados por Nuño de Guzmán, presidente de la Audiencia, y Diego Delgadillo, uno de los oidores.

Expediciones al noroeste[editar]

Siendo presidente de la Audiencia Real de la Nueva España, inició sus primeras exploraciones por Tonalá, Jalisco y Sinaloa, de estas regiones ya se tenía conocimiento gracias a la información proporcionada por los indígenas.[7] Hay que señalar que estas expediciones son de carácter privado, es decir, no fueron mandadas por la Corona, sino que fueron por iniciativa propia de Guzmán.

Táctica militar[editar]

Su táctica era la siguiente: sitiar los poblados indígenas, apropiarse del maíz y otros cultivos, arrasar e incendiar las poblaciones, todo ello junto con tormentos aplicados a los caciques nativos para lograr información sobre sus riquezas y las de otros reinos indígenas, riquezas que frecuentemente no existían más que en la imaginación de Nuño de Guzmán. Un episodio entre tantos nos da una idea de sus tácticas. El "rey" o cazonci de los michoacanos, Tangáxoan Tzíntzicha, lo recibió en paz, le hizo regalos de muchos tejos de oro y plata, le dio guerreros y provisiones, pero Nuño de Guzmán respondió a su hospitalidad haciéndole torturar y ejecutar.

Primera expedición, 1529[editar]

En 1529 la Corona española otorgó a Hernán Cortés el título de Capitán General de la Nueva España y regresó a México, por lo que Nuño de Guzmán decidió abandonar su cargo de Presidente de la Real Audiencia y organizó una expedición militar hacia el noroeste de México, esta primera expedición tenía como fin de confirmar los rumores de la existencia de un territorio más al norte, y de ser así, fundar poblados..[8]

Esta campaña estuvo compuesta por 500 españoles, 10.000 nativos auxiliares del Valle de México y más tarde se incorporarían 10.000 de Michoacán,[9] expedición que resultó en gran perjuicio para los nativos de los actuales estados de Nayarit, Jalisco, Colima, Aguascalientes y parte de Sinaloa, Zacatecas, San Luis Potosí y Durango, y que es aún recordada como uno de los más brutales episodios de la conquista de México.

Esta expedición fue un proceso lento, ya que tenía el sentido de fundar nuevos poblados, y por lo mismo cargaba con una gran cantidad de pertrechos y bastimentos, haciendo que la movilidad fuera difícil en un territorio caracterizado por su complejidad. Nuño de Guzmán avanzó sobre la provincia de Xilotepec.

Avanzó sobre el territorio de Michoacán, donde reclutó a más de 8 mil indios tarascos y mandó matar al cacique Caltzontzin por no entregar la cantidad de oro que él había demandado.

Al llegar a Cuitzeo la expedición de Nuño de Guzmán se dividió, esto debido a que envió al capitán Pedro Almídez Chirinos a explorar Zacatecas, y a Cristóbal de Oñate a Tlocaltiche y Nochistlán. Una vez hecho esto, prosiguió hacia los actuales Guanajuato y Jalisco.

Cuando llega a Etzatlán, se enfrenta a la escasez de alimentos, por lo cual avanza sobre Ixtla y Ahuacalán donde logra reabastecerse, así logra llegar en 1530 hasta Jalisco y Tepic, a este último llega en mayo de 1530, lugar donde se asienta y manda exploraciones hacia el Mar del Sur. Desde ahí logró tener relaciones pacíficas con los caciques de Jalisco, Zacualpan y otros, quienes llegaron en paz pidiendo que no se destruyeran sus poblados.

En junio de 1530 salió de Tepic una expedición que siguió avanzando sobre Nayarit, cruzando el actual río Santiago, al cual llamó río Espíritu Santo, a todos los territorios que fueron conquistados durante este periodo buscó llamarlos Conquista del Espíritu Santo de la Mayor España; sin embargo, la reina de España Juana I de Castilla, que gobernaba por ausencia del rey Carlos I, no estuvo conforme, por lo que por Real Cédula dada en Ocaña (España) el 25 de enero de 1531 ordenó que se nombrara al territorio conquistado como Reino de la Nueva Galicia y se fundase una ciudad con el nombre de Santiago de Galicia de Compostela como capital. Para cumplir con la cédula real, Nuño de Guzmán fundó el primer asentamiento hispano de Nayarit en la actual ciudad de Tepic. A causa de la hostilidad de los nativos, el asentamiento español fue cambiado posteriormente a Compostela.

