Austria Alemana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
República de Austria Alemana
Republik Deutsch-Österreich
República desaparecida
1918-1919

Flag of Austria.svg
AustriaCoA-1918.svg

GermanAustriaMap.png
Territorio proclamado por la Austria alemana. En rojo están marcadas las fronteras de la Austria moderna.
Coordenadas 48°13′00″N 16°22′00″E / 48.2167, 16.3667Coordenadas: 48°13′00″N 16°22′00″E / 48.2167, 16.3667
Capital Viena
Entidad República desaparecida
Idioma oficial Alemán
Superficie  
 • Total 118 311 km²
Población ()  
 • Total 10 400 000 hab.
 • Densidad 87,9 hab/km²
Moneda Corona austriaca
Período histórico Período de entreguerras
 • 12 de noviembre
de 1918
Abdicación de Carlos I
 • 10 de septiembre
de 1919
Tratado de Saint-Germain-en-Laye
Forma de gobierno República
Presidente
Karl Seitz
Canciller
Karl Renner
Precedido por
Sucedido por
Imperio austrohúngaro
Primera República de Austria
Checoslovaquia
Reino de Italia (1861-1946)
Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos

La República de Austria Alemana (en alemán: Republik Deutschösterreich o Deutsch-Österreich) es el nombre que recibe la nación austríaca justo después del desmembramiento del Imperio austrohúngaro, al finalizar la Primera Guerra Mundial. Esta nación, con fronteras un poco mayores a la Austria actual, intentó reclamar territorios poblados por alemanes étnicos en Checoslovaquia y Hungría, e intentó ser anexada por Alemania, con el objetivo de formar un gran estado alemán.

Historia[editar]

Durante la monarquía de los Habsburgo, el término Austria Germana se utilizaba para designar a las regiones pobladas por alemanes étnicos en el imperio. Al iniciarse el desmembramiento del sistema de gobierno imperial, los miembros austríacos del Parlamento se convirtieron de facto en los gobernantes de Austria. Inmediatamente se creó una Asamblea Nacional Provisional, conformada por representantes de todas las provincias de Austria. También se agregaron representantes de Bohemia, Moravia y de la Silesia austríaca, representando a las poblaciones alemanas que no querían formar parte de Checoslovaquia, formada el 28 de octubre de 1918.

El 11 de noviembre de ese mismo año, el emperador Carlos I abdicó y al día siguiente se proclamó la creación de la República de Austria Germana como una república democrática y parte de la nueva República de Weimar. Los socialdemócratas austríacos Karl Renner y Karl Seitz, fueron designados canciller y presidente, respectivamente.

La entonces «Austria alemana» reclamaba el territorio de la actual Austria, además de la región de Tirol Sur y Tarvisio de Italia, el sur de Carintia y de Estiria de Eslovenia, y toda la franja occidental de Bohemia y los Sudetes de la República Checa. Todas estas regiones estaban habitadas en aquel entonces por una importante población alemana, que habían formado parte de Austria-Hungría. Después de realizar plebiscitos en sus distintas regiones, obteniendo resultados abrumadores a favor de la unificación con Alemania, Austria Germana procedió a realizar el 22 de noviembre el reclamo oficial de las regiones mencionadas, así como declarar sus intenciones de unificarse con Alemania.

El objetivo austríaco estuvo condenado al fracaso desde el principio, ya que no contaba con el apoyo de ninguna potencia europea, a excepción de Alemania, que en aquel momento se encontraba luchando contra una grave crisis económica y una revolución socialista. Incapaz de enfrentarse al Reino de Italia, Checoslovaquia y al naciente Reino de Yugoslavia, Austria tuvo que depender de la decisión de los Aliados victoriosos Francia y Gran Bretaña. Sin embargo estos se negaron a aceptar las peticiones de Viena. El 12 de marzo de 1919 la Asamblea Nacional austríaca declaró al estado como una parte constituyente de la República alemana.[1]

Karl Renner fue presionado para firmar el Tratado de Saint-Germain-en-Laye el 10 de septiembre de 1919, donde entre otras cosas, se cambia el nombre de la joven república de Austria Germana a Austria solamente, y se prohibía la unificación del país con otro a menos que contara con la aprobación de la Sociedad de Naciones. De igual manera, en el Tratado de Versalles, se le prohibió a Alemania unificarse con Austria.

La Primera República de Austria sucedería a la República de Austria Germana hasta que finalmente fuera anexionada a la Alemania nazi durante el Anschluss en 1938.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Steven Beller (2009); Historia de Austria. Madrid: Akal, pág. 220
  2. «Persecución del pueblo judío». Deutsche Welle. 30 de marzo de 2007. 

Enlaces externos[editar]