Cunegunda de Habsburgo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cunegunda de Austria
Duquesa de Baviera
Kunigunde von Habsburg.jpg
Retrato de Barthel Beham.
Reinado
3 de enero de 1487 - 18 de marzo de 1508
Predecesor Ana de Brunswick-Grubenhagen-Einbeck
Sucesor María Jacoba de Baden
Información personal
Otros títulos Archiduquesa de Austria
Nacimiento 16 de marzo de 1465
Castillo de Wiener Neustadt, Archiducado de Austria, Sacro Imperio Romano
Fallecimiento 6 de agosto de 1520 (55 años)
Convento de Pütrrich, Múnich, Ducado de Baviera
Sepultura Cripta de la Catedral de Nuestra Señora de Múnich
Familia
Casa real Habsburgo
Padre Federico III
Madre Leonor de Portugal
Consorte Alberto IV de Baviera
Hijos véase Matrimonio e hijos

Cunegunda de Austria (Wiener Neustadt, 16 de marzo de 1465 - Múnich, 6 de agosto de 1520), fue una archiduquesa austríaca y esposa del duque Alberto IV de Baviera.

Primeros años[editar]

Era hija del emperador Federico III de Habsburgo del Sacro Imperio Romano Germánico, y de su esposa la infanta Leonor de Portugal. Era la cuarta de cinco hermanos pero solo ella y Maximiliano (que sucedería a su padre como emperador) sobrevivieron a la infancia. Fue nombrada en honor a Santa Cunegunda, esposa del emperador Enrique II.

Perdió a su madre a la edad de dos años, siendo criada por la maestra de ella, Elsa Pellendorfer. Creció entre Wiener Neustadt y Graz, en un ambiente informal y libre, sin la rígida ceremonia de la corte. Su padre eligió personalmente a sus maestros y la corte. Contrariamente a las costumbres de la época, no solo aprendió a leer, escribir, tejer y bordar, sino que también recibió lecciones de equitación y caza, así como de astronomía y matemáticas.

Planes de matrimonio[editar]

Como la mayoría de las hijas de familias gobernantes, Cunegunda estaba en medio de las intrigas políticas de poder de su padre. En 1470 Matías Corvino pidió su mano, pero Federico lo rechazó.

A la edad de 15 años tuvo su primera aparición importante al lado de su padre en Viena, donde el emperador había invitado al duque de Baviera Jorge para darle el feudo y las insignias de la Baja Baviera. Después de las celebraciones, Cunegunda fue enviado al Castillo de Graz por su seguridad. Sin embargo, ella corría un gran peligro aquí: en el último minuto, se descubrió un complot de robo y ejecutó a los conspiradores. Federico se mudó ahora a Linz y envió la envío a Innsbruck a su antiguo barrio.

Matrimonio e hijos[editar]

En 1485 conoció al duque Alberto IV de Baviera-Múnich en la corte de su tío en Innsbruck. El duque, 18 años mayor, esperaba ganar poder al casarse con la hija del emperador. Tras la muerte de su amigo Nicolás de Abensberg, se apropió ilegalmente de su herencia, que era un feudo imperial. Federico III, que sufría de una constante falta de dinero, acordó que la herencia de Abensberg pasara a sus manos como dote de Cunegunda.

Durante las negociaciones de la boda, sin embargo, Alberto ocupó la ciudad de Ratisbona. Debido a esto el emperador retiró su consentimiento a la boda, no obstante Alberto le presentó a Cunegunda un consentimiento falso, por lo que la boda tuvo lugar el 2 de enero de 1487 en la capilla del Castillo de Innsbruck. La ceremonia fue celebrada por Guillermo de Reichenau, príncipe-obispo de Eichstätt. El matrimonio se consumo inmediatamente. Ella tenía 22 años, el 39. Con su padre, no solo su esposo había caído en desgracia, sino también ella. El engaño pesaría en los primeros años del matrimonio.

La nueva duquesa siguió a su marido a tierra bávara y participó en su vida política. Durante el resto de su vida, estuvo en estrecho contacto con su hermano Maximiliano, de hecho gracias a él pudo evitar una inminente prohibición imperial a través de su mediación. Sus tres primeros embarazos resultaron en niñas, lo que afectó las ambiciones de Alberto de hacer de Bavaria una gran potencia. Finalmente en 1492, Cunegunda se reconcilia con su padre, algo que también fue mediado por su hermano, viajando a su reencuentro con sus tres hijas, un año después moriría el emperador, la relación con su esposo mejoro, dando después a luz a dos hijos varones.

En total tuvieron 8 hijos:

Su marido se convirtió en duque de toda Baviera en 1505, tras la muerte de su hermano mayor.

Viudez[editar]

Después de la muerte de su esposo en 1508, Cunegunda se retiró al monasterio franciscano de Püttrich, aunque sería regente de su hijo Guillermo IV de Baviera, que tenía trece años cuando se convirtió en duque. A pesar de la resignación de las cortes, trató de influir en la política del estado, actuando en favor de los derechos de su hijo. Para ello cerró negociaciones con su hermano Maximiliano y con otros estados de Europa.

Durante su viudez, apoyó a Johannes Pfefferkorn en sus esfuerzos por confiscar libros judíos de 1509 y le escribió recomendaciones a su hermano, el emperador Maximiliano, quien en realidad inició la llamada "disputa del libro judío" con Johannes Reuchlin con el mandato de Padua como oponente decidido. Cunegunda luchó por una herencia equitativa para sus dos hijos mayores, contrariamente a la primogenitura actual.

Falleció en 1520, tras doce años de viudez, y año y medio después de la muerte de su hermano.

Enlaces externos[editar]