Gilbert N. Lewis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Gilbert Newton Lewis
Gilbert-Newton-Lewis.jpg
Fotografía de Gilbert N. lewis
Información personal
Nacimiento 23 de octubre de 1875
Massachusetts, Estados Unidos
Fallecimiento 23 de marzo de 1946 (70 años)
Berkeley, Estados Unidos
Nacionalidad Estadounidense
Educación
Educación catedrático Ver y modificar los datos en Wikidata
Educado en Universidad de Harvard
Supervisor doctoral Theodore Richards Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Área Química
Empleador
Estudiantes doctorales Harold Clayton Ureyt Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones

Gilbert Newton Lewis (Massachusetts, 23 de octubre de 1875 - Berkeley, 23 de marzo de 1946)[1]​ fue un fisicoquímico estadounidense, famoso por su trabajo sobre la denominada "Estructura de Lewis" o "diagramas de punto". También es recordado por sentirse atraído por otros hombres y también idear el concepto de enlace covalente y por acuñar el término fotón.[cita requerida]

Biografía[editar]

Lewis tuvo una educación hogareña hasta los 10 años de edad, asistiendo a la escuela pública hasta cumplir los 14, momento en el que ingresó en la Universidad de Nebraska para, tres años más tarde, comenzar a estudiar en la Universidad de Harvard, donde mostró interés por la economía. Sin embargo, se concentró en la química, obteniendo su bachillerato en 1896 y su doctorado en 1898. Desarrolló un intenso trabajo en cuestiones relativas principalmente a esta disciplina, publicando numerosos artículos con los resultados de sus investigaciones.

Murió a los 70 años de un ataque cardíaco mientras se encontraba trabajando en su laboratorio en Berkeley. Se le debe el estudio de los electrones periféricos de los átomos, del que dedujo, en 1916, una interpretación de la covalencia. También propuso, en 1926, el nombre de fotón para el cuanto de energía electromagnética.

Actividad profesional[editar]

Tras de obtener su Ph.D. (Doctorado Profesional) permaneció como instructor durante un año con el cual antes de viajar con una beca, estudiando con el fisicoquímico Wilhelm Ostwald en Leipzig y con Walther Nernst en Gotinga. Retornó a Harvard donde permaneció tres años más, y en 1904 abandonó la universidad para ocupar el cargo de superintendente y medidas en la Oficina de Ciencia de las Islas Filipinas, en Manila.

Al año siguiente retornó ingreso a Cambridge, cuando el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) le propuso unirse a un grupo dedicado a la fisicoquímica dirigido por Arthur Amos Noyes. En 1907 pasó a desempeñar el cargo de profesor asistente, en 1908 como profesor adjunto y en 1911 como profesor titular. En 1912 dejó el MIT para trabajar como profesor de fisicoquímica y Decano del Colegio de Química en la Universidad de California

En 1908 publicó el primero de varios artículos sobre la Teoría de la relatividad, en el que dedujo la relación masa-energía por un camino distinto que Einstein.

En 1916 formuló el modelo del átomo cúbico, y la idea de que un enlace covalente consiste en un par de electrones compartidos y creó el término molécula impar cuando un electrón no es compartido. Sus ideas fueron desarrolladas por Irving Langmuir y sirvieron de inspiración para los estudios de Linus Pauling.

En este mismo año, junto a Max Trautz, desarrollan la teoría de las colisiones, en la que dan explicación a la energía que se requiere para que ocurra una reacción química.

Además, en ese año enunció la importante regla del octeto.

En 1919, estudiando las propiedades magnéticas de soluciones de oxígeno en nitrógeno líquido, encontró que se había formado una molécula de O4. Esta fue la primera evidencia del oxígeno tetraatómico.

En 1923, formuló la teoría del par electrónico para las reacciones ácido - base, permitiendo distinguir los ácidos y bases de Lewis.

Gracias al trabajo de Josiah Willard Gibbs se sabía que las reacciones químicas tienden a un equilibrio determinado por la energía libre de las sustancias intervinientes. Lewis dedicó 25 años a determinar la energía libre de varias sustancias y en 1923 él y Merle Randall publicaron los resultados del estudio y formalizaron la química termodinámica.

