Discusión:Discapacidad intelectual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


[editar]

El título correcto sería Discapacidad psíquica?. --Dhidalgo (discusión) 21:20 18 jul 2010 (UTC)

Creo que hay un error en el documento de concepto, debería llamarse discapacidad intelectual, la discapacidad mental abarca también los problemas mentales además de los intelectuales.

Es un magnífico documento, pero debería ser más riguroso, recomiendo http://www.prader-willi-esp.com/tratamiento_farmacologico.pdf.--Dicaluc (discusión) 13:59 7 ago 2011 (UTC)

Desacuerdo[editar]

Desde mi punto de vista, decir que el Síndrome de Asperger es una discapacidad mental lo veo un grandísimo error, el Síndrome de Asperger es una condición, no una discapacidad, como lo piensa el que creó esa sección. Yo padezco Síndrome de Asperger, y no soy nada tonto, como ese sujeto cree.

Así que pido o que cambien el nombre del artículo, o muevan esa sección a otro.

--Jorgexx123 (discusión) 22:30 28 jun 2012 (UTC)

Buena noche, primero quiero que me explique por qué le llamaría discapacidad Psíquica eso es ignorancia, antes de opinar investiga en fuentes primarias. En cuanto el segundo comentario el Asperger sí se considera dentro de la Discapacidad Intelectual ya que es una afección en las funciones cerebrales, esto no quiere decir que seas tonto, también deberías de informarte y más tú que la padeces. Otro detalle, en efecto debería de llamrse Discapacidad Intelectual ya que la conceptualización a sufrido varios cambios desde su descubrimiento, les invito a que lean la definición de la Asociación Americana sobre Retraso Mental (AAMR), en el año 1992



Al hablar de discapacidad hacemos referencia a una dificultad para desarrollar una habilidad, sea esta motora - física, intelectual- cognitiva, sensorial o de origen psíquico. El síndrome de Asperger al igual que el Autismo está ubicado en los TRASTORNOS DE INICIO EN LA INFANCIA LA NIÑEZ O LA ADOLESCENCIA, NO en discapacidad. Con frecuencia (si eliminamos las barreras que la sociedad genera) podemos identificar personas con estas condiciones que superan nuestras expectativas sociales e intelectuales. Espero que más allá de ver a las personas que presentan estas condiciones desde las etiquetas las veamos por lo que son: SERES HUMANOS. ACelis.

Sobre discapacidad, trastorno, condición[editar]

