Baños árabes de Santa María (Córdoba)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Baños árabes de Santa María
Baños árabes de Santa María.jpg
Información general
Uso(s) Baños árabes
Estilo Arte andalusí
Catalogación Patrimonio de la Humanidad y Bien de Interés Cultural
Calle(s) Calle Velázquez Bosco, 8-10
Localización Córdoba, EspañaFlag of Spain.svg España
Coordenadas 37°52′50″N 4°46′48″O / 37.880555555556, -4.7798722222222Coordenadas: 37°52′50″N 4°46′48″O / 37.880555555556, -4.7798722222222
Fecha de construcción siglo XI[1]
Detalles técnicos
Superficie 400 m2[1]
Centro histórico de Córdoba
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Patrimonio de la Humanidad de la Unesco
País EspañaFlag of Spain.svg España
Tipo Cultural
Criterios i, ii, iii, iv
N.° identificación 313
Región Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1984 (VIII sesión)
Año de extensión 1994

Los baños árabes de Santa María, ubicados en el barrio de la Judería de Córdoba (España), fueron unos baños de uso público los cuales constituyen uno de los pocos ejemplos conservados de un tipo de edificio muy popular y abundante en la Córdoba musulmana, con perduraciones en la cultura cristiana de época moderna. Fue declarado Bien de Interés Cultural el 30 de abril de 2001 y forma parte del centro histórico de Córdoba que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.[2]

Su acceso principal es por la calle Velázquez Bosco, números 8-10, aunque también tiene entrada por la calle Céspedes, número 11. Fueron edificados en época califal y rehechos en el siglo xiv por alarifes mudéjares.

En la actualidad, las partes mejor conservadas de los antiguos baños son tres salas abovedadas correspondientes al «frigidarium», el «tepidarium» y el «caldarium», así como el aljibe.

Historia[editar]

Las primeras referencias de este espacio se dan tras la conquista de la ciudad por parte de Fernando III en 1236, quien los cedió a la Casa de Córdoba, concretamente a Domingo Muñoz el Adalid. En 1380, el entonces señor de dicha casa cedió la propiedad de los baños al Cabildo de Córdoba, a cambio de una restauración urgente en el mismo.

La iglesia, a partir de entonces dueña de los baños, los denominó baños de Santa María. Los responsables de varias modificaciones acometidas en ellos en 1329 fueron dos alarifes mudéjares que fabricaron una nueva caldera. Las últimas obras de las que hay constancia datan de 1524, en que se volvió a reparar la caldera aprovechando restos de la caldera de los Baños de San Pedro. La explotación de los baños la cedió pronto el Cabildo a particulares; una vez abandonado su uso como baños, al Cabildo lo arrendó como casa de vecinos. El documento más antiguo de arrendamiento como vivienda data de 1611.

Finalmente en el siglo XVIII se acometió la reforma que supuso la destrucción de la bóveda central del "tepidarium" para convertir la estancia en patio, así como la elevación de la cota original del suelo, la supresión de dos columnas y la apertura de una puerta a la calle Velázquez Bosco.[3]​ A mediados del siglo XX la titularidad pasó a manos de los condes de Cañete de las Torres, actuales propietarios del recinto, quienes ofrecen espectáculos de flamenco diariamente en los antiguos baños.[4]

Descripción[editar]

La primera de las salas, el se conserva enmascarado entre las reformas acometidas de la casa. Se corresponde con una estancia cubierta con bóveda de medio cañón que se conserva integrada dentro de la vivienda actual y compartimentada en varias habitaciones.

La sala del «tepidarium» o zona templada es en la actualidad un patio cuadrado de 7,5 m de lado con galerías sustentadas por ocho columnas, que soportan arcos de herradura y bóvedas de medio punto perforadas por lucernas troncopiramidales. Los capiteles de las columnas son de acarreo excepto uno, que es visigótico, los demás son todos de época califal con labor de atauriques. Se conservan bien los cimacios que coronan estos capiteles, algunos de ellos musulmanes y otros visigóticos. En las galerías norte y sur destaca un compartimento enmarcado por dos arcos de herradura que podría tratarse de un diván o una piscina. Junto a él un pozo y en el muro un cubículo que podría corresponder a otra piscina.

El «caldarium» o zona caliente es una sala rectangular de 10,3 por 3,1 m con muros en los que se combina el ladrillo y el sillar de piedra y cubierta por bóveda de cañón de piedra. En la bóveda se abren tres órdenes de lucernas, de sección cuadrangular, actualmente cegados. En su lado oeste se abren a cada extremo dos arcos de herradura que originalmente enmarcaban los cubículos ocupados por sendas piscinas, uno se encuentra totalmente cegado, el otro parcialmente, conservando restos de estucado rojo y, entre ambos, un vano enmarcado por un doble arco que abre a una estrecha galería abovedada de 6 m de longitud y 1,8 m de anchura, que conduce hasta un aljibe o pozo elíptico de 10 m de profundidad. Este aljibe sirvió para abastecer de agua a los baños, posiblemente mediante el empleo de una noria de tracción animal.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Antonio Rodríguez (14 de febrero de 2006). «El dueño pone a la venta los baños árabes de Santa María, del siglo XI». Diario Córdoba. Consultado el 7 de septiembre de 2010. 
  2. «Historic Centre of Cordoba». UNESCO Culture Sector. Consultado el 9 de febrero de 2013. 
  3. «Base de datos Patrimonio Inmueble de Andalucía». www.iaph.es. Consultado el 24 de septiembre de 2018. 
  4. «Baños Árabes de Santa María - Córdoba». ArtenCórdoba Visitas Guiadas. Consultado el 24 de septiembre de 2018. 

Enlaces externos[editar]