Edith Wilson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Edith Bolling Galt Wilson
Edith Wilson cropped 2.jpg

Great Seal of the United States (obverse).svg
Primera dama de los Estados Unidos
en ejercicio de funciones presidenciales
18 de diciembre de 1915-4 de marzo de 1921
Presidente Woodrow Wilson
Predecesor Margaret Wilson
Sucesor Florence Harding

Información personal
Nombre en inglés Edith Wilson Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 15 de octubre de 1872 Ver y modificar los datos en Wikidata
Wytheville, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 28 de diciembre de 1961 Ver y modificar los datos en Wikidata (89 años)
Washington D. C., Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Insuficiencia cardíaca Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Catedral Nacional de Washington, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político
Familia
Cónyuge Norman Galt (1896-1908)
Woodrow Wilson (1915-1924)
Información profesional
Ocupación Política Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Edith Bolling Wilson Signature.svg

Edith Bolling Galt Wilson (Wytheville, 15 de octubre de 1872Washington D. C. 28 de diciembre de 1961), fue la segunda esposa del Presidente de EE.UU. Woodrow Wilson, Primera dama de los Estados Unidos de 1915 a 1921. Conoció al presidente Woodrow Wilson en marzo de 1915 y se casaron nueve meses más tarde.

Cuando el Presidente Woodrow Wilson padeció un ictus severo en octubre de 1919, Edith Wilson comenzó a supervisar los asuntos de estado, decidiendo cuáles eran lo bastante importantes para ser sometidos al presidente postrado en cama. Con este proceder, dirigió de facto el poder ejecutivo del gobierno durante el resto del segundo mandato del presidente, hasta marzo de 1921.[1][2]​ Se convirtió así en la primera Primera Dama en asumir funciones presidenciales.

Vida temprana[editar]

Edith Bolling nació el 15 de octubre de 1872 en Wytheville (Virginia), hija del juez de tribunal del circuito, William Holcombe Bolling, y de su mujer Sarah "Sallie" Spears (su apellido de nacimiento era White).[3][4]​ El edificio donde nació está situado en el centro histórico de la localidad de Wytheville.[5]​ Edith era descendiente de colonos europeos que llegaron a Virginia durante la colonización británica de Norteamérica.[6]​ A través de su padre, era descendiente directa de Pocahontas (hija del jefe de la tribu nativa powhatan), casada con John Rolfe, uno de los primeros colonos ingleses de Virginia y el primer hombre en plantar tabaco como un cultivo de exportación.[7]​ Jane Rolfe se casó con Robert Bolling, un rico comerciante y agricultor. La abuela de Edith era hermana de Thomas Jefferson y estaba también emparentada con Martha Washington y Robert E. Lee.

Edith era la séptima de once hijos, de los que dos murieron en la infancia.[8][9]​ Parece que los Bolling habían sido bastante ricos antes de la Guerra Civil Americana, pero se vieron obligados a abandonar su casa de la plantación después de ser incapaces de pagar los impuestos sobre la tierra tras la guerra. Al finalizar la Guerra Civil, William Bolling se estableció en la propiedad de su padre en Wytheville, donde nacieron la mayoría de sus hijos.

Los Bolling eran firmes partidarios de los Estados Confederados de América, y Edith estaba muy orgullosa de su herencia sureña. Como sucedía a menudo con los antiguos propietarios de esclavos, los Bolling creían que sus antiguos esclavos estaban contentos con la vida en la Rose Cottage Plantation y que tenían poco deseo de libertad. Después de la Guerra Civil, William Bolling volvió a la práctica de la abogacía para mantener a su familia.