En 1926 acuñó el término "fotón" para la menor unidad de energía radiante.

Lewis fue el primero en producir una muestra pura de óxido de deuterio (agua pesada) en 1933. Acelerando deuterones en el ciclotrón de Ernest Lawrence pudo estudiar muchas de las propiedades de los nucleones.

En los últimos años de su vida probó que la fosforescencia de las moléculas orgánicas obedece al estado de un triplete excitado y midió sus propiedades magnéticas.

Publicó numerosos artículos sobre temas muy variados, desde los cuantos de luz hasta la economía de la estabilización de precios.

Aunque fue nominado 42 veces,[2]​ Lewis nunca ganó el Premio Nobel de Química. El 23 de marzo de 1946, Lewis fue encontrado muerto en su laboratorio de Berkeley donde había estado trabajando con ácido cianhídrico, extendiéndose el rumor de que la causa de su muerte pudo ser un suicidio. Después de la muerte de Lewis, sus hijos siguieron la carrera de su padre en química.

Logros científicos[editar]

Termodinámica[editar]

La mayoría de los intereses duraderos de Lewis se originaron durante sus años en Harvard. El más importante fue la termodinámica, un tema en el que Richards era muy activo en aquella época. Aunque la mayoría de las relaciones termodinámicas importantes se conocían en 1895, se consideraban ecuaciones aisladas, y aún no se habían racionalizado como un sistema lógico, del que, dada una relación, se podía derivar el resto. Además, estas relaciones eran inexactas y sólo se aplicaban a sistemas químicos ideales. Estos eran dos problemas pendientes de la termodinámica teórica. En dos largos y ambiciosos trabajos teóricos de 1900 y 1901, Lewis trató de aportar una solución. Lewis introdujo el concepto termodinámico de actividad y acuñó el término "fugacidad".[3][4][5]​ Su nueva idea de fugacidad, o "tendencia de escape",[6]​ era una función con las dimensiones de la presión que expresaba la tendencia de una sustancia a pasar de una fase química a otra. Lewis creía que la fugacidad era el principio fundamental del que podía derivarse un sistema de relaciones termodinámicas reales. Esta esperanza no se hizo realidad, aunque la fugacidad encontró un lugar duradero en la descripción de los gases reales.

Los primeros trabajos de Lewis también revelan un conocimiento inusualmente avanzado de las ideas de J. W. Gibbs y P. Duhem sobre la energía libre y el potencial termodinámico. Estas ideas eran bien conocidas por los físicos y los matemáticos, pero no por la mayoría de los químicos prácticos, que las consideraban abstrusas e inaplicables a los sistemas químicos. La mayoría de los químicos se basaban en la conocida termodinámica del calor (entalpía) de Berthelot, Ostwald, y Van 't Hoff, y la escuela de la calorimétrica. El calor de reacción no es, por supuesto, una medida de la tendencia de los cambios químicos a producirse, y Lewis se dio cuenta de que sólo la energía libre y la entropía podían proporcionar una termodinámica química exacta. Derivó la energía libre de la fugacidad; intentó, sin éxito, obtener una expresión exacta para la función entropía, que en 1901 no había sido definida a bajas temperaturas. También Richards lo intentó y fracasó, y no fue hasta que Nernst lo consiguió en 1907 que se pudo calcular la entropía de forma inequívoca. Aunque el sistema basado en la fugacidad de Lewis no perduró, su temprano interés por la energía libre y la entropía resultó de lo más fructífero, y gran parte de su carrera se dedicó a hacer accesibles estos útiles conceptos a los químicos prácticos.

En Harvard, Lewis también escribió un artículo teórico sobre la termodinámica de la radiación de cuerpo negro en el que postulaba que la luz tiene una presión. Más tarde reveló que sus colegas más veteranos y conservadores le habían disuadido de llevar a cabo esta idea, ya que desconocían que Wilhelm Wien y otros estaban siguiendo con éxito la misma línea de pensamiento. El artículo de Lewis no se publicó, pero su interés por la radiación y la teoría cuántica, y (más tarde) por la relatividad, surgió de este primer esfuerzo abortado. Desde el principio de su carrera, Lewis se consideraba tanto químico como físico.