Buenas, me gustaría dejar plasmada mi opinión sobre este artículo y aportar información. Hay cosa que creo sobran, otras que están totalmente fuera de nomenclatura actual, algunas que sería necesario perfilar, y muchas que son correctas pero que necesitan más información. En primer lugar el Asperger es una condición, pero también una discapacidad del desarrollo social y lingüístico. esto es así, como el niño que tiene un trastorno del aprendizaje y no por ello es un enfermo. No quiere decir que los Asperger sean tontos (ni mucho menos, hay personas con Asperger que están en círculos elevados de nuestra sociedad y hacen una vida totalmente "normalizada"). Tampoco quiere decir que las características que definen al Síndrome de Asperger no se puedan tratar (recomendaría una breve sección o referencias sobre tratamientos). También me gustaría eliminar el concepto obsoleto de discapacidad mental por intelectual. Dejo para la reflexión: la mente hace referencia al conjunto de fenómenos específicos del pensamiento, no sólo a la abstracción o el pensamiento intelectual. El pensamiento puede ser lingüístico o no-lingüístico, formal o no-formal, visual, abstracto, concreto, emocional... muchas de estas personas sólo presentan discapacidad en uno de los planos "mentales" (es como decir que un Asperger no tiene actividad mental emocional porque tenga discapacidad mental lingüística). Creo que discapacidades intelectuales (+ el área) es un concepto más "fino". Podría aportar referencias. Luego me parece que el artículo (con todos los respetos) está mal seccionado. Comenzar un artículo diciendo "no es...", y acto seguido pasar a algunas de las consecuencias sociales negativas (a modo de reivindicación) no me parece objetivo, o al menos estructurado (aclaro que esta información debe estar incluida, pero en un apartado específico). Es decir: vamos a definir qué engloba a estas poblaciones (y qué no es, claro), luego vamos a definir sus características y la repercusión social y personal que tienen (y aquí podemos mencionar lo de la autoestima etc.). Finalmente hablamos de las intervenciones que existen. Creo que esta estructura es más objetiva y lógica. Retardo es una palabra insultante, y responde a una clasificación obsoleta; me extraña que en la misma frase vaya ese concepto con el de adaptabilidad, mucho más real y "des-patologizante". Algunas de las características de estas discapacidades se manifiestan antes de los periodos del desarrollo funcional (las genéticas, por ejemplo, que se dan en el desarrollo del embrión pero no cuando hay un desarrollo funcional). En esta lista me falta, por ejemplo, el Síndrome de Williams. Poner la falta de amor, afecto y atención como una de las causas de uno de estos cuadros me parece aberrante, biológicamente no es así. Esa interpretación (especialmente desde corrientes psicoanáliticas que analizaban el autismo) es un grave error que además se ha demostrado ineficaz para el abordaje de esta condición. Sugiero que se elimine. Tampoco es cierto que no existan tratamientos. Lo que ocurre es que se les llama intervenciones, pero son actividades estructuradas a la resolución de los deficits presentes. Obviamente no hay medicamentos, pero hay muchas otras terapias que mejoran las condiciones, potencialidades y calidad de vida: desde la neuropsicología, la terapia ocupacional, la logopedia o la fisioterapia, etc. De hecho primero se dice que no hay tratamiento, y luego que sí. Es necesario revisar esto. Tampoco es cierto que a día de hoy el criterio psicométrico de Stern sea el que se imponga para establecer un criterio de clasificación. Es un parámetro más de evaluación, pero no es ni el único ni de hecho el mejor. El CI es un criterio que el mundo médico ha adoptado como válido en el DSM, pero hay muchísimas más escalas -como la CIF- y definiciones que permiten una conceptualización más realista. Por último: el Alzheimer NO es una discapacida mental sino una demencia, que etiopatológicamente es diferente. — El comentario anterior sin firmar es obra de 82.213.160.123 (disc.contribsbloq). Dranor (discusión) 12:12 7 may 2013 (UTC)

Cabio de término[editar]

Propongo cambiar los términos utilizados como DISCAPACIDAD MENTAL, por DISCAPACIDAD INTELECTUAL, pues es el término que se utiliza hoy en día y espero puedan leer mi propuesta del texto para mejorarlo y actualizarlo... Gracias... --Anhyta (discusión) 19:45 2 may 2013 (UTC)

Fusionar y renombrar[editar]

Estoy trabajando en el ordenamiento de la clasificación de enfermedades y me he encontrado con estos dos artículos, éste mismo y discapacidad cognitiva que tratan el mismo tema desde diferentes puntos de vista, en ambos casos con faltas en la verificabilidad y neutralidad. Desafortunadamente, ninguno de los dos utiliza el término que se utiliza técnica y globalmente en el habla hispana y que es discapacidad intelectual que ha ido reemplazando al término clásico (pero igualmente correcto) de retraso mental equivalente al anglicismo retardo mental. Tanto las clasificaciones CIE-10 como DSM-IV tratan e integran los elementos que caracterizan este trastorno en sus diversos grados, y no hay que confundirlo con otras enfermedades, otros temas y opiniones sin referencias como se hace en ambos artículos. Propongo la fusión en el nombre discapacidad intelectual.--behemot chileno Flag of Chile.svg (¿cómo estai?) 17:24 31 may 2013 (UTC)

La sección síndromes de discapacidad mental, agrupa diversos temas de otros artículos con un criterio de agrupación no verificable, más bien parece un ensayo al respecto. Revisaré cada artículo principal y trasladaré a ellos información que pueda seer relevante, y luego eliminaré la sección.--behemot chileno Flag of Chile.svg (¿cómo estai?) 19:29 31 may 2013 (UTC)

Texto fuera de tópico, no verificable, posible fuente primaria o bien que requiere revisión[editar]

La autoestima[editar]

La autoestima es, fundamentalmente, estar a gusto con uno mismo, saberse importante y sentirse especial, para si mismo y para el resto.[1]​ El alumno con un nivel adecuado de autoestima se afirma orgulloso de su trabajo, de lo que piensa y siente; y está contento. Tener autoestima significa, también, ser responsable y aceptar las dificultades sin enfadarse cuando no salen las cosas como uno quiere, saber reconocer los límites propios y no sentirse peor por ellos. La autoestima es, en general, tener entusiasmo por las cosas, mantener buenas relaciones con el resto y saber expresar las emociones. Tener claro que todos siguen aceptando al afectado si algo no le sale bien.

