Calcomanía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una calcomanía (galicismo de décalcomanie) consistente en una imagen que, mediante la aplicación de agua o calor, se transfiere del soporte original a otra superficie donde queda adherida.

Las calcomanías se distribuyen sobre un soporte de papel o cartulina, que hay que retirar una vez humedecido. Las coloridas imágenes que las forman están tratadas con trementina, materia que posibilita su pegado. Las calcomanías se pueden comprar por pliegos o conseguir como regalo promocional dentro de un producto destinado a los niños: bollería, patatas fritas, chicles, etc.

Con menor difusión hoy en día, tuvieron gran éxito en España en las décadas de 1960 y 1970, en que se comercializaron pliegos de las más variadas temáticas: educativos (partes del cuerpo, animales), vehículos (trenes, coches, aviones), deportivos (jugadores de fútbol), culturales (personajes populares), frutas, flores, motivos decorativos, banderas, etc.

Otros usos de la calcomanía[editar]

Sticker art en São Paulo, Brasil.

Las calcomanías no sólo constituyen un artículo de entretenimiento, sino que con el mismo principio también sirven de elemento decorativo para muebles, jabones, juguetes, placas, vajillas, etc.

Gracias a la serigrafía, que es una forma de impresión directa, podemos obtener muchos trabajos.

Etiqueta de bombardeo[editar]

El sticker art (también conocido como etiqueta de bombardeo, bofetada de marcado, etiquetado y etiqueta) es una forma de arte callejero, una subcategoría de arte posmoderno en el que una imagen o mensaje aparece públicamente usando etiquetas adhesivas. Estas pegatinas pueden promover un programa político, un comentario o cuestión política, comprende una campaña de arte vanguardista.

Rumores[editar]

Durante los años 1970 circuló una leyenda urbana, en la que se contaba que las calcomanías llevaban impregnada una sustancia psicoactiva que al adherirse a la piel se transmitía al niño. Esta substancia generalmente se le identificaba como una droga del tipo LSD. La finalidad de esto sería la de inducir a los niños a que se vuelvan adictos a las drogas mediante las calcomanías. Se llegaban incluso a repartir octavillas, panfletos y fotocopias, alertando de este hecho, llevando algunos incluso el anagrama de la Guardia Civil.[1]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Las leyendas urbanas en España,pág. 232. ISBN 84-270-2679-X

Enlaces externos[editar]