Galería General Güemes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Galería General Güemes
Galería Güemes 1916.JPG

La Galería Güemes en 1916.
Información general
Uso(s) Galería comercial, oficinas
Estilo modernismo
Localización Florida 165/San Martín 170, San Nicolás Bandera de la Ciudad de Buenos Aires.svg Buenos Aires Bandera de Argentina Argentina
Coste m$s 15.000.000
Altura
Altura de la azotea 76 m
Número de plantas 14
Diseño y construcción
Arquitecto(s) Francesco T. Gianotti
Promotor Emilio San Miguel y David Ovejero, Banco Supervielle
Contratista Compañía General de Obras Públicas (GEOPÉ)
[editar datos en Wikidata]

La Galería General Güemes, también conocida como Pasaje Güemes, es un edificio de estilo art nouveau que posee un pasaje peatonal interior que une las calles Florida y San Martín, de 116 metros de extensión, con locales comerciales en dos niveles. Se encuentra en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires, Argentina y es el primer edificio de dicho país construido íntegramente en hormigón armado y también es considerado por muchos como su primer rascacielos.[1]

Se inauguró el 15 de diciembre de 1915 y su nombre recuerda al general Martín Miguel de Güemes, héroe de la Guerra de la Independencia Argentina y conductor de la llamada guerra gaucha.

Historia[editar]

Hacia la década de 1910 Florida era una de las calles con más movimiento comercial de Buenos Aires, y peatonal 10 horas al día.[1] Sobre ella se habían edificado casas de clase alta en las últimas décadas del siglo XIX. En Catedral nº 74 (actual San Martín, calle paralela inmediata al este de Florida) en un terreno que había pertenecido al General Ángel Pacheco, se iba a construir una galería que se iba a llamar "Galería Pacheco".[2] A su vez, al poco tiempo de iniciadas las obras, en el solar de la calle Florida 150, se encontraba desde 1830 una casa de altos (como se llamaba a las construcciones con un piso de altura) que adquirieron los salteños Emilio San Miguel y David Ovejero.[1] Estos compraron el terreno de Catedral 74, en el cual ya se habían iniciado obras y en esos terrenos planearon la edificación de un rascacielos, cuyo concurso de diseño ganó en septiembre de 1912 el italiano Francesco Gianotti,[1] que había construido el Pabellón Italiano de la Exposición del Centenario en 1910, diseñado por su colega Gaetano Moretti.

El plan de San Miguel y Ovejero contemplaba un rascacielos de 80 metros de altura desde el nivel de la calle (tres subsuelos, un cuerpo macizo de seis pisos y otros ocho que se elevan en dos alas junto a una torre con faro) lo cual superaba con creces el límite de altura permitido por el código de edificación de Buenos Aires, y la construcción de una sala de espectáculos en el subsuelo, lo cual estaba prohibido.[1] Por lo tanto, el intendente municipal Joaquín de Anchorena tuvo que recomendar al Concejo Deliberante la aprobación de los planos, considerando la construcción como "un exponente del adelanto arquitectónico del municipio", y alegando que "facilitaría el desenvolvimiento del tránsito de peatones en esa zona de gran densidad".[1]

El faro desmantelado, color celeste, sobresale al fondo de la imagen

Como condicionamiento se propuso la apertura de un pasaje peatonal de uso semipúblico, que atravesara el edificio, por lo cual fue necesario adquirir el terreno con salida al otro extremo de la manzana, propiedad del Banco Supervielle, sobre el actual solar en calle San Martín nº 172. El banco se sumó al proyecto y quedó determinado que ambas construcciones debían representar una unidad.[1] De esta manera, el terreno total medía, sobre Florida, 29 metros de frente por 58 de fondo, y más una fracción sobre San Martín de 20 m de frente y 58 m de fondo.[2]

Para construirlo se prefirió utilizar cemento armado y se colocaron puertas de amianto y acero en los lugares en que las puertas comunican con las escaleras, entre otras razones porque estaba aún fresco en la memoria de los porteños el incendio que destruyó a la enorme tienda "A la Ciudad de Londres", en la avenida de Mayo, en agosto de 1910.[3]

Las obras comenzaron el 10 de marzo de 1913[1] y se desarrollaron con gran rapidez, a pesar del hundimiento del barco mercante italiano que transportaba los mármoles decorativos de la galería por parte de un submarino alemán, durante el desarrollo de la Primera Guerra Mundial.[4] [3] En 32 meses los trabajos a cargo de la Compañía General de Obras Públicas (GEOPÉ) fueron concluidos con un costo de 15 millones de pesos fuertes,[4] y el 15 de diciembre de 1915[4] se inauguró con el nombre de Galería General Güemes, en honor al caudillo del norte argentino Martín Miguel de Güemes. Asistieron al acto (a cargo del Círculo de la Prensa) el presidente Victorino de la Plaza, el Intendente de la Ciudad, Dr. Gramajo, el doctor Indalecio Gómez, el general José Félix Uriburu y los nietos de Güemes, Adolfo y Domingo.[1] El escritor Ricardo Rojas pronunció una conferencia en la que destacó la personalidad del caudillo salteño.

En sus inicios contaba con 350 oficinas, 70 departamentos de lujo, dos restaurantes (uno en el piso 14º), "dancing" en el subsuelo, confiterías, bares, peluquerías, casa de cambio, etc. Catorce ascensores modernos permitían elevarse a la velocidad de dos metros y medio por segundo. El pasaje entre las calles Florida y San Martín posee dos halls de 20 metros de alto por 12 de diámetro, con una cúpula circular. Gianotti había traído, desde la fábrica que su hermano poseía en Milán, pilastras de mármol Boticcino, y las 36 vidrieras con carpintería de bronce símil oro, los frentes, y las cabinas de los ascensores, las luminarias, y las cúpulas de hierro de los halls, entre otras cosas.[3]

Su altura es de cerca de 80 metros en su parte central, sin contar la torre, con la que se llega a 87 metros, con lo cual le disputó por muchos años el primer puesto de rascacielos de Buenos Aires al edificio de la Oficina de Ajustes de los Ferrocarriles.[2]

Transición a la parte nueva.

