Mar Blanco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Mar Blanco
Бе́лое мо́ре - Vienanmeri
Océano o mar de la IHO (n.º id.: 8)

Noche en el mar Blanco.
Ubicación geográfica
Continente Europa
Océano Océano Ártico
Coordenadas 65°48′N 39°00′E / 65.8, 39
Ubicación administrativa
País Rusia
División Óblast de Arcángel
Óblast de Múrmansk
República de Carelia
Accidentes geográficos
Otros accidentes Península de Kola
Península de Kanín
Cuerpo de agua
Subdivisiones Bahía de Mezén
Bahía Dvina
Golfo de Onega
Golfo de Kandalakcha
Islas interiores Isla Morzhóvets y las islas Solovetsky
Ríos drenados Dvina Septentrional (748 km), Onega (416 km) y Mezén (966 km)
Superficie 95 000 km²
Ciudades ribereñas Arcángel y Belomorsk
Áreas protegidas islas Solovetsky (UNESCO)
Mapa de localización
Mapa del mar Blanco.
Vista satélite

El mar Blanco (en ruso: Бе́лое мо́ре, romanizadoBiéloye more; en finés: Vienanmeri) es un extenso golfo del mar de Barents (en el océano Glacial Ártico), localizado en la costa noroeste de Rusia. Se encuentra limitado por la península de Kanín al noreste (NW), por Carelia al oeste (W) y por la península de Kola al norte (N). Tiene una superficie aproximada de unos 95 000 km². La mayor parte del año está helado.[1][2]

El mar Blanco tiene cuatro grandes golfos o bahías en su interior: en la parte más exterior, la bahía de Mezén al este; en el tramo interior las otras tres, la bahía de Dviná al sureste, el golfo de Onega al sur y el golfo de Kandalakcha al noroeste. En su interior hay bastantes islas, siendo las mayores y más importantes la isla Morzhovéts y las islas Solovetski, cuyo conjunto ha sido declarado patrimonio de la Unesco.

El puerto de Arcángel, en el fondo de la bahía de Dvina, es el puerto más importante del mar Blanco y además, durante gran parte de la historia de Rusia, fue su principal centro de comercio marítimo internacional. En la actualidad es una base naval y de submarinos.

El canal Mar Blanco-Báltico conecta el mar Blanco con el mar Báltico.

Todo el mar Blanco son aguas territoriales bajo soberanía rusa, bañan sus aguas la República de Carelia, la óblast de Arcángel y la óblast de Múrmansk.

Geografía[editar]

Extensión[editar]

La Organización Hidrográfica Internacional define el límite septentrional del Mar Blanco como "una línea que une el Svyatoy Nos (Costa de Múrmansk, 39°47'E) y el Cabo Kanin".[3]

Topografía[editar]

Día de verano en una playa cerca de Severodvinsk, en la orilla sureste del mar
Golfo de Kandalaksha
Las costas de la bahía de Onega en la isla de Kiy

En el mar Blanco hay cuatro bahías o golfos principales. Estas bahías se conectan con la abertura en forma de embudo del mar de Barents a través de un estrecho llamado "Gorlo" (en ruso: Горло, que significa "garganta"). El golfo de Kandalaksha se encuentra en la parte occidental del mar Blanco; es la parte más profunda del mar, alcanzando los 340 metros (1115 pies). Al sur, la bahía de Onega recibe el río Onega. Al sureste, la bahía de Dvina recibe el Divina del Norte en el importante puerto de Arcángel. En el lado este del "gorlo", frente a la península de Kola, se encuentra la bahía de Mezen. Recibe el río Mezen y el río Kuloy. Otros ríos importantes que desembocan en el mar son el Vyg, el Niva, el Umba, el Varzuga y el Ponoy.[1][2]

