Manfred von Richthofen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Manfred von Richthofen
Manfred von Richthofen.jpg
Retrato de Richthofen (circa 1917). Luce la prestigiosa cruz azul Pour le Mérite, máxima condecoración militar alemana.
Rittmeister (capitán de caballería)
Años de servicio 1911-1918
Apodo Der Rote Baron
«El Barón Rojo»
Lealtad Flag of the German Empire Imperio alemán
Rama militar Luftstreitkräfte
Unidad Jasta 11
Jagdgeschwader 1
Condecoraciones
Conflictos Primera Guerra Mundial
Información
Nacimiento 2 de mayo de 1892
Breslavia, Bandera de Imperio alemán Imperio alemán (hoy Bandera de Polonia Polonia)
Fallecimiento 21 de abril de 1918 (25 años)
Vaux-sur-Somme, Bandera de Francia Francia
Causa de muerte muerto en combate
Ocupaciones oficial militar
Padres Albrecht Freiherr von Richthofen
Firma Manfred von Richthofen Signature.svg

Manfred Albrecht von Richthofen (Breslavia, 2 de mayo de 1892-Vaux-sur-Somme, 21 de abril de 1918), conocido como el «Barón Rojo», fue un piloto de cazas alemán durante la Primera Guerra Mundial. Es considerado el as de ases de la guerra porque consiguió derribar ochenta aeroplanos enemigos.[1]

Soldado de caballería al inicio de la contienda, en 1915 Richthofen fue destinado al Servicio Aéreo y se convirtió en uno de los primeros miembros del escuadrón de cazas Jagdstaffel 2 en 1916. Pronto se distinguió como piloto de cazas y en 1917 pasó a ser líder de la Jasta 11 y después del ala de cazas Jagdgeschwader 1, más conocido como El Circo Volador por los vivos colores de sus aeroplanos o porque la unidad debía moverse de manera continua de escenario de lucha y montaba campamentos de tiendas en aeródromos improvisados. Ya en 1918 era un héroe de los alemanes y respetado por sus enemigos.[2]​ Su unidad derribó a 88 aviones británicos de un total de 151 victorias obtenidas por los alemanes.[3]​ Por ello recibió la medalla Pour le Mérite.[1]

Sus aviones, el caza biplano Albatros D.II y luego el triplano Fokker Dr.I, le permitían una amplia capacidad de maniobras y piruetas. Sin embargo, la mayoría de sus victorias en combates aéreos las consiguió en un avión tipo Albatros.[1]

Richthofen fue derribado y muerto en la mañana del 21 de abril de 1918 cerca de Vaux-sur-Somme, en el norte de Francia.[4]​ Se ha debatido mucho sobre diversos aspectos de su carrera, especialmente sobre las circunstancias exactas de su muerte. Es uno de los pilotos de guerra más famosos de todos los tiempos y tema de numerosos libros, películas y otros medios.

Biografía[editar]

Infancia y juventud[editar]

Manfred von Richthofen nació el 2 de mayo de 1892 en la capital de Silesia, Breslavia (hoy perteneciente a Polonia). De niño se trasladó con su familia a Schweidnitz (hoy Swidnica, Polonia). Era el mayor de tres hermanos. Miembro de la familia aristocrática terrateniente Richthofen, el padre de Manfred había llegado a ocupar un alto cargo en el regimiento de Ulanos Nº 12, una unidad perteneciente a la poderosa caballería prusiana.

A los 11 años de edad fue enviado a la Escuela Militar Prusiana, que “convertía a los niños en soldados, sin peros ni condiciones”.[5]​ Manfred y su hermano pequeño Lothar quisieron seguir los pasos de su padre, alistándose jóvenes en el ejército imperial. Practicó caza y equitación y cuando completó su adiestramiento como cadete, se alistó en los Ulanos (caballería alemana), siendo nombrado tres años después teniente del primer regimiento.[2]

Primera Guerra Mundial[editar]

Tarjeta postal alemana de 1917 con una foto de Manfred von Richthofen.

