Fonética

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Espectrograma de las vocales inglesas [i, u, ɑ]: f1, f1.

La fonética (en griego: φωνητικά [fōnētiká], ‘vocal’) es el estudio de los sonidos físicos del discurso humano. Es la rama de la lingüística que estudia la producción y percepción de los sonidos de una lengua con respecto a sus manifestaciones físicas. Sus principales ramas son: fonética articulatoria, fonética acústica y fonética auditiva o perceptiva. Desde otro punto de vista, también se habla de la fonética experimental como rama aparte.

Ramas de la fonética[editar]

Fonética experimental[editar]

La fonética experimental son las propiedades acústicas y físicas de los sonidos del habla, reuniendo y cuantificando los datos sobre la emisión y la producción de las ondas sonoras que configuran el sonido articulado. Utiliza instrumentos como el espectrógrafo, el nasómetro, el glotógrafo, el palatógrafo, etc., que muestran bien sea las ondas sonoras del habla provenientes de la boca o de la nariz o de la laringe, ya descompuestas, o las distintas zonas del paladar donde la lengua ha tocado El conjunto de los datos analizados al medir los sonidos, depende únicamente de la precisión del instrumental, así como de otros conocimientos conexos. En los estudios experimentales, se parte del habla de varios informantes y se utilizan medios estadísticos para establecer las tendencias generales en la naturaleza de los sonidos.

Gracias a la fonética experimental se sabe que la mayoría de los sonidos, en especial las vocales, están constituidos por combinaciones de unas pocas frecuencias, los llamados formantes, que permiten al oído reconocer dicho sonido. La existencia de formantes está relacionada con el hecho de que dichos sonidos son de hecho ondas sonoras. Otros sonidos como las fricativas carecen de formantes y presentan una combinación de ondas aperiódicas en una banda amplia de frecuencias.

Fonética articulatoria[editar]

Es la que estudia los sonidos de una lengua desde el punto de vista fisiológico; es decir, describe qué órganos orales intervienen en su producción, en qué posición se encuentran y cómo esas posiciones varían los distintos caminos que puede seguir el aire cuando sale por la boca, nariz, o garganta, para que se produzcan sonidos diferentes. No se ocupa de todas las actividades que intervienen en la producción de un sonido, sino que selecciona sólo las que tienen que ver con el lugar y la forma de articulación. Los símbolos fonéticos y sus definiciones articulatorias son las descripciones abreviadas de tales actividades. Los símbolos fonéticos que se usan más frecuentemente son los adoptados por la Asociación Fonética Internacional en el alfabeto fonético internacional (AFI) que se escriben entre corchetes.

Los órganos que intervienen en la articulación móviles los labios, la mandíbula, la lengua y las cuerdas vocales, que a veces reciben el nombre de órganos articulatorios. Con su ayuda el hablante modifica la salida del aire que procede de los pulmones. Son fijos los dientes, los alveolos, el paladar y el velo del paladar. Los sonidos se producen cuando se ponen en contacto dos órganos articulatorios, por ejemplo el bilabial (p), que exige el contacto entre los dos labios; también cuando se ponen en contacto un órgano fijo y otro articulatorio, y el sonido se nombra con los órganos que producen la juntura, o punto de articulación, como por ejemplo el sonido labiodental (f) que exige el contacto entre el labio inferior y los incisivos superiores. Cuando es la lengua el órgano móvil no se hace referencia a ella en la denominación del sonido. Así, el sonido (t), que se produce cuando la lengua toca la parte posterior de los incisivos superiores, se llama dental.

El modo de articulación se determina por la disposición de los órganos móviles en la cavidad bucal y cómo impiden o dejan libre el paso del aire. Esta acción puede consistir en la interrupción instantánea y completa del paso del aire para las implosivas; en dejar abierto el paso nasal, pero interrumpido el oral para las nasales; no es básicamente lo mismo producir un contacto con la lengua, pero dejar libre el paso del aire a uno y otro lado para las laterales; o producir una leve interrupción primero y dejar el paso libre después para las africadas; o permitir el paso del aire por un paso estrecho por el que el aire pasa rozando para las fricativas, y permitir el paso libre del aire por el centro de la lengua sin fricción alguna para las vocales.

