José Carlos Martínez (bailarín)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

José Carlos Martínez (Cartagena, Murcia, 1969) es un bailarín y coreógrafo español. Desde 2011 es director artístico de la Compañía Nacional de Danza.

Fue Premio Nacional de Danza en 1999. Es el único bailarín que ha recibido los tres premios internacionales más prestigiosos de danza: el Premio Benois de la Danza, la Medalla de Oro del Concurso Internacional de Varna y el Premio de Lausanne.

Biografía[editar]

Infancia y Formación Académica[editar]

Considerado un chico muy normal y pacífico, el cual no tenía ningún conocimiento de la danza. Descubrió la danza por casualidad a los nueve años cuando un día fue acompañar a su hermana a la escuela de ballet, capto tanto su atención que a los dos meses de haberse incorporado en las clases de ballet hizo su debut como John Travolta en el espectáculo Grease de la escuela de danza. Sin saber a lo que se enfrentaba y de lo que conllevaba ser bailarín profesional, José empezó a tomar su entrenamiento muy en serio, y fue Pilar Molina su primera maestra de ballet y la que le enseño tanto los primeros conocimientos del ballet como la disciplina y la técnica.

En un principio sus padres pensaban que José solo buscaba divertirse y que no duraría mucho tiempo yendo a las clases, cuando vieron que la cosa iba muy en serio, no estuvieron del todo de acuerdo, ya que este padece de una enfermedad cardíaca congénita y que, por lo tanto, no podía hacer muchos esfuerzos físicos. Sin embargo, este fue progresando relativamente, lo que lo llevó a salir de su zona de confort para hacer su camino y buscar nuevas oportunidades.

Realizo varios cursos de veranos tanto en Barcelona como en Madrid, además estuvo un tiempo tomando clases con la compañía nacional de la época , que en aquel entonces la dirigía Victor Ullate. A medida que fue pasando el tiempo, José se dio cuenta que la danza en España se encontraba en una etapa muy convulsa, decidió irse fuera con tan solo catorce años a realizar audiciones para diferentes escuelas, hasta que fue escogido en la Escuela Superior de Danza de Rosella Hightower en Cannes, en el 1984, donde recibió mayormente su educación como bailarín profesional.

Inició sus estudios en Cartagena con Pilar Molina. En 1987 ingresó en la Escuela Ópera de París convirtiéndose, un año más tarde, en bailarín del Cuerpo de Baile del Ballet de la Ópera de París. En 1992 pasó a ser primer bailarín y en 1997 fue nombrado bailarín estrella del Ballet de la Ópera de París.

Trayectoria[editar]

En 1987 concursa para entrar en el Ballet de la Opera de Paris, y es aceptado bajo el cargo de Rudolf Nureyev, convirtiéndose un año más tarde, en bailarín del Cuerpo de baile, en 1992 pasó a ser primer bailarín, y es en 1997 cuando fue nombrado etoile de la Ópera de París.

Ha interpretado los grandes ballets del repertorio clásico como El Lago de los Cisnes, Giselle, Don Quijote, La Bayadera, La Bella Durmiente, Raymonda, Paquita (en:Paquita), Cascanueces, La Sílfide, Romeo y Julieta, entre otros. Dentro de lo neoclásico ha interpretado ballets de Frederick Ashton, George Balanchine, Kenneth MacMillan, Yuri Grigoróvich, Anthony Tudor, Serge Lifar, Harald Lander, John Cranko, entre otros. Por otro lado, se ve identificado con dos coreógrafos como Mats Ek y Pina Bausch, ya que se consideraba un bailarín con estilo puramente clásico hasta que empezó a trabajar con ellos y otros grandes coreógrafos de danza contemporánea del siglo XX y XXI.

