La Capital (Rosario)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Capital
"Las columnas de La Capital pertenecen al pueblo"
Rosario-LaCapital.jpg
Sede editorial en Sarmiento 763, Rosario.
Tipo Diario
Formato Tabloide
País Flag of Argentina.svg Argentina
Sede Rosario
Fundación 15 de noviembre de 1867
Fundador(a) Ovidio Lagos
Eudoro Carrasco
Género Diario de información general, política nacional e internacional
Ideología política Liberal
Idioma Español
Tirada 41.000
Propietario(a) Grupo América
Editor(a) Editorial Diario LA CAPITAL S.A.
Sitio web www.lacapital.com.ar
[editar datos en Wikidata]

La Capital es un diario de la ciudad de Rosario y su región, en la República Argentina. Fue fundado el 15 de noviembre de 1867 y es el periódico más antiguo de Argentina todavía en circulación, por lo que ha ganado el título de "Decano de la Prensa Argentina",[1]​ siendo uno de los pocos diarios en el país que atravesó tres siglos de historia. Provee información a un público de más de dos millones de lectores, en cinco provincias.[2]

En la actualidad y desde la década del '90 pertenece a la empresa Grupo AMERICA,[3]​ creada y conducida por el empresario mendocino Daniel Vila y el ex político devenido empresario José Luis Manzano.

Historia[editar]

En el Siglo XIX[editar]

Ovidio Lagos, fundador de La Capital

Fue fundado por Ovidio Lagos y Eudoro Carrasco y su primer ejemplar fue publicado el 15 de noviembre de 1867, en pleno debate por el lugar de instalación definitiva de la Capital Federal. A través de sus páginas bregaron para que Rosario fuera declarada capital de Argentina.

En sus comienzos, el edificio estaba en la calle Santa Fe 104, la publicación era vespertina y sus ediciones eran anunciadas con la estampida de un cañón. En ese entonces, los diarios eran considerados tribunas políticas, un lugar de debate de ideas y avisos clasificados que paulatinamente se modificó. Más adelante, en 1868 se convirtió en matutino.

El diario Iba a representar para el país lo que años atrás había sido el periódico La Confederación: una excelente herramienta de trabajo aplicada a defender el equilibrio interno argentino. En el desempeño de esa difícil tarea, Lagos (director de dicha hoja y después dueño exclusivo), afrontó más de una vez, peligro de muerte. La pasión política no respetaba nada y con motivo de apremios económicos el mismo llegó a ser, al mismo tiempo, jefe, administrador y cajista.

La Capital aportó una innovación a Rosario: poner en las calles, por primera vez, la nota llamativa de pequeños vendedores ambulantes, los canillitas.

El 19 de agosto de 1868 el diario pasó de ser vespertino a matutino. Más tarde, en 1870, se muda a la calle Puerto (calle Brigadier Juan M. de Rosas). En 1874 y nuevamente en 1887, compra nueva maquinaria de impresión. Dos años después, en 1889, la editorial se traslada a un nuevo edificio en la calle Sarmiento 763 y compra en Francia una impresora Marinoni.

En el Siglo XX[editar]

En 1903, el diario cambió el formato de sus páginas, achicando el tamaño de las mismas. Para 1905, la edición diaria tenía 16 páginas y en 1906 ofrecía un suplemento en mejor papel y con ilustraciones sepias de 28 páginas.

También en 1907 y 1937, el diario fue actualizado con la intención de acompañar el cambio de época.

Hasta 1967, en las tapas de La Capital aparecían los anuncios publicitarios. Posteriorme, las noticias, como hoy las conocemos, ocuparon la tapa y el resto de la edición, en detrimento de la publicidad y en favor del lector. Durante 111 años el diario se hizo "en caliente", es decir, con el empleo de linotipos que moldeaban, en plomo y antimonio fundidos, cada letra y cada línea de texto.[4]

El viejo taller del diario fue renovado en 1978 cuando incorporó el proceso de fotocomposición, conocido como composición "en frío".

En 1987, recibió una Mención Especial de los Premios Konex por su aporte a la comunicación y el periodismo de la Argentina.[5]

A mediados de 1998, en la planta ubicada en Santiago Bis y Rivadavia se instaló la rotativa Goss Urbanite, una máquina de impresión de trece cuerpos, 165 toneladas de peso y casi 36 metros de largo. También incorporó dos apiladores contadores digitalizados programables de diarios, cuatro máquinas atadoras automáticas, perforadoras, dobladoras, insoladoras y otros equipos de última generación. Con ellos, el 6 de julio de 1998, La Capital puso a disposición de los habitantes de Rosario y su zona de influencia una edición renovada, moderna y en colores, destinada a satisfacer las necesidades informativas y publicitarias de un público objetivo calculado en más de dos millones de personas en cinco provincias argentinas.[4]

Quiosco de diarios y revistas auspiciado por La Capital.

