Combate naval de Valparaíso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Combate Naval de Valparaíso»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Combate Naval de Valparaíso
Guerra de Independencia de Chile
Combate de Valparaiso sommerscale.jpg
Combate en Valparaíso entre la fragata independentista "Lautaro" y la fragata realista "Esmeralda".
Fecha 27 de abril de 1818
Lugar Valparaíso
Resultado Victoria patriota.
Consecuencias Levantamiento del bloqueo naval español al puerto de Valparaíso.
Beligerantes
Bandera de Chile Gobierno provisorio de Chile Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Monarquía Española[1]
Comandantes
Jorge O'Brien Luis Coig
Fuerzas en combate
Flag of Chile (1818).svg Flota Patriota:
1 fragata
Bandera de España Flota Realista:
1 fragata
1 bergantín
[editar datos en Wikidata]

El Combate Naval de Valparaíso se desarrolló entre la flota chilena y la flota española que bloqueaba el Puerto de Valparaíso, el 27 de abril de 1818.

Antecedentes[editar]

El 5 de abril de 1818 con la Batalla de Maipú se finalizaba la Independencia de Chile. Pero los españoles aun controlaban el mar, ya que contaban, desde el comienzo de la guerra, con una importante armada, la cual protegía sus transportes provenientes de Perú a reconquistar Chile, sin poder los insurgentes evitarlo. Es por esto que al recuperarse la zona centro del país tras la Batalla de Chacabuco, el gobierno del general Bernardo O’Higgins se dio a la tarea de organizar en Valparaíso una fuerza naval capaz de poder enfrentarse a las unidades navales españolas.

Desde 1817, las fuerzas navales españolas contaban para sus operaciones en las costas de Chile con dos fragatas de 34 cañones, la "Esmeralda" y la "Venganza", tres corbetas, la "Sebastiana", "Resolución" y la "Veloz" con un total de 130 cañones, y con dos bergantines de 18 cañones, el "Pezuela" y el "Potrillo", la última capturada a los patriotas chilenos durante la Patria Vieja. Todos estos buques sumaban un total de 254 cañones.[2]

Creación de una escuadrilla y sus actividades, 1816 y 1818[editar]

El bergantín "Águila" fue el primer buque de la naciente escuadra chilena, quedando al mando del marino irlandés Raimundo Morris.

Dos semanas después del triunfo de Chacabuco, Chile obtenía el primer buque que se incorporaría a su escuadrilla, el bergantín español "Águila", capturado por el engaño de los patriotas de mantener flameando la bandera española en el puerto de Valparaíso. La nave fue enlistada para la guerra y se le dio el mando al marino irlandés Raimundo Morris. Su primera misión con esta nave fue que tendría que ir a rescatar a los patriotas que fueron encarcelados en la isla Juan Fernández durante la reconquista, haciéndose al mar el 17 de marzo de 1817 y volviendo a fines del mismo mes, trayendo a los patriotas encarcelados. Entre esos días los patriotas también habían logrado capturar al bergantín español "Araucano" en San Antonio, pero este buque por la imprudencia patriota logró escapar.

Por su parte, los buques españoles en esos momentos se ocupaban de abastecer Talcahuano, que se encontraba sitiado por los patriotas, y entre sus viajes, esto buques se presentaban en Valparaíso de manera amenazante. Ante esto, el gobernador de Valparaíso, Rudecindo Alvarado apresto al bergantín "Águila" al mando de Morris y fletó el mercante "Rambler" para la guerra, poniéndolo bajo el mando de Juan José Tortel. Estos dos buques salieron con dirección a Talcahuano con el objeto de sorprender a la escuadra española pero al no encontrarle arribaron por separado al puerto de Valparaíso los días 7 y 8 julio.