Ha actuado como artista invitado en las más importantes compañías de danza del mundo como el Teatro Bolshói de Moscú, el English National Ballet, el Ballet de la Scala de Milán, la Ópera de Roma, el Staatsoper de Berlín, la Ópera de Niza, el Tokio Ballet, el Ballet de Burdeos, el Ballet Nacional de Cuba y el Teatro Mariinski de San Petersburgo, entre otros, y ha dado la vuelta al mundo bailando en las Galas de Estrellas.

A partir de 2008, luego que termina su carrera como bailarín, comienza su labor como coreógrafo y pone en marcha una serie de espectáculos con su proyecto artístico "José Martínez en Compañía" con la idea de hacer volver a España a los numerosos solistas del país que desarrollan su carrera en el extranjero. En dichas galas han participado bailarines de la talla de Tamara Rojo, Angel Corella, Lucía Lacarra, Alicia Amatrian o Iván Gil-Ortega, en la cual bailan en encuentros y festivales nacionales e internacionales.

Como coreógrafo ha creado: Mi Favorita (2002), Delibes-Suite (2003), Scaramouche (para los alumnos de la escuela de la Ópera de París), Parentesis 1 (2005), Soli-Ter, El Olor de la Ausencia (2007), Les Enfants du Paradis para el Ballet de la Ópera de París (2008), Ouverture en Deu mouvements y Scarlatti pas de deux (2009), Marco Polo, The Last Mission para el Ballet de Shanghai (2010) y Resonance para el Boston Ballet (2014). En 2012 crea Sonatas para la Compañía Nacional de Danza y desde entonces monta para la CND sus versiones de Raymonda Divertimento y La Favorita. En 2015 monta su versión de Don Quijote que estrena en diciembre en el Teatro de la Zarzuela con un gran éxito de crítica y público. En 2018 estrena su versión de el paso a dos del II acto de EL Cascanueces.

El 17 de diciembre de 2010 el Ministerio de Cultura anunció el nombramiento de José Carlos Martínez como nuevo director de la Compañía Nacional de Danza, tras superar un concurso público para la dirección artística de esta, con la búsqueda de fusionar la danza clásica con la danza contemporánea. Junto a él en la convocatoria de los aspirantes se encontraban, Tamara Rojo y Ana Laguna, toma posesión de su cargo el 1 de septiembre de 2011,[1]​en sustitución de Hervé Palito, que fue provisionalmente director durante un año tras dimitir Nacho Duato a mediados de 2010 tras veinte años en el cargo.

Dirección de la Compañía Nacional de Danza[editar]

Propuesta y Legado[editar]

La actual Compañía Nacional de Danza (CND), dirigida por José Carlos Martínez desde septiembre de 2011, es la prueba fehaciente de que el proyecto de una compañía nacional híbrida de calidad es hoy una realidad. Martínez ha demostrado en este período que, con esfuerzo, creatividad y trabajo en equipo, se pueden hacer muchas cosas.

  • A partir de su mandato, de acuerdo con el INAEM, se crea una ley para llevar a cabo un concurso público cada cinco años, con una prórroga tres años adicionales, para escoger un nuevo director.
  • Adaptación a la idea global europea de una compañía del siglo XXI con sello nacional, que busca abrir su repertorio, nuevos estilos y llegar a todo tipo de público.
  • Misión social y pedagógica acercando la danza de manera fácil a todas las clases y entidades sociales.

Hubo una fusión entre la línea clásica y contemporánea, de hecho en su propuesta se incluía la danza clásica dentro del repertorio de la compañía, teniendo en cuenta la transición de una línea más contemporánea que llevaba esta hasta el momento, aunque ciertamente el presupuesto se duplicaba por el hecho de introducir grandes clásicos. Sin embargo, conforma el repertorio más amplio y estable que ha tenido la compañía desde sus inicios, dentro de este podemos ver piezas de Goyo Montero, Anabel López Ochoa, José Carlos Martínez, Marius Petipa, George Balanchine, Jerome Robbins, William Forsythe, Mats Ek y Jirí Kylián así como Wayne McGregor, Paul Ligtfoot y Sol León, Jorma Elo, Anjelin Preljocaj, Stephan Thoss e Johan Inger.

