Espeleobuceo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El espeleobuceo es una variante de la espeleología, combinada con el buceo. Esta actividad se centra en la exploración de cavernas subacuáticas.

Muchas de las cuevas concluyen en conductos cegados por el agua, denominados sifones. A partir de este punto, se hace necesario combinar la espeleología con el buceo para continuar la exploración de la cavidad. La práctica del buceo en cuevas debe ser realizada personas que, además de ser buenos espeleólogos y buzos expertos, dominen las técnicas y equipos especializados. Para realizar la respiración bajo el agua a veces es necesario la utilización de mezclas con helio, oxígeno y nitrógeno (Trimix y Nitrox) para bajar los largos tiempos de descompresión y combatir la narcosis. También se emplean circuitos de respiración cerrada o semicerrada, que tienen mayor autonomía que las botellas con los reguladores tradicionales.

Las características tan hostiles que presentan la gran mayoría de los espacios inundados en las cavernas, hacen del espeleobuceo una de las actividades más peligrosas del mundo. Aunque se toman grandes precauciones y los sistemas de seguridad son redundantes, los errores muy frecuentemente se cobran vidas.

En España, el sifón de mayor profundidad, con 135m, es Fuente Azul y el de mayor longitud, El Pozo Azul, con 6410m (con un desarrollo total de esta cavidad de 5020m) Ambos se localizan en la provincia de Burgos.[1]

Referencias[editar]

  1. Información facilitada por Espeleobuceo en Burgos.