Se emiten diferentes clases de vocales según varíe la posición de la lengua, tanto a partir de su eje vertical (alta, media y baja), como a partir de su eje horizontal (anterior, central y posterior). Por ejemplo, en español son vocales altas las vocales de la palabra huir; es decir, la [i] y la [u]. Son vocales medias la [e] y la [o]; es decir, las vocales de la palabra pero y es vocal baja la [a] de la palabra va. Así, la lengua va de abajo arriba para pronunciar las dos vocales seguidas de la palabra aire, pero desciende a una posición media para pronunciar su última vocal. Hace el camino contrario de arriba abajo para pronunciar puerta. Son vocales anteriores del español la [i] y la [e]; es decir, las vocales seguidas de la palabra piel; las vocales posteriores son la [o] y la [u]; es decir, las vocales de la palabra muro; la [a] es la vocal central. La lengua se mueve de atrás hacia adelante para emitir las vocales de la palabra totales, y hace el camino contrario para emitir las vocales de la palabra piélago. Las posiciones que mantiene la lengua para emitir las vocales u, i y a constituyen los vértices del llamado esquema vocálico uai.

Fonética acústica[editar]

Es el estudio de la fonética desde el punto de vista de las ondas sonoras. Se ocupa de la medición científica de las ondas de sonido que se crean en el aire cuando hablamos. Así como a los fonemas les atribuimos unos rasgos articulatorios, a los sonidos les podremos atribuir unos rasgos acústicos: vocálico/no vocálico y consonántico/no consonántico, compacto/difuso sonoro/sordo, nasal/oral, intercepto/continuo, estridente/mate, grave/agudo. Estas mediciones se reflejan en espectrogramas, en los que quedan reflejados los distintos formantes en que se descomponen los sonidos.

Fonética auditiva[editar]

La fonética auditiva es una de las tres ramas básicas de la fonética, junto a la fonética articulatoria y la acústica, que estudia el sonido desde el punto de vista del receptor, es decir, estudia los mecanismos de la percepción del sonido.

La fonética auditiva, también denominada fonética perceptiva, trata de la percepción a través del oído de los sonidos del habla (George Yule). Considera la fonética desde el punto de vista del oyente. Estudia la manera cómo el oído reacciona ante las ondas sonoras (audición) así como la interpretación de tales ondas (percepción).

El oído es un dispositivo que tiene como misión recoger la energía, que lleva una onda acústica, en el tímpano y convertirla en impulsos nerviosos. Consta de tres partes: oído externo, oído medio y oído interno.

Relación entre fonología y fonética[editar]

La fonética y la fonología hacen referencia a dos términos dispares. La palabra fonología proviene del griego "phonos" que significa sonido, "logos" que significa estudio y del sufijo "-ía" el cual es sinónimo de cualidad o de acción.

Se conoce con el nombre de fonología  a la ciencia que estudia la organización lingüística de los sonidos del habla. La fonología se ocupa de las unidades denominadas fonemas, los cuales son la menor unidad sonora del sistema fonológico de una lengua y  tienen carácter distintivo y contrastan produciendo diferencias de significado. Estos se representan entre dos barras oblicuas: //. En castellano existen 24 fonemas: 5 vocálicos y 19 consonánticos.[1][2]

La palabra fonética proviene del griego y significa “sonido” o “voz”. La fonética se conoce como la ciencia lingüística que trata la variación articulatoria y acústica de los sonidos del habla y el modo en que estos se perciben. Esta disciplina utiliza un conjunto de símbolos que aparecen en el alfabeto fonético para representar los sonidos con exactitud científica, y que algunas veces coinciden con el alfabeto usual. Los sonidos se denominan alófonos y se representan entre [].Esta, al ser una ciencia lingüística, se encarga de profundizar en el análisis de los aspectos que se llevan a cabo en la producción del sonido. Por ello, hablamos de tres tipos de fonética, las cuales se generan a partir del objetivo que cada una establezca. Estas serían: fonética articulatoria, auditiva y acústica. [3][4]

Considerando el término de relación como la semejanza o contrariedad entre dos conceptos, la fonética y la fonología se relacionan principalmente, por surgir tras la necesidad de crear un sistema que sea capaz de sistematizar la representación de los sonidos del habla. La fonética fue considerada como el modelo de la investigación lingüística desde fines del siglo XIX gracias a la fundación de la Asociación Fonética Internacional, hasta el surgimiento del Círculo Lingüístico de Praga en el primer tercio del siglo XX, cuando se produjo un alejamiento de las descripciones y explicaciones con base en el naturalismo propio de la fonética. Ese cuestionamiento, reproducido paralelamente por los lingüistas norteamericanos agrupados en la Sociedad Lingüística de América, fundada en 1924, condujo gradual pero eficazmente a la exclusión, durante casi cinco décadas, de la fonética como instrumento teórico-práctico de la investigación en las ciencias del lenguaje.