Durante la Primera Guerra Mundial, von Richthofen pasó de la caballería (donde ganó la condecoración de la Cruz de Hierro) a la infantería, pero en esta modalidad no prosperó, ya que las condiciones que se vivían en las trincheras eran inhumanas y "muy aburridas", según sus palabras. Finalmente encontró su lugar alistándose en la aviación, donde demostró una gran capacidad con esta arma, innovadora para lo que hasta entonces había sido la guerra (la producción de aviones se incrementó desde los 300, que tenían todos los contrincantes al principio de la contienda, hasta los 150 000 al finalizar).

No logró destacar en la academia de aviadores, aunque luego demostró ser muy capaz en combate. En el principio solo se dedicó a observar y fotografiar el frente oriental.

En la Luftstreitkräfte, su encuentro con otro gran aviador, Oswald Boelcke, fue decisivo para su éxito. Boelcke lo seleccionó para el escuadrón de caza Jagdsstaffel o Jasta 2. Ya su primer combate fue una victoria. Sucedió sobre el cielo de Cambrai, Francia, el 17 de septiembre de 1916. Durante estos primeros meses se destacó por su agudeza visual y su innato don para afrontar el peligro. Sus compañeros decían que su personalidad se transformaba cuando asumía los mandos de su avión.[6]

Durante los 20 meses siguientes, destacaría como el mejor as de la aviación alemana durante la Primera Guerra Mundial. Llegaría a superar el número de victorias de Boelcke: 40, un récord hasta entonces. En su victoria 11 consiguió derribar el biplano del as británico Lanoe Hawker.[6]​ En enero de 1917 recibió la Cruz Pour le Mérite.

Circo volador Jasta 11[editar]

El biplano Albatros D.II, con el que el Barón Rojo consiguió la mayor parte de sus victorias.
Réplica del Fokker Dr.I, famoso triplano utilizado por Manfred von Richthofen.

En 1917 se le confirió el comando del Jasta 11, que luego fue conocido como el "Circo volador" por los vivaces colores que presentaban sus 14 aviones, los cuales, al igual que un circo, se trasladaban por ferrocarril al lugar adonde se los requería. Se ganó el apodo de Barón Rojo porque su avión estaba pintado de rojo para que sus rivales lo reconocieran.[1][2]

Llegó a dirigir 58 misiones con éxito, en las cuales derribó a unos 80 aviones, algo que nadie llegó a superar en ningún bando durante el resto de la guerra. En abril sumó él solo 20 derribos. Sus hombres insinuaban que su líder tenía un comportamiento suicida. Pocos meses después recibió el encargo de dirigir la primera ala de caza de la historia aérea, la JG 1, integrada por los Jasta 4, 6, 10 y 11. Esta unidad llegó a derribar 644 aviones con solo 56 bajas. Su hermano Lothar alcanzó 40 victorias al final de la guerra en esta unidad, Kurt Wolff, 33 victorias y Karl Allmenroder 30 derribos. Todos lograron la Cruz Pour le Mérite.

Jagdgeschwader I

El JG pronto estaba volando intensamente sobre el campo de batalla de Flandes sobre la ofensiva aliada que comenzó en junio de 1917.

Richthofen resultó gravemente herido en la cabeza el 6 de julio, liderando elementos del JG I en combate con los F.E.2d del Escuadrón Nº 20 del Real Cuerpo Aéreo. El Oberleutnant Kurt von Doering, Comandante de Jasta 4, asumió el mando temporal y Jastas 4 y 11 derribaron nueve aviones aliados al día siguiente. Richthofen reasumió el mando el 25 de julio, pero se fue con un período de licencia de convalecencia el 6 de septiembre.

JG I fue la primera unidad en proporcionar operacionalmente una prueba del nuevo triplano Fokker Dr.I (como Fokker FI), cuyos dos primeros ejemplos se recibieron el 21 de agosto de 1917. Werner Voss de Jasta 10 sería el máximo exponente del triplano, logrando 10 victorias en solo 21 días antes de su muerte en combate.

