Cueva de los Murciélagos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cueva de los Murciélagos
Bien de Interés Cultural
Monumento Natural (Andalucía)
Cueva de los Murciélagos - accesso 2.JPG
Acceso a la cueva.
Localización geográfica
Ecorregión Parque natural de las Sierras Subbéticas
Localización administrativa
País(es) Flag of Spain.svg España
División(es) Flag of Andalucía.svg Andalucía
Subdivisión(es) Provincia de Córdoba - Bandera.svg Córdoba
Municipio(s) Escudo de Zuheros (Córdoba).svg Zuheros
Características
Geología Caliza
Longitud interior 3000 m
Condiciones de visita
Acceso Se recomienda reservar
Coordenadas 37°32′31″N 4°18′16″O / 37.541922222222, -4.3043444444444Coordenadas: 37°32′31″N 4°18′16″O / 37.541922222222, -4.3043444444444
Otros datos
Sitio web Página oficial
Mapa(s) de localización
Cueva de los Murciélagos ubicada en Provincia de Córdoba (España)
Cueva de los Murciélagos
Cueva de los Murciélagos
Ubicación (Provincia de Córdoba (España)).

La cueva de los Murciélagos es una cueva prehistórica de Andalucía (España), ubicada en plenas sierras Subbéticas, concretamente a 4 km de Zuheros, en el sur de la provincia de Córdoba y es la cueva más grande de esta provincia.[1]​ El nombre lo toma de los murciélagos, de distintas especies, que la habitan (murcielago grande de herradura, murciélago pequeño de herradura, murciélago de oreja partida y murciélago ratonero grande).

La cueva fue declarada bien de interés cultural en 1985 y el 23 de noviembre de 2001 la Junta de Andalucía declaró sus 32 hectáreas como monumento natural.[2]

Historia[editar]

La cueva fue explorada por primera vez el 30 de abril de 1938, durante la guerra civil española, por parte de oficiales del ejercito, a los que se les atribuye el descubrimiento del cadáver humano que se encuentra depositado en el fondo. Sin embargo la primera referencia escrita de ella aparece en el libro Antigüedades Prehistóricas de Andalucía del arqueólogo Manuel de Góngora y Martínez, en el año 1868. Posteriormente la cueva ha sido objeto de varias excavaciones arqueológicas de las que se ha obtenido información valiosa acerca del Paleolítico Medio y del Neolítico. En 1962 y 1969 se realizaron los primeros trabajos arqueológicos, dando como resultado más notorio el descubrimiento de que el neolítico andaluz se iniciaba un milenio antes de lo que se creía. De 1990 a 1993 y en el 2002 se realizan las últimas excavaciones con el objetivo de crear un pequeño recorrido más accesible que el itinerario corriente. Gracias a las últimas excavaciones se conocen los hábitos de vida de sus habitantes, los artilugios que utilizaban e incluso qué comían, por los restos de animales y de cereales carbonizados.

De este momento prehistórico, Paleolítico Medio, se encontraron en su interior restos de caza y de industria lítica, del tipo musteriense, desarrollada por el hombre de Neandertal que la habitó unos 35 000 años. atrás, a finales de dicho periodo.

De épocas posteriores se han encontrado hojas de sílex, colgantes, brazaletes, vasijas de barro, etc.). También se conserva el cadáver de una mujer en una posición que indica un enterramiento.

Existe, por otro lado, documentación de que fue ocupada por el Homo sapiens, tal y como lo conocemos hoy día, durante el Paleolítico Superior, lo cual es clave para la historia de Andalucía en este periodo, ya que existía un vacío de información referente a esta zona geográfica. El Homo sapiens dejó en su legado, además de útiles de piedra, grabados en las paredes con pinturas de diferentes animales (caballos, ciervos, etc.) y otra figuras que datan de hace unos 18 000 años. La cueva se dividía en tres zonas: el vestíbulo, donde se habitaba al llegar a él la luz solar y ser de fácil acceso desde el exterior, una zona religiosa o de santuario, en la que se encuentran pinturas rupestres neolíticas y calcolíticas, y una zona de enterramientos al fondo, con la presencia de un un esqueleto que no es el único encontrado en esa parte pero sí el que perdura en la actualidad.

La cueva volvió a ser ocupada durante el Imperio romano, a mediados del siglo III y todo el siglo IV, periodo del que también se conservan restos de recipientes y se especula que algunos habitantes del pueblo se refugiasen en medio de una época de conflictos.

Algunas de sus salas han desarrollado espeleotemas secundarios (estalactitas, estalagmitas y gours) debido a la erosión de las aguas subterráneas. Destacan salas como la de las formaciones, la del fémur, sala de la celosía, sala de los estratos, del órgano, etc.[3][4][5]​ Cabe destacar sobre todas las formaciones geológicas una estalagmita de 4 metros de longitud que depende para su crecimiento sin embargo de una estalactita de apenas 10 cm.

Desde el año 2014 la cueva de los Murciégalos forma parte de las grandes cavidades de la península ibérica, ya que se han topografiado más de 3.300 metros, y con la previsión de seguir explorándose más en profundidad.

Referencias[editar]

  1. http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobaprovincia/cueva-murcielagos-es-mas-grande-cordoba_904317.html
  2. «Cueva de los Murciélagos | Ayuntamiento de Zuheros». www.zuheros.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  3. «Cueva de los Murciélagos - Web oficial de turismo de Andalucía». www.andalucia.org. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  4. «MONUMENTO NATURAL CUEVA DE LOS MURCIELAGOS - VENTANA DEL VISITANTE». www.juntadeandalucia.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 
  5. «Cueva de los Murciélagos - cordobaturismo.es». cordobaturismo.es. Consultado el 10 de febrero de 2017. 

Enlaces externos[editar]