Para 1530, renuncia a su cargo a la Audiencia, en ése mismo año, el Consejo de Indias envió instrucciones secretas a la segunda Audiencia para quitar las encomienda que Nuño de Guzmán había concedido, para sustituirlas por un sistema centralizado de recolección de tributos.[10] [11]

Segunda expedición, 1531[editar]

Debido a los altos índices de mortandad y huida entre los indígenas de la primera expedición de Nuño de Guzmán, la segunda campaña de conquista disminuyó a la mitad, por ello Nuño de Guzmán obligó a los caciques locales a que le entregaran provisiones suficientes para poder realizar esta campaña; también le quitó a Cortés entre diez y doce cuadrillas de esclavos que tenía en Tamazula, razón por la cual Cortés inició otro proceso contra Guzmán. En esta expedición, recorrió el occidente de la Sierra Madre Occidental.[12] [13]

Para 1532, capturó a centenas de indios tlaxcaltecas a los que llevaba encadenados como esclavos presos.[14] En este año, la violencia usada por Guzmán contra los pueblos de indios llevó a que los pueblos que estaban en paz se levantaran contra los españoles.

En 1533 se asentó en Jalisco, y se apoderó de una de las naves que Cortés llevaba para la exploración que en ese año llega a la península de Baja California; esta nave fue tomada en principio con el fin de hacer una nueva exploración. Cortés reclamó al rey de esta situación y en 1534 el Consejo de Indias pidió que la nave le fuera regresada a Cortés, a partir de este evento comenzó un pleito entre Guzmán y Cortés por la nave en la cual se vio implicado hasta el rey.

Fundación del Reino de la Nueva Galicia[editar]

Nuño de Guzmán originalmente buscaba que sus conquistas se extendieran de mar a mar, de forma tal que pudiera ser una entidad independiente al norte de Nueva España, con una frontera indeterminada para que pudiera seguir creciendo conforme a más territorios se fueran conquistando, a esta nueva jurisdicción se le añadiría Pánuco de donde seguía siendo gobernador, y él sería el gobernador; sin embargo, esto no pudo realizarse.[15]

Este nuevo territorio llevaría el nombre de Castilla Nueva de la Mayor España, pero por mandato real terminó llamándose Nueva Galicia, y no comprendería territorios entre mar y mar, sino sólo algunas regiones del occidente de México y de la franja costera del Pacífico. La fundación más norteña fue San Miguel de Culiacán; la capital de la Nueva Galicia fue Guadalajara.

Juicio de Residencia[editar]

La empresa de Guzmán se caracterizó por su violencia contra los indígenas. Desde el inicio se habían dado quejas tanto de españoles (podemos mencionar a García del Pilar) como de indios.

Durante el gobierno del primer virrey de Nueva España Antonio de Mendoza se inició el proceso contra él. La Corona española resolvió enjuiciarlo y envió al licenciado Diego Pérez de la Torre para investigarlo, quien lo encontró gravemente responsable, le quitó el gobierno de la provincia y lo remitió preso con grilletes a España, donde murió encarcelado en el Castillo de Torrejón de Velasco en marzo de 1544.

Entre los cargos de los que se acusaron a Nuño de Guzmán, se encuentra el cobro de tributos en Huejotzingo en 1531, Huejotzingo era propiedad de Cortés. El cobro de estos tributos se hizo con violencia, como atestiguaron tres indígenas quienes confirmaron el cobro de tributo y los servicios exigidos por Guzmán, Delgadillo y Matienzo.

Impacto[editar]

La conquista de la Nueva Galicia abrió el camino a las exploraciones posteriores del noroeste de México. Nuño de Guzmán exploró y conquistó en siete años casi la tercera parte de México.

Además de haber explorado y conquistado el noroeste de México, se le adjudican las fundaciones de las ciudades de Guadalajara, Jalisco; Culiacán, Mazatlán (ambas de Sinaloa) y Tepic, Nayarit, aun cuando hay quien dice que el fundador de Guadalajara y Tepic fue su compañero y lugarteniente Cristóbal de Oñate.