Richthofen regresó al JG I el 23 de octubre, y alrededor de esta época varios accidentes fatales que involucraron al Dr. Fokker vi al Oficial Técnico de JG I, Leutnant Konstantin Krefft, aterrizar los triplanos de la unidad hasta que se realizaron modificaciones a principios de diciembre. Mientras tanto, la unidad se vendió con el Albatros DV.

JG fue trasladado de Ypres a Cambrai el 23 de noviembre de 1917, tras el lanzamiento de la ofensiva británica, e hice mucho para estabilizar la guerra aérea en el campo de batalla cuando el mal tiempo lo permitía.

A finales de 1917, el éxito del Jagdgeschwader I significaba varias otras formaciones similares en febrero de 1918, con Jagdgeschwader II operando contra los franceses y los británicos y Jagdgeschwader III en el frente de Ypres. En este momento, Richthofen reclutó a Hans Kirchstein y Fritz Friedrichs de las unidades de dos plazas, y Ernst Udet de Jasta 37.
Herido casi mortalmente

Von Richthofen continuó volando pese a estar incapacitado por sus heridas del 6 de julio de 1917 que le lesionaron el cerebro.[4]​ Se comportaba como si fuera inmune a la muerte, no tomando precauciones e incluso violando las fundamentales reglas de vuelo que había escrito en su manual. Llevó vendada la cabeza durante mucho tiempo. Poco después recibió con alegría un Fokker Dr.I, un triplano que también pintó de rojo, y que tenía gran agilidad, aunque si se mantenía en rumbo fijo durante muchos minutos se convertía en presa fácil.[1]

Muerte[editar]

Restos del avión de Richthofen.
Funerales de Manfred von Richthofen.

Cae en combate el 21 de abril de 1918, cuando aviones del Circo Volador atacaron a un grupo de aviones británicos sobre Vaux-sur-Somme, en Francia. Mientras Richthofen volaba a baja altitud persiguiendo un avión enemigo, fue atacado por ametralladoras automáticas australianas en tierra y por el piloto canadiense Arthur Roy Brown.[4]

Según las fuentes oficiales, fue Brown el que consiguió matar al piloto alemán, aunque nuevas investigaciones apuntan a que fue el soldado de infantería australiano William John "Snowy" Evans el que disparó desde tierra la bala calibre 7,70 mm que le atravesó el torso y le mató.[4]

Fue enterrado con todos los honores militares por los mismos británicos, quienes le rindieron tributo pese a haber sido su enemigo, a manera de respeto por sus triunfos en combate.[6]​ En su lápida, que se encuentra en el mismo lugar donde cayó, se puede leer su epitafio:[6]

Aquí yace un valiente, un noble adversario y un verdadero hombre de honor. Que descanse en paz.

El Jagdgeschwader I tras la muerte de von Richthofen[editar]

El mal clima a principios de 1918 vio pocas oportunidades para que JG I anotara, aunque la unidad estaba a la vanguardia de las operaciones de combate defensivo durante la gran ofensiva alemana lanzada el 21 de marzo de 1918. En abril de 1918, la formación volaba desde Harbonnieres, el aeródromo más al sur del oeste que iban a ocupar. La RAF recién formada, sin embargo, mantuvo un grado de superioridad aérea, con observación de artillería fuertemente escoltada y reconocimiento de dos plazas operando efectivamente sobre la batalla terrestre que se mueve rápidamente a continuación. La mayoría de las víctimas de JG I en este momento eran los bombarderos de caza de bajo vuelo, particularmente los Sopwith Camel.

Después de la muerte de von Richthofen en abril de 1918, el Hauptmann Wilhelm Reinhardt se convirtió en Comandante del JG I. El 10 de mayo el JG reclamó su victoria número 300, mientras que el 20 de mayo la unidad recibió el título honorífico de JG I 'Richthofen . Poco después de que el JG, se mudó al 7º frente del Ejército para apoyar la próxima ofensiva de Aisne, que comenzó el 27 de mayo. el JG se mudó a Guisa, y luego a Puiseux Ferme, operando principalmente contra las fuerzas aéreas francesas y estadounidenses recién llegadas. Entre el 31 de mayo y el 8 de junio el JG reclamó unos 43 aviones y batallones franceses, y otros 24 entre el 24 de junio y el 28 de junio. El Leutnant Hans Jirschstein de Jasta 6 era el artista estrella del JG I en este momento, reclamando 27 victorias entre el 18 de marzo y el 14 de junio.