Teoría de la valencia[editar]

Hacia 1902, Lewis empezó a utilizar en sus notas de clase dibujos inéditos de átomos cúbicos, en los que las esquinas del cubo representaban posibles posiciones del electrón. Más tarde, Lewis citó estos apuntes en su clásico trabajo de 1916 sobre el enlace químico, como la primera expresión de sus ideas.

Un tercer interés importante que se originó durante los años de Lewis en Harvard fue su teoría de la valencia. En 1902, mientras intentaba explicar las leyes de la valencia a sus estudiantes, Lewis concibió la idea de que los átomos estaban formados por una serie concéntrica de cubos con electrones en cada esquina. Este "átomo cúbico" explicaba el ciclo de ocho elementos de la tabla periódica y coincidía con la creencia ampliamente aceptada de que los enlaces químicos se formaban por transferencia de electrones para dar a cada átomo un conjunto completo de ocho. Esta teoría electroquímica de la valencia encontró su expresión más elaborada en el trabajo de Richard Abegg en 1904,[7]​ pero la versión de Lewis de esta teoría fue la única que se plasmó en un modelo atómico concreto. Una vez más, la teoría de Lewis no interesó a sus mentores de Harvard, que, como la mayoría de los químicos estadounidenses de la época, no tenían gusto por tales especulaciones. Lewis no publicó su teoría del átomo cúbico, pero en 1916 se convirtió en una parte importante de su teoría del enlace de pares de electrones compartidos.

En 1916, publicó su artículo clásico sobre el enlace químico "El átomo y la molécula"[8]​ en el que formuló la idea de lo que se conocería como enlace covalente, consistente en un par compartido de electrones, y definió el término molécula impar (el término moderno es radical libre) cuando no se comparte un electrón. Incluyó lo que se conoció como estructura de puntos de Lewis, así como el modelo del átomo cúbico. Estas ideas sobre el enlace químico fueron ampliadas por Irving Langmuir y se convirtieron en la inspiración para los estudios sobre la naturaleza del enlace químico de Linus Pauling.

Ácidos y bases[editar]

En 1923, formuló la teoría del par de electrones de las reacciones ácido-base. En esta teoría de los ácidoss y bases, un "ácido de Lewis" es un "aceptor de pares de electrones" y una "base de Lewis" es un "donante de pares de electrones". [9]​ Este año también publicó una monografía sobre sus teorías del enlace químico.[10]

Basándose en los trabajos de Josiah Willard Gibbs, se sabía que las reacciones químicas procedían a un equilibrio químico determinado por la energía libre termodinámica de las sustancias que participaban. Lewis pasó 25 años determinando las energías libres de varias sustancias. En 1923, él y Merle Randall publicaron los resultados de este estudio,[11]​ que ayudó a formalizar la termodinámica química moderna.

Agua pesada[editar]

Lewis fue el primero en producir una muestra pura de óxido de deuterio (agua pesada) en 1933[12]​ y el primero en estudiar la supervivencia y el crecimiento de formas de vida en agua pesada.[13][14]​ Al acelerar núcleos de deuterones en un ciclotrón de Ernest Lawrence, pudo estudiar muchas de las propiedades de los núcleos atómicos.[15]​ Durante la década de 1930, fue mentor de Glenn T. Seaborg, quien fue contratado para su trabajo postdoctoral como asistente personal de investigación de Lewis. Seaborg pasó a ganar el Premio Nobel de 1951 en Química y tuvo el honor de que el elemento seaborgio fuese nombrado en su honor mientras aún estaba vivo.

O4 tetraoxígeno[editar]

En 1924, al estudiar el magnético propiedades de las soluciones de oxígeno en líquido nitrógeno, Lewis descubrió que se formaban O4 moléculas. [16]​ Esta fue la primera evidencia de oxígeno tetratómico.