Además de haber fundado ciudades en la zona huasteca de lo que hoy es San Luis Potosí, un ejemplo es Ciudad Valles.

Sin embargo, se considera que sus campañas son una de las principales razones para que estallara la Guerra del Mixtón.

Testamento[editar]

Nuño de Guzmán dejó un testamento en el que pedía se lo enterrara en Guadalajara, España; en este documento aclara lo que será de sus deudas; de la liberación de su esclavo personal, Francisco; de cómo su esposa será beneficiaria de sus riquezas, y de cómo el dinero que le llegara de Indias sería usado para pagar la dote de su sobrina María de Guzmán. Este documento fue paleografiado por Jorge Palomino Cañedo.

Por lo mucho que le devo e de ello o de parte dello haga haber una memoria por mi Anima […]

Nuño de Guzmán, Testamento[16]

Este documento se encuentra en la actualidad bajo el resguardo del Centro de Estudios de Historia de México CARSO.


Predecesor:
Alonso de Estrada
Presidente de la Primera Audiencia y Gobernador Pre-Virreinal de Nueva España
1528-1530
Sucesor:
Sebastián Ramírez de Fuenleal

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Vicente Riva Palacio (1991 [1880]), México a Través de los Siglos, vol. II. Barcelona: Espasa. ISBN 978-84-7764-516-0 citado en DIJES ANTÓN, JUAN y MANUEL SAGREDO Y MARTÍN (1889), "Biografías de hijos ilustres de la Provincia de Guadalajara", p. 45. Hay que tener en cuenta que Dijes y Sagredo escriben: "Nos llama verdaderamente la atención que Riva Palacio empiece desde luego que se ocupa de Nuño, a usar de un lenguaje sui géneris, aplicándole a cada paso los calificativos más duros de la lengua castellana, lenguaje no empleado con otro alguno, y nos va a permitir dicho señor que intentemos refutarle." (43) También llaman a la atención que los cronistas de la época –entre ellos, Bernal Díaz del Castillo y Francisco López de Gómara– mencionan poco sobre Guzmán, y lo que dicen es positivo. Concluyen en que Riva Palacio pudo haber hecho uso de las fuentes inéditas del Archivo General de Indias para arribar a su relato tan diferente.
  2. Marín-Tamayo, Fausto. «Nuño de Guzmán: El hombre y sus antecedentes». COLMEX. Consultado el 11 de diciembre de 2015. 
  3. «Medidas y Pesos». Consultado el 11 de diciembre de 2015. 
  4. de la Torre Villar, Ernesto. Lecturas Históricas Mexicanas. p. 193-197. 
  5. Martìnez, José Luis (1990). Hernán Cortés. ISBN 968-16-3330-X. 
  6. Cargos que Resultan contra Hernando Cortés. 8 de mayo de 1528. 
  7. Del Río, Ignacio. La compañía de Jesús y la conquista en el Noroeste de Nueva España. p. 40. 
  8. Del Río, Ignacio. Estudios históricos de la formación del norte. p. 9-10. ISBN 978-607-02-0437-1. 
  9. Everardo Gámiz (1948). Monografía de la nación tepehuana que habita en la región sur del estado de Durango. Ciudad de México: Ediciones Gámiz, pp. 89.
  10. Martínez, José Luis (1990). Hernán Cortés. ISBN 968-16-3330-X. 
  11. Romero de Solís, José Miguel (2001). Andariegos y pobladores. Nueva España y Nueva Galicia (siglo XVI). ISBN 968-7412-56-9. 
  12. Güereca Durán, Raquel Eréndira (Febrero de 2013). Las milicias de indios flecheros en la Nueva España, siglos XV-XVIII, tesis para obtener el grado de maestro en historia.. pp. 24-126. 
  13. Del Río, Ignacio. Estudios históricos de la formación del norte. p. 9-10. ISBN 978-607-02-0437-1. 
  14. Martínez Baracs, Andrea (1993). Historia Mexicana. El Colegio de México. p. 195-250. 
  15. Del Río, Ignacio. Estudios históricos de la formación del norte. p. 9-10. ISBN 978-607-02-0437-1. 
  16. Nuño de Guzmán. 1543. Testamento

Enlaces externos[editar]