María de Sajonia-Coburgo-Gotha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
María de Edimburgo
Marie of Edinburgh
Reina consorte de Rumanía
Queen Mary of Romania 2.jpg
Información personal
Nombre secular María Alejandra Victoria de Sajonia-Coburgo-Gotha (en inglés: Marie Alexandra Victoria of Saxe-Coburg and Gotha)
Otros títulos Princesa de Edimburgo (1875-1893)
Princesa Heredera de Rumanía (1893-1914)
Reinado 10 de octubre de 1914 -
20 de julio de 1927
Coronación 15 de octubre de 1922
Nacimiento 29 de octubre de 1875
Eastwell Park, Ashford, Kent,
Inglaterra, Bandera de Reino Unido Reino Unido
Fallecimiento 18 de julio de 1938
(62 años)
Castillo de Pelișor, Sinaia,
Muntenia, Bandera de Rumania Rumanía
Entierro Catedral de Curtea de Argeș
Religión Ortodoxa rumana (Antes del matrimonio: Anglicana)
Residencia Palacio de Cotroceni
Predecesor Isabel de Wied
Familia
Casa real Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha
(de nacimiento)
Casa de Hohenzollern-Sigmaringen
(por matrimonio)
Padre Príncipe Alfredo, duque de Edimburgo
Madre María Aleksándrovna de Rusia
Consorte Fernando I de Rumania
(1893-1927)
Descendencia

Firma Firma de María de EdimburgoMarie of Edinburgh

Royal Monogram of Queen Marie of Romania, Variant.svg
Escudo de María de Edimburgo
Marie of Edinburgh

[editar datos en Wikidata]

María de Edimburgo (Kent, 29 de octubre de 1875 - Sinaia, 18 de julio de 1938) fue el segundo hijo y primera hija del príncipe Alfredo, duque de Edimburgo y de la Gran Duquesa María Aleksándrovna de Rusia, por lo tanto era nieta de la reina Victoria del Reino Unido y del zar Alejandro II de Rusia. También fue la última reina consorte de Rumanía, como esposa del rey Fernando I.

Nacida en el seno de la Familia Real Británica, María vivió sus primeros años entre Kent, Malta y la ciudad de Coburgo. Después de rechazar una propuesta de matrimonio de su primo, el futuro Jorge V del Reino Unido, se casó con el príncipe Fernando, heredero del rey Carlos I de Rumanía en 1892. En el largo período en que ocupó la posición de consorte del príncipe heredero (entre 1893 y 1914), María se convirtió en un personaje muy popular entre el pueblo rumano. La fama que de ella controlaba a su débil marido llevó a un periódico canadiense a afirmar que "pocos consortes reales ejercieron mayor influencia que la reina María, durante el reinado de su marido".[1] Tal influencia habría sido decisivo para que Fernando I declarase la guerra a Alemania en 1916.

Durante la Primera Guerra Mundial, Bucarest fue ocupada por las tropas enemigas y la familia real tuvo que refugiarse en Moldavia. Allí, María y sus hijas sirvieron como enfermeras, cuidando de los soldados heridos o afectados por el cólera. En 1919, después del conflicto, Maria asistió a la Conferencia de Paz de París, donde hizo campaña por el reconocimiento internacional de la Gran Rumanía.

Como reina, ella era muy popular, tanto en Rumania como en el extranjero, llegando a ser recibida con gran entusiasmo durante un viaje oficial a los Estados Unidos en 1926. Con la muerte de Fernando I en 1927, ella se negó a formar parte del consejo de regencia durante la minoría de su nieto, Miguel I. En 1930, su hijo mayor, que habían renunciado a sus derechos al trono en 1925, depuso al joven rey y asumió el trono como Carlos II. Desde entonces, trató de hacer caer la popularidad de su madre. Lejos de la escena política, María se fue a vivir a su casa, cerca del Mar Negro. Diagnosticada con una cirrosis, murió en el Castillo de Pelişor en el año 1938.

Con la transición a una República Socialista, la monarquía fue injuriada por los funcionarios comunistas. Varias biografías de la familia real describen a María ya sea como una borracha o como una mujer promiscua, en referencia a presuntas orgías que había supuestamente organizado antes y durante la guerra. En los años anteriores a la Revolución rumana de 1989, la popularidad de María se recuperó y se puso como modelo de patriotismo a la población. María es recordada principalmente por su trabajo como enfermera, pero también es conocida por sus obras escritas, incluyendo su autobiografía aclamada por la crítica.

Infancia y juventud (1875-1893)[editar]

Primeros años[editar]

Alfredo y María con la pequeña Missy.