Este grupo suele apreciar el que los elogien. El profesor, en este aspecto, debe tener especial cuidado con el alumno con baja autoestima, animarlo a hacer las tareas, alabándolo cuando están bien hechas y motivándolo en el caso contrario. La autoestima del alumno influye notablemente en su conducta; pues si este cree que el alumno es un buen chico, tiene buen comportamiento, el autoestima para el alumno será positivo pero si el profesor se convence de que el alumno tiene mal comportamiento, suele llevar problemas posteriores al alumno.

Cada persona es especial y distinta. Aunque estos se parezcan al resto en ciertos aspectos, cada uno destaca por algo que sabe hacer especialmente bien: practicar algún deporte, tener una gracia especial para algo, tener aficiones, saber mucho de alguna materia. La sociedad acepta la idea de ayudar al alumno con baja autoestima a encontrar ese algo que lo hace especial, a potenciarlo.

Programa[editar]

Las pautas de interacción para atender a los alumnos de baja autoestima, en general, van en función de una serie de características:

  • Personales: escaso autocontrol de sus estímulos. Poseer una imagen negativa de sí mismo. Sentimientos de incapacidad respecto a otras áreas.
  • Contexto socio-familiar: experiencias de marginalidad respecto a su entorno. Falta de conexión entre las exigencias de la familia y la sociedad y las respuestas del niño. Múltiples variables que distorsionan los objetivos a lograr.
  • Contexto escolar: fracaso escolar. Realimentación educativa de aspecto negativo frecuentemente.

Estas pautas implican una serie de necesidades:

  • Personales: desarrollar una serie de estrategias de autocontrol. Alcanzar metas socio-personales congruentes, obtener ciertos éxitos. Crear una imagen positiva.
  • Contexto socio-familiar: llevar a cabo estrategias y actividades de integración social. Orientar a las familias para adecuar las metas que deben imponer a sus hijos con la realidad que estos pueden alcanzar.
  • Contexto escolar: desarrollar actividades escolares adecuadas al nivel de competencia y al estilo de aprendizaje del niño. Variar sus atribuciones: verbalizar con frases positivas sus conductas adecuadas.

Para finalizar, es importante señalar que estas pautas determinan:

  • Una respuesta educativa: en el contorno del colegio, la familia y la escuela; en armonía.
  • A nivel del centro escolar: medidas de atención a la diversidad. Plan de acción tutorial adecuado. Colaboración con las familias.
  • A nivel de aula/individual: programas de acción tutorial. Adaptaciones de los temas. Colaboraciones con las familias.

El alumno con discapacidad[editar]

En cuanto al alumno con niveles mentales por debajo de la media significativos debemos hacer unas consideraciones especiales. Tarde o temprano el chico con discapacidad se da cuenta de que sus límites son diferentes, y las metas que puede alcanzar están por debajo de las del resto de la gente. Llegados a este momento la autoestima del alumno puede, y suele, reducirse. El chico se siente inútil, no podrá desarrollar una serie de funciones o actividades comunes para el resto de la gente, o le costarán más; entonces, es consciente de ello y se hunde, piensa que no sirve para nada. Ante estos casos el entorno de la familia y la escuela debe actuar con rapidez y profesionalidad. Las terapias y charlas que informan a los niños acerca de sus capacidades y el alcance de estas resultan muy interesantes y pueden ser realmente fructíferas. Debemos hacer saber al alumno que con tiempo, ayuda y constancia, podrá llegar a realizar actividades cotidianas sin mayor esfuerzo (resulta primordial señalar que el grado de deficiencia debe tenerse muy en cuenta en este aspecto para conocer las posibilidades y limitaciones). No obstante, la práctica puede resultar mucho más interesante y beneficiosa. Debemos proponer actividades que el chico pueda realizar, así como otras que le cuesten más para ir avanzando y trabajar la superación, teniendo especial delicadeza con la posible frustración. Mediante trabajos del día a día el alumno debe ser consciente de que puede realizar funciones que le permiten llevar una vida más o menos normal; teniendo siempre presente la cuestión de los distintos grados de deficiencia. No obstante, independientemente de cada caso, se puede llevar a cabo una labor de crecimiento de la autoestima favorable.