La CND en la actualidad tiene mucho reconocimiento fuera del país, gracias a su labor de una compañía el cual no realizaba danza clásica a llegar a bailar dignamente grandes clásicos y neoclásicos, como por ejemplo la versión de El Cascanueces y Don Quijote de José Carlos Martínez.

Una de las labores más fundamentales de su proyecto como director, fue la parte pedagógica de la danza para la sociedad española, con el fin de transmitir, enseñar y crear valor hacia esta arte. Dentro de ellas podemos ver:

  • Nuevos programas para incluir la danza en otras especialidades pedagógicas para todas la edades, también en los institutos y colegios privados, con el fin de ir introduciendo a los niños desde temprana edad el hábito y cultura de la danza.[2]
  • Nuevo programa que abre las puertas a los bailarines de los conservatorios, lo cual les permite interactuar con la compañía, ya sea viendo o tomando clases directamente con la compañía.
  • Abre convocatorias para impulsar la creación coreográfica de jóvenes artistas, de manera que, esta iniciativa permita la creación de nuevos proyectos coreográficos junto con la directa colaboración con la CND, el cual pone a su disposición recursos que faciliten su desarrollo pedagógico.
  • Incorporación de nuevos bailarines con un perfil más clásico y versátil, con el fin de introducir nuevas propuestas vanguardistas en todos los campos para crear interés y acierto en el público, además, comenta la implementación de las zapatillas de puntas en las bailarinas, no para que sea una desventaja, sino para que sea un elemento de trabajo que favorezca nuevas líneas a la hora de coreografiar.
  • Se abre la propuesta de utilizar y realizar nuevos proyectos para el público dentro de los espacios del Matadero, lo cual no lo habían podido conseguir con las direcciones anteriores.

Acomodo su mentalidad y su proyecto a la situación que vivía España en el momento, sin embargo, comenta en una entrevista para el periódico La Opinión de Murcia la dificultad que todavía existe hoy en día de la falta de constar con una sede propia donde se les abra las puertas para poder evolucionar y tener un público estable, por otro lado, busca romper con el conflicto entre la danza clásica y contemporánea, ya que la falta de público hacia la danza clásica se debe a que no se ha conservado la tradición hacia el ballet en España, problemática que viene desde tiempo atrás, y por tal razón no se ha podido avanzar en ese ámbito.

En síntesis, promover y sensibilizar a la comunidad educativa a través de la danza es el principal objetivo de la compañía. Dar a conocer este arte, que el público joven lo entienda y lo integre en su ocio y su cultura es una de las metas fundamentales de su proyecto directivo. Por otro lado, la compañía servirá de foco para dar a conocer nuevos artistas prometedores de nuestro país, el cual estén trabajando dentro o fuera de nuestras fronteras, asumiendo el riesgo que supone apostar por la nueva creación pero dando la oportunidad a los jóvenes de mostrar su trabajo ya sea aquí o fuera de España.

Premios[editar]

Filmografía[editar]

  • 2003 Paquita, Ballet de la Ópera de París
  • 2005 El Lago de los Cisnes, Ballet de la Ópera de París
  • 2005 Appartement, Ballet de la Ópera de París
  • 2006 Sylvia, Ballet de la Ópera de París
  • La Dame aux Camélias, Ballet de la Ópera de París
  • La Petite danseuse de Degas, Ballet de la Ópera de París
  • Coppelia, Ballet de la Ópera de París
  • La Cenicienta, Ballet de la Ópera de París
  • Tout pres des etoiles, Ballet de la Ópera de París
  • La Danse, Ballet de la Ópera de París

Referencias y Enlaces externos[editar]


  1. José Carlos Martínez, nuevo director de la Compañía Nacional de Danza, El País, 17 de diciembre de 2010.
  2. https://cndanza.mcu.es/es/actividades-paralelas/proyecto-educativo