Cucaña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cucaña en el puerto de Castro-Urdiales, Cantabria, España .
Subida a la Cucaña, Fiestas de San Pedro Tudela.

La Cucaña, también conocida como palo ensebado, es un juego que consiste en escalar, trepar y marinear, sólo con ayuda de brazos y piernas, por un poste vertical u horizontal de aproximadamente cinco metros de longitud, que suele estar alisado o embadurnado con alguna sustancia resbaladiza. Los mayos (postes decorados que se colocan verticalmente para fiestas del mes de mayo) se utilizan como cucañas.

Este juego se originó como pasatiempo en Nápoles durante el siglo XVI.[1]​ También se practica en muchos países de América Latina e inclusive en Filipinas, donde puede conocerse por uno o ambos nombres.

La denominación está muy relacionada con el legendario país de Cucaña.

Versiones[editar]

Denominaciones según el pais en el cual se juega


Argentina: cucaña, palo mojado, palo enjabonado

& El Salvador: palo ensebado

Chile[editar]

En Chile, el palo ensebado es considerado juego tradicional. Se practica preferentemente en zonas rurales, en especial durante septiembre, debido a la celebración de las fiestas patrias.

El juego se ejecuta únicamente de forma vertical, con un palo o vara de unos 20 centímetros de diámetro y cinco a seis metros de altura, el cual se encuentra enterrado en el suelo. El palo es además untado en grasa. Debido a ésta, el poder escalarlo es sumamente complejo para los participantes, especialmente los primeros. Usualmente, los últimos jugadores tienen ventaja, pues por cada intento fallido el palo va perdiendo parte de su grasa o jabón, y se facilita más el ascenso.[1]

Quienes logran llegar a la cumbre pueden obtener diversos premios: dinero, gallinas, botellas de vino u otros.

España[editar]

La cucaña, de Francisco de Goya

La cucaña puede jugarse de dos modos: horizontal o vertical.

De modo horizontal:

  • Barrio de Triana (Sevilla) en Sevilla. Durante la Velá de Santa Ana, cuya celebración ocurre cada fin de julio, el poste se coloca horizontalmente sobre la proa de una barcaza en el río Guadalquivir. Los participantes deben caminar sobre el poste, previamente embadurnado con alguna grasa resbaladiza, evitando caer al agua, hasta alcanzar el premio (habitualmente un banderín rojo).
  • A Ponte (Padrón, La Coruña). Se celebran en las festividades de San Roque desde hace más de nueve décadas. La cita reúne anualmente a ambos márgenes del río Ulla a cientos de personas, y los juegos cuentan con más de una veintena de participantes. El poste se coloca horizontalmente sobre la proa de un barco en el río Ulla y se juega en marea llena.
  • Luanco (Asturias). Desde hace años, en este pueblo marinero, se celebra el juego. El palo se coloca en el muelle del pueblo y los concursantes deben deslizarse sobre este para coger un ramo de laurel que simboliza el premio.

De modo vertical:

  • Paterna de Rivera (Cádiz). Este pasatiempo se efectúa en honor del patrón, que es San Sebastián, el 20 de enero. El premio está dotado de jamones. En este municipio se realiza con un palo largo, el cual está engrasado, al que intenta subir una persona, pero que, al no poder hacerlo sola, se compite en equipos de tres, así hasta conseguir el jamón.
  • Tudela de Navarra, en la verbena de San Pedro (al final de junio). Se coloca un poste de unos cinco metros y lo embadurnan generalmente con grasa de tocino, en cuya cima sujetan un premio, que puede ser un gallo vivo, un jamón, u otro elemento, vivo o inerte.

En Pollença, municipio de Mallorca, lo llaman "U pi" ("el pino") y coincide con la celebración de Sant Antoni (San Antón) dia 17 de Enero, festivo en el pueblo. Por la mañana, jóvenes y mayores van en romería hasta la finca privada de Ternelles, que ese día permite el libre paso, acompañados de música y bailes tradicionales ("xeremies" y "ball de bot"), a recoger un pino de 20-22 metros que ha cortado una comisión una semana antes. Después de un almuerzo popular, bajan el pino con ayuda de un carro antiguo tirado con cuerdas por voluntarios, que se van turnando. Después de recorrer las callejuelas del pueblo, entran a media tarde en la antigua plaza mayor de la localidad (la "Plaça Vella") y después de trabajosas maniobras y juegos de cuerdas, poleas y estacas, lo clavan en el suelo de forma vertical previamente enjabonado, para que los jóvenes intenten subirlo. Quien primero lo consigue se lleva el premio: dinero y un gallo que está en una cesta, arriba del árbol. Al bajar, desata el árbol, que queda ya bien sujeto hasta la Cuaresma, cuando se retira.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b educarchile.cl. «El palo ensebado». Consultado el 2 de septiembre de 2011. 

Enlaces externos[editar]