Por otra parte, es significativo que se potencie y anime al alumno a realizar ciertas actividades en las que podría destacar; nos gusta que nuestros padres y profesores se interesen por nuestras aficiones, intereses, proyectos, ilusiones… Alabando cuando las cosas salen bien, y empleando adecuada y delicadamente las malas críticas, siempre de la mano de la motivación y de la vista de una mejora futura, para no retroceder en esta labor.

No menos importante es concientizar al resto de los alumnos sin discapacidad acerca de la misma con la finalidad de evitar que haya casos de bullying (acoso escolar), de lo cual el alumno con discapacidad es víctima frecuentemente.[2]

Todos somos iguales, todos somos distintos. Cada persona es importante en su esencia, independientemente de su estado físico o psíquico. Resulta esencial que nos aceptemos y queramos para poder llevar a cabo una vida óptima y feliz. En esta labor, muchas veces se necesita ayuda del exterior, y es ahí donde los padres y profesores entran en juego para facilitar la llegada a la cumbre de la autoestima: me siento bien, estoy contento.

Habilidades adaptativas[editar]

Área de comunicación[editar]

Definimos la comunicación como la capacidad de expresar y comprender una información a través del lenguaje verbal oral, escrito, símbolos gráficos, lengua de signos, palabra codificada, expresión facial y corporal, sonidos…, para establecer relación con uno mismo, con el medio y con los demás. Es un código más o menos estructurado, supone además la representación mental de todo lo real y también una herramienta que permite la regulación del comportamiento del otro.

Es un área esencial para el ser humano, ya que sirve para expresarse e interactuar con los demás. En el caso de las personas con deficiencia mental, puede haber dificultades para la comunicación ya que además de la deficiencia mental puede haber un problema físico que impida una comunicación normal. Estas dificultades dependen del grado de discapacidad, del tipo de enfermedad y de la autoestima de la persona.

Su desarrollo comunicativo suele ser más lento, pero si es posible conseguirlo, es necesaria la ayuda de las personas que lo rodean y por supuesto es fundamental estimular a la persona desde pequeña para practicar y conseguir los resultados.

Área de habilidades sociales[editar]

Las habilidades sociales están relacionadas con intercambios sociales con otras personas, incluyendo iniciar, mantener y finalizar una interacción con otros; comprender y responder a las situaciones pertinentes; reconocer sentimientos, proporcionar re-alimentación positiva y negativa; regular la propia conducta, ser consciente de los iguales y de la aceptación de éstos, calibrar la cantidad y el tipo de interacción a mantener con otros, ayudar a otros, mantener amistades y amor, responder a las demandas de los demás, elegir, compartir, entender el significado de la honestidad y de la imparcialidad, controlar los impulsos… en resumen mostrar un comportamiento social adecuado.

La persona con discapacidad intelectual puede tener problemas para adaptarse socialmente, ya que puede encontrar diferencias con los demás o en algunos casos puede verse rechazado. Si la comunicación se ha desarrollado correctamente será mucho más fácil lograr una buena adaptación social. Existen diferentes aspectos en las habilidades sociales:

  • Interacción social: Como se ha explicado en el área de comunicación, la interacción es necesaria para ellos y puede ser totalmente normal. Hay que desarrollar una relación de respeto hacia los demás. Es importante que el deficiente mental se desenvuelva en un medio en el que su minusvalía no sea una causa aislante sino una diferencia.
  • Escolarización: Deberá realizarse de acuerdo a dos premisas fundamentales: por una parte, el modelo de currículo aplicable a estas personas y el tipo de adaptaciones curriculares que precisan para obtener una respuesta idónea a sus necesidades educativas concretas: por otra parte, la tendencia a ofrecer una escolarización lo más integradora posible; se trata de educar siempre en los ambiente menos restrictivos. Esto lleva consigo tanto la adaptación física como de materiales y metodologías.
  • Pertenencia a un grupo o institución: Para los deficientes mentales es muy importante este punto, ya que al pertenecer a un grupo, o realizar algún deporte o actividades de ocio con más personas tienen la oportunidad de desarrollar su autoestima y sus habilidades sociales. Pero estas actividades deben ser reguladas por ellos mismos para convertirse en una experiencia agradable y además así aprenderán a organizar su tiempo. Es una educación social, afectiva e intelectual. Es fundamental que el discapacitado intelectual se desenvuelva en un medio socialmente abierto para autorrealizarse por completo, ya que si sólo se relaciona con la familia y los educadores se impide dicha realización.
  • Amistad: A excepción del autismo, normalmente hacen amigos con facilidad. Lo esencial es que el resto de personas los acepten y ellos sientan que están integrados en el grupo como cualquiera.
  • Amor y sexualidad: Es un tema muy delicado e importante respecto a los discapacitados intelectuales, ya que ellos se enamoran y necesitan amar y ser amados, además también tienen necesidades sexuales. Es importante que reciban una educación sexual como cualquier persona ya que no son asexuales. No hay que tratarlos como si fueran niños ya que normalmente lo que existe es una discapacidad cognitiva. Normalmente para ellos es difícil encontrar una pareja, ya que pocas personas los aceptan sin prejuicios. En el caso del síndrome de Down se acentúa más el sufrimiento por el amor, ya que su minusvalía no es tan diferencial como en otras enfermedades y es muy difícil para ellos aceptar el no ser tratados de igual modo.

