Diferencia entre revisiones de «The Pride of the Yankees»

Ir a la navegación Ir a la búsqueda
m (Pequeñas correcciones: WP:CEM.)
Los yanquis llegar a ser el equipo dominante en béisbol, y Gehrig se convierte en el favorito de sus seguidores. Su padre y también su madre están orgullosos. En una recreación de una famosa (y posiblemente apocrifa) anecdota, Gehrig visita a un chico encamado (Gen Collins) en un hospital. Promete dar dos carreras en un juego de la [[Serie Mundial]] solo en honor del chico— y cumple su promesa.
 
Gehrig Es un héroe nacional en la cumbre de su carrera con multitudes de seguidores, muchos amigos leales, y una mujer de adorar. Entonces empieza a notar, con creciente alarma, que su fuerzas se agotan. Aunque continúa jugando, su condición física merma. Un día, en Detroit, le dice al director de los yanquis Joe McCarthy (Harry Harvey) que no puede seguir. Después de un examen medico, el doctor le da la terrible noticia: Gehrig tiene una enfermedad rara, incurable, y tiempo escaso de vida.
 
La mujer de Gehrig le miente al manager de Gehrig. Le dice que sabe que su marido la esta engañando. Finalmente, van a buscarle y le ven jugando beisbol con algunos niños. El manager se enoja con la esposa.
 
Entonces empieza a notar, con creciente alarma, que su fuerzas se agotan. Aunque continúa jugando, su condición física merma. Un día, en Detroit, le dice al director de los yanquis Joe McCarthy (Harry Harvey) que no puede seguir. Después de un examen medico, el doctor le da la terrible noticia: Gehrig tiene una enfermedad rara, incurable, y tiempo escaso de vida.
 
Un año más tarde, el niño del hospital ha crecido (David Holt), encuentra a Gehrig y le muestra que ha tenido una recuperación plena, inspirado en el ejemplo de su héroe. Entonces, mientras Eleanor llora, Gehrig se dirige al público del estadio: "... Hoy, me considero el hombre más afortunado en la faz de la Tierra."

Menú de navegación