Espada de Stalingrado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Presentación de la Espada de Stalingrado en la Conferencia de Teherán, noviembre de 1943.

La Espada de Stalingrado es una Espada larga engalanada con joyas para uso ceremonial. Fue especialmente forjada y grabada por orden del rey Jorge VI del Reino Unido como homenaje del pueblo Británico a los defensores soviéticos de la ciudad durante la Batalla de Stalingrado.[1]​ El 29 de noviembre de 1943 fue presentada al mariscal Joseph Stalin por el Primer Ministro Británico Winston Churchill durante una ceremonia en el transcurso de la Conferencia de Teherán y con la presencia del presidente Franklin D. Roosevelt y una guardia de honor.

Descripción[editar]

Se trata de una Espada larga de empuñadura a dos manos, hoja de doble filo, sólido guardamanos de plata y de aproximadamente 120cm de largo. En la hoja luce un grabado al Aguafuerte donde se puede leer en Inglés y en Ruso:

ГРАЖДАНАМ СТАЛИНГРАДА • КРЕПКИМ КАК СТАЛЬ • ОТ КОРОЛЯ ГЕОРГА VI • В ЗНАК ГЛУБОКОГО ВОСХИЩЕНИЯ БРИТАНСКОГО НАРОДА

TO THE STEEL-HEARTED CITIZENS OF STALINGRAD • THE GIFT OF KING GEORGE VI • IN TOKEN OF THE HOMAGE OF THE BRITISH PEOPLE

(Al espíritu de acero de los ciudadanos de Stalingrado - Regalo del Rey Jorge VI - En señal de homenaje del pueblo británico.)

La empuñadura está encordada con hilo de oro de 18 quilates y su pomo es de Cuarzo transparente con una rosa de Inglaterra de oro engastada en la parte superior. Cada uno de los extremos de sus guardamanos de 10cm están labrados con la forma de una cabeza de leopardo y bañados en oro.[2]

Su hoja de doble filo de 90 cm es lenticular en su zona central y fue forjada a mano con el mejor acero de Sheffield. La vaina está hecha de piel de cordero persa y teñida de carmesí. Algunas fuentes sugieren que se utilizó piel marroquí.[3]​ La vaina está decorada con las Armas reales y el Monograma real en plata dorada con cinco soportes de plata y tres rubíes montados sobre estrellas doradas. En su tiempo fue considerada como una de las últimas piezas maestras en la forja artesanal de espadas.[4]

Fabricación[editar]

El diseño original fue realizado por R.M.Y. Gleadowe, catedrático de Bellas Artes en la Universidad de Oxford y aprobado por el rey. Una comisión de nueve artesanos expertos provenientes del Goldsmiths' Hall supervisaron la ejecución de los trabajos. La frase en ruso fue aprobada por Sir Ellis Hovell Minnsun iconógrafo eslovaco y presidente del Pembroke College, Cambridge.[5]

La compañía Wilkinson Sword se encargó de su fabricación bajo las órdenes de los artesanos espaderos Tom Beasley and Sid Rouse, el calígrafo M. C. Oliver y Leslie G. Durbin de la Royal Air Force.El acero para la hoja vino de la compañía Sanderson Brothers and Newbould de Sheffield. Realizar el proyecto completo tomó alrededor de tres meses.

Presentación[editar]

La presentación oficial se realizó mientras los tres grandes líderes de los Aliados (Churchill, Roosevelt y Stalin) tuvieron una reunión en la embajada Soviética de Teherán en noviembre de 1943. Este encuentro conocido como la Conferencia de Teherán fue el lugar donde se ultimaron los planes finales para la Operación Overlord.[6]

Con un retraso de tres horas, los principales mandatarios y sus delegaciones reunidos en la gran sala de conferencias de la embajada, junto con una guardia de honor británica y soviética, se alienaron ambos a cada lado de la sala. Winston Churchill, vestido con su uniforme azul de Comodoro de la Royal Air Force, entró en la sala al tiempo que una banda militar soviética tocaba el Dios salve a la Reina y la Internacional. Churchill recogió la espada de manos de un teniente y girándose hacía Joseph Stalin declaró: "He recibido la orden de presentar esta espada de honor como muestra de homenaje del pueblo británico". Stalin cogió la espada y besó su funda agradeciéndola en silencio. Él entonces, mostró la espada a Roosevelt que permanecía sentado el cual examinó la hoja y la mantuvo en alto diciendo: "Realmente ellos tienen un espíritu de acero".

Al final de la ceremonia, Stalin inesperadamente, pasó la espada a uno de sus más viejos y leales comandantes Kliment Voroshilov. A Voroshilov el movimiento le cogió un tanto por sorpresa y la cogió por el lado equivocado, por lo que la espada se deslizó de la vaina y cayó.[7]​ En lo que los observadores no se ponen de acuerdo es que si la espada llegó a golpear el suelo, el pie de Voroshilov o pudo recogerse a tiempo antes de que cayera.[8]

Disposición[editar]

Antes de su entrega oficial, la espada fue exhibida como un icono religioso alrededor del Reino Unido incluyendo al Abadía de Westminster.[9]​ La original está actualmente expuesta en el Museo de la Batalla de Stalingrado en Volgogrado.[10]​ Durante la Guerra Fría, la espada regresó a Gran Bretaña para exhibiciones temporales al menos en tres ocasiones.[11]​ Wilkinson Sword ha fabricado otras tres espadas después de esta y sus localizaciones actuales son:[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. Antony Beevor (1998), Stalingrad, Viking Press, p. 405 ISBN 0-14-024985-0.
  2. Olof Janson, The Sword of Stalingrad Page, with original pictures & information courtesy of Robert Wilkinson Latham, son of John Wilkinson Latham of the Wilkinson Sword Co.
  3. Ed Levin, The Sword of Stalingrad Description, Russianswords.com.
  4. "Sword of Stalingrad...Perfection in its Field", Sklar advertisement, July 1944, in The Journal of Bone and Joint Surgery (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., Vol. XXVI, No. 3, Boston MA. p. 11.
  5. Elizabeth Hill, "Obituary: Sir Ellis Hovell Minns (1874-1953)," The Slavonic and East European Review, 1953, pp. 236-238.
  6. Paul D. Mayle (1987), Eureka Summit: agreement in principle and the Big Three at Tehran, 1943, University of Delaware Press, pp. 89-90 ISBN 0-87413-295-9.
  7. Harold Nicholson (1967),; The War Years, 1939-1945, Vol. II of Diaries and Letters, Atheneum, New York, pág. 334
  8. Mayle, p. 90.
  9. Alan Sinfield (1983), Society and Literature, 1945-1970, Taylor & Francis, London, p. 23 ISBN 0-416-31770-7.
  10. "The Battle of Stalingrad" & "Queen Elizabeth - Honorary Citizenship", The Voice of Russia, Tid-bits of the Week, 1999-2000.
  11. Andrew Higgins, "Stalingrad blade blunted by time: The sword Churchill gave Stalin is gathering museum dust," 7 November 1993, The Independent, U.K.
  12. "Smitten by the Sword of Stalingrad - 40 years on display at Jo'burg War Museum", Noseweek Online, Issue # 103, May 2008.

Enlaces externos[editar]