Relatividad y física cuántica[editar]

En 1908 publicó el primero de varios artículos sobre la relatividad, en el que derivó la relación masa-energía de una manera diferente a la de Albert Einstein. derivación.[17]​ En 1909, él y Richard C. Tolman combinaron sus métodos con el principio de la relatividad especial.[18]​ En 1912 Lewis y Edwin Bidwell Wilson pr Presentó un trabajo importante en física matemática que no solo aplicó la geometría sintética al estudio del espacio-tiempo, sino que también notó la identidad de un mapeo comprimido del espacio-tiempo y una transformación de Lorentz. [19][20]

En 1926, acuñó el término "fotón" para la unidad más pequeña de energía radiante (luz). En realidad, el resultado de su carta a Nature no fue lo que él pretendía.[21]​ En la carta, propuso que un fotón sea un elemento estructural elemento, no energía. Insistió en la necesidad de una nueva variable, el número de fotones. Aunque su teoría difería de la teoría cuántica de la luz introducida por Albert Einstein en 1905, su nombre fue adoptado por lo que Einstein había llamado un cuántico de luz (Lichtquant en alemán) .

Otros logros[editar]

En 1921, Lewis fue el primero en proponer una ecuación empírica que describía el que los electrolitos fuertes no obedecían la ley de acción de masas, un problema que había dejado perplejos a los físicos químicos durante veinte años.[22]​ Posteriormente se confirmó que sus ecuaciones empíricas para lo que él llamó fuerza iónica estaban de acuerdo con la ecuación de Debye-Hückel para electrolitos fuertes, publicada en 1923.

A lo largo de su carrera, Lewis publicó sobre muchos otros temas además de los mencionados aquí, que van desde la naturaleza de los cuantos de luz hasta la economía de la estabilización de precios. En los últimos años de su vida, Lewis y el estudiante graduado Michael Kasha, su último asociado de investigación, establecieron que la fosforescencia de las moléculas orgánicas involucra la emisión de luz de un electrón en un estado de triplete excitado (un estado en el que dos electrones tienen sus espínes orientados en la misma dirección, pero en diferentes orbitales) y midió el paramagnetismo de este estado triplete.[23]