La casa de los Bolling era grande. Además de los nueve hijos sobrevivientes, las dos abuelas de Edith, varias tías y algunos primos también vivían con ellos. La mayoría de estas mujeres de la familia habían perdido a sus maridos durante la guerra.[10]

Edith tuvo poca educación formal, pero esto no quiere decir que fuera una ignorante. Mientras sus hermanas estaban matriculadas en las escuelas locales, ella no lo estuvo.[11]​ Sin embargo, su abuela paterna, Anne Wiggington Bolling, desempeñó un papel importante en su educación.[12]​ Coja por una lesión en la médula espinal, la abuela Bolling debía permanecer acostada[9]​ y fue Edith la encargada de lavar su ropa, prepararle la cama por la noche y cuidar de sus 26 canarios. La abuela Bolling enseñó a Edith a leer, escribir, hablar un lenguaje híbrido entre el inglés y el francés, hacer vestidos, ganchillo, punto de lana y bordado.[3][12]​ Por otra parte, estimuló el gusto por la poesía y la música en su joven nieta[8]​ e infundió en ella una tendencia a hacer juicios rápidos y a sostener sus opiniones, rasgos de personalidad que Edith exhibiría a lo largo de toda su vida.[3]​ William Bolling leía clásicos literarios en voz alta a su familia por las noches, contrató a un tutor para enseñar a Edith en casa,[3]​ y a veces la llevó en sus viajes.[11]

Durante su niñez, Edith quedó particularmente impresionada por las canciones y cuentos populares que escuchó. Cada día, la familia se reunía en el dormitorio de la abuela Bolling y escuchaban como cantaba canciones y contaba historias románticas de personas que encuentran el amor verdadero;[12]​ estas canciones e historias también dejaron una profunda huella en Edith.[3][12]​ Los Bolling asistían a la iglesia regularmente, y Edith fue devota de por vida de la Iglesia Episcopaliana.

Cuando Edith tenía 15 años, su padre la inscribió en el Martha Washington College (un precursor del Emory and Henry College), una escuela de perfeccionamiento para señoritas situada en Abingdon (Virginia);[11]​ y escogió para ella su excelente programa de música.[12]​ Allí no fue muy feliz, en gran parte debido a la mala comida, las habitaciones frías[3][12]​ y la rutina rigurosa y estrictamente reglamentada,[11]​ y volvió a su casa después de solo un semestre.[8]​ Cuando cumplió 17 años, su padre la inscribió en la escuela Powell para chicas en Richmond (Virginia).[11]​ Según recordaría más tarde, esta fue la época más feliz de su vida.[3]​ Pero la escuela Powell cerró a finales de ese año, después de que el director sufriera un accidente que le costó una pierna.[11][13]​ Agobiado económicamente por el costo de la educación de Edith, William decidió dar por finalizada su breve educación académica, enviando a sus tres hermanos a la escuela en su lugar.[8][13]

Durante una visita a su hermana casada en Washington D. C., Edith conoció a Norman Galt (1864-1908), un prominente joyero, con el que se casó el 30 de abril de 1896, viviendo en la capital durante los 12 años siguientes. En 1903 dio a luz un hijo que vivió solamente unos días, quedando estéril a consecuencia del difícil parto.[8]​ En enero de 1908 su marido murió inesperadamente a la edad de 43 años, y Edith tuvo que contratar un administrador para dirigir el negocio y vivir modestamente hasta que logró pagar sus deudas.[cita requerida]

Primera Dama de los Estados Unidos[editar]

Matrimonio y Primera Dama[editar]

En marzo de 1915, Edith (por entonces viuda de Galt), conoció en una recepción en la Casa Blanca al también viudo Woodrow Wilson, Presidente de los Estados Unidos. Los presentó Helen Woodrow Bones (1874-1951), prima del Presidente y anfitriona oficial de la Casa Blanca desde la muerte de Ellen Wilson, primera esposa del Presidente. Wilson apreció enseguida a Galt y su admiración creció rápidamente hasta convertirse en amor. Wilson se declaró a Edith, se dice que con la siguiente frase: "En este lugar, el tiempo no se mide por semanas, meses o años, sino por experiencias profundamente humanas..."[cita requerida]

Tras hacerse pública la relación, circularon rumores de que Wilson había estado engañando a su primera esposa,[14]​ o de que los propios Wilson y Galt la habían asesinado para estar juntos.[15]​ Consciente del efecto que todo este escándalo podría tener sobre su prometida, Wilson le ofreció la posibilidad de renunciar a su compromiso. Edith respondió que ella estaba con él no por sentido del deber, piedad o el honor, sino por amor; pero insistió en posponer la boda hasta el final del año oficial de luto por la Sra. Wilson.[cita requerida]

