Asamblea Constituyente Rusa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Palacio Táuride, sede de la Asamblea.

La Asamblea Constituyente Panrusa (Всероссийское Учредительное собрание, Vserossíyskoie Uchredítelnoie sobrániie) fue un cuerpo constitucional democráticamente elegido, que se constituyó en Rusia después de la Revolución de octubre de 1917.

A pesar de las promesas del Gobierno Provisional Ruso, los preparativos para las elecciones fueron lentos y las fechas para las votaciones se retrasaron en varias ocasiones. Para cuando finalmente estas tuvieron lugar, el Gobierno provisional había sido derrocado por los bolcheviques.

Se reunió a lo largo de 13 horas, desde las 4 de la tarde del 5 de enero hasta las 4 de la mañana del 6 de enerojul./ 19 de enero de 1918greg., y fue elegida y disuelta por el Gobierno bolchevique, es decir, el Consejo de Comisarios del Pueblo o Sovnarkom.

Orígenes[editar]

La convocatoria de una Asamblea Constituyente elegida democráticamente que redactase una Constitución y la forma de gobierno del país fue una de las principales exigencias de todos los partidos liberales y socialistas durante la anterior Revolución rusa de 1905.[1] Después de esta revolución, el régimen zarista decidió garantizar las libertades civiles básicas y convocar elecciones para el nuevo cuerpo legislativo creado en 1906, la Duma estatal. La Duma, sin embargo, no estaba autorizada para redactar una nueva Constitución, y mucho menos para abolir la monarquía. Además, los poderes de la Duma cayeron en manos de los Demócratas Constitucionales (KD o kadety) y no en las de los socialistas marxistas. El Gobierno disolvió la Duma por un acuerdo legal en julio de 1906, después de unas nuevas elecciones en 1907. La ley de elecciones final, escrita por el Gobierno después de la segunda disolución el 3 de junio de 1907, favoreció a las clases privilegiadas y restringió el sufragio de los pobres y las clases trabajadoras. Poco pudo hacer la Duma después de 1907, que repetidas veces fue vetada por el zar o por la Cámara alta del Parlamento ruso. La Duma no pudo debatir la formación de una Asamblea Constituyente que sería elegida por sufragio universal continuaban sin debatirse.

Gobierno Provisional (febrero a octubre de 1917)[editar]

Gobierno provisional ruso, en la tumba de las víctimas de la Revolución de Febrero. Entre los asistentes, el ministro de Exteriores Miliukov (tercero por la derecha), dirigente de los kadetes.

Con la caída de Nicolás II durante la Revolución de Febrero de 1917, el poder del Estado fue asumido por el Gobierno Provisional de Rusia, que estaba formado por liderazgo liberal de la Duma, y apoyado por los socialistas que dominaban el Sóviet de Petrogrado. De acuerdo con los deseos del gran duque Mijaíl, que renunció al trono después de la abdicación de Nicolás II, el nuevo Gobierno convocaría elecciones en todo el país a la Asamblea Constituyente, en la que se decidiría la forma de gobierno, tarea complicada por la continuación de la Primera Guerra Mundial y la ocupación de algunas partes del Imperio ruso por los Imperios Centrales. En su primera declaración, el nuevo Gobierno provisional incluía en su punto cuarto su intención de:[2]

comenzar de inmediato los preparativos para la reunión de una asamblea constituyente elegida por sufragio universal, igualitario, secreto y directo que decida la forma de gobierno y la Constitución del país.

En la misma declaración, el Gobierno rechazaba que fuese a retrasar la elección de la Asamblea o la aplicación de reformas debido a la guerra.[2] La razón por la que los sucesivos cuatro Gobiernos entre febrero y octubre de 1917 sean llamados “provisionales” era que sus miembros intentaban mantener el poder solo hasta la formación permanente del Gobierno surgiría de la Asamblea Constituyente.[3] Una y otra vez, los sucesivos gabinetes rechazaron aprobar medidas importantes justificándose en su carácter temporal y posponiendo toda acción hasta la reunión de la Asamblea.[4] [1]

Aleksandr Kérenski, ministro y más tarde presidente del Gobierno Provisional, permitió el retraso de las elecciones de la Asamblea, que finalmente se celebraron una vez que los bolcheviques le habían arrebatado el poder en la Revolución de Octubre.
Pável Miliukov, principal dirigente del Partido Constitucional Democrático (kadete), responsable mayor de los sucesivos retrasos en la convocatoria de la Asamblea, a pesar de la promesa del primer gabinete del Gobierno Provisional de convocatoria inmediata, en el que fungió como ministro de Exteriores.

De acuerdo con la abdicación del gran duque, la Asamblea Constituyente era la única institución que tenía autoridad para cambiar la forma de gobierno de Rusia.[5] En su renuncia al trono, el gran duque se había mostrado en principio dispuesto a volver a aceptarlo si así lo decidía la población a través de la futura Asamblea constituyente.[5] Los kadetes, que habían tratado de mantener la monarquía al menos en forma de regencia del gran duque, aceptaron la convocatoria de la Asamblea, pero comenzaron inmediatamente a tratar de posponer su reunión exponiendo diversas razones técnicas, en el caso de algunos de sus representantes, hasta el final de la guerra.[6]

Aleksandr Kérenski y el Gobierno provisional proclamaron que organizarían las elecciones después de la guerra, pero después del acuerdo inicial de julio de 1917, declararon a Rusia una república e iniciaron los preparativos para elecciones a un “Preparlamento”, luego llamado “Consejo de la República Rusa”.[7] Estas acciones dispararon las críticas tanto de la izquierda como de la derecha. Los monárquicos vieron en la declaración de la república como forma de gobierno en Rusia como inaceptable, mientras que la izquierda consideraba esta declaración un intento por la fuerza de debilitar la influencia de los sóviets. Poco después, el Golpe de Kornílov (un fallido intento de golpe de Estado) allanó el camino para que los bolcheviques tomaran el poder en la Revolución de Octubre.

