Juan Larrea (poeta)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Juan Larrea Celayeta (Bilbao, 13 de marzo de 1895 - Córdoba, Argentina, 9 de julio de 1980) fue un poeta y ensayista español que desarrolló gran parte de su obra en el exilio, casi toda ella enmarcada en el ámbito de la poesía vanguardista y definido por Max Aub como «el más puro exponente de los ismos en España».[1]

Biografía[editar]

Bilbaíno de nacimiento, hizo sin embargo sus estudios en la Universidad de Salamanca. Comenzó a trabajar como archivero y bibliotecario, hasta que se trasladó a París, donde permuta el español como lengua de creación con el francés. Allí, junto a César Vallejo, fundan la revista Favorables París Poema. En 1932 abandona temporalmente la creación poética. En 1937 formó parte (junto con Josep Renau, José Bergamín, Max Aub y otros) de la delegación que pidió a Pablo Picasso su participación en el Pabellón de España de la Exposición Internacional de ese año, a la que el malagueño aportó el Guernica y los grabados Sueño y mentira de Franco. Tras la Guerra Civil española, Larrea se exilió en América, continente en el que desarrolló su obra ensayística con estudios básicos como los dedicados a César Vallejo,[2]Vicente Huidobro, el surrealismo, el Guernica o Machu Picchu. Asimismo, en México, es considerado como uno de los valedores de la proyección internacional de los Cuadernos Americanos.[3]

Aunque Gerardo Diego le otorgó un puesto destacado en su Antología, su condición de exiliado hizo de él un práctico desconocido en España. Sin embargo, el interés por el surrealismo y las vanguardias a finales de la década de 1960, trajo consigo a la publicación de la obra poética completa de Larrea (traducida en su mayor parte del francés), primero en Italia y luego en España, con el título de Versión celeste. Sí es cierto que varios estudiosos de su obra, como Vittorio Bodini, la relacionan con el surrealismo, y aún otros lo añaden a la creciente nómina de la Generación del 27. Pero el propio Larrea, dijo que la etiqueta que mejor le cuadraba era la de ultraísta, pues su trayectoria fue un intento constante de ir ultra (más allá) del entorno vital y social que le oprimía. Propuesta que quedaría suscrita en muchas de sus reflexiones como en la que escribe: «Por su propio peso la tristeza baja los grados de la escala social», o esa otra que asegura que «Lo imposible se vuelve, muy poco a poco, inevitable».

En julio de 1984 se abrieron en San Sebastián las "Primeras Jornadas Internacionales Juan Larrea". En 1990, la editorial Seix Barral publicó una selección a cargo de Pere Gimferrer de un diario poético que Larrea había escrito entre los años 1926 y 1934 bajo el título de Orbe (bifronte de Ebro).

Obras[editar]

Poesía[editar]

  • Oscuro dominio (México, 1934)
  • Versión celeste (1970)

Ensayo[editar]

  • Arte Peruano(1935)
  • Rendición de Espíritu(1943)
  • El Surrealismo entre Viejo y Nuevo mundo(1944)
  • The Vision of the "Guernica"(1947)
  • La Religión del Lenguaje Español(1951)
  • La Espada de la Paloma(1956)
  • Razón de Ser(1956)
  • César Vallejo o Hispanoamérica en la Cruz de su Razón(1958)
  • Teleología de la cultura(1965)
  • Del surrealismo a Machu Picchu(1967)
  • Guernica(1977)
  • Cara y cruz de la República(1980)
  • Al amor de Vallejo(1980)
  • Rubén Darío y la Nueva Cultura Americana(1987)

Diario poético[editar]

  • Orbe, (1990)

Guion cinematográfico[editar]

  • Ilegible, hijo de flauta fue en su origen una narración surrealista en la que Juan Larrea había estado trabajando entre 1927 y 1928, pero cuyo original se perdió durante la guerra civil española. Agustín Sánchez Vidal recogió en su edición de la Obra literaria de Luis Buñuel (1982) la versión que Larrea reconstruyó de memoria dos décadas después, y en la cual intervino el director aragonés en previsión de un rodaje futuro que no llegaría a realizarse. En 2007, el hispanista italiano Gabriele Morelli reeditó para Renacimiento ese texto junto con otras versiones, como el guion cinematográfico para Luis Buñuel, o la versión en inglés, destinada a productores norteamericanos.

Coleccionista[editar]

Durante su estancia en Perú reunió una colección de piezas incas donada en 1937 al Museo Arqueológico Nacional, del que posteriormente pasó al Museo de América.[4]​ También tuvo una colección epistolar, que incluía cartas de Federico García Lorca, Gerardo Diego, Vicente Huidobro e incluso una de Albert Einstein; además de varias obras de arte, entre ellas, una escultura móvil de Alexander Calder, cinco esculturas de bronce de Jacques Lipchitz y tres carpetas completas de los grabados Sueño y mentira de Franco de Pablo Picasso (sobre los que el propio Larrea intervino en las gestiones para su edición en París). En 2002-05 la Diputación Foral de Vizcaya entabló negociaciones con herederos de Larrea para adquirir este fondo cultural,[5]​ pero no se llegó a ningún acuerdo y finalmente el grueso de las obras de arte pasó a otras manos, siendo subastado en Madrid entre marzo y julio de 2015.

Referencias[editar]

  1. Aub, 1966, p. 513.
  2. César Vallejo (2011). Correspondencia completa. Editorial Pre-Textos. ISBN 978-84-92913-89-3. 
  3. Aub, 1966, p. 514.
  4. Gutiérrez Bolívar, 1995, p. 7.
  5. fecha=. «Se rompe la negociación para llevar a Bizkaia el legado del poeta Juan Larrea, exilado en Argentina y México». euskalkultura.com. Consultado el 29 de enero de 2018. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]