El coleccionista (novela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El coleccionista
de John Fowles Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Terror Ver y modificar los datos en Wikidata
Ambientada en Sussex Ver y modificar los datos en Wikidata
Edición original en inglés Ver y modificar los datos en Wikidata
Título original The Collector Ver y modificar los datos en Wikidata
Cubierta Tom Adams Ver y modificar los datos en Wikidata
Editorial
País Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación

El coleccionista es la primera novela, publicada en 1963, del escritor inglés John Fowles. En 1965 sirvió de base a la película homónima protagonizada por Terence Stamp.

Argumento[editar]

La novela se centra en un solitario joven, Frederick Clegg, quien trabaja en una oficina estatal y colecciona mariposas en su tiempo libre. Clegg está obsesionado con Miranda Grey, una estudiante de arte, a quien admira distantemente pero con quien no establece ningún contacto. Un día, Clegg gana un importante premio en las apuestas de fútbol. Abandona su trabajo y compra una casa en la campiña. Sin embargo, se siente solo y quiere estar con Miranda. Sin poder establecer un contacto normal, decide sumarla a su colección de objetos bellos e inanimados, con la esperanza de que, a medida que pase el tiempo, se enamore de él.

Luego de cautelosos preparativos, Clegg secuestra a Miranda tras drogarla con cloroformo y la encierra en un sótano que había preparado especialmente en su nuevo hogar. Cuando la joven se despierta lo enfrenta y le recrimina sus acciones. Clegg, avergonzado, le promete que la dejará ir tras un mes. Le asegura que la tratará con respeto y le permite ciertas libertades, como tomar baños en la casa principal u otorgarle constantes regalos, siempre y cuando nunca abandone el sótano.

La segunda parte de la novela toma el punto de vista de Miranda, a partir de fragmentos de un diario que logra escribir en su cautiverio. Clegg la asusta, y no logra entenderlo al principio. Miranda recuerda su vida previa al cautiverio, y muchas de las partes del diario están dirigidas o bien a su hermana o a un hombre a quien refiere como G.P., de quien finalmente se da cuenta que está enamorada. En esta sección de la novela, el autor explora diferentes asuntos filosóficos, tales como la naturaleza del arte, la humanidad e incluso la existencia de Dios.

Al principio, Miranda cree que su captor alberga motivos sexuales para haberla secuestrado; sin embargo, a partir de las acciones de Clegg, se da cuenta que no es así. Comienza a sentir pena por él, comparándolo con el personaje Calibán de la obra de William Shakespeare "La tempestad" debido a su obsesión por ella. Clegg le dice que su nombre es Ferdinand, quien en la obra de Shakespeare es quien gana el corazón del personaje de Miranda.

La muchacha intenta escapar en múltiples ocasiones, todas abortadas por Clegg. También intenta seducirlo con el fin de que la deje en libertad. A medida que Clegg se rehúsa a dejarla ir, Miranda comienza a fantasear con asesinarlo. Luego de un intento fallido de hacerlo, Miranda comienza a sentir pena por ella misma. Cree que matar a su captor la rebajaría a su nivel, y desiste de volver a intentarlo. Antes de intentar otro escape, comienza a enfermar y eventualmente muere.

La última parte de la novela vuelve a ser narrada por Clegg. Tras la muerte de Miranda, desea suicidarse pero tras encontrar su diario y enterarse que ella nunca lo amó decide que está mejor sin ella. El libro termina con su deseo de secuestrar a una nueva muchacha.

En otros medios[editar]

El coleccionista ha sido adaptada tanto en el cine como en el teatro. Al mismo tiempo, se ha hecho referencia a ella en numerosas canciones, programas de televisión y libros.

Cine[editar]

La novela fue adaptada en una versión cinematográfica con el mismo nombre en 1965. El guión fue adaptado por Stanley Mann y John Kohn, y fue dirigida por William Wyler. Fue protagonizada por Terence Stamp y Samantha Eggar en los papeles de Clegg y Miranda respectivamente.

Música[editar]

  • La canción "The Butterfly Collector" de la banda inglesa The Jam (lado B de su single de 1979 "Strange Town") estuvo inspirada por el libro.
  • La letra de la canción "Purity", de la banda de metal Slipknot, toma inspiración de la novela, así como la canción "Prosthetics" de la misma banda.
  • Se piensa que la canción "Half A Person" de The Smiths se titula por una cita del libro: "Caliban is half a person at the best of times."
  • La canción "The Man Who Stole A Leopard" de la banda británica Duran Duran (en el álbum All You Need Is Now) estuvo inspirada por la película, según Nick Rhodes.
  • La canción"Index" de Steven Wilson (en el álbum Grace For Drowning, 2011) se inspiró en la novela.
  • La letra de "Chastity", del grupo The Raves, se relaciona con el argumento de la novela.

Televisión[editar]

El argumento básico de El coleccionista (una persona solitaria que secuestra al objeto de sus deseos) se convirtió en un argumento clásico para numerosos programas televisivos, desde comedias hasta policiales. Algunos de los más explícitos son:

Libros e historietas[editar]

Relación con asesinos seriales[editar]

En varias oportunidades desde la publicación de la novela, asesinos seriales, secuestradores y otros criminales alegaron que El coleccionista fue la base, la inspiración o la justificación de sus crímenes.[1]

Leonard Lake y Charles Ng[editar]

En 1985, Leonard Lake (con la ayuda de Charles Chi-Tat Ng) secuestraron a la joven Kathy Allen de 18 años y a Brenda O'Connor, de 19, para satisfacer su fantasía de tener su propia "Miranda". Lake describió su plan de utilizar mujeres para sexo y tareas domésticas en un vídeo "filosófico". Se cree que junto a Charles Ng asesinaron al menos a 25 personas, incluyendo dos familias enteras. Aunqe Lake cometió muchos crímenes en el área de Ukiah, California, su "Operación Miranda" recién comenzó cuando se mudó a un área remota en Wilseyville, California. Los vídeos de los asesinatos y un diario escrito por Lake fueron encontrados enterrados cerca de su búnker. En ellos se reveló que Lake nombró su plan "Operación Miranda" por el libro de Fowles.[2]

Christopher Wilder[editar]

Christopher Wilder, conocido asesino serial de niñas, tenía en su poder una edición de El coleccionista al momento de suicidarse en 1984.[1]

Robert Berdella[editar]

En 1988, Robert Berdella mantenía cautivas a sus víctimas masculinas y fotografiaba sus torturas antes de asesinarlos. Alegó que la versión cinematográfica de El coleccionista fue su inspiración de adolescente.[3]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]