Las elecciones a la Asamblea se pospusieron varias veces por la debilidad de carácter de los socialrevolucionarios y la decisión de los kadetes[8] —convencidos de cosechar una derrota y que mientras controlaban en la práctica el Consejo de Ministros—[9] de retrasar todo lo posible las votaciones.[10] La comisión encargada de organizarlas tardó tres meses en celebrar su primera reunión[2] y eligió el 1 de noviembrejul./ 14 de noviembre de 1917greg. como fecha de su realización (el Gobierno posteriormente la adelantó, en parte por la presión popular atizada por los bolcheviques,[11] al 11 de mayojul./ 30 de septiembregreg., fecha que Kérenski confirmó el 7 de juliojul./ 20 de juliogreg.).[12] [8] La principal razón para retrasar las elecciones era el deseo de los kadetes, respaldados por la corriente derechista de los socialrevolucionarios, de no estorbar las operaciones militares.[12] [13] Alegaban además el desconocimiento de los campesinos de los diversos partidos que, en su opinión, imposibilitaban una elección justa y les perjudicaba, en favor de los socialrevolucionarios.[14] Sus intentos de ganarse el favor del campesinado que, dado el carácter agrario del país, sería decisivo para la composición de la Asamblea, chocaban con su negativa a realizar una profunda reforma agraria que entregase la tierra a los campesinos sin compensación a los terratenientes; esta también era imposible de realizar sin poner fin a la guerra, medida que los kadetes rechazaban firmemente, y que era necesaria para permitir que los millones de campesinos que servían en las filas del Ejército pudiesen regresar a sus aldeas para participar en el reparto de la tierra.[14] La actitud de los kadetes resultaba contradictoria: no admitían la aprobación de medidas que, sostenían, debían dejarse al arbitrio de la Asamblea, pero no aceptaban la elección de esta hasta que estas medidas hubiesen resuelto los problemas que debía tratar la propia Asamblea.[14] Algunos, como el propio Pável Miliukov, se mostraban contrarios además a que los soldados pudiesen participar en las elecciones.[13] Los socialrevolucionarios, por su parte, mostraron una gran pasividad y permitieron los sucesivos retrasos de las elecciones.[15]

A pesar de que la crisis del verano comenzó a inquietar a los socialrevolucionarios que empezaron a exigir entonces una rápida convocatoria de la Asamblea, el Gobierno aprobó el 9 de agostojul./ 22 de agostogreg. con su beneplácito resignado y por presión de los kadetes[16] un nuevo retraso y fijó las elecciones para el 12 de noviembrejul./ 25 de noviembre de 1917greg.[17] y la apertura de la primera sesión para el 28 de noviembrejul./ 11 de diciembregreg..[18] [8] En su obra sobre el periodo revolucionario, el principal dirigente de los socialrevolucionarios, Víctor Chernov, admitió como uno de los mayores errores del partido el haber permitido el retraso en la reunión de la Asamblea Constituyente.[4] Para cuando finalmente se celebraron las elecciones, los bolcheviques habían derrocado al Gobierno provisional y tomado el poder.[8] [1] Los kadetes, que habían abogado repetidamente con éxito por el retraso de las votaciones, cambiaron de opinión tras la Revolución de Octubre y exigieron que se celebrasen en las fechas previstas, a pesar de no cumplirse las estrictas condiciones que antes habían reclamado.[9]

La mayoría de la población había solicitado repetidamente, casi de manera ritual, la pronta reunión de la Asamblea para tratar los asuntos que consideraba fundamentales.[1] Los repetidos retrasos en su elección dieron pie a temores de que los enemigos de la revolución acabarían por impedir su reunión y supusieron una de las debilidades del Gobierno provisional, siempre vulnerable a estas críticas, habituales entre los bolcheviques.[1] A mediados de octubre, los bolcheviques justificaban la necesidad de traspasar el poder a los soviets como garantía de que efectivamente la Asamblea acabaría reuniéndose.[1]

La mayoría de la oposición a la toma del poder por Lenin confiaba en que su Gobierno sería temporal y que los resultados de las elecciones de la Asamblea constituyente lo privarían de él; salvo los escasos y débiles elementos de ultraderecha, la mayoría de la oposición limitó sus actividades en contra del nuevo Gobierno bolchevique por la oportunidad de deshacerse de él a través de la próxima Asamblea.[19]

Los bolcheviques y la Asamblea Constituyente[editar]

Asamblea del Sóviet de Petrogrado.

La actitud de los bolcheviques con respecto a la Asamblea Constituyente varía a lo largo de 1917. Al principio, como todos los partidos socialistas, apoyaron la idea. Sin embargo, uno de los eslóganes después del retorno de Lenin desde Suiza en abril de 1917 era “Todo el poder para los Soviets”, (en ruso: Совет o Sóviet significa "consejo"), y no el fin último que debía conservar la Asamblea Constituyente. Por ejemplo, entre el 12 de septiembre y el 14 de septiembre de 1917, Lenin escribió al Comité Central Bolchevique, urgiendo a la toma del poder:[20]

No podemos esperar a la Asamblea Constituyente, porque rendir Petrogrado al primer ministro Kérenski y los suyos siempre puede frustrar la convocatoria. Nuestro partido por sí solo, con la toma del poder, puede asegurar la convocatoria de la Asamblea Constituyente; esto ocurrirá cuando se acuse a los otros partidos de obstrucción y sea posible sostener estas acusaciones.

El 25 de octubrejul./ 7 de noviembre de 1917greg., los bolcheviques derribaron al Gobierno Provisional en la llamada Revolución de Octubre, por medio del Sóviet de Petrogrado y el Comité Militar Revolucionario. El alzamiento coincidió con la convocatoria del 2º Congreso Panruso de los Sóviets de Obreros y Soldados, en los que los bolcheviques tenían 390 delegados de un total de 650 y durante el cual se transfirieron los poderes del Estado al nuevo Gobierno bolchevique, el Sovnarkom. Los diputados representantes de los partidos socialistas más moderados, los mencheviques y el ala derecha de los socialistas revolucionarios, protestaron por lo que ellos consideraron una toma ilegítima del poder, y abandonaron el Congreso.

En las siguientes semanas, los bolcheviques establecieron el control sobre las áreas étnicamente rusas, pero tuvieron menos éxito en las áreas que no eran étnicamente rusas. Sin embargo, el nuevo gobierno limitó la libertad de prensa[21] (por esporádicas prohibiciones en la prensa no-socialista), lo que sin embargo permitió el procedimiento electoral el 12 de noviembre de 1917 tal como lo programó el Gobierno Provisional.

Oficialmente, al principio el Gobierno bolchevique se consideraba a sí mismo Gobierno provisional, y alegaba que intentaba llevar a cabo los deseos de una Asamblea Constituyente. Como Lenin escribió el 5 de noviembre:[22]

Por lo tanto, los diputados de los Soviets de Campesinos, primero en los soviets de los Uyezd, luego en los soviets de las Gubernia, y están desde este momento “pendientes de la convocatoria de la Asamblea Constituyente”, invistiéndose de total autoridad gubernamental en sus respectivas localidades.