María nació en casa de sus padres en Eastwell Park, Kent, el 29 de octubre de 1875, a las 10:30 horas, en presencia de su padre. Su natalicio fue conmemorado con 21 disparos de cañón desde la Torre de Londres.[2] Fue el segundo hijo y primera chica del príncipe Alfredo, duque de Edimburgo y de la gran duquesa María Aleksándrovna de Rusia. Se le dio el nombre de Maria Alexandra Victoria en honor a su madre y abuelos,[3] pero entre familia era llamada Missy.[4] El duque de Edimburgo escribió que su hija "promete ser tan saludable como su hermano y da todas las indicaciones de tener pulmones plenamente desarrollados, que mostró incluso antes de venir al mundo".[5] Como nieta del monarca británico por línea masculina, recibió el tratamiento de Su Alteza Real la princesa María de Edimburgo desde su nacimiento.

María fue bautizada en la capilla privada del Castillo de Windsor, el 15 de diciembre de 1875 y fue oficiada por Arthur Stanley y Gerald Wellesley, decano de Windsor. La ceremonia fue "de carácter estrictamente privado", ya que se llevó a cabo el día después del aniversario de la muerte del príncipe Alberto.[6] Missy tuvo como padrinos a la emperatriz María Aleksándrovna de Rusia (su abuela materna, representada en el acto por la reina Victoria), la princesa de Gales (su tía paterna), la duquesa de Sajonia-Coburgo-Gotha (su tía abuela, representada por la princesa princesa Elena de Schleswig-Holstein), el zarévich de Rusia (su tío materno, representado por el conde Pyotr Andréyevich Shuvalov) y el duque de Connaught y Strathearn (su tío paterno, representado por el duque de Albany).[7]

Educación[editar]

Retrato realizado por John Everett Millais en 1882. La pintura, encargada por la reina Victoria, llegó a ser expuesta en la Royal Academy of Arts.

María creció en Eastwell Park, la residencia campestre que su madre prefería a Clarence House, la residencia oficial en Londres. Su padre estuvo ausente de las vidas de sus hijos por su deber en la Marina Real a tal punto que María solo reconocía su color de cabello por los retratos.

En 1886, cuando tenía seis años, su padre fue nombrado comandante de la escuadra naval del Mediterráneo y la familia se mudó al Palacio de San Antonio, en Malta. Allí se enamoró del capitán del barco de su padre, Maurice Bourke, a quien llamaba "mi capitán querido".

En 1889, la familia dejó Malta para trasladarse a Coburgo, Alemania, ya que su padre se había convertido en heredero de su tío Ernesto II al Ducado de Sajonia-Coburgo-Gotha. En Coburgo, su germanófila madre la puso a cargo de una institutriz alemana y la confirmó en la fe luterana, a pesar de que María era anglicana.

En 1892, su primo Jorge de Gales (futuro Jorge V), quien se había convertido en el segundo en la línea al Trono británico, se enamoró de ella. A pesar de la aprobación a un posible compromiso de la reina Victoria, el príncipe de Gales y el duque de Edimburgo, las madres de ambos se opusieron. La madre de María desaprobaba la idea de un matrimonio entre primos hermanos por su fe ortodoxa y consideraba de un rango inferior al suyo a la princesa de Gales, la madre de Jorge. Esta última, hija del rey de Dinamarca, consideraba dañino el sentimiento pro-alemán de la familia de María ya que habían sido los alemanes quienes desataron la guerra con Dinamarca por los ducados de Schleswig y Holstein.

Por ese tiempo, el rey Carlos I de Rumania buscaba una candidata adecuada para su sobrino, el príncipe heredero Fernando, y así asegurar una sucesión que garantizara el futuro de la Casa de Hohenzollern-Sigmaringen. A pesar de la tensión política entre Rusia y Rumania, fue la duquesa de Edimburgo quien sugirió un encuentro entre María y Fernando, quienes se conocieron en una cena de gala y poco después se comprometieron.

El 10 de enero de 1893, María y Fernando se casaron en el Castillo de Sigmaringen en tres ceremonias: una civil, una anglicana y una católica (religión de los Hohenzollern) . La pareja pasó unos días en el castillo bávaro de Krauchenwies y un viaje, interrumpido por una breve visita a Viena.

Princesa de gran belleza, en su infancia y juventud vivió entre Inglaterra, Malta y Coburgo, y era llamada "Missy". Era María de carácter moderno, inteligente y abierto. Su valentía y sus virtudes le acarrarían una inmensa popularidad y sería un gran símbolo para su patria de acogida.