Las personas con discapacidad cognitiva requieren de nuestro apoyo para la mejora, posible y deseada, de su funcionamiento en comunidad y para el avance de su calidad de vida, porque son personas con derechos, y por tanto deben gozar de ellos. Por eso es importante luchar contra las barreras sociales con las que se encuentran día a día.

Muchas veces los discapacitados intelectuales se caracterizan por su ingenuidad, lo cual puede repercutir negativamente en lo psicosocial, ya que los demás se suelen aprovechar de ellos.

Área de actividades domésticas: enseñanza del hogar[editar]

Las personas con deficiencias se encuentran encerradas en una burbuja de la que mucha gente no quiere que salgan por miedo a que no se puedan desenvolver de forma adecuada con el resto de la sociedad. Este miedo lo único que hace es que cada vez se sientan menos útiles y su autoestima se encuentre en niveles cada vez más inferiores.

La manera que tienen de sentirse personas realizadas en la sociedad es la de realizar una vida en sociedad como cualquier otra persona, cómo realizar las tareas domésticas, buscar empleo, salir a la calle y desenvolverse socialmente…son las llamadas habilidades sociales. Estas habilidades sociales se estudian de forma sistemática a partir de los años 60, las habilidades sociales son definidas como conductas que se aprenden, que están orientadas a fines que pueden ser: materiales, sociales o autorrefuerzos; que deben respetar las normas sociales en cada situación, con distintos componentes y con distintos elementos.

Las habilidades sociales dependen de las personas implicadas y de los factores de situación. Las personas con discapacidad tienen déficit en habilidades sociales que se pueden referir al retraimiento social o la sumisión, y a la agresión social.

Los pasos en el entrenamiento en habilidades sociales son:

  • Instrucción: Es necesario dar información y mostrar el comportamiento adecuado.
  • Práctica: reproduce la conducta observada varias veces para identificar.
  • Perfeccionamiento: se modela y perfecciona la conducta para cambiar, por hábitos más positivos y saludables.
  • Mantenimiento y generalización: conductas entrenadas se reproducen en otras situaciones.

Para potenciar la adquisición de habilidades sociales deben de conocer las capacidades biológicas, mentales y sociales de cada individuo; para ello se requiere una evaluación inicial, se definen los objetivos a conseguir y se establecen los pasos que se van a llevar a cabo así como la retroalimentación, la generalización y el mantenimiento de los cambios conseguidos. Teniendo en cuenta todas estas nociones podemos idear un programa de actividades que pueda adaptarse a cada persona y así ayudar a su desarrollo intelectual. Actividades tan simples como realizar la comida, planchar, limpiar la casa, ducharse…son tareas que a priori son dificultosas para estas personas, pero que tras un buen sistema de aprendizaje por medio de monitores en escuelas de educación especial, o con el gran apoyo de las familias y voluntarios, estas tareas y muchas otras se convierten en un satisfactorio juego que los realiza como personas totalmente normales dentro de la sociedad.