Resultado de las elecciones[editar]

Tras sucesivos retrasos y celebrándose a lo largo de varios meses[23] (aunque las votaciones principales tuvieron lugar entre el 12 de noviembrejul./ 25 de noviembregreg. y el 14 de noviembrejul./ 27 de noviembregreg.), las elecciones a la Asamblea resultaron en una gran victoria para los socialrevolucionarios.[24] Obtuvieron una mayoría tanto de los votos de los electores como de escaños, mientras que los bolcheviques lograron poco menos de un cuarto de los sufragios.[24] [25] [19] [26] Aunque no se llegaron a conocer los datos completos de la elección, los socialrevolucionarios consiguieron alrededor de 440 escaños de los 800 teóricos y de los alrededor de 700 elegidos finalmente.[24] [19]

Los bolcheviques habían dudado sobre la conveniencia de llevar a cabo las votaciones una vez en el poder y Lenin[27] había defendido con vehemencia la conveniencia de posponerlas.[25] Habiendo criticado duramente al Gobierno provisional por los continuos retrasos, la mayoría de los dirigentes bolcheviques se mostró favorable, por el contrario, a mantener la fecha prevista para las elecciones.[25] [27] Aun así, el partido se planteó ya antes de las votaciones la disolución por la fuerza de la Asamblea si esta acababa oponiéndose al Gobierno soviético.[25]

Con los datos recogidos en los sucesivos estudios de los resultados parciales, la elección de la Asamblea Constituyente arrojó los siguientes resultados:

Partido Votos Número de diputados
Socialistas Revolucionarios (esery) 17 100 000 380
Bolcheviques 9 800 000 168
Mencheviques 1 360 000 18
Demócratas Constitucionales (kadetes) 2 000 000 17
Minorías 77
Social-Revolucionarios de izquierda 39
Socialistas Populares (enesy) 4
Total: 41 700 000 703[28]

Sin embargo, debido al tamaño del país, el transcurso de la Primera guerra mundial y el deterioro del sistema de comunicaciones, el resultado no estuvo totalmente disponible a tiempo. El primer recuento parcial (54 constituyentes de 79) fue publicado por el socialrevolucionario N.V. Svyatitsky en “Los años de la Revolución Rusa. 1917-18”, Moscú, Zemlyá i Volya Publishers, 1918. Los datos de Svyatitsky son generalmente aceptados por todos los partidos políticos, incluyendo los bolcheviques,[29] [25] y es como sigue:

Partido Ideología Votos
Socialistas Revolucionarios rusos Socialistas 16 500 000
Bolcheviques Socialistas 9 023 963
Ucranianos, Musulmanes, y otros Socialistas Revolucionarios no-rusos Socialistas 4 400 000
Demócratas Constitucionales (kadetes) Liberales 1 856 639
Mencheviques Socialistas 668 064
Musulmanes Religiosos 576 000
Bund Judío Socialistas 550 000
Socialistas Ucranianos Socialdemócrata 507 000
Socialistas Populares (enesy) Socialdemócrata 312 000
Otros grupos de derecha Derechista 292 000
Asociación de Propietarios Rurales y Dueños de la Tierra Derechista 215 000
Bashkirios Étnicos 195 000
Polacos Étnicos 155 000
Alemanes Étnicos 130 000
Social Demócratas Ucranianos Socialdemócratas 95 000
Cosacos Étnicos 79 000
Antiguos Creyentes Religioso 73 000
Letones Étnicos 67 000
Cooperantes Socialdemócrata 51 000
Socialistas Alemanes Socialdemócratas 44 000
Yedinstvo Socialdemócratas 25 000
Socialistas Fineses Socialdemócratas 14 000
Bielorrusos Étnicos 12 000
Total: 35 333 666

La debilidad de los socialrevolucionarios[editar]

A pesar de su triunfo electoral, la fracción socialrevolucionaria no formaba una unidad cohesionada:[19] alrededor de un centenar de diputados pertenecían a las minorías y otros cuarenta eran socialrevolucionarios de izquierda, que ya formaban una organización separada en malas relaciones con sus antiguos compañeros de partido.[30] Los miembros de las minorías también se habían apartado del partido matriz y, en el caso de los ucranianos —con 80 diputados—, recelaban de los proyectos federalistas y del nacionalismo panruso; los socialrevolucionarios musulmanes tampoco mantenían relaciones cordiales con sus correligionarios rusos.[30] El nacionalismo latente de gran parte de los diputados socialrevolucionarios, tanto de los rusos como los de las minorías, atizaba el desacuerdo entre las distintas delegaciones.[31]

Estos desacuerdos hacían que, en la práctica, los socialrevolucionarios no contasen en realidad con una mayoría de diputados sin las minorías,[19] ni aún resucitando su antigua alianza con mencheviques y kadetes, que habían obtenido malos resultados en las votaciones.[32] Una alianza con estos últimos hubiese alejado un posible acuerdo con las minorías, pues los kadetes eran los principales defensores de la unidad del país.[32] Este pacto, sin embargo, era tentador para gran parte de la delegación socialrevolucionaria elegida, pues esta contaba con gran cantidad de representantes de la derecha del partido.[32] En parte esto se debía a que las listas de candidatos del partido se habían realizado poco antes de la Revolución de Octubre y de la escisión de la corriente más izquierdista de la formación.[33] [34]

Derrota kadete[editar]

Los resultados electorales confirmaron la debilidad de los kadetes entre los campesinos y los soldados:[34] con alrededor del 5 % de los votos, solo obtuvieron buenos resultados el Petrogrado y Moscú,[9] donde se convirtieron en la segunda fuerza política en número de votos tras los bolcheviques.[34] Apenas lograron 17 de los 700 escaños elegidos.[9]

Derrota bolchevique[editar]

Los bolcheviques recibieron entre el 22 % y el 25 % de los votos,[35] aunque como claros ganadores en los centros urbanos de Rusia, y entre los soldados del “Frente Occidental” (dos terceras partes de los votos de los soldados), mientras que el Partido Social-Revolucionario recibió sobre el 57-58 % (62 % con sus aliados socialdemócratas), habiendo ganado el apoyo masivo del campesinado rural del país. Sin embargo, esto es una verdad a medias, ya que los socialistas revolucionarios ucranianos no acudieron a la Asamblea Constitucional cuando se convocó.

