Colonia Tabacalera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Colonia Tabacalera
Barrio de Ciudad de México
Monumento a la Revolución
Delegación Cuauhtémoc
País Bandera de México México
• Ciudad Bandera de Ciudad de México Ciudad de México
Ubicación 19°26′10″N 99°09′14″O / 19.43616111, -99.15401389Coordenadas: 19°26′10″N 99°09′14″O / 19.43616111, -99.15401389
Superficie 1.75 km²
Límites Norte: Puente de Alvarado / Insurgentes norte
Este:Puente de Alvarado
Oeste: Insurgentes centro
Sur:Paseo de la Reforma
Población  
• Total 3,500 (aprox) hab.
La Avenida Juárez Mirando en dirección al Monumento a la Revolución

La Colonia Tabacalera es una colonia en la delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, en la frontera occidental del centro histórico de la ciudad. Fue establecida en el siglo XIX tardío junto con otras colonias cercanas como San Rafael y Santa María la Ribera. Desde inicios del sigo XX se convirtió en una mezcla de mansiones y edificios de departamentos, con construcciones importantes como lo que es ahora el Monumento a la Revolución y el rascacielos El Moro, que fue construido en la primera mitad del siglo XX. Hacia la década de 1950, el área tuvo reputación de ser bohemia, siendo el hogar de escritores, artistas y exiliados. Entre ellos se encuentran Ernesto "Che" Guevara y Fidel Castro quienes se conocieron y comenzaron a planear la Revolución cubana en esta zona. Hoy, la colonia presenta varios problemas como la prostitución, delito, comercio informal y alto tráfico vehicular. Aun así, la zona es hogar de varias de las cantinas tradicionales mexicanas que la poblaron en su esplendor.

Descripción[editar]

El colonia se extiende en 28 cuadras y contiene 19 calles que cubren un área total de 1.75 km2. La población aproximada es de 3,500 personas, más otras 10,500 que llegan a trabajar.[1]​ Las fronteras de la colonia están delimitadas por Avenida Hidalgo, Puente de Alvarado, Avenida Insurgentes y Paseo de la Reforma. Las colonias aledañas son la Colonia Buenavista y Colonia Guerrero al norte, Colonia Juárez al sur, el centro histórico al este y la Colonia San Rafael al oeste. Existe la creencia errónea que la cuadra inmediatamente al norte de Puente de Alvarado también pertenece a esta colonia, pero los registros públicos muestran que esto nunca ha sido cierto.[1]​ En esta colonia están las estaciones de metro de Hidalgo y Revolución y algunas de sus calles más importantes son Basilio Badillo, Sombrereros y Humboldt.[1][2]​ Desde la década de 1950, el área ha evolucionado de ser una zona residencial a una con edificios de oficina, varios de los cuales le pertenecen a instituciones de gobierno y sindicales. La colonia también alberga a varios periódicos, especialmente a lo largo de la frontera con el centro histórico. Esta es una de las razones por las cuales el tránsito y estacionamiento son difíciles durante la semana de trabajo.[2][3]​ Debido que los periódicos operan desde muy temprano en la mañana, y a que las cantinas y la prostitución funcionan hasta entrada la noche, se considera que la colonia es una "que nunca duerme". La tradición de la cantina data de la época bohemia de la colonia entre las décadas de 1930 y 1950. Las cantinas más populares se encuentran en la calle Ignacio Mariscal: Barra Oxford, La Gruta de San Fernando y el Salón Palacio.[3][4]

Las escuelas en la colonia incluyen, La Escuela Primaria Carlos Pellicer Cámara (privada), CENDI ISSSTE 1 Celia Garibay de Ruiz (pública), CENDI Parte Nani S.C. (pública), CENDI Lotería Nacional (pública), el Centro de Asesoría Preparatoria Abierta José Martí Instituto Vocacional (pública) y Pensiones (pública).[5]

