Electrodoméstico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Licuadora electrodoméstico perteneciente a la línea blanca.

Un electrodoméstico es un dispositivo que puede ser mecánico, eléctrico y electrónico que permiten realizar y agilizar algunas tareas domésticas y mejorar el confort del hogar. Ayudan a preparar y cocinar alimentos y a conservarlos, sirven para la limpieza y regular la temperatura y humedad del ambiente y del agua. También se consideran como electrodomésticos los dispositivos para comunicación y entretenimiento como televisores y equipos de sonido.

Línea Marrón[editar]

Un computador personal de escritorio mostrando la Wikipedia con una impresora conectada

Hace referencia al conjunto de electrodomésticos de vídeo y audio. Este tipo de electrodoméstico se distribuye en un 44% del total del mercado en comercios afiliados. El comportamiento de compra sigue las líneas del sector en general, seguido por grandes superficies (27%) e hipermercados (22%). El sector está viviendo un auténtico auge debido a la continua aparición de novedades tecnológicas que mejoran las ofertas anteriores. Así, los mayores crecimientos en ventas de los últimos años se han producido en reproductores de DVD y Home cinema. La aparición de las pantallas de televisión de plasma prometen una revolución similar en los próximos años.

Esta categoría incluye:

Línea blanca[editar]

Refrigerador, ejemplo de electrodoméstico perteneciente a la línea blanca

Se refiere a los principales electrodomésticos vinculados a la cocina y limpieza del hogar. En el comercio afiliado es donde más electrodomésticos son adquiridos con un 48% sobre el total del mercado, seguido de las grandes superficies los especializados con un apoyo de son las 25% sobre el total. Incluye:

Los grandes electrodomésticos pueden ser divididos, en grandes rasgos, en equipos de refrigeración, climatización, equipamiento de lavado y mixtos.

Pequeñas Aplicaciones de Electrodomésticos (PAE)[editar]

Se divide en tres grandes categorías:

  • Mantenimiento de la casa.
  • Preparación de alimentos.
  • Higiene y belleza.

La venta de pequeños aparatos eléctricos se produce en un 35% en el comercio afiliado seguido de un 26% en hipermercados. Esto marca una diferencia con la distribución del sector en general y con la línea marrón, en particular.

Etiqueta energética[editar]

Ejemplo de etiquetado energético de la UE para un frigorífico

El ámbito de aplicación de la etiqueta energética es europeo y constituye una herramienta informativa al servicio de los compradores de aparatos consumidores de electricidad. Permite al consumidor conocer de forma rápida la eficiencia energética de un electrodoméstico. Tiene que exhibirse obligatoriamente en cada electrodoméstico puesto a la venta. Los tipos de electrodomésticos que tienen obligación de etiquetarse energéticamente son:[1]

Con la Directiva 2010/30/UE, en junio de 2010 la Unión Europea creó un nuevo diseño de la etiqueta energética. La escala de clasificación está compuesta por letras, además de las tres clases adicionales de eficiencia energética superior: A+, A++ y A+++.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «La etiqueta energética». Archivado desde el original el 27 de mayo de 2015. Consultado el 15 de mayo de 2014. 
  2. «Copia archivada». Archivado desde el original el 24 de septiembre de 2016. Consultado el 9 de septiembre de 2016. 

Enlaces externos[editar]


Artículos sobre diferentes Pequeños Aparatos Electrodomésticos (PAE) https://comparahogar.com/