Incluso con el apoyo de los socialrevolucionarios de izquierda, no obstante, los bolcheviques se encontraban en clara minoría en la Asamblea.[34] [19] La fuerza del Gobierno no residía en los resultados electorales, sino en su distribución; mientras que los socialrevolucionarios habían triunfado en el campo, los bolcheviques habían logrado el respaldo de las regiones más importantes para conservar el poder: Petrogrado y Moscú, la flota del Báltico o los frentes más cercanos a la capital.[34] [36]

Entre la elección y la convocatoria de la Asamblea (noviembre de 1917-enero de 1918)[editar]

Los bolcheviques empezaron a dudar si deberían convocar la Asamblea Constituyente inmediatamente después de las elecciones llevadas a cabo, ya que parecía que podían perderla. El 14 de noviembre de 1917, Lenin dijo en el Congreso Extraordinario de Diputados de Soviets y Campesinos de Todas las Rusias:[37]

Como para la Asamblea Constituyente, el portavoz dice que este trabajo depende del humor del país, pero añade que confía en el humor del país, pero que no olviden sus rifles.

Los bolcheviques no tenían intención de entregar el poder gubernamental a la Asamblea Constituyente,[19] a la que Lenin consideraba menos democrática que los sóviets.[17] Inmediatamente tras la derrota electoral, los bolcheviques redoblaron su agitación entre obreros y soldados para mantener el poder.[34] [38]

El 21 de noviembre, el Comisario del Pueblo para Asuntos Navales, Pável Dybenko, ordenó mantener siete mil marineros probolcheviques en Kronstadt en “plena alerta” en caso de convocatoria de la Asamblea Constituyente el 26 de noviembre de 1917. La reunión de más de veinte mil “soldados, marineros, trabajadores y campesinos” de Kronstadt, resolvió que el único apoyo de la Asamblea Constituyente era:[39]

Hecha para confirmar los logros de la Revolución de Octubre (y verse libres de) kaledinistas y líderes de la contrarrevolución burguesa.

Acciones de los socialrevolucionarios[editar]

Con la división definitiva de la corriente principal de los Socialistas Revolucionarios y los Social-Revolucionarios de izquierda en noviembre, los bolcheviques formaron una coalición de Gobierno con la última. Los primeros continuaron agitando intensamente a favor del traspaso del poder a la Asamblea, centro de los debates del partido.[24] Los segundos criticaron duramente el resultado que, sostenían, no reflejaba la fuerza real del nuevo partido porque las votaciones se habían realizado en medio de la reorganización de los socialrevolucionarios por la escisión de parte de su sector más izquierdista.[33] En efecto, la izquierda del partido había sido marginada en la elección de candidatos a la Asamblea.[40]

En las semanas previas a su reunión, los socialrevolucionarios trataron de explotar su victoria electoral mediante la búsqueda de aliados políticos, la presentación de un programa que reforzase su posición y la preparación de planes de defensa de la Asamblea.[41] El 3 de enerojul./ 16 de enero de 1918greg., se celebró una gran conferencia con delegados de la guarnición de la capital, aunque la Cheka había comenzado a desbaratar los planes de defensa militar de los socialrevolucionarios arrestando a algunos de sus miembros en Moscú y forzando el paso a la clandestinidad de otros en Petrogrado.[42] Se proclamó la ley marcial y el Gobierno aprestó sus fuerzas para enfrentarse a las de los socialrevolucionarios.[42]

Se formó un Comité de Defensa de la Asamblea Constituyente, que trató de obtener el respaldo de los soldados para proteger la Asamblea de posibles medidas del Gobierno, con ayuda de la Comisión militar socialrevolucionaria; sus esfuerzos fueron vanos.[43]

El 26 de noviembrejul./ 9 de diciembregreg.,[34] el Sovnarkom anunció que la Asamblea celebraría su primera sesión tan pronto se presentasen en la capital los primeros 400 diputados, aunque el Gobierno provisional había fijado previamente una fecha fija, el 28 de noviembrejul./ 11 de diciembregreg., para la apertura de la Cámara.[43] Este día 43 diputados, la mayoría socialrevolucionarios de derecha, encabezaron una manifestación multitudinaria de más de diez mil personas hasta el Palacio Táuride; allí forzaron la entrada al edificio y celebraron una sesión oficiosa en la que se criticó las acciones de los bolcheviques y la detención de algunos diputados.[43] En respuesta al incidente, el Sovnarkom redobló la guardia del Palacio para evitar un suceso similar.[43]

Medidas contra la Asamblea[editar]

El mismo día de la manifestación y como reacción, el Gobierno bolchevique (Sovnarkom, Consejo de Comisarios del Pueblo) declaró al Partido Democrático Constitucional (kadetes) “un partido de los enemigos del pueblo”, lo prohibió y ordenó la detención de sus líderes.[44] [43] La comisión electoral creada por el derrocado Gobierno provisional quedó disuelta y el Gobierno bolchevique encargó a Moiséi Uritski los preparativos para la apertura de la Asamblea.[45]

Esto también hizo posponer la convocatoria de la Asamblea Constituyente hasta principios de enero. Al principio, el Gobierno echaba la culpa a dificultades técnicas y maquinaciones de sus enemigos,[46] pero el 26 de diciembre se publicaron en Pravda las “Tesis sobre la Asamblea Constituyente” de Lenin en las que este argumentaba que los sóviets eran una “forma de democracia superior” a la de la Asamblea Constituyente:[45] [38] [47]

A la vez que se exigía la convocatoria de la Asamblea Constituyente, la socialdemocracia revolucionaria siempre, desde el principio de la revolución de 1917, hizo hincapié repetidamente en que la república de los sóviets es una forma superior de democracia que la habitual república burguesa con su Asamblea Constituyente.

Cartel electoral de los Socialistas Revolucionarios para la Asamblea Constituyente de 1917.

Y que la Asamblea Constituyente elegida no era verdaderamente representativa de los deseos del pueblo ruso,[45] porque:

...el partido que de mayo a octubre ha tenido el mayor número de seguidores entre la gente, y especialmente entre los campesinos –el Partido Socialista Revolucionario– que se presenta unido en las listas electorales para la Asamblea Constituyente a mediados de octubre de 1917, sin embargo, se divide en noviembre de 1917, después de las elecciones y antes de la convocatoria de la Asamblea.