La colonia ha presentado serios deterioros desde su fundación. Se ha culpado a este deterioro a la llegada de los edificios de oficinas a la mitad del siglo XX.[2]​ El área alrededor de las calles Puente de Alvardo, Plaza de la República, Ramos Arizpe y José María Iglesias se considera como un lugar con álto índice de criminalidad.[6]​ Cada año en diciembre, las calles alrededor del Monumento a la Revolución se llenan con vendedores ambulantes que venden juguetes para la Epifanía, ocasión importante para repartir regalos, especialmente juguetes para los y las niños y niñas. Este mercado callejero anual provoca alto tráfico vehicular y crea problemas para los peatones y vecinos de la colonia. La densidad vehicular puede ser tal que se necesita una hora para avanzar cinco cuadras. Otros problemas incluyen a vendedores que usan ilegalmente las líneas eléctricas, la cantidad de basura y los llamados “franeleros,” personas quienes controlan espacios públicos de estacionamiento público por una propina.[7]

Lugares principales[editar]

Entre los lugares públicos más importantes están el Monumento a la Revolución, el Frontón México, el Museo Nacional de San Carlos y la sede de la Lotería Nacional.[8]

Atractivos principales
Nombre Imagen Descripción
Monumento a la Revolución
Monumento a la Revolución 1.jpg
El Monumento a la Revolución está localizado en la Plaza Revolución, la cual es la segunda plaza pública más grande en la Ciudad de México después del Zócalo.[2]​ La avenida que pasa por el Monumento a la Revolución se ha llamado Avenida del Calvario, Avenida del Ejido y Prolongación de Avenida Juárez antes de recibir su nombre actual de Avenida de la República.[1]​ El monumento es esencialmente una cúpula que originalmente iba a ser un edificio para la legislatura del país.[3]​ El edificio fue comisionado por Porfirio Díaz para ser el “palacio legislativo” como parte de las celebraciones del Centenario de 1910. El contratista era Émile Bernard, pero solo se terminó la cúpula cuando estalló la Revolución mexicana. Dieciocho años más tarde, Carlos Obregón convirtió el fragmento olvidado en el Monumento a la Revolución.[9]​ Hoy, el Monumento sirve como mausoleo y museo de aquel tiempo. En él descansan los restos de algunos de los protagonistas principales de la Revolución mexicana: Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Francisco Villa, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas.[3]
Museo Nacional de la Revolución
Museo Nacional de la Revolución - 2.jpg
El Museo de la Revolución fue fundado en 1986. Está localizado en los cimientos del edificio, y recibe aproximadamente 250,000 visitantes cada año. Su colección incluye fotografías, banderas, armas, documentos, recreación de habitaciones y otros espacios y objetos utilitarios y decorativos del aquel periodo.[10]​ En 2010, el Monumento y su museo cerraron por renovaciones y expansión para la celebración del centenario de la Revolución Mexicana. El presupuesto para el proyecto fue de 240 millones de pesos que incluían reparaciones al edificio, la expansión del espacio de museo a 3,650 m2 y la creación de un parque de estacionamiento subterráneo.[9][11]​ También se instaló un elevador para llevar a los visitantes a la cúpula. Originalmente, la colección del museo solo cubría los años de la Revolución mexicana pero ahora cubre el periodo de la Constitución de 1857 a 1940, el fin de la administración de Lázaro Cárdenas.[9]​ Esta remodelación es la primera revisión del museo desde que abrió sus puertas en 1986. Algunas de las adquisiciones nuevas incluyen una bandera del Ejército Constitucionalista o de Venustiano Carranza de 1914. Un cambio es que el museo ahora muestra tanto las tragedias humanas como la gloria de la época: La Revolución fue responsable de más de un millón de muertes.[10]
Museo Nacional de San Carlos
MNSC, pátio oval.jpg
El Museo Nacional de San Carlos fue creado para albergar la gran colección de arte de la Academia de San Carlos en el centro histórico. Esta colección comenzó con figuras de yeso creadas a partir de obras originarias de Grecia, Roma y el resto de Europa para ser usados como material didáctico en la escuela. Más tarde, otros trabajos de los siglos XVI a XIX de Europa se añadieron a la colección. Cuando la colección sobrepasó el espacio de la galería en la Academia, la colección se dividió, con algunas piezas yendo al Museo Universitario de la Academia, otras al Museo de San Carlos y algunas más se quedaron en su ubicación original.[12][13]

