Mansión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los edificios de Palladio, como la Villa Capra cerca de Vicenza, un ejemplo de la arquitectura del Renacimiento, sirven de inspiración para mansiones posteriores. Se comenzó a construirse en 1567.
Mansión Gelbensande (construida entre 1880 y 1885) cerca de Rostock, Mecklemburgo, Alemania
La Quinta Gameros (principios del siglo XX) es una mansión del estilo porfiriato en Chihuahua, México. El diseño francés es testimonio de una era en la cual Francia ejercía una mayor poder blando en la región que España o Portugal.
Harlaxton Manor, Inglaterra, del siglo XIX, es un ejemplo de la arquitectura historicista.
The Breakers, una mansión del siglo XIX en Newport (Rhode Island).
La Casa Lis, Salamanca (principios del siglo XX). En 1995 se abre como el Museo de Art Nouveau y Art Déco.
Strawberry Hill House (construido entre 1749 y 1776), Twickenham.
Casa Botines (finales del siglo XIX).

Una mansión –del latín, mansĭo–, o palacete, es una vivienda suntuosa y, normalmente, de grandes proporciones. Suele ser un edificio aislado, con jardín propio y dotado de grandes comodidades, aunque también existen mansiones en las ciudades. A menudo se le conoce por los nombres de su propietario, siendo la mansión una muestra de riqueza, estatus y de reputación social.

Historia[editar]

Debido al contexto político y los avances realizados en las armas de fuego, en la Europa del siglo XVI la aristocracia ya no consideraba imprescindible vivir en edificios fortificados y las nuevas construcciones podrían basarse en criterios estéticos en lugar de estríctamente defensivos. Incluso los castillos puramente defensivos fueron, en muchos caso, ampliados pensando en su uso residencial y se les rodearon con grandes y exuberantes jardines.

Asimismo, con el avance del siglo, la arquitectura del Renacimiento, con, por ejemplo, los edificios de Palladio, sirven de inspiración para mansiones posteriores, incluso hasta finales del siglo XIX.

En España, según la zona, se les embellecían a las casas señoriales con el estilo plateresco, como en Andalusía, donde se iba incorporándose a la arquitectura mudéjar tradicional.[1]

Con la industrialización en la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX, a los palacios y palacetes de la realeza y la aristocracia se va van añadiendo mansiones grandes como muestra de riqueza, estatus y de reputación social, ya sin ninguna necesidad defensiva. Así, se impone la Gothic Revival (arquitectura neogótica) en las mansiones en el Reino Unido.[2] Lo meramente estético se manifiesta asimismo en el estilo modernista de Gaudí en sus diseños para la Casa Milà, la Casa Botines y la Casa Batlló, construidas a comienzos del siglo XX.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Ávila, Ana et al. (1998). El siglo del Renacimiento en España, pp. 92-102. Ediciones AKAL. En Google Books. Consultado el 3 de julio de 2015.
  2. Preckler, Ana María (2003). Historia del arte universal de los siglos XIX y XX, Volumen 1, pág. 120. Editorial Complutense. En Google Books. Consultado el 3 de julio de 2015.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]