Lista negra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una lista negra es una lista de personas, instituciones u objetos que deben ser discriminados en alguna forma con respecto a los que no están en la lista. La discriminación puede ser social, técnica o de alguna otra forma. Cuando la discriminación es positiva se habla de lista blanca.

Su uso puede ser repudiable ya que, en general no se ajusta a las normas legales que otorga el derecho a las personas: un juicio justo, derecho a la defensa, suposición de inocencia, etc. Así, el tribunal de Lüneburg, Alemania, prohibió el 27 de septiembre de 2007 (Az. 7 O 80/07) a un proveedor de servicios de servidores colocar en la lista negra de su servidor de correo electrónico a un competidor que enviaba spam. El tribunal consideró la libre competencia de las empresas más relevante que la protección contra spam.[1]

Listas negras en la política y en la sociedad[editar]

  • Las versiones clásicas son las listas de proscripción, que eran utilizadas en la Antigua Roma de los tiempos de Lucio Cornelio Sila. En ellas estaban los nombres de los indeseados por el régimen que debían ser asesinados.
  • El Index Librorum Prohibitorum fue el índice oficial de libros prohibidos por la Santa Sede.
  • En las dictaduras a menudo existen listas con los enemigos del régimen y los libros prohibidos.
  • Los grupos terroristas suelen tener listas con los objetivos de secuestro, extorsión, o asesinato.
  • En los EE. UU., durante el macarthismo, personas denunciadas como comunistas o antiestadounidenses pasaban a formar parte de listas negras. Las personas incluidas en estas listas tenían grandes dificultades para ser contratadas. El uso de estas listas fue especialmente notable en la industria del cine (la lista negra de Hollywood), y algunos de los represaliados más conocidos fueron Charlie Chaplin y los llamados diez de Hollywood.
  • * En Argentina después de iniciar su primera presidencia Juan Domingo Perón en 1946 fue asumiendo en nombre del gobierno o a través de intermediarios, el control de la totalidad de las radioemisoras y de la mayor parte de la prensa escrita para lo cual contó con la valiosa ayuda de Raúl Alejandro Apold, un experto en comunicación que estaba vinculado a la actividad cinematográfica que fue nombrado en la Subsecretaría de Prensa y Difusión. Apold, a quien su cargo le llevaba a trabajar a menudo cerca de Eva Perón, mantenía un férreo control sobre la actividad artística y era conocido su poder de veto para que determinados actores no fueran contratados por las radios, teatros y productoras cinematográficas. Ingresar en las listas negras del funcionario significaba que el involucrado debía cambiar de profesión o irse a trabajar fuera del país, a menos que con penosos pedidos o explicaciones pudiera rehabilitarse y salir de la lista. No eran comunicaciones oficiales pero no por ello menos perentorias: incumplir la lista negra. En 1950 ya existía la perspectiva de un intento reeleccionista de Perón y Apold había cuidado que ingresaran en la lista negra actores que le hubieran podido ocasionar contratiempos en el pasado, como los casos de Niní Marshall, Inés Edmonson, Nelly Aylón y Libertad Lamarque que debieron partir al exilio. El funcionario consideraba importante lograr que artistas nacionales y extranjeros proclamaran las bondades del gobierno y no aceptaba una negativa a colaborar: los actores Agustín Barrios, Alberto de Mendoza, Orestes Caviglia, María Rosa Gallo, Claudio Martino y Camilo Da Passano fueron despedidos de la obra Prontuario, que producía y dirigía Luis Sandrini en el Teatro Astral por negarse a firmar una nota apoyando la reelección de Perón; de ellos solamente Mendoza pudo reintegrarse a la actividad un año después, gracias a la intercesión de Fanny Navarro, en tanto los otros sólo pudieron trabajar en el interior del país o en el extranjero.[2][3][4]
  • En Argentina entre 1955 y 1959 durante las dictaduras de Eduardo Lonardi y Pedro Eugenio Aramburu se prohibió la actuación de figuras artísticas y culturales por haber tenido contacto con el justicialismo. Entre ellos Hugo del Carril, que ya había estado proscripto durante el gobierno de Perón por orden del secretario de Prensa Raúl Apold, luego de estar detenido por orden judicial en el penal de las Heras. Los artistas vinculados con el peronismo fueron incluidos en listas negras, obras como "La Quintrala, doña Catalina de los Ríos y Lisperguer", que se retiró de cartel por orden oficial de la dictadura. La llamada "Revolución Libertadora", dificultó también, hasta su bajada de cartel, los filmes "Más allá del olvido" y "Una cita con la vida".[cita requerida][5]​ Se generó una grave crisis en el ambiente del cine, muchos estudios de cine fueron cerrados[cita requerida] y una gran cantidad de actores quedaron sin empleo y debieron exiliarse. El dictador Pedro Eugenio Aramburu dictó la suspensión de centenares[cita requerida] de atletas que fueron proscritos por razones políticas, entre los más destacados varios medallistas olímpicos como Eduardo Guerrero, Tranquilo Cappozzo, Mary Terán de Weiss como otros deportistas olímpicos fueron vetados durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu y posteriormente de Isaac Rojas[6][7]​los campeones mundiales de básquet de 1950, el campeón sudamericano de bochas Roque Juárez, los corredores Walter Lemos y Osvaldo Suárez, fueron proscriptos y hostigados por su dictadura, también al boxeador José María Gatica se le retiro la licencia y se le prohibió competir.[8]
  • En Chile se corrió el rumor de listas negras durante el gobierno socialista de Salvador Allende, posteriormente Los Archivos desclasificados de la CIA liberados a partir de 1999, negaron tajantemente dicha posibilidad, demostrando que las supuestas listas formaban parte de la guerra psicológica de la Marina de Chile para justificar el Golpe de Estado. El plan se usó como una de las justificaciones del Golpe de Estado, y jugó un papel determinante en la radicalización de los militares y civiles partidarios del Régimen Militar, que temiendo ser víctimas de crímenes alevosos por los izquierdistas, impusieron la lógica de "ellos o nosotros"[9]
  • En Venezuela el diputado chavista Luis Tascón publicó en su página web una lista de los ciudadanos que habían firmado para activar el referéndum revocatorio. Dicha lista fue usada luego por los organismos gubernamentales para discriminar a los trabajadores públicos que aparecían en ella.[10]
  • En El Salvador durante los años de la guerra civil salvadoreña existieron de forma extensa y casi pública las listas negras, usadas mayoritariamente por los escuadrones de la muerte de El Salvador, como medio de propaganda y terror sistemático contra la población civil o los opositores políticos que reclamaban un estado de derecho y respeto a los derechos humanos.
  • En Argentina durante el Proceso de Reorganización Nacional se confeccionaron listas negras de unos 330 intelectuales, comunicadores sociales y artistas.Entre ellos estaban los actores Norma Aleandro y Héctor Alterio, la cantante folklórica Mercedes Sosa, el escritor Julio Cortázar o el pianista, director y compositor de tango Osvaldo Pugliese, quienes se oponían al gobierno militar.[11]