Wilson se casó con Galt el 18 de diciembre de 1915 en su casa de Washington, D.C. Asistieron 40 invitados, y la boda fue oficiada conjuntamente por el párroco del novio, el reverendo Dr. James H. Taylor de la Iglesia Presbiteriana Central; y el de la novia, el reverendo Dr. Herbert Scott Smith de la Iglesia Episcopaliana de Santa Margarita. La pareja pasó dos semanas de luna de miel en Hot Springs (Virginia) y en The Greenbrier en White Sulphur Springs (Virginia Occidental).[cita requerida]

En 1916, el artista estadounidense nacido en Suiza Adolfo Müller-Ury (1862-1947) fue encargado por el coronel Edward M. House para pintar un retrato de la Sra. Wilson, lo que hizo en la Casa Blanca. La pintura siempre estuvo colgada en el dormitorio del Presidente, y cuando la Sra. Wilson murió legó el cuadro a la Casa Blanca, realizándose una copia para exponerla en la Casa Museo de Woodrow Wilson.[cita requerida]

Anfitriona en la Casa Blanca y la Primera Guerra Mundial[editar]

Retrato oficial de Edith Wilson colgado en la Casa Blanca (obra de Adolfo Müller-Ury)

Como Primera Dama durante la Primera Guerra Mundial, la señora Wilson observó los domingos sin gas, los lunes sin carne y los miércoles sin harina, dando ejemplo dentro del esfuerzo federal de racionamiento. Dispuso que un rebaño de ovejas pastase en el césped de la Casa Blanca en lugar de que lo cortaran los jardineros, y subastó su lana en beneficio de la Cruz Roja Americana.[16]

Aunque la nueva Primera Dama protagonizó sonadas veladas en su papel de anfitriona, el aspecto de las relaciones sociales de la administración quedaron eclipsados por la Primera Guerra Mundial, y pasaron a un segundo plano después de que los Estados Unidos entraron oficialmente en el conflicto en 1917. Edith se convirtió en la primera persona además del Presidente en recibir protección permanente del Servicio Secreto a tiempo completo.[cita requerida] Edith Wilson subordinó su propia vida a la de su marido, tratando de mantener su salud bajo unas condiciones de tremenda presión.[cita requerida] Acompañó al Presidente a Europa cuando los aliados acordaron los términos de la paz,[cita requerida] el primero de estos viajes de un Presidente de Estados Unidos en el ejercicio de su cargo.

Papel ejecutivo durante la enfermedad del Presidente Wilson[editar]

Woodrow Wilson. Primera fotografía posada de Wilson después de su ictus. Estaba paralizado en su lado izquierdo, por lo que Edith sostiene un documento mientras lo firma. Junio de 1920.

Después de su asistencia a la Conferencia de Paz de París (1919), Woodrow Wilson volvió a hacer campaña para que el Senado aprobara el Tratado de Paz y el Pacto de la Sociedad de Naciones. Sin embargo, a la edad de 62 años, su salud se quebró en octubre, cuando un derrame cerebral le dejó paralizado. Los Estados Unidos nunca ratificaron el Tratado de Versalles (1919) ni se unieron a la Sociedad de las Naciones, que inicialmente había sido un concepto propuesto por el propio presidente Wilson. En ese momento, el sentimiento aislacionista era muy fuerte.

