Manuel Buendía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Manuel Buendía
Información personal
Nombre de nacimiento Manuel Buendía Tellezgirón
Nacimiento 24 de mayo de 1926 Ver y modificar los datos en Wikidata
Heroica Zitácuaro, México Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 30 de mayo de 1984 Ver y modificar los datos en Wikidata (58 años)
Ciudad de México, México Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Ataque terrorista Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Periodista
Empleador
[editar datos en Wikidata]

Manuel Buendía Tellezgirón (24 de mayo de 1926 - 30 de mayo de 1984), nacido en Zitácuaro, Michoacán, fue un periodista mexicano asesinado el 30 de mayo de 1984 en la Ciudad de México. La columna de Buendía Red Privada era publicada por el periódico Excélsior de la Ciudad de México y era reproducida por alrededor de 60 periódicos mexicanos. Con ello fue el periodista de mayor influencia en el panorama de prensa escrita en México, en la segunda mitad del siglo XX.[1]

Los principales temas sobre los que escribió Buendía durante 26 años de la columna Red Privada fueron la presencia de la CIA en México (ediciones Océano 1983), la ultraderecha, el narcotráfico y la Corrupción gubernamental.[2]

Buendía estaba próximo a publicar un artículo sobre las conexiones del narcotráfico con políticos. En dos columnas anteriores Buendía hacía eco de una denuncia realizada por obispos católicos mexicanos, donde hacían notar la penetración del narcotráfico en las estructuras de poder en México.

Ni siquiera el último día de su vida, un verdadero periodista puede considerar que llegó a la cumbre de la sabiduría y destreza. Imagino a uno de estos auténticos reporteros en pleno tránsito de esta vida a la otra y lamentándose así para sus adentros: hoy he descubierto algo importante, pero… ¡lástima que no tenga tiempo para contarlo! Manuel Buendía.[3]

Asesinato[editar]

A pesar de que las versiones oficiales tratan de hacer creer que su asesinato no tuvo que ver con su labor periodística, o incluso tratan de culpar "al narcotráfico", lo más probable es que haya sido mandado a asesinar por el gobierno estadounidense, debido a que desenmascaraba la alta injerencia de la CIA y otras corporaciones gubernamentales de Estados Unidos en las políticas de México.

La noche del 30 de mayo de 1984 salía Buendía de su oficina en la Ciudad de México en el cruce de las calles Insurgentes casi con Ave. Reforma, cuando un hombre, descrito por testigos presenciales como alto y fornido de corte y gorra militar, le hizo cinco disparos por la espalda con arma de fuego. El asesino escapó en una motocicleta que lo esperaba, la cual era conducida por el agente de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) Juan Rafael Moro Ávila, sobrino nieto del ex presidente de México Manuel Ávila Camacho y nieto de Maximino Ávila Camacho, en la que fueron a refugiarse a las oficinas de la DFS, tan sólo a unas calles de distancia. El asesino material fue encontrado tres días después en la ciudad de Zacatecas (Zacatecas), víctima de asesinato con 120 puñaladas.[4]

Según investigaciones, el asesinato de Buendía habría sido fraguado por el entonces Secretario de Defensa, Juan Arévalo Gardoqui, en una reunión realizada a inicios de abril de 1984, a raíz de las denuncias de Buendía en su columna política Red Privada sobre la corrupción en los más altos círculos de poder de México, involucrados en el tráfico de drogas ilegales. A la reunión habrían asistido además el entonces Secretario de Gobernación, Manuel Bartlett Díaz, proveedores de armas para el ejército, José Antonio Zorrilla Pérez, director de la Dirección Federal de Seguridad (la legendaria e infame policía política de México), y varios comandantes de dicha agencia.[4]

