El Plata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Plata
El Plata
Cabaret El Plata Zaragoza 1.JPG
Información general
Uso(s) Cabaret
Dirección Calle Cuatro de Agosto, 23, Zaragoza
Localización 41°39′10″N 0°52′48″O / 41.65278, -0.88000
[editar datos en Wikidata]

El Plata es un café cantante con espectáculos de cabaret de Zaragoza (España) situado en la calle Cuatro de Agosto, 23, en la popular zona conocida como El Tubo.[1]

Fue fundado en 1920, con el nombre de «La Conga», en la época de moda de los tangos y en el que trabajaban 40 señoritas para atender a los parroquianos. El coste era de veinticinco céntimos la pieza, de los cuales quince céntimos eran para ellas y diez para la casa.

Está ubicado en pleno corazón de El Tubo zaragozano, enclave conocidísimo por sus tapas, y por ser también una de las puertas de la ciudad, ya desde la época romana, la Puerta Cinegia, de la que partía la calzada que se dirigía hacia el sur.

La Conga se convirtió en un local social de referencia de la ciudad, pero aun así fue cerrado por la dictadura de Miguel Primo de Rivera, aunque reabierto de nuevo a los pocos meses. Al comienzo de los años 40, cambió de nombre a «El Plata» y comenzó a funcionar con el formato de café-cantante, con gran éxito de público y tres funciones diarias.

Agrupaba en su público dos corrientes totalmente distintas, los terratenientes agrarios —los de «la boina»— y los militares del próximo cuartel de San Gregorio y la Academia General Militar. La sesión de la tarde era tradicionalmente conocida como la de «la boina», pero su fama se extendió por toda España a través de los miles de militares que cumplieron en Zaragoza su servicio militar.

Por su escenario desfilaron las más conocidas artistas de la copla y la revista de la época: Encarnita Montoya, Luchi Pardo, Isabelita Conde, Luisita Teruel, Mayte —la de los «Besos de celofán», una gran vocalista que terminó en gran vedette y se casó con un americano—, las hermanas Siboney y Esparza, las Castillo o el negro Tonson.

Era habitual que algunas de las artistas más populares alcanzasen la categoría como «de la casa». Fue el caso entre las últimas, de Mary de Lis, Marga Castillo, Mónica, Celia, Christa, Ana Grey y Conchita Lucero, que tuvieron una enorme popularidad pagada con contratos de larga duración, generalmente de varios años.

Pero el 3 de mayo de 1992 se cerró El Plata y el local fue comprado por la sociedad Aramersa, y en 1995 participado por la Sociedad Municipal de la Vivienda por su valor de enclave histórico.

Se inició entonces un proyecto de reforma con el arquitecto Javier Ruiz Tapiador, el cual se terminó por otro arquitecto: José Manuel Pérez Latorre. Las obras de reforma y ampliación se prolongaron durante dieciséis años, hasta que, el 12 de junio del 2008, coincidiendo con la Exposición Internacional de Zaragoza de ese año, se reabrió.[2][3]

El empeño de la dueña del local, doña Joaquína Laguna, en mantener el proyecto de rehabilitación fiel al local original, se apoyó también en la dirección artística escénica del cineasta Bigas Luna y de toda la sociedad zaragozana que acudió a la inauguración de El Plata representada por artistas, políticos y el mundo cultural aragonés. Esta nueva etapa comenzó con las actuaciones de dos artistas de la época en que se cerró, Marga Castillo y Mary de Lis, junto a la nueva plantilla de artistas. El local, además, se ha ampliado con la sala de billares adyacente, también recuperada.

Permanecen los elementos decorativos art decó que le dieron su personalidad y por la que fue conocido, sus originales plafones, el fondo pintado con palmeras, las cristaleras, algunas mesas de formica, las molduras de escayola imitando mármoles, el gres del suelo, los zócalos, las columnas con las mismas basas y espejuelos y la disposición del escenario con su mural tropical, obra del pintor oscense Pepe Cerdá.

El Plata tuvo una lejana réplica en locales similares en el resto de España, como La Venta Eritaña o Las Siete Puertas de la Alameda, en Sevilla; El Royalti de la calle San Francisco, La Granja y el Iruña, en Bilbao; o El Molino, en Barcelona, pero no mantuvieron espectáculos de café-cantante.

Referencias[editar]

  1. Ángel Sánchez-Harguindey (19 de julio de 2009). «El cabaret ibérico». El País. Consultado el 20 de julio de 2009. 
  2. «'El Plata' reabre sus puertas», El Mundo Multimedia. Zaragoza, 11 de julio de 2008.
  3. «El Plata reabre con "mucha ilusión", el "espíritu de siempre" y la dirección artística del cineasta Bigas Luna», Europa Press. Zaragoza, 12 de junio de 2008.

Enlaces externos[editar]