Báb

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El sepulcro de Bab en Haifa (Israel)
La casa de Bab en Shiraz (Irán)

Siyyid ‘Alí-Muhammad (Shiraz, 20 de octubre de 1819-Tabriz, 9 de julio de 1850), conocido como El Báb (‘la puerta’ en árabe), fue un comerciante persa que fundó una nueva religión, el babismo. Los seguidores de la fe bahá'í lo consideran uno de los mensajeros de Dios enumerados en su religión y precursor de Bahá'u'lláh.

Fue un comerciante de Shiraz (Persia), con el título de siyyid (es decir, un descendiente de Mahoma). El 23 de mayo de 1844 proclamó ser el Qa’im (‘aquel que se levanta’) prometido a los musulmanes, cuya venida introduciría una nueva era para la humanidad.

La religión que fundó es conocida como babismo, distinta del islam, aunque surgió de su seno, de igual modo que el cristianismo surgió del seno del judaísmo y el budismo del hinduismo. El babismo tiene sus propias escrituras sagradas y enseñanzas religiosas, principalmente el Bayán. El Báb afirmó que su principal misión era anunciar la inminente venida del profeta de Dios prometido por todas las religiones, al que se refiere como " Aquel a Quien Dios Manifestará " y que sería responsable de la unificación de la humanidad. Sus seguidores son conocidos como babíes.[cita requerida]

Sus enseñanzas hacen hincapié en el concepto de que todas las religiones reveladas fueron transmitidas por Dios a la humanidad, adaptadas para la época en que fueron surgiendo. Este concepto se conoce como «revelación progresiva». También enseñan sobre la igualdad de derechos para los hombres y las mujeres, condenando los prejuicios de cualquier clase.

El creciente número de personas que se adherían a estas nuevas enseñanzas en un muy corto lapso de tiempo alarmó a las autoridades políticas y religiosas de Persia. Debido a su mensaje, tanto él como sus seguidores fueron blanco de persecución y violencia. Fue hecho prisionero repetidamente y finalmente fusilado en Tabriz, por un pelotón de 750 soldados, según orden dictada por el gran visir Amir Kabir. Más de 20 000 babíes fueron martirizados en los años posteriores a este suceso.

En 1863, Mirzá Husayn ‘Ali, conocido como Bahá'u'lláh (‘La Gloria de Dios’), uno de los más destacados discípulos de El Báb, proclamó que era justamente el profeta que Dios manifestaría, Aquel a Quien Dios Manifestará anunciado por El Báb y asimismo prometido por otros profetas del pasado.

Casi la totalidad de los seguidores de El Báb aceptaron la nueva revelación, que se denomina fe bahá'í. Su sepulcro se encuentra en Haifa (Israel), en el Centro Mundial Bahaí. Los bahá'ís observan el nacimiento, la revelación y el martirio de El Báb como días sagrados.

Enlaces externos[editar]