A mediados de junio, JG estaba completamente equipado con el Fokker D.VII, el primero había sido probado operativamente a finales de mayo por Jasta 10. Después de que Reinhard murió en un accidente aéreo el 3 de julio de 1918, el Oberleutnant Hermann Göring se convirtió en el tercer y último comandante de la guerra del JG I el 14 de julio.

El Geschwader se mudó nuevamente el 19 de julio a Soissons, reclamando su victoria número 500 el 25 de julio. Otro movimiento siguió el 10 de agosto, al segundo frente del ejército al oeste de Saint Quentin. El máximo anotador del JG I, el Leutnant Erich Loewenhardt de 53 bajas, murió en una colisión aérea en este día.

Después de haber sido sometido a intensas operaciones durante la batalla de Amiens en agosto de 1918, a mediados de septiembre un JG exhausto se retiró de la parte británica del Frente, a finales de agosto había perdido a los cuatro comandantes Jasta; Lowenhardt de Jasta 10 fue asesinado, el teniente adjunto de Jasta 6 Paul Wenzel y Lothar von Richthofen de Jasta 11 resultaron heridos y hospitalizados, y el teniente Ernst Udet (Jasta 4) agotado y enviado con licencia. JG Anotó solo 17 reclamaciones durante septiembre, a pesar de que el mes registró las mayores pérdidas para las Fuerzas Aéreas Aliadas de la guerra (la fuerza Jasta reclamó unas 721 victorias para el mes). Durante los siguientes tres meses, los gustos del Leutnant Friedrich Noltenius en Jasta 11, el Comandante en Jefe de Jasta 6 Ulrich Neckel y el Leutnant Arthur Laumann (Jasta 10) hicieron la mayoría de las anotaciones.

A partir de entonces, hasta el final de la guerra, la escasez de combustible y repuestos, el aumento de la superioridad aérea numérica aliada y las continuas retiradas ante los avances terrestres aliados significaron que el JG luchará por emular éxitos anteriores.

Desde junio de 1917 hasta noviembre de 1918, JG reclamó 644 aviones aliados destruidos, mientras perdía 52 pilotos muertos en acción y 67 heridos.

El piloto de combate rojo[editar]

Manfred von Richthofen.

El Barón Rojo dejó un libro, escrito en 1917, durante su convalecencia por el disparo en la cabeza., titulado El piloto de combate rojo, donde afirmaba que combatía en la aviación buscando una consecuencia para su vida.[2]

La obra fue creada en el penúltimo año de la guerra, 1917, cuando Manfred von Richthofen, con ya 25 años, ya estaba siendo utilizado intensivamente por el Comando Supremo del Ejército (OHL) con fines propagandísticos debido a sus éxitos militares . En ese momento, varios editores ya lo habían instado a escribir su carrera para avanzar en su estilización como héroe de guerra. Había rechazado tales propuestas por falta de interés y talento de su parte.[7]​ Cuando finalmente la OHL le dio instrucciones para que escribiera un libro autobiográfico, tuvo que someterse a él: el 22 de mayo, comenzó de vacaciones en la villa de sus padres en Schweidnitz.con la redacción; poco después, en vista de la prensa masiva sobre su persona, se retiró a las posesiones del príncipe Hans Heinrich XV. von Pless en Alta Silesia , donde continuó el trabajo hasta su regreso al frente el 14 de junio.[7]​ Además, se le dijo al progreso que funcionara solo cuando von Richthofen tuvo una licencia forzosa después de una lesión grave en la cabeza el 6 de septiembre de 1917 y se quedó (con una breve interrupción) hasta el 23 de octubre con su familia. Una mecanógrafa taquigráfica de la editorial Ullstein en Berlín fue enviada a Schweidnitz para el papeleo final, y le fueron dictadas las correcciones finales del manuscrito.[8]