Situaciones de crisis: enfrentarse a un problema[editar]

Un problema es definido como un conflicto real o imaginario al que debemos dar una solución que no poseemos en ese instante. Las personas somos parte de ese conflicto de forma directa, debido a que somos los que lo planteamos y debemos de resolverlo. Esta resolución del problema no difiere en personas normales o con algún tipo de discapacidad ya sea psíquica o física. Los pasos a seguir dentro de la resolución de problemas son:

  • La orientación al problema: reconocimiento del problema, atribución del problema (consiste en ver la causa del conflicto junto con los factores personales), valoración del problema (lo percibe como un reto y un bien futuro); y compromiso tiempo-esfuerzo (estimación del tiempo necesario y probabilidad de que la persona quiera dedicarle el esfuerzo y el tiempo).
  • La definición y formulación del problema: obtener la información relevante como el por qué se ha ocasionado, dónde, entre quiénes…establecer una meta realista.
  • La creación de soluciones alternativas, decisión de la mejor solución y puesta en marcha.

En la toma de decisiones se tiene en cuenta una serie de ventajas como la variedad de enfoques y de alternativas, la creatividad…; los inconvenientes son el tiempo en decidir y poner de acuerdo a ambas partes y que la presión grupal pueda llevar a obtener una solución conformista. Algunas técnicas en la toma de decisiones de forma grupal sería la de grupo nominal (en grupo pero cada uno expone sus ideas por escrito para luego discutirlas y evaluarlas), la lluvia de ideas (tiene varios principios: principio de cantidad, principio del aplazamiento del juicio y principio de variedad) o la técnica Delphi (semejante a la técnica de grupo nominal pero a partir de un cuestionario anónimo e independiente).

Ante todo lo más importante es poder establecer una buena comunicación para que el diálogo pueda ser más fluido y la toma de decisiones más significativa. En la puesta en práctica y verificaciones de la solución es dónde se comprueba la efectividad de la estrategia de la solución utilizada. Esta etapa consta de 4 componentes:

  • Ejecución: Implantación de la solución, influenciada por los estados de ánimos, la falta de motivación, habilidades de los sujetos…
  • Autoobservación: visión de la propio conducta de solución, los resultados… pero debe de realizarse siempre de forma objetiva.
  • Autoevaluación: comparación entra el resultado de la solución obtenido y el esperado.
  • Autorreforzamiento: si la solución fue satisfactoria se refuerza interiormente a uno mismo, si no es así, se debe de buscar la fuente de conflicto.

La resolución de conflictos con personas que tiene algún tipo de discapacidad es muy importante, ya que estas personas son muy sensibles y cualquier situación de pequeño conflicto puede magnificarse muy rápidamente. Por ello, hay que saber dialogar y tener en cuenta la situación emocional de cada persona para así poder actuar de una forma u otra.

Inserción de las personas con discapacidad en la sociedad[editar]

Existen una serie de programas para la reinserción de las personas discapacitadas. Todos tenemos derecho a poder trabajar en cualquier lugar y a que no suframos ninguna discriminación, porque todos somos diferentes. A continuación vamos a explicar cómo se gestiona el trabajo para estas personas:

Gestión de empleo[editar]

Existen varias fundaciones, por ejemplo la ONCE, CONFE, que fomentan el autoempleo como vía de reinserción laboral de las personas discapacitadas, cuya finalidad es: que estas personas se realicen como personas y que se sepan defender en su propio empleo. Para estas personas significa la oportunidad de sentirse útiles, crecer así como ganar algo de dinero para sentirse con independencia económica y poseer un lugar en la sociedad como todo el mundo. Actualmente existen varios programas para ayudar a estas personas como son la ONCE, la Obra Social de la Caixa, Caja Madrid, etc.

Integración de los jóvenes[editar]

Para las empresas que acogen estos programas de integración esto es muy importante, ya que ayudan a que estas personas se desarrollen e incluso se motiven. Con estos programas por otro lado fomentan que los empleados se sientan orgullosos. También, lo que se pretende es que la sociedad no desconozca nada sobre estas discapacidades, por lo tanto la sociedad dejara de ser ignorante en este ámbito. Sin embargo, las posibilidades de conseguir un empleo para estas personas son muy reducidas en todos los países. Para que una persona discapacitada sea integrada de forma laboral deberá sortear una serie de obstáculos, como por ejemplo si las personas no conocen nada sobre estas enfermedades eso también hará que sea también un gran inconveniente. Cada vez que una persona ingresa en una empresa y demuestra que puede realizar los trabajos que se le manden, le abrirá camino a otras muchas personas. También sirve para que las compañías se concienticen y contraten a estas personas o elaboren programas para estas personas

Objetivos para llevar a cabo con estas personas[editar]

Los objetivos de las empresas que contratan a estas personas pueden ser:

  • Favorecer el desarrollo intelectual, físico y psíquico de estas personas
  • Ofrecerles una oportunidad para experimentar el trabajo con otras personas asimismo integrarse.
  • Crear conciencia de que todas las personas pueden realizar un trabajo y que pueden integrarse en el mundo laboral como todas las personas que no tienen las dificultades que tienen estos.
  • Otro de los objetivos es hacer conciencia de que estos programas no solo ayudan a las personas a conseguir su independencia económica sino que también ayudan a crecer y a encontrar el apoyo de otros ámbitos que no sean sólo los de la vida familiar
  • Otro objetivo importantes es que todas las personas con discapacidad tengan los mismos derechos, asimismo de iguales beneficios que tienen los demás empleados

El recurso más importante de estos programas es el ser humano. Son programas que ayudan al aprendizaje tanto de la empresa que lleva a cabo estos programas, como también para sus empleados, instituciones, y los propios jóvenes que tienen dicha capacidad y lo más importante es que ayudan a que estas personas se sientan útiles y a que sean felices.

Autores[editar]

Existen teorías y teoremas de tipos psicológicos, como la que ha creado el psicólogo Carl G. Jung, su teoría se basa en la relación de los individuos con el mundo externo: extroversión e introversión.

La extroversión tiene como característica la relación del individuo con respecto al medio ambiente, gozando así de la compañía de otras personas. La introversión, en cambio, evita a las personas y prefiere realizar las actividades en soledad. Esta teoría ha sido estudiada por otro psicólogo llamado Eysenck, en su estudio con individuos normales y neuróticos ha sido verificada la teoría de Jung. Pero otro psicólogo actual como Guilford, relata que no todas las personas caen en una u otra categoría, puesto que en algunos casos la conducta de la persona será introvertida y en otros extrovertida, dependiendo de la situación y las personas que se encuentren en alguno de los dos casos citados.

Hay otros Psicólogos como son Bandura y Walters que no creen que la conducta quede determinada por conceptos psicoanalíticos, sino que apoyan la teoría de que una personalidad se crea dependiendo de los conceptos sociales y cognitivos. Hay una creencia de que la teoría de la personalidad sólo es posible verla cuando se ha tratado enteramente en humanos, en lugar de animales. También dicen estos dos psicólogos que el esfuerzo no es la característica básica para el desarrollo de la personalidad.

Hay otros enfoques más recientes basados en el enfoque hacia el trabajo y han sido creados por otros dos psicólogos, Dollard y Miller, que son usados para explicar el desarrollo y funcionamiento de la personalidad. En el enfoque hacia el trabajo hay cuatro características básicas a analizar: impulso, respuesta, indicio y esfuerzo, donde el esfuerzo sería la característica básica. En este estudio se sustenta que no hay dos personas totalmente iguales, porque cada una tiene valores distintos y dan una respuesta distinta a sus condiciones vitales. Esta teoría ha sido basada enteramente en animales.

Existen otras teorías de la personalidad que principalmente destacan el YO como concepto central. Psicólogos como Hall y Lindzey dicen que el término “YO” tiene dos significados: en primer lugar se define como un sistema de actitudes y sentimientos que se tiene sobre sí mismo y por otro lado, un grupo de procesos psicológicos que rigen la conducta.

Otros como Rogers y Maslow sostienen teorías humanísticas sobre la personalidad, es decir, la tendencia a la superación humana desarrollando el potencial máximo de la personalidad.

Lo estoy revisando...--behemot Esclapius stick coloured.svg (Pregúntame aquí) 17:11 1 nov 2017 (UTC)

Enlaces externos modificados[editar]

Hola,

Acabo de modificar 1 enlaces externos en Discapacidad intelectual. Por favor tomaos un momento para revisar mi edición. Si tenéis alguna pregunta o necesitáis que el bot ignore los enlaces o toda la página en su conjunto, por favor visitad esta simple guía para ver información adicional. He realizado los siguientes cambios:

Por favor acudid a la guía anteriormente enlazada para más información sobre cómo corregir los errores que el bot pueda cometer.

Saludos.—InternetArchiveBot (Reportar un error) 20:12 3 nov 2018 (UTC)

  1. Valencia, Carla. «La Autoestima». Consultado el 20 de abril de 2015. 
  2. «El acoso y los jóvenes con discapacidades y necesidades de salud especiales».