Edith Wilson asumió deberes rutinarios y tareas detalladas de responsabilidad en la rama Ejecutiva del Gobierno de los EE UU desde el momento que Wilson tuvo que abandonar el Despacho Oval el 4 de marzo de 1921. Ella decidía qué asuntos de estado eran lo bastante importantes como para ser examinados por el Presidente. Recordando aquella época, posteriormente escribió que "Estudié cada papel enviado por los diferentes secretarios o senadores", más allá de sus funciones, "Y traté de presentar en documentos organizados aquellos asuntos que, a pesar de mi vigilancia, tuvieron que ir al Presidente. Nunca tomé una decisión sobre la disposición de los asuntos públicos. La única decisión que era mía, fue decidir lo que era importante y lo que no lo era, y la decisión muy importante de cuándo presentar estos asuntos a mi marido". Un senador republicano la denominó como "La Presidenta que había hecho realidad el sueño de las sufragistas de cambiar el título de Primera Dama por el de Primer Caballero Suplente". En sus memorias, publicadas en 1939, invocó su papel de "mayordomía" e insistió en que sus acciones habían sido tomadas solo porque los médicos del presidente le dijeron que lo hiciera por la salud mental de su esposo. Algunos historiadores cuestionan su versión de los hechos, como la periodista Phyllis Lee Levin, que sugirió que Edith Wilson era "una mujer de opiniones estrechas y de determinación formidable". En contraste, el Jefe de personal de Wilson, Joe Tumulty, escribió: "Ningún hombre público ha tenido una ayuda más dedicada y ninguna esposa un marido más dependiente de la comprensión de sus problemas... La fuerte constitución física de la señora Wilson, combinada con su fuerza de carácter y determinación, la hicieron superar una tensión que hubiera destrozado a la mayoría de las mujeres".

Últimos años[editar]

En 1921, Edith Wilson se retiró con el expresidente a su casa en la S Street NW de Washington, D.C.. Ejerció como su enfermera personal hasta la muerte de su marido tres años más tarde. Posteriormente pasó a ser Directora de la Woodrow Wilson Foundation.[cita requerida]

Dirigió el Consejo del Woman's National Democratic Club cuando la asociación se abrió formalmente en 1924.[17]

Sus memorias aparecieron en 1939.

Cuando Franklin D. Roosevelt fue al Congreso el 8 de diciembre de 1941 para proclamar la Declaración de guerra después del ataque a Pearl Harbor, remarcó su enlace simbólico con la declaración de la guerra de abril de 1917. La señora Wilson lo acompañaba.[18]

Asistió a la investidura presidencial de John F. Kennedy en 1961.[19]

Edith Wilson murió de insuficiencia cardíaca a la edad de 89 años, el 28 de diciembre de 1961, coincidiendo con la fecha en la que había sido convocada como invitada de honor en la ceremonia de inauguración del Puente memorial Woodrow Wilson sobre el Potomac entre Maryland y Virginia, en lo que habría sido el 105 aniversario del nacimiento de su esposo.[20]​ Fue enterrada junto al Presidente en la Catedral nacional de Washington.[21]

La señora Wilson dejó su casa a la National Trust for Historic Preservation para que se convirtiera en un Museo honrando a su marido. La Woodrow Wilson House abrió sus puertas como un museo en 1964.[cita requerida] También donó a la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos los papeles presidenciales de Wilson en 1939, y su biblioteca personal en 1946.[22]

Fundación Edith Bolling Wilson[editar]

La Fundación Edith Bolling Wilson y el Museo en su Casa Natal de Wytheville, Virginia, fueron establecidos en 2008. La Fundación ha logrado conservar el edificio, que fue nombrado por el estado de Virginia como un lugar histórico en peligro de desaparición en mayo de 2013. Programas y exposiciones de la Fundación aspiran a "convertirse en el conducto por el cual se preservará la conciencia pública de homenaje a la señora Wilson, recordando las contribuciones que hizo a este país, a la institución de la Presidencia y como ejemplo para las mujeres".

En el año 2015, el antiguo edificio de un banco situado en la calle principal de Wytheville, Virginia, se dedicó a la primera dama y lleva su nombre. El Hotel Bolling Wilson de Wytheville, Virginia, presta sus servicios a residentes y viajeros.[23]​ La Fundación muestra la trayectoria de la Primera Dama, con el título "De Wytheville a la Casa Blanca".