Listas Robinson[editar]

  • Las listas Robinson son un tipo de lista blanca: listas de personas que no desean recibir publicidad no solicitada y son válidas para el correo postal o electrónico, mensajes SMS, teléfono y fax. En aquellos países en que existen el empresariado se ha comprometido a respetar ese deseo. Algunos critican la existencia de tales listas con el argumento de que la publicidad puede ser enviada sólo a las personas que expresamente la solicitan.

Listas negras en la tecnología de la información[editar]

En Internet, una lista negra o black list es una lista donde se registran las direcciones IPs que generan spam de forma voluntaria o involuntaria.

La Real-time Blackhole List (RBL), creada in 1997, era inicialmente un BGP alimentado por Paul Vixie, y posteriormente un DNSBL[12]​ por Eric Ziegast como parte del Mail Abuse Prevention System[13]​ (MAPS) de Vixie.

Las listas negras son libres de tal forma que alguien de manera malintencionada puede añadir IPs inocentes e impedir que lleguen correos válidos.

Muchos programas permiten configurar una lista de direcciones de Internet con las cuales no debe contactarse, por distintos motivos:

  • Servidores de correo electrónico de los que no debe aceptarse correo. Ver Open Relay.
  • Servidores de http de los que no se debe recibir cookies, imágenes o páginas.
  • Computadoras conectadas a la Internet de las cuales no deben aceptarse conexiones SSH, FTP, etc.

Terminología[editar]

Términos relacionados:

  • RBL es un acrónimo de "Real-time Blackhole List". Es el nombre del primer sistema que uso esta tecnología. Es una marca registrada de MAPS. Hay otras listas que son de libre distribución y que cumplen con los mismos requerimientos.
  • DNSBL es un acrónimo de "DNS blacklist". El uso de la palabra “lista negra” genera controversia. El término "rejectlist" ha sido usado por muchos desde sus inicios.
  • DRBL es un acrónimo de "Distributed Realtime Block List".
  • DNSWL es un acrónimo de "DNS whitelist". Es una lista de direcciones IP que se quiere tratar de manera correcta.
  • RHSBL es un acrónimo de "Right Hand Side Blacklist". Es similar a DNSBL lo único que con nombre de dominio en vez de direcciones IP. El término viene del lado derecho de las direcciones de mail “@dominio”.
  • URIBL es un acrónimo de "Uniform Resource Identifier Blacklist". Al contrario que RHSBL, enumera los nombres del dominio usados en URIs en vez de en de direcciones del E-mail.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Ver heise.de del 18 de octubre de 2007
  2. Mercado, Silvia D. (2013). El inventor del peronismo (1° edición). Buenos Aires Espejo de la Argentina Editorial Planeta. ISBN 978-950-49-3161-4. 
  3. Maranghello, César; Insaurralde, Andrés (1997). Fanny Navarro o Un melodrama argentino (1° edición). Ediciones del Jilguero. ISBN 987-95786-2-7. 
  4. Gambini, Hugo. «Los artistas del régimen». Revista Primera Plana del 15 de agosto de 1967. Consultado el 16 de agosto de 2013. 
  5. http://www.clarin.com/espectaculos/personajes/Hugo-Carril_0_820118005.html
  6. http://www.diarioellibertador.com.ar/notix/imprimir.php?id=19854&seccion=Desplegada
  7. http://edimpresa.diariouno.com.ar/imprimir.php?id=142686 (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  8. http://www.diariopublicable.com/polideportivo/2013-jose-maria-gatica--una-idolatria-que-no-se-extingue.html
  9. «El Plan Z: La mentira que ensangrentó a Chile.» Raúl Sohr. The Clinic 11 de septiembre de 2003 págs. 54, 55.
  10. De la ‘Lista Tascón’ al ‘Aparheid’ del Siglo XXI Noticias24.com 04/12/2007.
  11. http://www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2013/11/131104_ultnot_argentina_documentos_regimen_militar_ao
  12. DNSBL (en inglés)
  13. Mail Abuse Prevention System (en inglés)

Otros enlaces[editar]