Sin embargo, el texto resultante fue revisado por el periodista Erich von Salzmann, un empleado de la editorial Ullstein, a su propia discreción, lo que estaba estipulado en el contrato del autor. Esta intervención también explica el estilo simple y aparentemente auténtico, pero fluido y literariamente bien pensado de la obra.[9]​ El manuscrito completado por Salzmann fue revisado y censurado por el departamento de prensa y noticias imperial. Sin embargo, dado que no se ha conservado la fuente original, no se pueden reconstruir los cambios realizados por la editorial ni la censura. La publicación fue extremadamente rápida y en octubre “Der Rote Kampfflieger” todavía estaba en el mercado en formato de bolsillo como número 30 en la serie “Ullstein War Books”.[10]​ Fue un enorme éxito económico y en 1918 tenía una tirada de 400.000 copias vendidas. Un año después de la publicación, Manfred von Richthofen fue asesinado en el suelo por un soldado de infantería australiano durante batalla.

En la cultura popular[editar]

  • La canción Barón Rojo del disco 27 de la banda Argentina Ciro y Los Persas está basada en su vida.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e «Red Baron». History (en inglés). 21 de agosto de 2018. Consultado el 16 de noviembre de 2020. 
  2. a b c d Antón, Jacinto (31 de mayo de 2014). «El Barón Rojo tenía el alma negra». El País. Consultado el 16 de noviembre de 2020. 
  3. Usi, Eva (7 de abril de 2008). «Estrenarán película sobre el Barón Rojo». Deutsche Welle. Consultado el 16 de noviembre de 2020. 
  4. a b c d Tosas, Gina (21 de abril de 2018). «¿Cuál fue el error fatal que acabó con el Barón Rojo?». La Vanguardia. Consultado el 16 de noviembre de 2020. 
  5. Gregson, Julie (22 de abril de 2008). «El hombre detrás del mito del Barón Rojo». Deutsche Welle. Consultado el 16 de noviembre de 2020. 
  6. a b c d Gavaldà, Josep (10 de diciembre de 2019). «El Barón Rojo, el nacimiento de una leyenda de la aviación». National Geographic. Consultado el 16 de noviembre de 2020. 
  7. a b Joachim Castan: Der Rote Baron. Die ganze Geschichte des Manfred von Richthofen. Klett-Cotta, Stuttgart 2007, ISBN 978-3-608-94461-7, S. 148 f.
  8. Joachim Castan: Der Rote Baron. Die ganze Geschichte des Manfred von Richthofen. Klett-Cotta, Stuttgart 2007, ISBN 978-3-608-94461-7, S. 184–187.
  9. Nadine Seidel: Wie man Helden ediert. Ein Ausgabenvergleich von Manfred von Richthofens Der rote Kampfflieger. In: Claudia Glunz, Thomas F. Schneider (Hrsg.): Dichtung und Wahrheit. Literarische Kriegsverarbeitung vom 17. bis zum 20. Jahrhundert. Universitätsverlag Osnabrück bei V&R Unipress, Osnabrück/Göttingen 2015, ISBN 978-3-8471-0487-2, S. 67–90, hier S. 69 f.
  10. Joachim Castan: Der Rote Baron. Die ganze Geschichte des Manfred von Richthofen. Klett-Cotta, Stuttgart 2007, ISBN 978-3-608-94461-7, S. 187.

Bibliografía[editar]

  • Richthofen, Manfred von (2013). El avión rojo de combate. Granada: Macadán. ISBN 9788494129711. 
  • Caamaño, J. Eduardo. El barón rojo. Córdoba: Almuzara, 2014. ISBN 9788416100057
  • Richthofen, Manfred von (2013). El avión rojo de combate. Granada: Macadán. ISBN 9788494129711. 

Enlaces externos[editar]