Referencias[editar]

  1. Lamb, p. 119
  2. Young and Johnson, p. 91.
  3. a b c d e f g Schneider and Schneider, p. 191.
  4. «Person Details for Edith Bolling, "Virginia Births and Christenings, 1853-1917" —». Familysearch.org. Consultado el 7 de septiembre de 2016. 
  5. Pezzoni, J. Daniel (julio de 1994). «National Register of Historic Places Inventory/Nomination: Wytheville Historic District» (PDF). Virginia Department of Historic Resources. Archivado desde el original el 15 de febrero de 2017. Consultado el 6 de enero de 2017. 
  6. Waldrup, p. 186.
  7. Hatch, p. 42.
  8. a b c d e Mayo, p. 170.
  9. a b McCallops, p. 1.
  10. Mayo, p. 169.
  11. a b c d e f Gould, p. 237.
  12. a b c d e f McCallops, p. 2.
  13. a b McCallops, p. 3.
  14. Maynard, p. 309; Nordhult, p. 195.
  15. Hagood, p. 84; Wertheimer, p. 105.
  16. Caroli, Betty Boyd (2010). First Ladies: From Martha Washington to Michelle Obama. Oxford University Press. p. 150. ISBN 978-0-19-539285-2. 
  17. McArthur, Judith. Minnie Fisher Cunningham : A Suffragist's Life in Politics New York: Oxford University Press, 2005, page 124.
  18. Emily S Rosenberg, A Date Which Will Live: Pearl Harbor in American Memory. Duke University Press, 2003. ISBN 0-8223-3206-X.
  19. Rowe, Abbie. «Inaugural Parade for President John F. Kennedy». JOHN F. KENNEDY PRESIDENTIAL LIBRARY AND MUSEUM. Consultado el 14 de diciembre de 2013. 
  20. Ginsberg, Steven (15 de julio de 2006). «From Its Hapless Beginning, Span's Reputation Only Fell». Washington Post. Consultado el 11 de mayo de 2012. 
  21. «Presidential Funerals». Washington National Cathedral. 
  22. Library of Congress, The Woodrow Wilson Library
  23. «The Foundation History». Edith Bolling Wilson Foundation and Museum. Archivado desde el original el 19 de agosto de 2015. Consultado el 5 de octubre de 2015. 

Bibliografía[editar]

  • Gould, Lewis L. American First Ladies: Their Lives and Their Legacy. Florence, Ky.: Taylor and Francis, 2001.
  • Hagood, Wesley O. Presidential Sex: From the Founding Fathers to Bill Clinton. Secaucus, N.J.: Carol Pub., 1998.
  • Hatch, Alden. Edith Bolling Wilson. New York: Dodd, Mead, 1961.
  • Klapthor, Margaret Brown and Black, Allida M. The First Ladies. Washington, D.C.: White House Historical Association, 2001.
  • Miller, Kristie. Ellen and Edith: Woodrow Wilson's First Ladies. Lawrence, Kan.: University Press of Kansas, 2010.
  • Lamb, Brian. Who's Buried in Grant's Tomb?: A Tour of Presidential Gravesites. New York: Public Affairs, 2010.
  • Levin, Phyllis Lee. Edith and Woodrow: The Wilson White House. New York: Scribner, 2001. ISBN 0-7432-1158-8
  • Maynard, W. Barksdale. Woodrow Wilson: Princeton to the Presidency. New Haven, Conn.: Yale University Press, 2008.
  • Mayo, Edith. The Smithsonian Book of the First Ladies: Their Lives, Times, and Issues. New York: Henry Holt and Company, 1994.
  • McCallops, James S. Edith Bolling Galt Wilson: The Unintended President. New York: Nova History Publications, 2003.
  • Nordhult, J.W. Schulte. Woodrow Wilson: A Life for World Peace. Berkeley, Calif.: University of California Press, 1991.
  • Schneider, Dorothy and Schneider, Carl J. First Ladies: A Biographical Dictionary. New York: Facts On File, 2010.
  • Waldrup, Carole Chandler. Wives of the American Presidents. Jefferson, N.C.: McFarland, 2006.
  • Wertheimer, Molly Meijer. Inventing a Voice: The Rhetoric of American First Ladies of the Twentieth Century. Lanham, Md.: Rowman & Littlefield, 2004.
  • Wilson, Edith Bolling Galt. My Memoir. New York: The Bobbs-Merrill Company, 1939.
  • Young, Dwight and Johnson, Margaret. Dear First Lady: Letters to the White House: From the Collections of the Library of Congress & National Archives. Washington, D.C.: National Geographic, 2008.