Alabanza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La alabanza es el producto de enunciar afirmaciones positivas sobre una persona, objeto o idea, ya sea en privado o públicamente. Una alabanza se puede contrastar, en cierto sentido, con crítica en tanto que significación negativa sobre algo.

Psicología[editar]

A algunas personas las alabanzas les afectan poco o incluso nada. Por ejemplo personas con autismo o con desórdenes de personalidad esquizoide.

Algunas teorías psicológicas sostienen que dar y recibir alabanzas es benéfico para la salud psicológica y aún corporal. Las aseveraciones afirmativas para las personas de baja autoestima pueden mejorar el desempeño de sus habilidades laborales y su vida. Su carácter, su personalidad y otras manifestaciones en su vida se ven influenciadas siempre por el monto de alabanzas que reciben. Según estos psicólogos la vida de una persona tiene una de sus principales motivaciones en ganarse el mayor número de alabanzas[cita requerida].

Religión[editar]

Alabanza es un acto de gratitud[1] , en este caso desde el ser humano para Dios, por todo lo que Dios hace y ha hecho en la vida del ser humano, o para la vida del mismo (como: milagros, proezas, gloria, entre otros beneficios o hechos) , todo esto en la perspectiva de que él es digno de ella (véase a modo de ejemplos los salmos 145, salmos 34, salmos 22:3). Lo contrario de gratitud en este sentido es la ingratitud[2] que es la falta de reconocimiento de los favores recibidos.

En el contexto religioso, las alabanzas a Dios forman parte integral de la liturgia, por ejemplo en el cristianismo a Jesucristo y a Dios, o en el judaísmo sosteniendo que Dios es un ser supremo digno de alabanza, o adoración. El libro bíblico de los Salmos es una colección de himnos y poemas que en su mayoría alaban a Yaveh, o hacen reflexiones sobre la actuación de Dios en la Historia. En el cristianismo, además la palabra puede tener otro significado, ya sea describiendo a Dios o dando un testimonio sobre lo que Dios ha hecho.

Una alabanza puede ser una expresión interna o externa, la cual puede tomar diversidad de formas: canto, oración "interior" o "exterior", baile, pensamiento, etc.

Uno de los métodos de alabanza de la Iglesia Católica es la Liturgia de las horas, propia del monacato aunque desde el Concilio Vaticano II se recomienda su práctica a todos los fieles.

Retórica[editar]

En literatura el texto de alabanza es el encomio dirigido a una persona, divinidad, lugar geográfico, animal, etc. Era uno de los más elaborados progymnasmata o ejercicios de retórica oratoria. Según el humanista Giulio Cesare Scaligero (Poetices libri septem, Lyon, 1561) debía centrarse en una persona viva o muerta, en un acontecimiento de fortuna o en un lugar concreto. Podía ser epitalámico o epitalamio (elogio de unas bodas), genetlíaco (al nacimiento de un niño), panegírico, propémptico (hacia alguien que se ausenta, deseándole pronto y feliz regreso), elegíaco (elogio de un difunto y lamento por su pérdida: elegía, epicedio, endecha, panegírico funerario, planto), urbis encomion (elogio de una ciudad, especialmente la natal, de su historia, entorno natural -clima, paisaje, abundancia de frutos-, edificios y monumentos, limpieza, orden, valores, pujanza, influencia, riqueza, virtudes de sus persoajes ilustres)[3]

Véase también[editar]

Fuentes y referencias[editar]

  1. «Alaba Adora». alabadora.blogspot.cl. Consultado el 17 de noviembre de 2015. 
  2. «ingratitud - Definición - WordReference.com». www.wordreference.com. Consultado el 17 de noviembre de 2015. 
  3. Alberto Montaner, Diccionario de géneros y modalidades líricas de la literatura hispánica https://www.academia.edu/15416780/Diccionario_de_g%C3%A9neros_y_modalidades_l%C3%ADricas_de_la_literatura_hisp%C3%A1nica consultado 12 de octubre de 2015.