El fondo marino de la parte central y la bahía de Dvina está cubierto de limo y arena, mientras que el fondo de la parte norte, el golfo de Kandalaksha y la bahía de Onega es una mezcla de arena y piedras. Los depósitos de la edad de hielo suelen aflorar cerca de las costas marinas. Las costas del noroeste son altas y rocosas, pero la pendiente es mucho más débil en el lado sureste.[1]

El mar Blanco contiene un gran número de islas, pero la mayoría de ellas son pequeñas. El principal grupo de islas son las islas Solovetsky, situadas casi en el centro del mar, cerca de la entrada de la bahía de Onega. La isla Kiy, en la bahía de Onega, es importante por su histórico monasterio. La isla Velikiy, situada cerca de la orilla, es la más grande del golfo de Kandalaksha.[2]

Hidrografía y batimetría[editar]

El mar Blanco es una depresión llena de agua en el bloque de una plataforma continental conocida como Escudo Báltico. Su fondo es muy irregular y contiene Kandalaksha Hollow en el noroeste y las islas Solovetsky en el sur. Además, Onega Bay tiene muchas pequeñas elevaciones submarinas. La desembocadura y el "gorlo" del mar son bastante poco profundos, con profundidades de unos 50 metros o menos. Hay una cresta submarina en la parte norte del gorlo, lo que resulta en profundidades máximas de 40 metros en esa parte. Esto dificulta el intercambio de agua entre los mares Blanco y Barents.[2]​ El intercambio es asistido por las mareas, que son semidiurnas (suben dos veces al día), con la amplitud que aumenta de 1 metro en el sur a 10 metros en la bahía de Mezen. Las corrientes son bastante débiles en mar abierto con una velocidad inferior a 1 km/h, pero se fortalecen significativamente en las bahías.[1]​ Los maremotos son mucho más rápidos que las corrientes regulares y alcanzan velocidades de 9 km/h en la bahía de Mezen, 3,6 km/h en la bahía de Onega y 1,3 km/h en el golfo de Kandalaksha.

Los ríos traen anualmente alrededor de 215 km³ de agua dulce, en promedio, principalmente a las bahías de Onega, Mezen y Dvina. Solo el Dvina del Norte puede aportar hasta 171 km³ en algunos años, mientras que los ríos Mezen, Onega, Kem y Vyg suman 38,5, 27,0, 12,5 y 11,5 km³, respectivamente. Alrededor del 40 % de este volumen se trae durante el derretimiento de la nieve en mayo, y la entrada es mínima en febrero-marzo. Esta entrada sube y baja el nivel del mar que promueve el intercambio de agua con el mar de Barents. Como resultado, anualmente, aproximadamente 2000 km³ y 2200 km³ entran y salen del mar Blanco, respectivamente. La entrada de agua dulce en primavera reduce la salinidad superficial en la capa superior de 5 a 10 metros a 23 ‰ (partes por mil) en el este y 26 a 27 ‰ en las partes occidentales del mar, alcanzando 10 a 12 ‰ en bahía Dvina; también aumenta el contenido de silicio y silicato en el agua, que es un rasgo característico del mar Blanco.

Las tormentas son más fuertes en octubre y noviembre. Las profundidades marinas poco profundas reducen la altura de las olas a un promedio de 1 metro, alcanzando a veces los 3-5 metros. El mar está tranquilo en julio y agosto.

Clima[editar]

El verano dura desde principios de junio a finales de agosto, aunque en la parte más al norte apenas dura un mes y medio.

La temperatura del mar varía de 0,5 a −2 °C en invierno y entre 12 y 15 °C en verano. El hielo aparece en octubre y forma témpanos a partir de mediados de noviembre. Algunos animales de las regiones polares llegan aquí buscando refugio: focas de Groenlandia, perros de mar y focas moteadas.

La fusión del hielo comienza en abril y desaparece en mayo. Sin embargo, a causa de los vientos del norte, se pueden encontrar témpanos flotantes hasta finales de junio. En la primavera, bajo la acción del viento y las corrientes al sur, algunos animales son arrastrados en los témpanos de hielo hacia el océano, y son cazados por los ribereños que se desplazan en canoas con patines.

