Elisabeth-Sophie Cheron

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Archivo:Elisabeth-Sophie Chéron.jpg
Élisabeth Sophie Chéron , self portrait, 1672.

Elisabeth-Sophie Cheron (3 de octubre de 1648, París- 3 de septiembre de 1711, ?), fue una intérprete del barroco, aunque se la considera una mujer del renacimiento, mostró un gran talento en artes plásticas, música y literatura que fue recompensados en vida al ser nombrada miembro de dos Academias. Elizabeth Sophie Chéron fue una admirable mujer francesa que desplegó su talento en distintas disciplinas, lo que le valió un gran reconocimiento en su época. Además de pintora, fue poeta y música. Nació en París, en el año 1648, y desde pequeña recibió entrenamiento de su padre en la pintura de miniaturas y esmaltado. En 1672, a la edad de 22 años, fue admitida en la Real Academia de Pintura y Escultura, bajo la protección del pintor Charles Le Brun y con la presentación de su autorretrato como pieza de ingreso. Fue la cuarta mujer en ser admitida en esta Academia, ya que tres ingresaron la década anterior, Catherine Girardon y las dos hijas de Louis Boullogne: Madeleine y Geneviève.

Biografía[editar]

Elisabeth-Sophie Cheron nació y vivió en París. Recibió la educación de su padre, Henri Cheron, pintor, poeta y músico. Se casó con Jacques le Hay, llegando a ser conocida por su nombre de casada. Llegó a recibir una pensión de Luis XIV que coronó sus últimos años.

En 1699 fue nombrada miembro de la Accademia dei Ricovrati de Papua, recibiendo el nombre de "Erato", por el de la musa de la poesía lírica y amorosa uniéndose a las filas de las otras ocho "musas" femeninas de dicha Academia, limitadas al número de nueve por dictados del clasicismo. En 1672, tras presentar su autorretrato como pieza de ingreso, apadrinada por el pintor Charles Le Brun, recibió el nombramiento para la Académie Royale de Peinture et Sculpture, formando parte del primer grupo de mujeres admitidas en esta institución.

Uno de sus entretenimientos era la música, tocaba el laúd y el clave, su maestro de laúd fue él músico Joseph de Soleras. Destaca la considerable colección de instrumentos musicales que poseía en su casa, incluyendo un laúd y un clave con dos manuales, poseía también una espineta, dos guitarras, dos angélicas y tres tiorbas ("una pequeña y dos grandes"). Las dos violas soprano más el bajo de viola, un violín y un tambor bajo que completaban la lista atestiguan su conocimiento de los instrumentos de cuerda con arco o pulsados y de percusión, además de los de teclado.

Esta colección de instrumentos servía tanto para ella, como para sus estudiantes, su familia y sus amigos. El inventario doméstico revela también la existencia de cajas para algunos de sus instrumentos: la guitarra, la angélica, la tiorba y la viola soprano. El inventario instrumental nos ofrece pruebas sólidas de que su salón era un centro de actividad música.

La angélica es un instrumento de doble mástil con cuerdas afinadas en series diatónicas, de manera muy parecida a la arpa, con diez trastes y una extensión de poco más de dos octavas. En realidad era un instrumento poco conocido actualmente que pudo haber recibido su nombre del de Angélique Paulet, una de las primeras précieuses al frente de algunas de las reuniones de mujeres en los salones, que fue una maestra del laúd.

No se tienen documentos que atestigüen que Cheron recibiera clases académicas del resto de sus instrumentos, sin embargo, Dézallier d’Argentville, contemporáneo suyo escribió que ella y sus aprendices de grabado interpretaban música en su salón por las tardes, una vez concluido el trabajo, y después de disertaciones con su hermano (Louis Cheron) y otros eruditos, sobre pintura y bellas artes, mostrando así sus habilidades melódicas con varios instrumentos.

Obra[editar]

En 1694 publica su libro de paráfrasis de los salmos, el Essay des pseaumes et cantiques mis en vers, y enrichis de figures.

Su nombre aparece en cartas y poemas escritos por y sobre mujeres relevantes, recopilado por el historiógrafo real Claude-Charles de Vertron en el siglo XVIII: La Nouvelle Pandore ou Les femmes illustres du siècle de Louis le Grand. En él vemos que desempeñó un cometido fundamental en los círculos de mujeres eruditas que poblaron todo el siglo anterior y que su salón musical siguió los pasos de los famosos centros de reunión de los grupos de précieuses y femmes savantes.

Elisabeth-Sophie Chéron realizó retratos como el de la salonnière Madeleine de Scudéry, primera mujer francesa nombrada para la Accademia dei Ricovrati, donde fue conocida por su anterior sobrenombre de “Safo”. También realizó el retrato del músico real Jacques Morel (fl. 1700-1740). No hay documentos que consideren a Cheron como compositora de música, sino como intérprete, en su personificación de “Erato”, Chéron había dominado el arte de componer poesía lírica Su éxito en Essay des pseaumes et cantiques se debió, en parte, al hecho de haber estudiado hebreo para acercarse lo más posible a la comprensión de las sutilezas del texto. Su hermano Louis realizó los grabados que acompañaban cada una de las paráfrasis, aunque no todas las ediciones los incluyeron. Actualmente se conservan docenas de ejemplares de esta obra en bibliotecas de Europa y Estados Unidos, tanto de la primera edición de 1694 como de las reediciones publicadas póstumamente en 1715.

Aunque no compuso en realidad música, sus salmos proporcionaron textos para composiciones de dos músicos, Baptiste Drouard de Bousset (1662-1725) que compuso el salmo como un air spirituel para tiple y bajo continuo, y Antonia Bembo (una noble veneciana que había vivido en Francia desde mediados de la década de 1670) puso música a los siete Pseaumes de la Pénitence, agrupados en una sección del Essay.

Sabemos por Titon du Tillet que el gran éxito de su Aunque Chéron no compuso en realidad música, sus paráfrasis de los salmos proporcionaron textos para composiciones de, por lo menos, dos músicos. El musicólogo Thierry Favier ha comparado recientemente una versión del Salmo 68 compuesta por Jean-Baptiste Drouard de Bousset (1662-1725) con la paráfrasis versificada de Chéron. Bousset compuso el salmo como un air spirituel para tiple y bajo continuo y encargó su publicación a los impresores Ballard en 1701. La segunda compositora, En la década de 1930, Yvonne Rokseth(musicóloga francesa) descubrió que los textos de Chéron coincidían con la obra de Bembo titulada Les sept Pseaumes de David. La música de Bembo no fue publicada nunca, pero la serie de siete salmos se conserva en la Bibliothèque Nationale. Parece muy posible que Bembo y Chéron se conocieran, pues ambas estaban en la lista de pensionados del rey, las dos residían en París y se dedicaban a la interpretación musical y Chéron había sido nombrada miembro de una Academia situada en el Véneto, la tierra de Bembo.

Aunque la actividad principal de Chéron no fuera musical, sus aportaciones a este arte fueron importantes. Tocaba la mayoría de los instrumentos de tecla y cuerda que poseía, escribió poemas directamente adaptados para versiones musicales y proporcionó además material a la posteridad al pintar el retrato del músico real Jacques Morel (fl. 1700-1740).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]