El 10 de enero de 1893, a los 17 años, se casó en el castillo de Sigmaringen con el príncipe heredero de Rumanía, Fernando de Hohenzollern-Sigmaringen, futuro rey Fernando I y heredero de su tío Carlos I, a quien dio seis hijos:

  1. Carlos II, rey de Rumanía (1893 - 1953).
  2. Isabel (1894 - 1956). Casada en 1921 con Jorge II de Grecia.
  3. María (1900 - 1961). Casada en 1922 con Alejandro I de Yugoslavia.
  4. Nicolás (1903 - 1979).
  5. Elena (1909 - 1991). Archiduquesa de Austria por matrimonio.
  6. Mircea (1913 - 1916).

Desde el comienzo de su matrimonio la relación entre ella y el príncipe Fernando fue difícil; sin embargo, años más tarde le diría a su marido: "Es una pena que tuviéramos que perder tantos años de nuestra juventud solo para aprender a vivir juntos". Gradualmente, la relación de la pareja se basó en una amistad cordial al punto de que María llegó a decir: "(somos) los mejores socios, los más leales compañeros, aunque nuestras vidas se entrelacen solo en determinadas materias".

Su vida en la corte rumana tuvo que atravesar por un largo camino de adaptación. Ella escribió: "No he sido traída a Rumania para ser adorada y mimada... he venido para ser parte de la maquinaria que el rey Carlos había levantado. He sido importada para ser regulada, educada, cortada y entrenada de acuerdo con la concepción de las cosas del gran hombre". Su tía Victoria, emperatriz viuda de Alemania, le escribió a su hija la princesa heredera de Grecia: "Missy de Rumanía es más digna de compasión que tú. El rey es un gran tirano en su familia y ha aplastado la independencia en Fernando, para que nadie se preocupe por él. Y su hermosa, talentosa y pequeña esposa, me temo, se consiga líos y como una mariposa, en lugar de cernirse sobre las flores queme sus alas yendo más cera del fuego". Sin embargo, fácilmente aprendió el rumano y siguió el consejo de su madre vistiéndose cuidadosamente y mostrando respeto por el ritual ortodoxo.

En 1896, la pareja se mudó al palacio Cotroceni y, al año siguiente, Fernando enfermo gravemente de fiebre tifoidea. Durante días, estuvo delirando y, a pesar de los mayores esfuerzos de su médico, estuvo a punto de perecer. Sin embargo, Fernando se sobrepuso y la pareja se retiró temporalmente al castillo de Peles para la recuperación del príncipe. Durante la convalecencia de su esposo, María pasó la mayor parte de su tiempo con sus hijos Carlos e Isabel y en el invierno de 1897-1898 pasó la temporada en la Riviera francesa con la Familia Imperial rusa.

Durante ese tiempo María comenzó una relación con Gheorghe Cantacuzène, un militar miembro de una familia principesca rumana. Sin embargo, cuando llegó a hacerse pública la relación terminó. En 1897, María se trasladó a Coburgo, donde supuestamente dio a luz a un niño que habría muerto o enviado a un orfanato. En los siguientes años, la princesa fue vinculada sentimentalmente al gran duque Borís Vladímirovich Románov, Waldorf Astor, el príncipe Barbu Ştirbey y Joe Boyle. Fue un rumor extendido de que su segunda hija María era en realidad hija de Cantacuzène y que las dos últimas Elena y Mircea los eran de Ştirbey.

Reina en 1914 a la muerte del rey Carlos I de Rumanía, María fue una soberana muy popular entre sus súbditos, apoyando a la Entente en la Gran Guerra y escribiendo el libro Mi país (1915-1919) que es una susceptible descripción de Rumania. Durante la contienda bélica desplegó gran actividad ayudando a los heridos.

Debido a la negativa de Fernando de firmar el Tratado de Bucarest y la actitud hostil de Rumanía hacia las Potencias centrales, el rey aseguró un lugar entre los vencedores en la Conferencia de Paz de París. La delegación rumana estaba encabezada por el primer ministro Brătianu, quien entró en abierto conflicto con Georges Clemenceau, por lo que abandonó París junto a su delegación. Entonces, el embajador Saint-Aulaire con la esperanza de resolver la situación, sugirió la participación de María en lugar de Brătianu.