La tardía escisión de los socialrevolucionarios de izquierda del partido matriz (menos de veinte días antes de las elecciones y ya confeccionadas las listas electorales socialrevolucionarias) servía así de justificación para invalidar la Asamblea.[3] Por lo tanto, Lenin afirmaba que:[47]

El interés de esta revolución (octubre de 1917) se presenta como superior a los derechos formales de la Asamblea Constituyente (...)


Todo intento directo o indirecto de considerar la cuestión de la Asamblea Constituyente desde un punto de vista formal, legal, dentro del esquema de la democracia ordinaria burguesa y sin tener en cuenta la lucha de clases y la guerra civil, sería una traición a la causa proletaria, y la adopción de los puntos de vista burgueses.

La única manera de evitar el enfrentamiento, según Lenin, era que la Asamblea reconociese el Gobierno soviético y sus acciones de gobierno.[45] [38]

No todos los miembros del partido bolchevique tenían la misma opinión de seguir con lo que parecía una supresión de la Asamblea Constituyente.[47] A principios de diciembre, los moderados eran mayoría entre los delegados bolcheviques en la Asamblea Constituyente, pero Lenin prevaleció en la reunión del 11 de diciembre de 1917 del Comité Central Bolchevique, que ordenó a los delegados bolcheviques seguir la línea de Lenin.[48] La posición de Lenin se convirtió en la del partido en su conjunto y más tarde en la del Sovnarkom[49]

Mientras, los socialrevolucionarios de izquierda vacilaban entre el tradicional respeto a la Asamblea y su deseo de que esta sancionase las medidas aprobadas en el II Congreso de los Soviets.[38] Algunas voces en el partido comenzaron a plantear la necesidad de modificar su composición mediante el cambio de diputados a través de resoluciones en los sóviets o su completa disolución.[38] Entre los bolcheviques, Bujarin sugirió una idea parecida: convertir la Asamblea en una convención revolucionaria una vez eliminada parte de la oposición.[49]

La única sesión[editar]

En la mañana del 5 de enerojul./ 18 de enero de 1918greg.,[36] una manifestación[36] pacífica multitudinaria en apoyo de la Asamblea, respaldada principalmente por la clase media y los funcionarios,[45] [50] fue dispersada a tiros por las tropas leales al Gobierno bolchevique,[51] que había enviado a numerosos soldados y marinos a los alrededores del Palacio Táuride.[45] Según cálculos del propio Gobierno, el tiroteo que desbandó a los manifestantes se cobró siete u ocho muertos de estos.[52] [50] Se había impuesto el estado de sitio en la capital y prohibidas las concentraciones callejeras.[49] Se enterró a los muertos al día siguiente, junto a los de la matanza del Domingo Sangriento de 1905.[50] [53]

Viktor Chernov, elegido primer presidente de la Asamblea Constituyente.

Cerca de doscientos diputados socialrevolucionarios marcharon hacia el Palacio Tauride alrededor del mediodía en una procesión que recorrió varias calles, entre gran[50] despliegue militar.[54] Convencidos de que el Gobierno usaría la fuerza contra la Asamblea, muchos de estos diputados temían por su vida.[54] Kérenski, escondido en la capital, solicitó en vano al partido poder acudir a la sesión.[54] A pesar de que la policía buscaba a varios de ellos, Lenin decidió respetar su inmunidad como diputados.[55]

Con los bolcheviques y socialrevolucionarios de izquierda reunidos, la apertura de la sesión se retrasó del mediodía hasta las cuatro de la tarde.[55] [56] En una sala de nueva decoración, los diputados socialrevolucionarios ocuparon los escaños de la derecha, con algunos socialrevolucionarios de las minorías a su izquierda, seguidos de los socialrevolucionarios de izquierda y de los diputados bolcheviques.[57] Apenas unos pocos de los ilegalizados kadetes y de los escasos mencheviques se hallaban presentes.[57] Los socialrevolucionarios ucranianos no acudieron a la sesión y formaron su propia Asamblea constituyente soberana.[57] El público, hostil a la Asamblea, llenaba el edificio.[58] [36] La atmósfera era muy tensa.[56]

Cuando el diputado de mayor edad, el socialrevolucionario Shvetzov, se disponía a realizar la apertura de la Asamblea, en la sala[56] de Catalina, Yákov Sverdlov subió a la tribuna, tomó la campanilla de presidente y abrió la sesión en nombre del Comité Ejecutivo Central Panruso (VTsIK).[52] [59] Sverdlov[60] presentó a continuación la «declaración de derechos del pueblo trabajador explotado» —redactada por Lenin—,[49] que invitó a suscribir a la asamblea; entre los puntos de la declaración se incluía la concesión de todo el poder a los consejos, la abolición de la propiedad privada de la tierra, los planes para alcanzar una paz general democrática, la cancelación de los créditos del Estado, la nacionalización de la banca o el control obrero de la industria.[52] [49]

La mayoría antibolchevique, sin embargo, comenzó por elegir al presidente de la Cámara; el socialrevolucionario Chernov[59] [60] derrotó por 244 votos a 153 a la candidata gubernamental, la socialrevolucionaria de izquierda Mariya Spiridónova.[52] Tras un débil pero conciliador discurso de Chernov, el menchevique Irakli Tsereteli criticó con más dureza al Sovnarkom,[60] acusándolo de la crisis del país y de la inutilidad de sus medidas.[52] Los discursos de los diputados opuestos al Gobierno recibieron los abucheos y gritos de los soldados y marinos que abarrotaban el edificio, que a menudo los interrumpieron.[52]

Un destacado bolchevique, Iván Skvortsov-Stepánov, en un discurso aprobado por Lenin, explica porque los bolcheviques no se sentían obligados a una Asamblea Constituyente democráticamente elegida:[61]

”¿Como podéis” —exclama— “recurrir a tal concepto como la voluntad de todo el pueblo? Para un marxista “el pueblo” es una noción inconcebible: el pueblo no actúa como una simple unidad. El pueblo como unidad es una mera ficción, y esta ficción es necesaria para las clases dominantes”.

La moción de los bolcheviques resultó rechazada por votación (237 votos negativos frente a 146 favorables)[60] y la delegación bolchevique decidió retirarse de la asamblea.[52] [59] El vicecomisario popular para Asuntos Navales, Fiódor Raskólnikov, leyó una declaración preparada en la que acusaba de contrarrevolucionarios a los socialrevolucionarios y los bolcheviques abandonaron el palacio.[62] [60] Lenin dejó el edificio con las siguientes instrucciones:[61]

No hay necesidad de dispersar la Asamblea Constituyente: dejadlos que sigan parloteando tanto como ellos quieran, y cuando se hagan pedazos, y mañana encontraremos a uno solo de ellos dentro.

