Calzada romana de la Fuenfría

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Calzada romana de la Fuenfría
Calzada Romana Fuenfría (2338217200).jpg
Tipo calzada romana
Catalogación Bien de Interés Cultural incoado
Localización Comunidad de Madrid
Coordenadas 40°47′17″N 4°03′39″O / 40.788019444444, -4.060875Coordenadas: 40°47′17″N 4°03′39″O / 40.788019444444, -4.060875

La calzada romana de la Fuenfría son los restos de una calzada romana española que unía Segovia con Miacum (Collado Mediano).[1]​ Cruza la sierra de Guadarrama a través del valle de la Fuenfría, el puerto de la Fuenfría y el valle de Valsaín. La obra romana, muy transformada por las grandes reformas que sobre ella realizó Felipe V en 1722, data de la época del emperador Vespasiano, que gobernó entre los años 69 y 79 d. C.[2]

El trazado de la vía en el lado segoviano es recto y con un desnivel del 10 % aproximadamente (400 m en 4 km). Estas características refuerzan la idea de su origen romano. A Antonio Blázquez, arqueólogo y gran conocedor de la sierra de Guadarrama, se debe la correcta datación del origen de la calzada.

Trazado[editar]

Tramo cercano al puerto de la Fuenfría, con el valle de la Fuenfría en segundo plano.

El recorrido se recogía a finales del siglo III en el itinerario de Antonio, cuya Vía xxiv unía Emerita Augusta y Caesaraugusta, pasando en su parte central a través de Cauca, Miacum, Titulciam y Complutum. La aparición del miliario de Cercedilla en 1910 permitió a Antonio Blázquez adscribir con seguridad el paso de la Fuenfría a esta vía, aunque la reconstrucción que hizo del trazado siempre ha sido controvertida.

Una investigación llevada a cabo por Javier Rivas López, Jesús Rodríguez Morales e Isaac Moreno Gallo aseguraba que la calzada actual no coincide en todos los tramos con la calzada romana construida en el siglo I.[3]​ Trabajos arqueológicos posteriores en esta zona han permitido separar la parte del antiguo trazado, que coincide en su parte superior con el camino viejo de Segovia, y separar los tramos originales de las reconstrucciones medievales y de la posterior calzada borbónica.

El 2 de julio de 1981 se incoó expediente para la declaración de la «Calzada Romana y los puentes de Enmedio, del Descalzo, de la Venta y del Reajo o del Molino» como conjunto histórico-artístico y arqueológico, mediante una resolución publicada el día 20 de ese mismo mes en el Boletín Oficial del Estado, con la rúbrica del director general de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura, Javier Tusell.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]