El museo era antiguamente el Palacio del Conde de Buenavista que fue construido por orden de Josefa Rodríguez Pinillos y Gómez, Marquesa de Selva Nevada para su hijo menor quién tenía el título de Buenavista. Esta casa fue ocupada por un varias personalidades notables en el siglo XIX incluyendo al Conde de Regla, el general Rincón Gallardo, el mariscal Aquiles Bazaine y Antonio López de Santa Anna. Los últimos dos la ocuparon durante la Intervención francesa en México.[1]

Más tarde la casa fue ocupada por la Compañía Tabacalera Mexicana, una compañía de tabaco, cuyos trabajadores vivían a su alrededor. Esta fábrica le daría el nombre a la colonia. En la década de 1940, la Lotería Nacional la ocupó parcialmente y albergó dibujos aquí, antes de mudarse a su ubicación actual entre las calles Rosales y Avenida del Ejido. El edificio fue convertido en una escuela preparatoria.[1]​ En 1986, se estableció ahí el museo actual, el cual exhibe arte europeo de los siglos XIV a XX.[4]​ También presenta exposiciones temporales como la colección de trabajos por Francisco de Zurbarán, un contemporáneo de Diego Velázquez.[14]

Edificio El Moro
Edificio El Moro 2010.JPG
El Edificio del Moro, uno de los primeros rascacielos de la Ciudad de México, fue construido aquí para alojar a la Lotería Nacional. Su altura es de 107 metros. Todavía es considerado uno de los edificios más seguros en la ciudad ya que fue construido con refuerzos contra terremotos. El edificio fue inaugurado en 1945.[3]​ Los orígenes de la lotería nacional de México datan de la temprana época colonial cuando el virrey Marqués de Croix instituyó una basado en las loterías europeas de la época. Se instituyó como la "Real Lotería General de Nueva España” en 1770 y sus ingresos fueron destinados a varias caridades como el Hospicio de Pobres.[15]
Frontón México
Frontón Mexico.jpg
El edificio del Frontón México es de estilo art deco, construido en 1929. Fue uno de pocos lugares en la ciudad para practicar jai alai. Debido a presiones económicas, el edificio intentó diversificarse para acomodar eventos artísticos y culturales en 1992 pero para 1996 había cerrado.[16][17]​. Después de dos décadas de huelga, finalmente el 10 de marzo de 2017 el Frontón abrió sus puertas al público en una ceremonia encabezada por el jefe de gobierno de la ciudad Miguel Angel Mancera[18]​ en el edificio se acondicionó también un casino y un escenario movible para ofrecer diferentes espectáculos.
Otros lugares de interés

Cerca del monumento a la Revolución hay una zona hotelera con una plaza en el centro. Esta zona fue pensada para los turistas y visitantes empresariales extranjeros durante más de 30 años, ya que está cerca de la estación de trenes y varios autobuses.[3]​ El área se ha deteriorado y la mayoría de estos hoteles ahora existen como “hoteles de paso” para estancias cortas, a menudo con prostitutas.[4]​ El plaza en el centro se llama Plaza Juan Antonio Mella y tien un busto de Ernesto “Che” Guevara, conmemorando el tiempo que el revolucionario cubano vivió en el área.[3][4]​ Esta plaza también se ha deteriorado y alberga a personas sin hogar, adictos a diversas sustancias, basura y maleza vegetal.[2]

Historia[editar]

Fotografía de Guillermo Kahlo de la antigua fábrica de cigarros Tabacalera, 1907

Desde inicios de la época colonial, esta área estaba fuera de la Ciudad de México y estaba llena de granjas y haciendas cerca del Lago de Texcoco.[8]​ Más tarde, la mayoría del área perteneció a los Condes de Buenavista, cuya casa de campo todavía existe en la calle Puente de Alvarado como el Museo de San Carlos.[1]​ La colonia moderna fue fundada como una mezcla de mansiones y complejos habitacionales similares a las colonias vecinas de Santa María Ribera y San Rafael.[2]