Tras el rechazo de la moción bolchevique, estos y sus socios de Gobierno se reunieron durante una pausa de la sesión en una reunión informal del Sovnarkom celebrada en el palacio y decidieron disolver[63] la asamblea sin utilizar la fuerza; tras la primera sesión, el edificio se cerraría.[60] [64] Los marinos debían permitir a los diputados abandonar la asamblea tras la sesión de la noche y, a continuación, cerrar el edificio.[64] Tras esta decisión, Lenin se retiró y marchó a dormir al instituto Smolny, alrededor de las 2:00 a.m.[60]

Los socialrevolucionarios de izquierda permanecieron[60] en la asamblea y trataron de dejar en evidencia a sus antiguos correligionarios forzándoles a rechazar la sección de la propuesta gubernamental sobre la paz.[62] En respuesta a las acusaciones de haberse opuesto a la entrega de fincas a los campesinos sin compensación a sus antiguos dueños, la mayoría socialrevolucionaria decidió cambiar el orden del día y pasar a tratar la ley agraria.[62] Incapaces de forzar la votación sobre la paz por la renuencia de los socialrevolucionarios, que deseaban posponer las votaciones al final de la sesión, los socialrevolucionarios de izquierda abandonaron entonces la asamblea, alrededor de las dos y media[60] de la madrugada.[64] Retirados estos, el público hostil comenzó a ocupar sus escaños.[64] Algunos de las tropas se emborracharon y apuntaron con sus armas a los diputados aún presentes.[60]

Chernov comenzó a votar a toda velocidad diversas leyes, sin oposición ya; a la desesperada, los socialrevolucionarios trataban de aprobar en minutos lo que no habían aprobado en meses de Gobierno.[64] Pasadas las 4 de la mañana, el jefe del destacamento de la guardia, A.G. Zhelezniakov, se aproximó a Chernov y le indicó:[61] [64] [65] [59] [60]

La Guardia está cansada. Le propongo que cierre la sesión y mande a todos a casa.

Chernov, sorprendido en medio de la lectura de la ley agraria, respondió:[66] [60]

Todos los miembros de la Asamblea Constituyentes están también muy cansados, pero ninguna fatiga puede detener la lectura de la ley de la tierra que Rusia está esperando.

Chernov leyó rápidamente el título del proyecto de los socialistas revolucionarios: “Ley de la Tierra”,[66] que proclamaba una reforma agraria radical,[67] una ley haciendo de Rusia una república federal democrática (por medio de la ratificación de la decisión del Gobierno Provisional adoptada en septiembre de 1917 y el llamado a los aliados de la Entente para una paz democrática.[66] [65] [59] La ley agraria era muy similar al decreto soviético que se había promulgado durante la Revolución de Octubre.[65] La resolución sobre la guerra criticaba las negociaciones con los Imperios centrales, pero asumía el armisticio declarado por el Gobierno de Lenin y declaraba su intención de convocar una conferencia socialista para lograr una paz general y democrática.[65]

La Asamblea aprobó las mociones,[65] programó la siguiente sesión a las 5 de la tarde del 6 de enerojul./ 19 de enerogreg. y levantó la sesión a las 4:40 de la mañana,[66] [68] tras doce horas de trabajo.[59] Al día siguiente, los diputados encontraron el edificio cerrado y la Asamblea Constituyente declarada disuelta por el Gobierno bolchevique,[68] mediante un decreto del Sovnarkom que fue ratificado por el Comité Ejecutivo Central de Todas las Rusias el 6 de enerojul./ 19 de enerogreg..[69] [65] [59] El edificio se hallaba custodiado[65] por una guardia armada con ametralladoras y artillería de campaña.[69]

Dos días más tarde, se reunió el III Congreso de los Consejos, formado por una abrumadora mayoría de bolcheviques y socialrevolucionarios de izquierda que aprobaron las propuestas del Sovnarkom, incluyendo la «declaración de derechos del pueblo trabajador explotado».[68]

Lenin justificó la decisión afirmando que únicamente los consejos y no un Parlamento burgués como la asamblea representaban verdaderamente los intereses de los campesinos pobres y de los obreros urbanos.[70] Los socialrevolucionarios de izquierda justificaron su apoyo a la supresión de la asamblea indicando que no la consideraban representativa de las preferencias populares por habérsela elegido poco después de la Revolución de Octubre y sin tiempo de que el electorado pudiese apreciar las diferencias entre socialrevolucionarios.[69] La disolución, al polarizar radicalmente la situación política, empujó inevitablemente al país a la guerra civil.[70]

La reacción de la población fue más adversa que en el caso de anteriores medidas gubernamentales.[71] El gobierno disolvió por la fuerza las manifestaciones[72] organizadas por los partidarios de la asamblea.[59] Aún así, la principal reacción de las masas fue la indiferencia,[59] [73] principalmente porque las medidas más deseadas por la población ya las había tomado el Gobierno soviético, lo que privó a la asamblea de su principal razón de ser[63] a ojos de la mayoría de la población.[65] [36] Los campesinos habían obtenido la tierra, los soldados habían conseguido el armisticio y los obreros habían logrado la supervisión de las fábricas y otras concesiones.[36] En interés de la mayoría de la población por los símbolos políticos abstractos era tan escaso que no hubo defensa efectiva de la asamblea.[59] La asamblea era importante para los intelectuales pero la mayoría de la población, campesina, la veía como un organismo remoto y centralista, inferior a los sóviets que les eran más cercanos.[74] El Comité para la Defensa de la Asamblea Constituyente carecía de apoyo militar de importancia y los socialrevolucionarios confiaban erróneamente en una decidida respuesta popular contra el Sovnarkom que no se produjo.[68]

La supresión de la asamblea condujo inevitablemente a la guerra civil, dada la imposibilidad de apartar a los bolcheviques del poder a través de las urnas.[59] La oposición solo podía disolverse o tomar las armas contra el Gobierno.[75] La acción del Sovnarkom permitió la permanencia de Lenin en el poder, evitó la probable formación de un Gobierno socialista de coalición y condujo al gobierno dictatorial del país.[76] Abandonada la idea de la expresión de la voluntad popular a través de las urnas, los bolcheviques dejaron claro que solo cederían el poder por la fuerza.[76]