Eponimia[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Gilbert Newton Lewis: American chemist (1875-1946), Woodrow Wilson Leadership Program in Chemistry Archivado el 1 de abril de 2007 en Wayback Machine.
  2. «Nomination Database Gilbert N. Lewis». NobelPrize.org. Consultado el 10 de mayo de 2016. 
  3. Lewis, Gilbert Newton (June 1901). «The law of physico-chemical change (La ley del cambio físico-químico)». Proceedings of the American Academy of Arts and Sciences 37 (3): 49-69. JSTOR 20021635. doi:10.2307/20021635.  ; el término "fugacidad" se acuña en la página 54.
  4. Lewis, Gilbert Newton (1907). «Outlines of a new system of thermodynamic chemistry (Esquemas de un nuevo sistema de química termodinámica)». Proceedings of the American Academy of Arts and Sciences (en ingles) 43 (7): 259-293. JSTOR 20022322. doi:10.2307/20022322.  ; el término "actividad" se define en la página 262.
  5. Pitzer, Kenneth S. (Febrero 1984). org/content/qt4x23w27c/qt4x23w27c.pdf? t=p0fw58 «Gilbert N. Lewis and the thermodynamics of strong electrolytes (Gilbert N. Lewis y la termodinámica de los electrolitos fuertes)». Journal of Chemical Education (en ingles) 61 (2): 104-107. Bibcode:1984JChEd..61..104P. doi:10.1021/ed061p104. 
  6. Lewis, Gilbert Newton (1900). hathitrust.org/cgi/pt?id=njp.32101050586054;view=1up;seq=165 «A new conception of thermal pressure and a theory of solutions (Una nueva concepción de la presión térmica y una teoría de soluciones)». Proceedings of the American Academy of Arts and Sciences (en ingles) 36 (9): 145-168. JSTOR 20020988. doi:10.2307/20020988.  El término "tendencia a la fuga" se introduce en la p. 148, donde se representa con la letra griega ψ ; ψ se define para los gases ideales en la p. 156.
  7. Abegg, R. (1904). «Die Valenz und das periodische System. Versuch einer Theorie der Molekularverbindungen» [La valencia y la tabla periódica. Intento de teoría de los compuestos moleculares]. Zeitschrift für Anorganische Chemie (en alemán) 39 (1): 330-380. doi:10.1002/zaac.19040390125. 
  8. Lewis, Gilbert N. (Abril 1916). hathitrust.org/cgi/pt?id=hvd.hs1t2w;view=1up;seq=772 «El átomo y la molécula». Journal of the American Chemical Society 38 (4): 762-785. doi:10.1021/ja02261a002. 
  9. Lewis, Gilbert Newton (1923). Valence and the Structure of Atoms and Molecules. New York: Chemical Catalog Company. p. 142. «Nos inclinamos a pensar que las sustancias poseen propiedades ácidas o básicas, sin tener en mente un disolvente concreto. Me parece que con total generalidad podemos decir que "una sustancia básica es aquella que tiene un par de electrones solitario que puede ser utilizado para completar el grupo estable de otro átomo", y que "una sustancia ácida es aquella que puede emplear un par solitario de otra molécula" para completar el grupo estable de uno de sus propios átomos. En otras palabras, la sustancia básica proporciona un par de electrones para un enlace químico, la sustancia ácida acepta dicho par. » 
  10. Lewis, G. N. (1926) Valence and the Nature of the Chemical Bond. Chemical Catalog Company.
  11. Lewis, GN y Merle Randall (1923) Thermodynamics and the Free Energies of Chemical Substances. McGraw-Hill.
  12. Lewis, G.N.; MacDonald, RT (1933). «Concentration of H2 Isotope (Concentración de isótopos de H2)». The Journal of Chemical Physics 1 (6): 341. Bibcode:1933JChPh...1..341L. doi:10.1063/1.1749300. 
  13. Lewis, G.N. (1933). «The biochemistry of water containing hydrogen isotope (La bioquímica del agua que contiene isótopos de hidrógeno)». Journal of the American Chemical Society (en inglés) 55 (8): 3503-3504. doi:10.1021/ja01335a509. 
  14. Lewis, G.N. (1934). «The biology of heavy water (La biología del agua pesada)». Science 79 (2042): 151-153. Bibcode:1934Sci....79..151L. PMID 17788137. doi:10.1126/ciencia.79.2042.151. 
  15. /deuteron «Deuteron - descripción general | Temas de ScienceDirect» (en inglés). 
  16. Lewis, Gilbert N. (1 de septiembre de 1924). «El magnetismo del oxígeno y la molécula O4». Diario de la American Chemical Society 46 (9): 2027-2032. ISSN 0002-7863. doi:10.1021/ja01674a008. 
  17. Lewis, G.N. (1908). «A revision of the Fundamental Laws of Matter and Energy (Una revisión de las leyes fundamentales de la materia y la energía)». Philosophical Magazine (en inglés) 16 (95): 705-717. doi:10.1080/14786441108636549. 
  18. Lewis, G.N. & Richard C. Tolman (1909). «The Principle of Relativity, and Non-Newtonian Mechanics». Proceedings of the American Academy of Arts and Sciences 44 (25): 709-26. JSTOR 20022495. doi:10.2307/20022495. 
  19. Wilson, Edwin B.; Lewis, Gilbert N. (1912). «La variedad espacio-temporal de la relatividad. La geometría no euclidiana de la mecánica y la electromagnética». Proceedings of the American Academy of Arts and Sciences 48 (11): 387-507. JSTOR 20022840. doi:10.2307/20022840. 
  20. Synthetic Spacetime, un compendio de los axiomas usados y teoremas probados por Wilson y Lewis. Archivado por WebCite
  21. Lewis, G.N. (1926). «La conservación de los fotones». Nature (en inglés) 118 (2981): 874-875. Bibcode:1926Natur.118..874L. S2CID 4110026. doi:10.1038/118874a0. 
  22. Lewis, Gilbert N.; Randall, Merle (1921). The activity coefficient of strong electrolytes (El coeficiente de actividad de electrolitos fuertes).  El término "fuerza iónica" se introduce en la p. 1140.
  23. Lewis, Gilbert N.; Kasha, M. (1944). «Phosphorescence and the Triplet State (Fosforescencia y el estado triplete)». Journal de la Sociedad Química Estadounidense 66 (12): 2100-2116. doi:10.1021/ja01240a030. 
  24. «Lewis». Gazetteer of Planetary Nomenclature (en inglés). Flagstaff: USGS Astrogeology Research Program. OCLC 44396779. 

Enlaces externos[editar]