Empalamiento

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Empalamiento con lo que Justo Lipsio llama una crux simplex ad infixionem[1]

El empalamiento es un método de ejecución donde la víctima es atravesada por una estaca sea por un costado, por el recto, la vagina, por la boca, o cualquier parte del cuerpo.[2][3]

En la traducción española de cierto libro en inglés, el mismo término aparece en el sentido de colgar la víctima de un madero, árbol o travesaño, clavada en sus pies y manos.[4]​ Los Testigos de Jehová, que antes lo usaban en este sentido, lo reemplazaron en 2013 con la frase "ejecutar en un madero".[5]

Su origen[editar]

Empalamiento en Judea por los asirios bajo Senaquerib
Arqueros asirios y en el fondo empalamiento de presos

El Código de Hammurabi de alrededor de 1780 a.C. ya prescribe el empalamiento como castigo por ciertos crímenes.[6]

El Imperio Neoasirio (932-612 a.C.) praticaba el empalamiento de los enemigos vencidos, como demuestran la ilustraciones de sus inscripciones aquí reproducidas.

Más tarde lo utilizó como método de ejecución el Imperio persa de los siglos VI y V a.C. El decreto del rey persa Darío I citado en el Libro de Esdras, que mete en su boca las palabras: "He proclamado un decreto de que cualquiera que quebrante este edicto, de su casa se arranque un madero, y levantándolo, sea colgado en él",[7]​ puede referise a esta forma de castigo, dado che la palabra traducida por algunos con "sea colgado" puede significar alternativamente "sea empalado".[8][9][10][11]​ Y en la inscripción de Behistún Darío I se vanta de haber empalado a sus enemigos.[12]​ El historiador griego Heródoto dice que Darío empaló a unos tres mil de los principales ciudadanos de Babilonia.[13]

También el Libro de Ester menciona ejecuciones bajo el rey persa Asuero, unánimemente identificado con el histórico Jerjes I, hijo de Darío, que pueden referirse al empalamiento.[14][15]

El empalamiento se usaba a veces también en el Imperio romano. Séneca (4 a.C. – 65 d.C.) habla de esa forma de la pena de muerte en sus Cartas a Lucilio, 14: adactum per medium hominem qui per os emergat stipitem[16]​ ("el hombre empalado con la pica emergiendo de su boca");[17]​ y en su Consolación a Marcia: alii per obscena stipitem egerunt[18]​("aquél los empala por los órganos genitales").[19]

Vlad Tepes[editar]

Empalamiento en Rumanía por Vlad Tepes.

Este sistema de ejecutar fue empleado en la Rumania del siglo XV, siendo muy frecuentemente usado por Vlad «el Empalador» Tepes,[20][21]​ quien, destacando por su increíble crueldad, llegó a ser la fuente histórica de la criatura literaria Drácula.[22]​ Este método fue utilizado por Vlad Tepes en numerosas ocasiones, llegando a empalar a más de 23.000 personas en un día durante su reinado en Valaquia en la segunda mitad del siglo XV. Se cree que lo aprendió en su cautiverio en Turquía cuando era adolescente.

Cuando los turcos otomanos invadieron Valaquia, huyó a su vecina Hungría a pedir refugio a su rey, que lejos de recibirlo, lo encarceló porque lo consideraba valioso ya que podría ser utilizado en su beneficio. Y se contaba que tal era su devoción por el empalamiento que mientras estuvo encarcelado en las mazmorras del castillo del rey de Hungría, Vlad, el mayor empalador de la historia, siguió empalando con astillas que arrancaba de la madera del suelo a ratones, arañas y todo lo que veía por la celda y los colocaba en la ventana a modo de trofeo. Así pasó sus días en la celda de dicho castillo durante más de 10 años hasta que fue liberado y siguió empalando a personas, sobre todo a turcos, cuando recuperó Valaquia.[23][24]

América española[editar]

Muerte de Caupolicán

Algunos de los conquistadores españoles empalaban a los aborígenes que les ofrecían resistencia. El cerro El Empalao en Venezuela tomó su nombre porque en su punta el encomendero Garci González de Silva empalaba a los meregotos rebeldes.[25]​ Otro víctima fue el líder mapuche Caupolicán empalado en 1558 en lo que ahora es Chile.[26]

En la medicina[editar]

El término empalamiento también se utiliza para describir heridas producidas accidentalmente en las que algún objeto atraviesa el cuerpo de una persona. Por ejemplo, cuando alguien es atravesado por una barra de metal. Quitar estos objetos es un verdadero desafío para los cirujanos.[27]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Justo Lipsio, De cruce, libro I, capítulo VI (pp. 22–26 de la edición de Leiden 1695)
  2. Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española
  3. Diccionario español lexicoon
  4. Vine, William (2007). Merrill F. Unger & William White, ed. DICCIONARIO EXPOSITIVO DE PALABRAS DEL ANTIGUO Y NUEVO TESTAMENTO EXHAUSTIVO DE - VINE -. Grupo Nelson. p. 220. ISBN 0-89922-495-4. 
  5. "La revisión del 2013 de la Traducción del Nuevo Mundo en inglés"
  6. Código de Hammurabi, norma 153
  7. Esdras 6:11
  8. Versión "Dios Habla Hoy"
  9. Esdras 6
  10. Dos otras versiones
  11. Sefarad, vol. 42, partes 1-2 (1982), p. 200
  12. David Asheri, Alan Lloyd, Aldo Corcella, A Commentary on Herodotus, Books 1-4 (Oxford University Press 2007): Appendix I: The Inscription of Darius at Bisitun, §§43, 50, pp. 534–535
  13. Heródoto, Historias, III, clix
  14. Comentario Bíblico Mundo Hispano (Mundo Hispano 2006), p. 216
  15. Charles R. Swindoll, Ester - una mujer de fortaleza y dignidad (Mundo Hispano 2000), p. 74
  16. Ad Lucilium Epistulae Morales, 14,5
  17. Carta a Lucilio 14
  18. De Consolatione ad Marciam, 20,3
  19. Consolación a Marcia, XX
  20. Vlad The Impaler: Brief History
  21. Vlad the Impaler
  22. DRACULA: between myth and reality
  23. Andreescu, Ștefan (1991). «Military actions of Vlad Țepeș in South-Eastern Europe in 1476». En East European Monographs, Distributed by Columbia University Press. Dracula: Essays on the Life and Times of Vlad Țepeș. p. 140. ISBN 0-88033-220-4. 
  24. Florescu, Radu R.; McNally, Raymond T. (1989). Back Bay Books, ed. Dracula, Prince of Many Faces: His Life and his Times. p. 163. ISBN 978-0-316-28656-5. 
  25. Julio Mosquera, "El cerro El Empalao en Cagua es más importante que el Sambil de La Candelaria: Caracas es Caracas y lo demás es monte" en Aporrea 03/11/2009
  26. Barros Arana, Diego (2014). Linkgua digital, ed. Historia general de Chile II. p. 197. 
  27. Empalamiento, término médico, en diagnosticomedico.es