Entre Petrogrado y Samara (enero-junio de 1918)[editar]

Fallidos intentos de restaurar la asamblea[editar]

Cerrado el Palacio Táuride, algunos diputados socialrevolucionarios de la Asamblea Constituyente se reunieron en el instituto de enseñanza secundaria Gurevich para sospesar las posibilidades de continuar las sesiones[77] pero finalmente se descartó continuar las reuniones de la asamblea en las diversas fábricas que se ofrecieron a acogerlos.[78] A mediados de febrero, la delegación se trasladó a Moscú, donde no recibió el apoyo necesario para retomar sus reuniones; tras convencerse de la imposibilidad de recabar el respaldo necesario en las grandes ciudades rusas, se descartó trasladarse al territorio del Don, controlado por los atamanes contrarrevolucionarios, o a Arjánguelsk, bajo control Aliado.[79] Algunos delegados del partido trataron de trasladarla al Kiev controlado por la Rada Central Ucraniana,[80] pero la declaración de independencia de la Rada del 16 de enerojul./ 29 de enerogreg. frustró el acuerdo entre populistas rusos y ucranianos.[81] Casi al mismo tiempo, las fuerzas de la Rada tuvieron que abandonar la ciudad, lo que efectivamente terminó con la Asamblea Constituyente como cuerpo cohesionado.[82]

Desesperados por encontrar un lugar donde poder retomar las sesiones de la asamblea con apoyo popular significativo, los socialrevolucionarios descartaron Siberia por demasiado lejana al centro de Rusia, a pesar de su gran fuerza en la región, y comenzaron a pensar en trasladarse a la región del Volga medio, zona de gran influencia del partido[83] y que parecía estar causando problemas a los bolcheviques.[84]

Medidas legales e ilegales[editar]

Los socialrevolucionarios optaron por una estrategia doble para lograr la resurrección de la asamblea: por un lado, continuaron trabajando en los consejos para tratar de obtener mayorías que les permitiesen controlar el Gobierno y ordenar entonces la reunión de la misma; por otro, pergeñaron diversos intentos de derribar por la fuerza —en general con importante apoyo militar ajeno al partido— al Gobierno de Lenin.[85] Estas últimas medidas se vieron muy dificultadas por la gran pérdida de apoyo de los soldados a los socialrevolucionarios.[85]

El temor a que la guerra civil acabase en el triunfo de los contrarrevolucionarios limitó al principio las acciones del comité central socialrevolucionario:[86] las acciones de estos debían centrarse en la propaganda para atraer a la clase trabajadora al programa socialrevolucionario y la restauración de la asamblea constituyente, pero no debían incluir el enfrentamiento armado con los bolcheviques para no facilitar la victoria de los contrarrevolucionarios.[87] El ala más conservadora del partido, que era minoritaria en el comité central pero dominaba la delegación de diputados de la asamblea, organizó dos reuniones de diputados y en febrero aprobó un plan por el que los diputados volverían a sus provincias, comenzarían la agitación y respaldarían cualquier Gobierno regional antibolchevique que pudiese surgir.[88]

Hacia la asamblea a través de los consejos[editar]

El Comité Central de los Socialistas Revolucionario se reunió en enero y decidió en contra de la resistencia armada ya que:[89] [87]

El movimiento bolchevique, a diferencia de la autocracia zarista, se basa en los trabajadores y soldados que están aun ciegos, que no han perdido la fe en ellos, y no ven que eso es fatal para la causa de la clase trabajadora.

A pesar que los socialistas moderados (socialistas revolucionarios y sus aliados durante el invierno y la primavera de 1918, los mencheviques)[90] decidieron trabajar dentro del sistema soviético, y volvieron al Comité Ejecutivo Central Soviético de Todas las Rusias, al Sóviet de Petrogrado y otros organismos de los que se habían marchado durante el levantamiento bolchevique de octubre de 1917.[91] Tenían la esperanza que las nuevas elecciones soviéticas les favorecerían una vez que los bolcheviques probaran su incapacidad para solucionar los problemas de la población. Entonces conseguirían la mayoría dentro de los sóviets locales y, finalmente, el Gobierno soviético, que en ese momento podría reunir nuevamente la Asamblea Constituyente.

Los planes socialistas fueron parcialmente exitosos en la nuevas elecciones soviéticas del invierno y, especialmente, en la primavera del 1918, que frecuentemente producían mayorías favorables a los socialrevolucionarios y a la oposición a los bolcheviques. Pero se vieron frustrados sus planes por el rechazo del Gobierno Soviético de aceptar el resultado de las elecciones y la nueva disolución de los sóviets antibolcheviques.[92] [93] Como uno de los líderes bolcheviques de Tula, N.V. Kopulov, escribió al Comité Central Bolchevique a principios de 1918:[94]

Después de transferir el poder a los sóviets, un cambio rápido de humor ocurrió entre los trabajadores. Los diputados bolcheviques son rellanados uno a uno, y pronto la situación general tomo una apariencia realmente infeliz. A pesar del hecho que había una confabulación de los Socialistas Revolucionarios, y que la Izquierda de los Socialistas Revolucionarios estuviese con nosotros, nuestra situación era más precaria con cada día que pasaba. Nos vimos forzados a bloquear las nuevas elecciones a los Soviets, así como no reconocerlas cuando estas tuvieron lugar y no estaban a nuestro favor.