En 1928 la mayor parte de las acciones fueron adquiridas por Martin Tow, dueño de la que fue una famosa casa Tow de artículos de hombres.[2]

El arquitecto Fabio Grementieri describió a la Galería Güemes como:

un edificio multifuncional, a la manera de un microcosmos urbano de carácter futurista, suerte de nave autosuficiente que incluía un teatro, un cabaret, dos restaurantes, pisos de vivienda y de oficina, galería con locales comerciales y terraza-mirador; todo ello servido por alardes técnicos inusitados para Buenos Aires.

[5]
Cúpula Galería Güemes
Galería General Güemes - Interior

Incendio[editar]

El 10 de septiembre de 1971[1] un incendio azotó el frente de la Galería Güemes, donde existía una camisería llamada El Cisne, causando serios daños a su estructura e interiores. El frente de la calle Florida quedó destruido, y fue diseñada una nueva fachada de estilo moderno, con un muro cortina de vidrio, rompiendo el aspecto y la integridad del edificio original. También se aprovechó para construir un entrepiso.[3]

Galería General Güemes vista desde el exterior

Recuperación[editar]

Entrada en planta baja a uno de los ascensores.

Luego de años de decadencia y pérdida de valor, la administración de la Galería Güemes decidió encarar trabajos de restauración del edificio, encargados al estudio del arquitecto Reinaldo Lemos en 2004. Se descubrieron las claraboyas, que estaban tapiadas con hormigón, se recuperaron pinturas murales y se llevaron adelante trabajos de enlucido de los bronces.[6] En 2008, las obras generales fueron concluidas.[7] La restauración finalizó con la instalación del complejo Astor Piazzolla.

En 1987 la Galería fue reconocida por el Museo de la Ciudad como "Testimonio vivo de la memoria ciudadana".

En abril de 2010, fue abierto al público el mirador de la Galería Güemes, permitiendo a los visitantes una vista en 360 grados de las alturas de Buenos Aires.[8]

En julio de 2011 se restauró parte de la fachada a la calle San Martín. Con un plan original de 50 días de trabajo, el proyecto comprendió el hidrolavado general del frente, la reubicación de estatuas de bronce que habían sido removidas, la restauración de columnas de mármol y la reconstrucción de molduras faltantes.[9] [10] [11]

Gracias al éxito de las visitas al mirador del edificio, en 2013 la administración de la Galería Güemes decidió definitivamente restaurarlo por completo, y encargó a la empresa Dölfer la tarea. Para octubre de ese año, estaba lista e inaugurada la renovación de la torreta, cuya cúpula está hecha en acero y revestida en cobre.[12]

La Galería y el arte[editar]

  • Uno de los personajes destacados que vivió en un departamento en el sexto piso de la calle San Martín, fue el escritor y aviador Antoine de Saint-Exupéry, que escribió allí su libro Vuelo nocturno. Como curiosidad, mantuvo como mascota a un cachorro de foca, que vivía instalado en la bañera de la habitación.[13]
  • Julio Cortázar solía recorrerla, y en su cuento "El otro cielo" la enlazó con la Galería Vivienne de París.
  • En el teatro que funcionaba en el subsuelo cantó Carlos Gardel, el 27 de febrero de 1917, y también actuó Pepe Biondi.
  • Juan Carlos Thorry empezó en forma casual a cantar tangos en ella.[3]
  • En la terraza tuvo su estudio el pintor Juan Carlos Lamela.[3]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j http://estatico.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/cpphc/archivos/libros/temas_15.pdf Contreras, Leonel. Rascacielos porteños. 2005. p.59/66
  2. a b c d Cutolo, V. O. (1994). Buenos Aires: Historia de las calles y sus nombres. Buenos Aires: Elche. ISBN 950-99212-0-3. 
  3. a b c d e f Galería General Güemes, artículo de Horacio Callegari, en Historias de la Ciudad
  4. a b c http://web.archive.org/web/http://www.galeriaguemes.com.ar/suhistoria.htm Su Historia, Sitio web oficial de la Galería Güemes
  5. Buenos Aires Art Nouveau lanacion.com.ar, 1 de febrero de 2013
  6. Tareas de amor correspondido por Sergio Kiernan. Suplemento "M2", Diario "Página/12", 31/03/2007
  7. A través del espejo por Sergio Kiernan. Suplemento "M2", Diario "Página/12", 16/02/2008
  8. Reabrieron al público el mirador de la histórica Galería Güemes Diario "Clarín", 30/04/2010
  9. El Molino y La Güemes Suplemento M2, Diario Pagina/12, 16 de julio de 2011
  10. La Galería Güemes se renueva a pleno Revista ARQ, 18 de julio de 2011
  11. De cara a nuevo, Por Sergio Kiernan. Suplemento M2, Diario Página/12, 14 de enero de 2012
  12. La Galería Güemes reinaugura su mirador arq.clarin.com, 11/10/2013
  13. La foca de la Galería Güemes clarin.com, 30/01/12

Bibliografía[editar]

Horacio Callegari (Octubre de 2010). Galería General Güemes. Historias de la Ciudad Año XI, n° 53. ISSN 1514-8793. 

[Piazzolla]

Enlaces externos[editar]