Historia[editar]

Un mapa del Mar Blanco (1635)
Monasterio de Solovetsky

Se han encontrado grabados rupestres cerca del Mar Blanco.[4]

Los habitantes de Nóvgorod conocían el Mar Blanco al menos desde el siglo XI y exploraron rápidamente su importancia comercial para la navegación y sus bosques costeros ricos en animales de piel. Uno de los primeros asentamientos a orillas del mar surgió a finales del siglo XIV en Jolmogori, a la vera del río Dviná Septentrional. Desde allí, en 1492, zarpó hacia Dinamarca una flota mercante cargada de grano y con embajadores de Iván III de Rusia, lo que marcó el establecimiento del primer puerto marítimo internacional en Rusia.[5]

El primer barco extranjero que llegó a Jolmogori fue el inglés Edward Bonaventure comandado por Richard Chancellor en 1553.[6]​ Junto con otros dos barcos al mando de Hugh Willoughby, su tripulación había buscado una ruta hacia el norte, hacia las Indias, especialmente la India y China. La expedición, patrocinada por el rey Eduardo VI de Inglaterra y un grupo de unos 240 mercaderes ingleses, contaba con la autorización de Londres para establecer conexiones comerciales. Los barcos de Willoughby se separaron y los otros dos se perdieron en el mar, pero el Edward Bonaventure logró pasar el Mar Blanco y llegar a Jolmogori, desde donde Richard Chancellor, un oficial de Willoughby, fue escoltado a Moscú para reunirse con el zar ruso, Iván IV. A su regreso de Rusia en 1554, Chancellor trajo una descripción detallada de Moscú y el norte de Rusia, que eran en gran parte desconocidos para Europa, así como una carta del zar expresando su deseo de establecer relaciones comerciales con Inglaterra. En 1555 Reina María emitió una carta autorizando a la Compañía de Moscovia a comerciar con Rusia a través de la ruta del Mar Blanco.[7][8]​.

Los barcos holandeses pronto siguieron a los ingleses, y el puerto de Jolmogori se llenó de cargamentos de pieles y pescado. En esa época se establecieron en la ciudad tiendas y fábricas locales y extranjeras. El puerto se reforzó con una fortaleza que soportó un asedio del ejército polaco-lituano en 1613. El aumento del tráfico sobrecargó el puerto, que dependía de las aguas poco profundas del río y tenía una capacidad limitada para los barcos. Sin embargo, en lugar de ampliar el antiguo puerto, Iván IV estableció uno nuevo río abajo en 1584, llamado Nuevo Jolmogori, que a partir de 1596 empezó a conocerse como Arjánguelsk.[5][9]​.

Entre los siglos XV y principios del XVIII, el Mar Blanco fue la principal ruta comercial de entrada y salida de Rusia. Este papel disminuyó posteriormente tras la fundación de San Petersburgo (1703), que abrió una conexión más directa y sin hielo entre Rusia y la mayor parte de Europa occidental a través del mar Báltico. A partir de la década de 1920, la mayoría de los envíos marítimos del norte de Rusia se desviaron del Mar Blanco al nuevo puerto de Múrmansk (fundado oficialmente en 1916), donde las aguas no se congelaban en invierno.[1]

A principios del siglo XX, los habitantes de sus costas eran lapones, finlandeses y samoyedos, que vivían de la pesca, la caza de focas y la caza.[10]

Fauna[editar]

El mar alberga más de 700 especies de invertebrados, unas 60 especies de peces y cinco especies de mamíferos marinos, entre ellos la simpática beluga, la ballena blanca. Otras especies de delfines, como la marsopa común, aparecen con menos frecuencia, mientras que las ballenas de mayor tamaño, como la ballena boreal, la ballena jorobada[11]​ y los rorcuales, las ballenas de pico boreal, las orcas se han considerado visitantes poco frecuentes de las aguas[12]​ mientras que la frecuencia real de ocurrencias dentro de la cuenca del Mar Blanco no se especifica.[13]