La fonología, por lo tanto, es más reciente en origen y sistematización. Su dimensión como ciencia del lenguaje no fue aclarada hasta el surgimiento del Círculo Lingüístico de Praga en el siglo XX. Los principales lingüistas asociados con este grupo de investigadores fueron Nikolai Trubetzkoy y Roman Jakobson, cuyos trabajos más influyentes fueron sobre esta disciplina, la fonología.

Como ya se ha indicado, el Círculo de Praga, liderado por lingüistas eslavos, introduce la concepción y definición de la fonología moderna a través de sus Tesis de 1929, las cuales abrieron nuevos caminos para el análisis del lenguaje en general, incluyendo el poético. La presentación de este trabajo colectivo se realizó durante el Congreso Internacional de Lingüistas Eslavos (1928) y se inició el estudio de un sistema lingüístico, tras la necesidad de establecer el repertorio de las imágenes acústico-motrices más simples y significativas de una lengua dada (fonema), especificando necesariamente las relaciones existentes entre tales fonemas.

Este grado de abstracción, unido a un formalismo intenso, alcanza su pico en la fase clásica de la fonología generativa introducida por Chomsky y Halle en su libro The Sound Pattern of English (1968). Sin embargo, esas dos características de la fonología provocan una reacción en contra desde mediados de los años setenta con las llamadas fonologías naturales (Hooper, Stampe, Vennemann) , que buscaban reducir la abstracción y el aparato formal, en vista de que la descripción y explicación de muchas de las dimensiones de la expresión e interacción oral entre el hablante y el oyente real , no eran satisfactorias o simplemente eran inexistentes.

Existen diversas formas de considerar el concepto de relación en lingüística. Este término de relación fue acuñado por Saussure, notable lingüista del siglo XX, el cual afirmaba que la lengua era un sistema cuyas partes, no debían ser estudiadas de forma atomizada. Por ello, estableció un modelo de concepción, en el que la lengua, al presentar partes relacionadas entre sí, debían ser estudiadas en base a este concepto lingüístico de relación.  Estas relaciones, se han estudiado en todos los niveles de estructuración lingüística, ya sea en el terreno fonológico, léxico-semántico, morfología y sintaxis.

Las relaciones entre la fonética y la fonología se muestran, entendiendo la relación entre un subsistema periférico del lenguaje que se encarga de la realización fonética de la expresión, con los tres niveles jerárquicos del plano de la expresión del lenguaje (sonido, palabra y enunciado); siempre y cuando se entienda la estructura del lenguaje como un sistema de símbolos formados y estructurados en dos planos: el plano del significado, que se proyecta en el plano de la expresión.

Por lo tanto, la fonología se clasificaría en este plano de la expresión del lenguaje, y la fonética en un subsistema periférico de este. [5][6]

Semejanzas[editar]

Las relaciones de semejanza son las siguientes:

  1. La semejanza fundamental reside en el origen de ambas disciplinas. Tanto la fonética como la fonología surgen tras la necesidad de representar de forma científica los sonidos del habla, su percepción y la estructura de las diferentes variaciones lingüísticas.
  2. La relación que comparten ambas disciplinas es que su objeto de estudio es el mismo. La fonética se encarga del sonido, el cual se genera a partir de unas representaciones materiales, las cuales están marcadas por los fonemas. Así, encontramos sonidos bilabiales, alveolares, palatales, velares.[7]​ Por su parte, la fonología se encarga de estudiar los fonemas y su función, estableciendo diferencias de significado en la medida en que estos fonemas varíen. En este punto, ambas ciencias lingüísticas mantienen semejanza, ya que ambas estudian los elementos fónicos del lenguaje, aunque otorguen un enfoque distinto.
  3. Además, ambas disciplinas cuentan con una doble perspectiva de estudio. Por una parte, pueden orientar su interés hacia un enfoque sincrónico o, por el contrario, hacia un enfoque diacrónico. En el enfoque sincrónico, se ocupan de describir en un momento dado el estado por el que atraviesa la lengua. En el enfoque diacrónico o evolutivo, su función es explicar los cambios experimentados por una lengua en el curso de sus sucesivos momentos o estados.  
  4. Por otra parte, ambas disciplinas se rigen por el Alfabeto Fonético Internacional, creado en 1886 por la Asociación Internacional de Fonética. Aquí, se representan símbolos gráficos que permiten describir la pronunciación de cualquier lengua.
The International Phonetic Alphabet (revised to 2015).pdf

Diferencias[editar]

Las relaciones de diferencias son las siguientes:

  1. -La fonética se encarga de los sonidos del habla, mientras que la fonología se encarga de los "sonidos" de la lengua. Mientras que la fonética indaga acerca de cómo se pronuncian las palabras; la fonología presta atención a cómo se diferencia una cosa de otra y cuáles son los modelos o patrones que sigue el hablante. Por lo tanto, sus métodos de estudios difieren; ya que la fonología utiliza procedimientos psicológicos y la fonética utiliza procedimientos físicos y fisiológicos.-La fonética, al centrarse en los sonidos del habla, excluye la relación con el significado, y precisa de reglas de pronunciación. Por su parte, la fonología se centra en la relación sonido-significado, al encargarse del estudio de los "sonidos" de la lengua; determinando reglas con las que se construyen las palabras.
  2. Además, la fonética pone de manifiesto variantes alofónicas, generadas en función de la pronunciación o del mismo sonido del habla. Estos alófonos generan variaciones en la pronunciación y no son contrastivos, es decir, no cambian el significado.  Por su parte, la fonología no otorga variantes alofónicas, ya que la diferente pronunciación no varía el significado. Por esto, esta última, emplea el fonema como unidad representativa, ya que a partir de su organización, varían los significados.
  3. En cuanto a la subdivisión de los campos, podemos destacar que no es la misma. Por su parte, la fonética se subdivide en fonética auditiva, articulatoria y acústica; mientras que la fonología se subdivide en fonología general y en fonología contrastiva. [8]

Fonética y comunicación[editar]

[9]​ Estudiando la comunicación y su proceso se puede captar mejor dónde y cuándo interviene cada área fonética. Dubois indica que la comunicación «es el proceso en cuyo transcurso la significación que un interlocutor asocia a los sonidos es la misma que la que el oyente asocia a esos mismos sonidos».

El proceso de comunicación tiene seis elementos fundamentales: emisor, receptor, código, mensaje, canal y fenómenos extralingüísticos. La articulación, que es la última etapa del mensaje en el emisor, la estudia la la llamada fonética articulatoria. Se ha avanzado mucho en el área acústica. Esta pertenece al dominio de la física, ya que el fenómeno del sonido es un hecho puramente físico, en la etapa que va de la boca del emisor al oído del receptor. La fonética auditiva estudia el comportamiento de la onda sonora en el oído, pues se sabe que hasta el oído interno continúa estando la onda sonora; a partir del órgano de Corti, que conecta con el nervio auditivo, ya no existirán ondas sonoras, sino solo impulsos nerviosos.

Por tanto, la fonética articulatoria se relaciona con el emisor del mensaje. Este se transmite por un canal en forma de ondas sonoras (fonética acústica). Y la fonética auditiva se asocia al receptor del mensaje. Con la fonética articulatoria el emisor codifica el mensaje; con la fonética auditiva el receptor descodifica dicho mensaje.

Aunque se hable de tres fonéticas, no hay que pensar que son tres aspectos separados. La fonética es una sola. Esas tres partes son tres puntos de vista del mismo fenómeno. En cada momento se podrá adoptar el punto de vista más adecuado para describir un fenómeno, pero forzosamente esa perspectiva estará relacionada con los otros dos aspectos. De hecho, la onda sonora, aunque haya sido situada fuera del emisor y del receptor, se origina en el primero y es recibida por el segundo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Significado de Fonología». Significados. Consultado el 2018-05-10. 
  2. «Fonética y fonología». hablablah.habla.cl. Consultado el 2018-05-10. 
  3. Llisterri, Joaquim. «Fonética y fonología». liceu.uab.es. Consultado el 2018-05-10. 
  4. «Fonética y fonología». hablablah.habla.cl. Consultado el 2018-05-10. 
  5. «Fonología y fonética». www.profesorenlinea.cl (en inglés). Consultado el 2018-05-10. 
  6. Avila, Lina Bruges (2015-04-26). «RINCON DE LA TERAPISTA DE LENGUAJE / SLP CORNER: CUADRO COMPARATIVO FONETICA Y FONOLOGIA». RINCON DE LA TERAPISTA DE LENGUAJE / SLP CORNER. Consultado el 2018-05-10. 
  7. «Resumen de fonética española». www.livingspanish.com (en inglés). Consultado el 2018-05-10. 
  8. «español: FONOLOGIA Y DIFERENCIAS ENTRE FONETICA Y FONOLOGIA». español. Consultado el 2018-05-10. 
  9. Martínez Celdrán, Eugenio (1984). Fonética (con especial referencia a la lengua castellana). Teide: Barcelona.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]