Mano a mano (canción)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mano a mano
Música
Compositor Carlos Gardel y José Razzano
Letra Celedonio Flores
[editar datos en Wikidata]

Mano a mano es un tango cuya letra pertenece a Celedonio Flores en tanto que la música es de Carlos Gardel y José Razzano. Compuesto en 1920 fue grabado por primera vez por Gardel en 1923 para el sello Odeón.

Nacimiento del tango[editar]

Celedonio Flores –el Negro Cele- compuso la letra inspirándose en un relato que le hiciera Fernando Nunziatta –un cantor que padecía tuberculosis- y se la llevó a Gardel, que ya le había puesto música a su tango Margot. Sus dos primeros versos son:

Rechiflao en mi tristeza, te evoco y veo que has sido
en mi pobre vida paria sólo una buena mujer

Flores construyó el poema en quintetas (una estrofa raramente usada en canción), lo que dificultaba su musicalización. Gardel y Razzano le pusieron música “al modo milonguero”, alternando una parte de música con otra cantada, de principio a fin.

Francisco García Jiménez lo califica como “su gran tango” y agrega que Flores “conocía como ninguno la parda jerga antiacadémica y desnuda, y su mérito consistió en hacer surgir de ese oscuro reverso al dorado porteño compadrito del año 20, casi romántico, y burlón sin casi”.[1]

Otras grabaciones[editar]

Gardel lo volvió a grabar en Barcelona en 1927 y luego lo hicieron otras orquestas y cantores; algunos de ellos fueron Charlo para Victor en 1934, Francisco Canaro con Roberto Maida en 1938, Hugo del Carril en 1939, Alfredo De Ángelis con Carlos Dante en 1946, Ranko Fujisawa con orquesta en 1955, Edmundo Rivero en 1962, Julio Sosa con Leopoldo Federico en 1961/4 y Roberto Goyeneche en 1978. Más recientemente lo registraron Caetano Veloso (1992), Julio Iglesias (1996), Andrés Calamaro (2006) y Vicente Fernandez (2014) con un estilo ranchero.

Represión cultural iniciada por la dictadura de 1943[editar]

A partir de 1943 dentro de una campaña iniciada por la dictadura militar de 1943 que obligó a suprimir el lenguaje lunfardo, como así también cualquier referencia a la embriaguez o expresiones que en forma arbitraria eran consideradas inmorales o negativas para el idioma o para el país, el Negro Cele debe modificar el texto para que se permita su difusión y hace una versión a la que denomina “con gomina” reemplazando todos los vocablos lunfardos en forma que, por ejemplo, los dos primeros versos quedaron:

Te recuerdo en mi tristeza y al final veo que has sido
en mi existencia azarosa, más que una buena mujer…[2]

Las restricciones continuaron al asumir el gobierno constitucional el general Perón y en 1949 directivos de Sadaic le solicitaron al administrador de Correos y Telecomunicaciones en una entrevista que se las anularan, pero sin resultado. Obtuvieron entonces una audiencia con Perón, que se realizó el 25 de marzo de 1949, y el Presidente –que afirmó que ignoraba la existencia de esas directivas- las dejó sin efecto.[3] [4]

En octubre de 1953 se aprobó la Ley de Radiodifusión n° 14 241 que no tenía previsiones sobre el uso del lenguaje popular en radio pero las restricciones en alguna medida continuaban, y motivó la denuncia de SADAIC en enero de 1950 a la irradiación de ciertos temas por Radio El Mundo; no obstante tal denuncia, en 1952 la propia entidad de los autores acordó con las autoridades una lista de canciones populares que por razones de buen gusto o decoro idiomático no debían pasarse por radio; en definitiva, SADAIC no cuestionaba la censura en sí misma sino quién la aplicaba.[4]

Por otra parte, por temor de los músicos algunas piezas, como el tango Al pie de la Santa Cruz y la Milonga del 900, siguieron ejecutándose con modificaciones en las partes a las que se podía asignar contenido político.[5]

Otras versiones de la letra[editar]

Los cantantes Nina Miranda y Roberto Lister, con la orquesta de Donato Racciatti grabaron una versión de Mano a mano, con un agregado a la letra, de Humberto Correa, el autor de Mi vieja viola, en el cual la mujer da su propia visión de los hechos. Cabe aclarar que por error en la etiqueta del disco figuran Carlos Roldán y Olga Delgrossi.[6] En esa réplica la mujer le dice que “aburrida de sus tratos decidí dejar el nido porque me tenías cansada con tu beguén[7] de engrupido” y le reprocha “vos la pasabas curda de la mañana a la noche patinándote mi vento”.

Notas[editar]

  1. García Jiménez, Francisco (1981). Así nacieron los tangos. Ediciones Corregidor. 
  2. Horvath, Ricardo: Esos malditos tangos. Editorial Biblos Buenos Aires 2006 ISBN 950-786-549-7. De esta versión sólo se realizó una grabación en 1944 de Francisco Lomuto con Alberto Rivera.
  3. Nº 300 - El último poeta del tango, Enrique Cadícamo. Y la historia de Los mareados, con música de Juan Carlos Cobián Consultado 2013-10-28
  4. a b Conde, Oscar (2011). Lunfardo. Un estudio sobre el habla popular de los argentinos. Buenos Aires. Ediciones Taurus. pp. 407/413. ISBN 978987-04-1762-0. 
  5. Horvath, Ricardo: Esos malditos tangos pág.142/3. Editorial Biblos Buenos Aires 2006 ISBN 950-786-549-7
  6. Ricardo García Blaya. «Charlando con Nina Miranda, en su casa». Consultado el 26 de agosto de 2011. 
  7. En lunfardo: capricho, metedura, enamoramiento

Referencias[editar]

  • Romano, Eduardo (coordinación y prólogo) (1990). Las letras del tango. Antología cronológica 1900 – 1980. Rosario (provincia de Santa Fe), Editorial Fundación Ross. p. 40. ISBN 950-9472-24-7. 

Enlaces externos[editar]

  • Mano a mano Letra de Celedonio Flores con un agregado de Humberto Correa, en la voz de Nina Miranda y Roberto Lister.
  • Julio Sosa cantando Mano a mano