María llegó a París el 06 de marzo de 1919 e inmediatamente se hizo popular entre los franceses por su participación en la guerra. Al conocerse, Clemenceau le dijo abruptamente: "No me gusta su primer ministro", a lo que ella respondió: "Tal vez me encuentre a mí más agradable". Poco después, el presidente Raymond Poincaré manifestó que notaba una actitud distinta de Clemenceau respecto de Rumanía. Tras una semana en París, María se trasladó a Londres por invitación de Jorge V alojándose en el palacio de Buckingham y tratando como diferentes figuras políticas como Lord Curzon, Winston Churchill y Walford Astor. A su regreso a París, la multitud se le acercaba con la intención de conocer a la "exótica" reina de Rumanía

En 1922 fue coronada junto a su esposo en una solemne ceremonia oriental en la ciudad de Alba Iulia, tras un aumento de territorio en el país (anexión de Transilvania y Besarabia). En 1927 enviudó de su marido Fernando I y su nieto Miguel subió al trono, pues su padre, el príncipe Carlos, había sido deslegitimado tras su matrimonio con una plebeya rumana (Zizi Lambrino). En marzo de 1929, María visitó España

Tras derrocar a Miguel, Carlos (nuevo rey Carlos II) se dedicó a perseguir infamemente a su madre, envidioso de su popularidad. En el verano de 1937, María cayó enferma y su médico personal le diagnosticó cáncer pancreático, aunque el diagnóstico oficial fue cirrosis, aunque ella jamás consumió alcohol. Para 1938, su salud era tan delicada que optaron por internarla en un sanatorio de Italia. Consciente de su estado terminal, pidió que se le regresara a Rumanía. Su hijo se negó a llevarla en avión y a pesar de que Hitler le ofreció un avión médico, prefirió volver a su país natal en tren. Una vez ahí, se alojó en el Castillo Pelișor, ubicado en la ciudad de Sinaia.

La reina María, siempre bondadosa, optimista y religiosa, entró en estado de coma y murió enferma de cáncer el 18 de julio de 1938 a las 17:38, en el Castillo Pelișor, Sinaia a los 63 años. Esto dejó una gran tristeza en su familia y el pueblo. Escribió unas interesantes Memorias y fomentó el bienestar y el progreso de Rumanía. Dos días después, su cuerpo fue transportado a Bucarest y colocado en el salón blanco del palacio Cotroceni. Luego, fue enterrada en el monasterio Curtea de Argeș, pero su corazón, según sus deseos, fue colocado en un pequeño cofre de oro que fue enterrado en su capilla Stella Maris, donde estuvo hasta que el sur de Dobrudja fue cedido a Bulgaria, cuando fue movido al Castillo de Bran.

Títulos, tratamientos, distinciones y armas[editar]

Monograma de la reina María.

Títulos y tratamientos[editar]

  • 29 de octubre de 1875 – 10 de enero de 1893: Su Alteza Real la princesa María de Edimburgo, princesa de Sajonia-Coburgo-Gotha, duquesa de Sajonia.
  • 10 de enero de 1893 – 10 de octubre de 1914: Su Alteza Real la Princesa Heredera de Rumanía.
  • 10 de octubre de 1914 – 20 de julio de 1927: Su Majestad la Reina de Rumanía.
  • 20 de julio de 1927 – 18 de julio 1938: Su Majestad la reina María de Rumanía.

Distinciones honoríficas[editar]

Rumanas
  • Ro1ocr.gif Dama gran cruz de la Orden de la Corona de Rumanía.
  • OrderofCarolI.ribbon.gif Dama gran cruz de la Orden de Carol I.
  • Carol I Jubilee Medal (1906).gif Medalla Conmemorativa del Jubileo de Rubí del Rey Carlos I (22/05/1906).
Extranjeras

Ancestros[editar]


Predecesor:
Isabel de Wied
Kingdom of Romania - Big CoA.svg
Reina consorte de Rumanía

10 de octubre de 1914 - 20 de julio de 1927
Sucesor:
Ana de Borbón-Parma

Referencias[editar]

  1. «Dowager Queen Marie of Roumania is Dead». The Winnipeg Tribute (Winnipeg). 18 de julio de 1938. p. 9. 
  2. London Gazette: no. 24261, p. 5161, 30 de octubre de 1875. Por favor, reemplaza esta plantilla por {{Cita publicación}}.
  3. Marie, 1990, p. 19.
  4. Gelardi, 2005, p. 6.
  5. Gelardi, 2005, p. 7.
  6. The Times, 16 December 1875.
  7. London Gazette: no. 24276, p. 6461, 17 de diciembre de 1875. Por favor, reemplaza esta plantilla por {{Cita publicación}}.

