Fuego gris (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Fuego gris es una película argentina surrealista-dramática de 1994 dirigida por Pablo César y protagonizado por María Victoria D'Antonio junto a Cristina Banegas, Arturo Bonín, Leonardo Sbaraglia, Alejo García Pintos y Eleonora Wexler. Se estrenó el 25 de agosto de 1994.

El film, definido por el director como "drama rock",[1] cuenta con una banda sonora compuesta por Luis Alberto Spinetta, editada también como álbum homónimo, lanzado antes de la película.[2]

El film fantástico no tiene diálogos, y su historia se desarrolla mediante una serie de imágenes mayormente alegóricas, entrelazadas con las canciones de Spinetta. Según el director, el film tiene una estructura de recorrido/aventura a través del mundo subjetivo y del mundo objetivo, a la manera de una "Alicia en el País de los Horrores".[1]

Sinopsis[editar]

La película comienza con el único texto que tendrá la misma:

Estoy por comenzar un viaje interior. Me quedé sin palabras. La gente no habla. El suicidio de mi mejor amiga. La violencia de mi padre y la locura de mi madre. ¿Cuánto tiempo me llevará atravesar el túnel del Silencio?

El personaje central de la película, interpretado por María Victoria D'Antonio, aparece primero trabajando en una oficina en la que los empleados se maltratan y luego conduciendo una moto a través de un embotellamiento de tráfico, igualmente violento. Se trata de una adolescente que fue violada de niña por su padre (Arturo Bonín), se encuentra alienada del mundo y su entorno más cercano.

Una noche va al recital de su ídolo Kakón el Griego, pero no puede ingresar porque todas las entradas están vendidas. Mientras forcejea para intentar ingresar al recital, cae por una alcantarilla. La joven se verá obligada entonces a correr "por los túneles pluviales de la ciudad de Buenos Aires en busca de la luz hacia su centro interior".[3]

Su madre (Cristina Banegas), que también ha sido víctima de la violencia y el clima familiar insoportable que creó el padre, se ha vuelto loca. Después del suicidio de su única amiga, la protagonista entra de golpe en un estado ensimismado, y se esconde en un mundo ominoso e inestable dentro de su mente. En un momento la protagonista logra salir al mundo exterior, solo para comprobar que la realidad objetiva es tan o más irracional que la realidad subjetiva, cuando una lluvia de sapos en paracaídas caen sobre ella frente al obelisco.

Al darse cuenta que ella misma ha creado los oscuros escenarios por los que transita, decide revertir la situación, y realizar una catarsis que la libere de sus demonios internos. Lentamente, la joven comienza a atravesar sus procesos psíquicos y simbólicos, enfrentándose a los traumas causados por el abuso físico y psicológico de su padre, el sufrimiento que le provoca la situación de su madre y los miedos que la han perseguido por tanto tiempo, con un ansia renovada de liberarse de sus cadenas mentales y alcanzar la paz interior.

Producción[editar]

La película carece de diálogo y está sostenida por las imágenes y la banda musical compuesta por Luis Alberto Spinetta a modo de obra integral dramático-musical ("drama-rock").[1] Spinetta compuso 17 canciones especialmente para el film a partir del guion, que constituyen el eje de la trama junto a las imágenes:

La película está sustentada en imágenes y en las canciones de Spinetta, que cumplen un rol sensitivo e informativo. Ninguno de los dos queríamos que la letra fuera directa o explícita. Queríamos hacer algo metafórico.

Pablo César[4]

El músico también participó como extra en las escenas que representan el Averno, y también aparecen sus hijos Catarina y Valentino. Sobre el papel principal representado por María Victoria D'Antonio, Pablo César dijo:

La chica la conseguí luego de un numeroso casting. Yo estaba buscando un varón pues el guion decía que era un chico. Pero no encontraba aquel adolescente andrógino que tenía que hacer el rol del protagonista. Un día llegando a la universidad me encontré en la calle con una chica que tenía todo lo que yo buscaba para el personaje y le propuse hacer un casting, una prueba. Trabajamos durante tres meses con ensayos muy intensos y todo salió muy bien.

Paulo César[5]

El guion fue escrito suponiendo que Luis Alberto Spinetta aceptaría componer la música, cosa que finalmente hizo. Las escenas de túneles y sótanos se filmaron en un silo cerealero ubicado en el barrio de Retiro,[1] mientras que dos escenas fueron filmadas en exteriores en Cabo Verde.[3]

El póster promocional del film fue creado y diseñado por el famoso artista Ciruelo.

Análisis[editar]

El periodista Claudio D. Minghetti de Página 12, analizó la película en estos términos:

César asume, hasta las últimas consecuencias, el riesgo de ser resistido, y eso en medio de la crisis -por agotamiento- del lenguaje tiene mérito. Fuego Gris resulta un desafío lleno de audacia. Una búsqueda, en todo caso, igual a la de esa chica sin nombre, por salir de ese autismo que el cine, en los últimos tiempos, también parece estar sufriendo.

Claudio D. Minghetti[6]

El periodista Claudio España realizó en La Nación el siguiente análisis:

El film connota un espacio interior individual, personal, complejo y sui generis. Expresa asimismo los gustos de nuestra época y en esto queda claro el placer por la puesta en escena y los encuadres derivados del comic. No hay unidad narrativa pero conserva un estilo a lo largo de su duración. No se ciñe al contenido de la música y de las palabras de Spinetta, se eleva sobre ellos en intensidad y hasta en denodada agresividad. Son lenguajes de este tiempo de los que Pablo César -sin utilizar una sola línea de diálogo a lo largo de la obra- es testigo y elocuente transmisor. Será por eso que resulta tan plácida y bienvenida la interpretación audiovisual de "Preciosa dama azul", uno de los momentos más acariciantes de Fuego Gris.

Claudio España[7]

El periodista Ricardo Bustos la describió así:

La película no tiene diálogo, es la música que habla por las acciones, vieron cuando se ponen los auriculares y no se lo sacan en todo el día y ven pasar a la gente, bueno eso es FUEGO GRIS, una genialidad rareza entre surrealismo y algo más pero es una hermosura musical (un tema mejor que el otro) y cinematográficamente genial.

Ricardo Bustos[8]

Reparto[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Scholz, Pablo O. (22 de agosto de 1994). «Pablo César, la dulzura de la perversión. El cineasta estrena el jueves Fuego gris». Clarín. 
  2. Discografía de Spinetta - Década de 1990 Sitio Oficial de Luis Alberto Spinetta
  3. a b «El cine en África. La importancia de la cooperación Sur-Sur». Voces en el Fénix. 12 de agosto de 2016. 
  4. «Se volverá a proyectar la película Fuego gris». La Nación. 29 de mayo de 2014. 
  5. César, Pablo (2009). «Fuego gris». Fotolog.  . Fuente: www.fotolog.com/mercurioderetiro/75767496/
  6. Minghetti, Claudio D. (25 de agosto de 1994). «Fuego Gris». Página 12. 
  7. España, Claudio (25 de agosto de 1994). «Fuego Gris». La Nación. 
  8. Bustos, Ricardo (6 de octubre de 2016). «Entre Fuego gris y Antes: dos películas con banda de sonido de Luis Alberto Spinetta». Radio María Juana. 

Enlaces externos[editar]