Debido a las particulares condiciones ecológicas del entorno, el Mar Blanco ha sido objeto de diversas expediciones y exploraciones científicas, centrándose, por ejemplo, en geología y petrología,[14]​ fauna de mamíferos, medusas (1900),[15]​ esponjas marinas (1878),[16]​ gusanos,[17][18]​ hidroides (1902),[19]​ o incluso en los años 60 microorganismos como los ciliados mesopsámicos costeros,[20][21]​ o los parásitos de los peces.[22]​ Más recientemente, también ha habido interés en el grado de contaminación de este mar, a través de algunos marcadores bioindicadores (por ejemplo, la foca arpa o foca de Groenlandia[23]​), y sus sedimentos[24]​ o por la forma en que determinados contaminantes se bioacumulan en la red trófica.[25][26]

Los investigadores también están interesados en la evolución de esta región durante las glaciaciones en particular[27]​ para comprender mejor cuáles serán los efectos locales del cambio climático actual.[28]

Economía[editar]

La industria pesquera es relativamente pequeña y se dedica principalmente a la pesca de foca arpa, foca anillada, arenque, bacalao azafrán, eperlano europeo, bacalao del Atlántico y salmón del Atlántico. Existe una industria de algas en desarrollo.[1][2]

El mar Blanco es un importante centro de tráfico del noroeste de Rusia, que interconecta varias regiones económicas y proporciona una salida a las rutas extranjeras. El Canal Mar Blanco-Báltico lo une a través del Lago Onega con el Mar Báltico y la importante ciudad y puerto de San Petersburgo. El mar Báltico, a su vez, está conectado por la Hidrovía Volga-Báltico mediante el río Volga, con los mares Negro, Caspio y Azov. Los principales puertos del Mar Blanco son Arjánguelsk, Belomorsk, Onega, Mezen, Kem, Kandalaksha y Umba. A pesar de estar congelado en invierno, el mar sigue siendo navegable durante todo el año gracias al despliegue de rompehieloss.[2]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f White Sea, Great Soviet Encyclopedia (en ruso)
  2. a b c d e f White Sea, Encyclopædia Britannica on-line
  3. «Límites de los océanos y los mares, 3ª edición». Organización Hidrográfica Internacional. 1953. Consultado el 28 de diciembre de 2020. 
  4. Raudonikas W.J & Zemljakov B.F (1938). Les gravures rupestres des bords du lac Onega et de la mer blanche. Ed. de l'Academie des sciences de l'URSS
  5. a b Portal web de Jolmogori Archivado el 23 de junio de 2010 en Wayback Machine. (en ruso)
  6. Compare: Marzo, G. Patrick (1996). «3: Iván IV y el Drang nach Osten moscovita.». En Praeger Publishers, ed. Destino Oriental: Rusia en Asia y el Pacífico Norte. Westport, Connecticut. p. 26. ISBN 9780275956486. Consultado el 8 de febrero de 2017. «Fue en la búsqueda de un paso noreste que los ingleses bajo el liderazgo de Richard Chancellor llegaron a Jolmogori en 1553. » 
  7. Henryk Zins id=IK_nAAAAIAAJ&pg=PA35 Inglaterra y el Báltico en la época isabelina, Manchester University Press, 1972 ISBN 0-87471-117-7 pp. 35,38
  8. Isabel de Madariaga Iván el Terrible, Yale University Press, 2006 ISBN 0-300-11973-9 p. 121
  9. «Kholmogory». Archivado desde el original el 9 de febrero de 2009. Consultado el 10 de septiembre de 2010. . lomonosovo.ru (en ruso)