Baile de los cuarenta y uno[editar]

Sobre la 4a Calle de la Paz, hoy Ezequiel Montes, ocurrió una de las primeras redadas contra los homosexuales de la ciudad en 1901, en la cual 41 hombres fueron detenidos. Uno de estos hombres era el yerno del entonces presidente Porfirio Díaz, pero su caso fue abandonado. Este acontecimiento ha asociado el número 41 con la homosexualidad en México, lo cual ha causado que dicho número no sea utilizado designaciones policiacas y militares.[4]

Siglo XX[editar]

Entre las décadas de 1930 y 1950, la colonia adquirió una reputación de zona bohemia con escritores y artistas como Juan Rulfo, Ricardo Bell, Nellie Campobello y Pablo Neruda, quienes vivieron aquí cuando el área estuvo llena de cantinas tradicionales. Fue también el hogar de exiliados cubanos como Julio Antonio Mella y Fidel Castro.[4][8]​ El revolucionario argentino Ernesto “Che” Guevara también vivió aquí como un exiliado, trabajando en el Hospital General en la Colonia Doctores.[4][19]​ En el número 49 de la calle José de Emparán en el apartamento C, la casa de la cubana exiliada María Antonia González, Fidel Castro conoció a Che Guevara en julio de 1955. Esto comenzó su colaboración qué culminaría en la Revolución cubana.[3][4]

Al mismo tiempo, los grandes proyectos de construcción cambiaron la colonia y esto llevaría a su decline.[2]​ La avenida Paseo de la Reforma fue expandida eliminando calles más pequeñas. La estatua ecuestre de Carlos IV se movió de la colonia a la Plaza Tolsá en el centro histórico. El tranvía de La Rosa de la década de 1920, que recorría sobre Avenida de las Artes (hoy Antonio Caso) también cesó sus operaciones. Un número de edificios que daban hacia Paseo de la Reforma también desaparecieron.[1]​ Muchas de las áreas residenciales fueron reemplazadas con edificios como el de la Procuraduría General de la República y la sede de varios sindicatos. Poco después aparecieron los desahuciados y las prostitutas.[2]

La colonia celebró su 100º aniversario en 1999 con los desfiles de coches antiguos de las décadas de 1930 al 1960 y una feria de arte. También hubo conferencias y otros eventos académicos sobre la historia del área.[8]

En 2008, la ciudad aprobó un cambio de zonificación que ahora permite la construcción de rascacielos de hasta 20 pisos en la colonia.[20]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h «Colonia Tabacalera». Archivado desde el original el 15 de abril de 2012. 
  2. a b c d e f g h Arturo Paramo (November 21, 2008).
  3. a b c d e f g h «Turismo cultural en el DF con el INAH». 5 de junio de 2008. 
  4. a b c d e f g h Ivett Rangel (May 1, 2009).
  5. "Escuelas en Tabacalera, Cuauhtemoc, Distrito Federal" [Schools in Tabacalera, Cuauhtemox, Federal District] (in Spanish).
  6. Mirna Servin Vega (July 28, 2007).
  7. Johana Robles (January 5, 2006).
  8. a b c d "La colonia Tabacalera festeja su centenario" [Colonia Tabacalera celebrates its centennial]
  9. a b c Jorge Ricardo (April 5, 2010).
  10. a b Dora Luz Haw (November 22, 2000).
  11. Alberto Acosta (January 18, 2010).
  12. "Nacional Museum of San Carlos".
  13. "Academia San Carlos, Mexico City".
  14. Marcela García Machuca (August 29, 1999).
  15. Lotería Nacional de México, "Historia".
  16. Leticia Sánchez (May 6, 1996).
  17. Mónica Archundia; Johana Robles (April 9, 2010).
  18. Hernández, Sandra (11 de marzo de 2017). «Reabre sus puertas el Frontón México». El Universal. Consultado el 1 de julio de 2017. 
  19. Daniel Millan (October 9, 2000).
  20. René Cruz González (August 22, 2008).