En el Siglo XXI[editar]

2017 es el año del 150 aniversario del diario. Es el diario argentino más antiguo en vigencia por eso es considerado “el Decano del Periodismo Argentino”. Corresponde al mismo período que otros diarios históricos del mundo como el The New York Times (1851), La Stampa (1867), The Financial Times (1888), entre otros. En Latinoamérica, se encuentra en el mismo lugar que otros referentes históricos como El Comercio de Lima, fundado en 1839, o La Nación en 1870. [6]

En Internet[editar]

Hacia el 2001, consolidó su edición en Internet que, en un primer momento, reproducía los contenidos del periódico impreso de manera gratuita. El 18 de junio de 2003 incorporó en la web las noticias de último momento, ya que la misma facilitaba la actualización constante. En diciembre de 2007 renovó el sitio para explotar la capacidad multimedia y permitir que los lectores comenten e interactúen con el diario.

Responsabilidad Social Empresaria[editar]

Impulsada por el Directorio del Diario, Fundación La Capital se fundó en agosto del 2000.[7]

Desde su “Página Solidaria”, se producen contenidos periodísticos destinados a difundir las experiencias y las prácticas de diferentes ONG´s y reflejar las acciones de Responsabilidad Social Empresaria de distintas empresas o instituciones.[8]

Uno de los principales proyectos de la Fundación es “El diario en el aula” , donde se organizan actividades y capacitaciones junto a docentes de las escuelas de Rosario. El objetivo de este programa es promover la lectura crítica y reflexiva de los medios en las escuelas y posicionar al estudiante en el rol de periodista, estimulándolo a leer, analizar y criticar los contenidos periodísticos.[9]

Fundación la Capital desarrolla actividades vinculadas con diferentes problemáticas culturales, sociales y educativas. En este sentido, propone acercar las prácticas periodísticas a la comunidad de Rosario y a la región.

Museo[editar]

A partir de 2004, quedó inaugurado el Museo del Diario La Capital en la sede de Sarmiento 763, siendo el primer museo de su tipo en Argentina. Su entrada es libre y gratuita.[10]

Conflictos sindicales[editar]

En solidaridad con los 26 trabajadores despedidos el 31 de marzo de 2010 de las radios LT8 y LT3 de Rosario (dos de las tres emisoras de amplitud modulada de la ciudad) “en represalia por el apoyo a la ley audiovisual”.[11]​ Los trabajadores del diario La Capital pararon por completo las tareas en el edificio de calle Sarmiento y en la planta impresora. Ambas radios y el periódico, empresas del Grupo Uno Multimedios, estuvieron en huelga durante siete días.[12]

Los trabajadores del diario La Capital hicieron en 2010 una huelga que se prolongó por siete días.

Los empresarios dijeron en un aviso por televisión que el paro gremial pretende “silenciar y hostigar el derecho al libre acceso a la información que son garantías constitucionales y democráticas”.[12]

En cambio, el secretario general del Sindicato de Prensa Rosario, Edgardo Carmona sostuvo que “es la revancha por la activa postura de nuestro gremio por la Ley de Medios, contra los trabajadores que no firmaron los comunicados empresariales contra la ley y en cambio militaron a favor de su sanción”.[12]

La empresa decidió desconocer la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia. El abogado laboralista Jorge Elías dijo que "legalmente, las consecuencias negativas que puede tener la empresa por no acatar la conciliación son mínimas".[13]

Mientras, el diario salió con una edición de emergencia el jueves 2 de abril, preparada con el aporte de redacciones del multimedios en Mendoza, Paraná y Santa Fe; se imprimió en Buenos Aires. No fue distribuida porque los choferes de Rosario se negaron a hacerlo. La edición del viernes se redactó e imprimió en Paraná, en lo que durante las asambleas y actos frente al diario se mencionó como "edición off shore".[12]

En los días subsiguientes, las ediciones también se imprimieron en otras plantas que el Grupo Uno tiene en el país, elaborada desde las redacciones del Diario Uno de Santa Fe, Paraná y Mendoza. Fue la primera vez en los 142 años de historia del matutino que se realizó una edición foránea del diario.[14]

La editorial también difundió por televisión una solicitada donde señalaban que se vio "dificultada e impedida de llegar normalmente a sus lectores con sus ejemplares debido a la acción de grupos de personas y sindicatos que ilegítimamente y realizando actos de fuerza de todo tipo impiden a sus trabajadores ingresar a realizar sus tareas en el referido diario, todo ello fundado en la supuesta existencia de un conflicto laboral de trabajadores de otros medios de prensa a los que resulta ajeno Diario La Capital".[14]

Los trabajadores despedidos se reincorporaron el 7 de abril, luego de que la empresa acatara la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo de la Nación para las cuatro empresas (Diario La Capital, radios LT8 y LT3, y Seller, empresa administrativa satélite del periódico), vigente hasta el 21 de abril.[15]

Si bien los empleados regresaron a sus puestos laborales, el conflicto seguía sin resolverse y se encontraba en “una etapa de difíciles y trascendentes negociaciones", según precisaron desde la Intersindical de Gremios de la Comunicación.[16]

Finalmente, el 28 de abril de 2010 finalizó la conciliación obligatoria y quedaron ratificadas las reincorporaciones en el Multimedios La Capital. La empresa aceptó sin condicionamientos y definitivamente la reincorporación de todos los empleados despedidos, según consta en el acta que los representantes del Grupo Uno firmaron ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.[17]

Patrocinios[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]