El 13 de julio de 1817 se presentaban en Valparaíso la fragata "Venganza" y el bergantín "Pezuela" manteniéndose tres días bloqueando el puerto. El 10 de agosto volvieron a aparecer y esta vez los patriotas lograron tener listas tres buques, la fragata "María", el bergantín "Águila" y el "Rambler" todos al mando del comandante Tortel quien salió al encuentro de los bloqueadores logrando ahuyentarlos. Los españoles se mantuvieron alejados durante un mes, tiempo que se aprovechó para salir a la mar. En esto, el "Águila" salió y logró capturar al transporte "Perla" que venia con un convoy desde Cádiz, este buque era el mismo que los españoles le arrebataron a los patriotas chilenos durante la Patria Vieja.

Días más tarde, la fragata "Venganza" volvió a presentarse en el puerto batiéndose en un corto combate con el "Águila" y una cañonera capturada por esta, esta se retira pero al día siguiente reaparece acompañado esta vez de tres buques más, por lo que los patriotas ahora se limitarían a proteger el puerto donde se llevó a cabo un intercambio de cañonazos entre ambas fuerzas.

Bloqueo de Valparaíso[editar]

Como los patriotas chilenos aun no dominaban el mar y Valparaíso se mantenía bloqueado por la fragata "Venganza", y los bergantines "Pezuela" y "Potrillo" al mando del teniente de Fragata Ramón Bañuelos, desde Perú llegó fácilmente al Talcahuano la segunda expedición de Mariano Osorio. Esta expedición aun así seria un fracaso pues sus fuerzas serían derrotadas en Maipú el 5 de abril de 1818.

El 2 de marzo, llegaría a sostener el bloqueo la fragata "Esmeralda" al mando de Luis Coig y Sansón, por lo que la fragata "Venganza" sería remplazada por esta. Para el 20 de abril el bloqueo ya solo era sostenido por la fragata "Esmeralda" y el bergantín "Pezuela".

En la bahía estaba fondeada la fragata inglesa "Amphion", que acostumbraba a salir periódicamente a la mar y ponerse al habla con las naves bloqueadoras para atender reclamos relacionados con el comercio.

Por tal razón, el Comandante Luis Coig, de la fragata "Esmeralda", se había familiarizado con las frecuentes apariciones del buque inglés.

Los chilenos ahora habían logrado adquirir un verdadero buque de guerra; la fragata "Lautaro", por lo que ante la sostenida presencia de buques neutrales se ideó camuflar el buque para parecer lo más semejante posible al "Amphion" y aprovechar la circunstancia anterior para atacar a la "Esmeralda", explotando a un máximo el factor sorpresa.

Desarrollo del combate[editar]

La fragata patriota "Lautaro" contra la fragata realista "Esmeralda" en un sello de 1910, del centenario de la independencia de Chile.

Cuando los detalles se completaron, zarpó la fragata "Lautaro" de Valparaíso, el domingo 26 de abril a las 2 de la tarde al mando de Jorge O'Brien. Al pasar Punta Ángeles, izó la bandera y el gallardete ingleses. Cuando aquella mañana los vigías divisaron al enemigo en el horizonte, sin trepidar se sobrepasó la Punta Curaumilla, que se encuentra al sur de Valparaíso. Al cabo de dos horas se avistaron ambos buques enemigos.

Al rayar el alba del día siguiente, el Teniente Jorge O'Brien divisó los faroles de la fragata "Esmeralda", a través de una densa neblina. Preparado para el combate, a las 7 de la mañana ordenó gobernar sobre el navío adversario y lo embistió disparando tres descargas sucesivas que el mayor Guillermo Miller cumplió, mientras cambiaba la bandera inglesa por el pabellón nacional.

El buque enemigo había creído desde un comienzo que la nave que se aproximaba era el "Amphion", que, como en otras ocasiones, venía a ponerse el habla.

Es tanto, que lo esperaron en facha, y cuando ambos llegaron a acortar demasiado la distancia, el Comandante Luis Coig alcanzó a gritar con voz potente; "Ea, ese barco se nos viene encima!". Era ya tarde. Cual sería su asombro y el de su tripulación al ver que efectivamente el buque los abordó.

