Jalea real

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Desarrollo de larvas reales rodeadas de jalea real

La jalea real es una sustancia segregada por las glándulas hipofaríngeas de la cabeza de abejas obreras jóvenes, de entre 5 y 15 días, que mezclada con secreciones estomacales sirve de alimento a todas las larvas durante los primeros tres días de vida. Solo la abeja reina y las larvas de celdas reales que darán origen a una nueva reina son siempre alimentadas con jalea real. Es una masa viscosa de un suave color amarillo y sabor ácido.

Características

Todas las larvas consumen esta jalea, además aquellas que serán las futuras reinas reciben una jalea pura, sin polen, mientras que las que serán obreras la reciben con algunos granos de polen. Al tercer día las obreras dejan de recibir jalea y pasan a consumir un concentrado de miel, agua y polen, mientras que las futuras reinas continúan consumiendo la jalea real toda su vida. Una investigación de la década de 1960 sugirió que la jalea real contiene una sustancia neuroquímica potente, mientras que un trabajo en 1972 destacó las hormonas en el desarrollo. Más recientemente, los científicos identificaron un conjunto de proteínas en la jalea real, potencialmente involucrados en la generación de reinas.

En el presentimiento de que una de estas proteínas podría ser un ingrediente clave de la jalea real, Masaki Kamakura, un entomólogo en el Centro de Investigación en Biotecnología en Toyoma, Japón, diseñó un sencillo experimento. Se almacenó jalea real a una temperatura que degrada sus proteínas a un ritmo diferente y luego probaron si la gelatina tratada térmicamente podría hacer reinas. Le costó 30 días para que la proteína de la jalea real desapareciera. El análisis químico mostró que una proteína que había llamado previamente royalactina fue uno de los más lentos para romper. La proteína royalactina, cuando se combina con otros nutrientes, transforma en larvas reinas con la misma eficacia que la jalea real.[1]

Esto asegura la supervivencia de las abejas reinas, su mayor tamaño y gran vitalidad para la reproducción. Cabe acotar que la esperanza de vida de una abeja obrera es de 30 a 45 días, mientras que una reina puede llegar a vivir hasta 5 años. Las abejas generan entre 250 g y 300 g de jalea para la alimentación de las reinas.

Composición

En su composición podemos encontrar casi un 60% de agua, azúcares, proteínas, lípidos y ceniza. Contiene vitaminas B1, B2, B6, B5 (en gran cantidad), B8, E y PP, y ácido fólico. Tiene, además, antibióticos, gammaglobulina, albúminas, y aminoácidos (arginina, valina, lisina, metionina, prolina, serina, glicina, etc.). Además minerales como hierro, calcio, sodio, manganeso, cobre, potasio y zinc.[2]

Conservación

Debido a que se deteriora rápidamente, debe ser conservada a bajas temperaturas de entre 0 y -2 grados centígrados y en recipientes opacos que impidan el paso de la luz. Mantiene los triglicéridos estéricos en excitación mecánica.[cita requerida]

Usos

La jalea real se vende como suplemento dietético, no obstante, no hay evidencia científica que avale su valor terapéutico. Las propiedades que habitualmente se le atribuyen, extraídas de experiencias personales y literatura no científica,[3] han sido en su mayoría rechazadas por la EFSA:[4]

Efectos adversos

La jalea real puede producir reacciones alérgicas cuyos síntomas varían desde urticaria, asma o anafilaxia.[5] [6] [7] [8] [9] [10] Se desconoce la incidencia de efectos colaterales alérgicos en gente que consume jalea real, sin embargo el riesgo de padecer alergia es más alto en personas que ya padecen otros tipos de alergia.[5]

Referencias

  1. / La jalea real como alimento diferenciador. Consultado: 25-04-2.011
  2. http://www.fao.org/docrep/w0076e/w0076e16.htm
  3. http://www.fao.org/docrep/w0076e/w0076e16.htm
  4. EFSA Journal 2011;9(4):2083 http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/doc/2083.pdf
  5. a b Leung, R; Ho, A; Chan, J; Choy, D; Lai, CK (March de 1997). «Royal jelly consumption and hypersensitivity in the community». Clin. Exp. Allergy 27 (3): 333-6. doi:10.1111/j.1365-2222.1997.tb00712.x. PMID 9088660. 
  6. Takahama H, Shimazu T (2006). «Food-induced anaphylaxis caused by ingestion of royal jelly». J Dermatol. 33 (6): 424-426. doi:10.1111/j.1346-8138.2006.00100.x. PMID 16700835. 
  7. Lombardi C, Senna GE, Gatti B, Feligioni M, Riva G, Bonadonna P, Dama AR, Canonica GW, Passalacqua G (1998). «Allergic reactions to honey and royal jelly and their relationship with sensitization to compositae». Allergol Immunopathol (Madr). 26 (6): 288-290. 
  8. Thien FC, Leung R, Baldo BA, Weiner JA, Plomley R, Czarny D (1996). «Asthma and anaphylaxis induced by royal jelly». Clin Exp Allergy 26 (2): 216-222. doi:10.1111/j.1365-2222.1996.tb00082.x. PMID 8835130. 
  9. >Leung R, Thien FC, Baldo B, Czarny D (1995). «Royal jelly-induced asthma and anaphylaxis: clinical characteristics and immunologic correlations». J Allergy Clin Immunol 96 (6 Pt 1): 1004-1007. doi:10.1016/S0091-6749(95)70242-3. PMID 8543734. 
  10. Bullock RJ, Rohan A, Straatmans JA (1994). «Fatal royal jelly-induced asthma». Med J Aust 160 (1): 44. 

Véase también

Enlaces externos