Bibliografía[editar]

  • Aronson, Theo (1973). Grandmama of Europe. London: Cassell. ISBN 0-304-29063-7. 
  • Botoran, Constantin; Moisuc, Viorica (1983). România la Conferința de Pace de la Paris (en romanian). Cluj-Napoca: Dacia. OL 18196100M. 
  • Ciubotaru, Ștefania (2011). Viața Cotidiană la Curtea Regală a României (en romanian). Bucharest: Cartex. ISBN 978-606-8023-13-7. 
  • Crawford, Donald (2011). The Last Tsar: Emperor Michael II. Edinburgh: Murray McLellan Limited. ISBN 978-0-9570091-1-0. 
  • Daggett, Mabel Potter (1926). Marie of Roumania. New York: George H. Doran & Co. OCLC 1075530. 
  • Duca, Ion G. (1981). Amintiri Politice. Bucharest: Humanitas. ISBN 978-973-28-0183-3. 
  • Easterman, Alexander Levvey (1942). King Carol, Hitler and Lupescu. London: V. Gollancz Ltd. OCLC 4769487. 
  • Eilers, Marlene A. (1987). Queen Victoria's Descendants. Baltimore: Genealogical Publishing Company. ISBN 0-8063-1202-5. 
  • Elsberry, Terence (1972). Marie of Romania. New York: St. Martin's Press. OCLC 613611. 
  • Gauthier, Guy (2010). Missy, Regina României (en romanian). Bucharest: Humanitas. ISBN 978-973-50-2621-9. 
  • Gelardi, Julia (2005). Born to Rule. London: St. Martin's Griffin. ISBN 978-0-312-32423-0. 
  • Giurescu, Constantin C. (1972). Istoria României în date (en romanian). Bucharest: Editura Enciclopedică. OCLC 637298400. 
  • Horedt, Kurt (1958). Contribuţii la istoria Transilvaniei în secolele IV-XIII (en romanian). Bucharest: Editura Academiei Republicii Populare Romîne. 
  • Hupchik, Dennis (1995). Conflict and Chaos in Eastern Europe. New York: Palgrave Macmillan. ISBN 978-0-312-12116-7. 
  • Lee, Arthur Gould (1956). Helen, Queen Mother of Rumania, Princess of Greece and Denmark: An Authorized Biography. London: Faber & Faber. OCLC 1485467. 
  • Mandache, Diana (2011). Later Chapters of My Life: The Lost Memoir of Queen Marie of Romania. Gloucestershire: Sutton. ISBN 0-7509-3691-6. 
  • Marghiloman, Alexandru (1927). Note politice, 1897–1924. Bucharest: Institutul de Arte Grafice "Eminescu". OCLC 23540746. 
  • María Pavlovna de Rusia (1932). A Princess in Exile. New York: Viking. OCLC 1372354. 
  • Marie, Queen of Romania (1990). Povestea Vieții Mele (en romanian) 1. Iași: Moldova. ISBN 973-9032-01-X. 
  • Marie, Queen of Romania (1991). Povestea Vieții Mele (en romanian) 2. Bucharest: Eminescu. ISBN 973-22-0214-9. 
  • Marie, Queen of Romania (1991). Povestea Vieții Mele (en romanian) 3. Bucharest: Eminescu. ISBN 973-22-0215-7. 
  • Marie, Queen of Romania (2004). Însemnări Zilnice. Bucharest: Albatros. ISBN 978-973-24-0323-5. 
  • Morris, Constance Lily (1927). On Tour with Queen Marie. New York: Robert M. McBride & Co. OCLC 2048943. 
  • Pakula, Hannah (1984). The Last Romantic. New York: Simon and Schuster. ISBN 0-671-46364-0. 
  • Pope-Hennessy, James (1959). Queen Mary, 1867–1953. London: G. Allen and Unwin. OCLC 1027299. 
  • Rattigan, Frank (1924). Diversions of a Diplomat. London: Chapman and Hall Ltd. OCLC 11319209. 
  • Saint-Aulaire, Auguste Félix de Beaupoil, Count of (1953). Confession d'un Vieux Diplomate (en french). Paris: Flammarion. OCLC 3450664. 
  • Sullivan, Michael John (1997). A Fatal Passion: The Story of the Uncrowned Last Empress of Russia. New York: Random House. ISBN 0-679-42400-8. 
  • Van der Kiste, John (1991). Princess Victoria Melita. Gloucestershire: Sutton. ISBN 0-7509-3469-7. 
  • Veiga, Francisco (1995). Istoria Gărzii de Fier 1919–1941, Mistica Ultranaționalismului. Bucharest: Humanitas. ISBN 978-973-28-0392-9. 
  • Wolbe, Eugen (2004). Ferdinand I Întemeietorul României Mari. Bucharest: Humanitas. ISBN 978-973-50-0755-3. 

Enlaces externos[editar]