Jorge O'Brien, arrastrado por su valor, ejecutó personalmente el abordaje del buque enemigo acompañado por 25 hombres. En la cubierta adversaria procedieron de inmediato a arriar el pabellón de España, mientras su tripulación, en absoluto desconcierto, abandonaba la cubierta principal. La guarnición militar de la "Lautaro", rompió fuego de fusilería sobre la cubierta española. Y así Jorge O'Brien quedó en plena posesión del buque con su velamen aun al viento.

El segundo comandante de la Lautaro, teniente Turne, creyéndola tomada, se dirigió al "Pezuela", buque que ante lo negativo de la situación se batía en retirada. Pero al desatracarse la “Lautaro” del costado de la “Esmeralda”, Coig y la tripulación española reaccionó con una ofensiva en donde un marinero español agazapado en una escotilla disparó un certero tiro a Jorge O'Brien, que le atravesó el pecho y lo derribó exánime a cubierta para no volver a levantarse. Antes de morir, alcanzó a murmurar: "No la abandonéis muchachos, la fragata es nuestra".

El Segundo Comandante de la "Lautaro", Teniente José Argent Turner, quien la consideró rendida a la Esmeralda”, se limitó a despachar una embarcación con 18 hombres a cargo de un oficial para reforzar el grupo de abordaje y asegurar la presa.

Caído el jefe, los compañeros de asalto se batieron valientemente, pero fueron gradualmente aniquilados por la tripulación enemiga, que en los 45 minutos siguientes se repusieron de la sorpresa y lograron aniquilar a los abordadores.

Luis Coig recuperó el mando de la "Esmeralda" e izó de nuevo el pabellón de la metrópoli. Sin embargo, fue reatacada con artillería de la fragata "Lautaro" ocasionándole daños de consideración sobre la línea de flotación.

Al finalizar el combate los navíos españoles abandonaron el bloqueo y se retiraron a Talcahuano, en cuanto a la fragata “"Lautaro”" volvió al puerto.

Consecuencias[editar]

El combate tuvo alternativas de triunfo y derrota. El error de apreciación del Teniente José Argent Turner, segundo en el mando de la "Lautaro", originó que la presa se escapara. Sin embargo, se logró romper el bloqueo de Valparaíso, que era una de las finalidades de la operación.

Cuando regresó la "Lautaro" al puerto, con la triste noticia de la muerte de su Comandante, remolcaba una presa.

Se trataba del bergantín español "San Miguel", que viajaba de Talcahuano a el Callao con importantes y acaudalados pasajeros, que por su rescate cancelaron una elevada suma, aprovechada posteriormente para abonar lo adecuado por la compra de la fragata "Lautaro".

Chile ahora, y gracias a los agentes de gobierno que tenía en Inglaterra y los Estados Unidos, se lograría conformar una escuadra capaz de desafiar abiertamente a la flota española cambiando la fisonomía de la guerra naval en el Pacífico. Ya se había adquirido la fragata "Lautaro" (ex Windham), y en los siguientes meses llegarían respectivamente: el navío "San Martín" (ex Cumberland) de 64 cañones, el bergantín "Araucano" (ex Colombo) de 16 cañones, la corbeta "Chacabuco" (ex corsario) de 20 cañones y el bergantín "Galvarino" (ex Hecate). Estos buques fueron equipados y marinerados dejándolos en pie de guerra para próximas acciones y el mando de esta naciente escuadra recayó en Manuel Blanco Encalada.

Para agregar, hay que decir que este combate erradicó la presencia naval española en las costas de Chile, estos buques desde el momento tomarían una posición netamente defensiva y más aun ante el posterior fracaso de la Expedición de la Mar del Sur, los buques de guerra españoles se limitarían al puerto defensivo del Callao y a escoltar transportes en la zona.

Notas[editar]

  1. :Declaración de la Independencia de Chile:"el territorio continental de Chile y sus islas adyacentes forman de hecho y por derecho un Estado libre Independiente y Soberano, y quedan para siempre separados de la Monarquía española" [1]
  2. Carlos López Urrutia, "Historia de La Marina de Chile", pag. 24.

Véase también[editar]