Zorrilla Pérez fue el funcionario de más alto rango del gobierno dirigido por Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988) en pagar por el asesinato del influyente periodista. Para el periodista mexicano Raymundo Riva Palacio, Zorrilla fue el "chivo expiatorio" de un crimen de Estado.[4] Zorrila fue encarcelado en 1989 y puesto en libertad el 19 de febrero de 2009. Sin embargo, fue reaprehendido el 13 de junio de ese mismo año después de que autoridades del Distrito Federal revocaran el beneficio de la libertad anticipada, alegando que Zorrilla, entonces de 62 años de edad, no entregó carta aval moral, fotografías tamaño credencial ni carta compromiso de trabajo, por lo que tuvo que regresar a una celda. El 10 de septiembre de 2013 la juez de Ejecución de Sanciones del Reclusorio Varonil Oriente, Belem Bolaños, ordenó trasladarlo a su domicilio en calidad de custodia domiciliaria, debido a su precario estado de salud. Dicho beneficio le fue entregado por la negativa de las autoridades locales a entregarles su libertad anticipada por buena conducta y por haber purgado más de la mitad de su condena, además de haber realizado trabajos comunitarios, entre otros elementos, para apelar el beneficio.[5]

Juan Rafael Moro Ávila fue liberado, después de 18 años en prisión, en febrero de 2009, al reducirse su pena. Junto con José Antonio Zorrilla Pérez y varios subalternos (Juventino Prado Hurtado, Raúl Pérez Carmona, Juan Rafael Moro Ávila y Sofía Naya), Moro Ávila compurgaba una condena de 35 años de cárcel, siendo liberado por su avanzada edad y por enfermedad.[6] [7] A lo largo de toda su condena y posterior libertad, Moro Ávila se ha declarado inocente y chivo expiatorio.

Premios y distinciones[editar]

Fundación Manuel Buendía A.C.[editar]

La Fundación Manuel Buendía (FMB) es una asociación civil constituida el 12 de septiembre de 1984 en Coyoacán, México D. F.ante el notario público número 129, licenciado Ignacio Soto Borja, con el fin de difundir la obra y el pensamiento del insigne periodista y contribuir a la formación de recursos humanos para la comunicación social al servicio de los más nobles intereses nacionales y las causas democráticas. El primer Presidente de la Fundación Manuel Buendía fue Francisco Martínez de la Vega.

La Fundación Buendía edita la Revista Mexicana de Comunicación, además su editorial publica alrededor de 80 libros en tópicos de comunicación social y periodismo.

Desde 1998, la Fundación Manuel Buendía publica, en co-edición con el Centro Nacional de Comunicación Social y el apoyo del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa y la Academia Mexicana de Derechos Humanos, el informe anual Recuento de daños; este es un análisis sobre el estado de la libertad de expresión e información en México.

Libros de Manuel Buendía[editar]

  • Red privada (1981)
  • La CIA en México (1983)
  • La ultraderecha en México (1984)
  • La santa madre (1984)
  • Los petroleros (1984)
  • Ejercicio periodístico (1985)
  • Los empresarios (1986)
  • El humor (1986)
  • Pensamiento y acción de la derecha poblana (1987)
  • El oficio de informar (1987)
  • Instantáneas del poder (1988)
  • El fútbol y la TV (1988)
  • En defensa de la palabra (Escrito con: Francisco Martínez de la Vega, Fernando Benítez, Miguel Ángel Granados Chapa, Carlos Monsiváis e Iván Restrepo)

Libros y capítulos de libros sobre Manuel Buendía[editar]

  • A.A.V.V. Los días de Manuel Buendía, 1984
  • Francisco Martínez de la Vega, Manuel Buendía: un hombre, una huella, un ejemplo, 1986, Cuadernos de educación sindical #16)
  • Cara Guadalupe García, "El zorrillagate" en: Fuera de la ley. La nota roja en México 1982-1990, 1992
  • Myriam Laurini y Rolo Díez, eds. Nota roja 80's, 1993
  • Omar Raúl Martínez, Manuel Buendía en la trinchera periodística: andanzas, ideario y columnas escogidas, 1999
  • Miguel Ángel Granados Chapa, Buendía: el primer asesinato de la narcopolítica en México, 2011

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]