  10. «White Sea». Collier's New Encyclopedia (1921) (en inglés). wikisource. Consultado el 11 de noviembre de 2023. 
  11. «День кита.». Archivado desde el original el 7 de julio de 2018. Consultado el 29 de enero de 2017. 
  12. Filatov N., Pozdnyakov D., Johannessen M.O.,, Pettersson H.L.,, Bobylev P.L., 2005, White Sea: Its Marine Environment and Ecosystem Dynamics Influenced by Global Change, pp.174, Praxis Publishing, Springer, recuperado el 06-05-2014
  13. «Большой гость в Белом море». Archivado desde el original el 2 de febrero de 2017. Consultado el 29 de enero de 2017. 
  14. por ejemplo: Mashkovtsev S (1927) Sur les drusites des bords de la Mer Blanche. Trav. de la Soc. des Naturalistes de Leningrad, 57.
  15. Linko A.K (1900). Observations sur les Méduses de la Mer Blanche.
  16. Merejkowsky, C. D. (1878). Études sur les Éponges de la Mer Blanche. Eggers.
  17. Tzetlin A.B (1994). Fine morphology of the feeding apparatus of Cossura sp.(Polychaeta, Cossuridae) from the White Sea. Memoires du Museum national d'histoire naturelle, 162, 137-143.
  18. Zachs I.G (1923). Sur un nouveau Ammocharidae (Myriochele oculata n. sp.) provenant de l’expédition du Prof. Deruguine dans la Mer-Blanche en 1922. Trudy Petrogradskogo Obshchestva Estestvoispytatelei, 53, 171-174.
  19. Schydlowsky, A. (1902). Matériaux relatifs à faune des Polpes Hydraires des mers arctiques: Les hydraires de la Mer Blanche le long du littoral des Jles Solowetzky. I.
  20. Raikov I.B (1962). Les ciliés mésopsammiques du littoral de la Mer Blanche (URSS) avec une description de quelques espèces nouvelles ou peu connues. Cah. Biol. Mar, 3, 325-361.
  21. Agamaliev, F. G. (1967). Faune des ciliés mésopsammiques de la côte ouest de la mer Caspienne. Cah. Biol. Mar, 8, 359-402.
  22. Shulman S.S & Shulman-Albova R.E (1953). Parasites of fish of the White Sea. Parasites of fish of the White Sea resumen
  23. Timoshenko Y.K (1995). Harp seals as indicators of the Barents Sea ecosystem. Developments in Marine Biology, 4, 509-523 |resumen
  24. Savinov, V. M., Savinova, T. N., Carroll, J., Matishov, G. G., Dahle, S., & Næs, K. (2000). Polycyclic aromatic hydrocarbons (PAHs) in sediments of the White Sea, Russia. Marine Pollution Bulletin, 40(10), 807-818|resumen
  25. Muir, D., Savinova, T., Savinov, V., Alexeeva, L., Potelov, V., & Svetochev, V. (2003). Bioaccumulation of PCBs and chlorinated pesticides in seals, fishes and invertebrates from the White Sea, Russia. Science of the Total Environment, 306(1), 111-131.
  26. Muir, D., Savinova, T., Savinov, V., Alexeeva, L., Potelov, V., & Svetochev, V. (2003). Bioaccumulation of PCBs and chlorinated pesticides in seals, fishes and invertebrates from the White Sea, Russia. Science of the Total Environment, 306(1), 111-131.
  27. Funder, S., Demidov, I., & Yelovicheva, Y. (2002). Hydrography and mollusc faunas of the Baltic and the White Sea–North Sea seaway in the Eemian. Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology, 184(3), 275-304.
  28. Filatov, N., Pozdnyakov, D., Johannessen, O. M., Pettersson, L. H., & Bobylev, L. P. (2007). White Sea: its marine environment and ecosystem dynamics influenced by global change. Springer Science & Business Media.

Enlaces externos[editar]