En respuesta, los socialistas revolucionarios y mencheviques empezaron Asambleas de Plenipotenciarios Fabriles, que funcionaron en paralelo con los sóviets dominados por los bolcheviques, dedicadas a tratar asuntos de interés para los obreros.[95] Surgió de la corriente derechista de los mencheviques en marzo de 1918.[96] La idea se probó popular entre los trabajadores, especialmente entre los metalúrgicos y otros afectados gravemente por el fin de la producción bélica por el fin de la participación rusa en la guerra mundial,[95] pero tuvo poco efecto en el Gobierno bolchevique. A pesar de las mociones favorables a la asamblea constituyente aprobadas por diversas asambleas de plenipotenciarios, en realidad el interés de los obreros por el organismo era escaso.[97]

Con la firma del tratado de paz de Brest-Litovsk por parte de los bolcheviques el 3 de marzo de 1918, los líderes socialistas revolucionarios ven cada vez más al Gobierno bolchevique como próximo a los alemanes.[98] Estuvieron considerando la posibilidad de una alianza con los liberales Demócratas Constitucionales, lo que había sido rechazado recientemente en el Cuarto Congreso del Partido de diciembre de 1917.[99] Los socialistas moderados y liberales sostuvieron conversaciones para crear un frente unido antibolchevique a finales de marzo.[99] Sin embargo, las negociaciones fracasaron cuando los socialistas revolucionarios insistieron en la reunión de la Asamblea Constituyente tal como se había elegido en noviembre de 1917, mientras que los Demócratas Constitucionales, que habían obtenido unos pobres resultados en la elección de noviembre, exigieron unas nuevas elecciones.[100] [99] A pesar del fracaso de las conversaciones, surgió la Unión por la Regeneración de Rusia, formada a título individual por socialrevolucionarios de la corriente conservadora, kadetes de izquierda y socialistas populares; la Unión propugnaba la vuelta a la lucha contra los Imperios centrales, contra el Gobierno soviético, la formación de un directorio que gobernase el país hasta el final del conflicto mundial y la restauración de la Asamblea Constituyente una vez este hubiese acabado.[99]

El Comité de Samara (junio-septiembre de 1918)[editar]

Vagón-cuartel de la Legión Checoslovaca en Siberia.

El 7 de mayo de 1918, el 8º Consejo del Partido Socialrevolucionario celebrado en Moscú, aprobó iniciar un levantamiento contra los bolcheviques con el objetivo de volver a convocar la Asamblea Constituyente y devolver al país a la guerra contra los Imperios centrales.[101] La conferencia del partido supuso un cambio en la anterior estrategia de buscar el poder a través del sistema soviético y definió las acciones del partido contra el Gobierno de Lenin hasta el final de la guerra mundial en noviembre; fue el periodo de oposición más intensa de los socialrevolucionarios al Gobierno en toda la guerra civil.[101]

Mientras los preparativos se llevaban a cabo, la Legión Checoslovaca derriba el poder soviético en Siberia, los Urales y en la región del Volga a finales de mayo-principios de junio de 1918, y el centro de la actividad de los Socialistas Revolucionarios se traslada allí. El 8 de junio de 1918, cinco miembros de la Asamblea Constituyente formaron el Comité De la Asamblea Constituyente de Todas las Rusias (“Komuch”) en Samara, y se declara como nueva autoridad suprema en el país.[102]

El comité obtuvo el apoyo de la Legión Checoslovaca y pero fue capaz de extender su autoridad solo en la región del Volga-Kama. Sin embargo, la mayoría de las regiones de Siberia y los Urales quedaron bajo control de diversas autoridades: grupos de las minorías, cosacos, gobiernos locales militares o liberales derechistas, que constantemente entraban en conflicto con el Komuch. El Comité funcionó hasta septiembre de 1918 y fue creciendo hasta reunir a 90 miembros de la Asamblea Constituyente, cuando se autodenominaron “Estado de la Conferencia”, representando a todos los gobiernos locales antibolcheviques desde el Volga al Océano Pacífico, formando una coalición llamada “Suprema Autoridad de Todas las Rusias” (también conocido como el «Directorio de Ufá», con el último objetivo de reconvocar a la Asamblea Constituyente una vez que las circunstancias lo permitan:

El almirante Kolchak, encabeza la lucha contra los bolcheviques en Siberia
2. En estas actividades, el gobierno estará guiado indefectiblemente por los derechos supremos indisputables de la Asamblea Constituyente. Será una incansable tarea para todos los órganos subordinados al Gobierno Provisional, y no hará intento alguno de infringir los derechos de la Asamblea Constitucional u obstaculizar su vuelta al trabajo.
3. Esta rendirá cuentas de sus actividades de la Asamblea Constituyente tan pronto como la Asamblea Constituyente declare que reasume su actividad. Estará subordinada incondicionalmente a la Asamblea Constituyente, que es la única autoridad suprema en el país.[103]

El Comité de la Asamblea Constituyente de Todas las Rusias continuó funcionando como el “Congreso de Miembros de la Asamblea Constituyente”, pero no tenía poder real, a menos que el Directorio se plegase en su apoyo:[103]

Toda posible ayuda al Congreso de Miembros de la Asamblea Constituyente, operando como órgano legal del estado, en su trabajo independiente para asegurar la reubicación de los miembros de la Asamblea Constituyente, apresurándose a la preparación de la reanudación de su actividad como Asamblea Constituyente en su presente composición.

Inicialmente, el acuerdo contó con el apoyo inicial del Comité Central Socialista Revolucionario; dos de sus miembros del ala derecha, Avkséntiev y Vladimir Zenzínov, formaron parte del Directorio de Ufá, de cinco miembros. Sin embargo, cuando Victor Chernov llegó a Samara el 19 de septiembre de 1918, fue capaz de persuadir al Comité Central para retirarle el apoyo al Directorio porque había observado que era demasiado conservador, y que la presencia de los Socialistas Revolucionarios era insuficiente.[104] Esto debilitó al Directorio; dos meses después, el 18 de noviembre de 1918, fue derribado por oficiales conservadores que nombraron al almirante Aleksandr Kolchak como nuevo “gobernante supremo”.

El hundimiento final[editar]

Después de la caída del Directorio de Ufá, Chernov formuló una llamada a la “tercera vía” contra ambos, bolcheviques y el liberal derechista Movimiento Blanco, pero los Socialistas Revolucionarios intentaron de establecerse ellos mismos como una fuerza independiente, sin éxito, y el partido, siempre fracturado, empezó a desintegrarse. A la derecha, Avkséntiev y Zenzínov fueron al extranjero con el permiso de Kolchak. En la izquierda, algunos Socialistas Revolucionarios llegaron a reconciliarse con los bolcheviques. Chernov intentó organizar una sublevación contra Kolchak en diciembre de 1918, pero fue desmontada y sus participantes ejecutados. En febrero de 1919, el Comité Central de los Socialistas Revolucionarios decidió que los bolcheviques era en menos malo de los dos demonios, y dejó la lucha armada contra ellos. Los bolcheviques permitieron al Comité Central de los Socialistas Revolucionarios establecerse en Moscú, e iniciar la publicación de un periódico del partido en marzo de 1919, pero pronto serán arrestados, permaneciendo el resto de la Guerra Civil Rusa en prisión.[105] Chernov se esconde, y luego fue forzado a abandonar Rusia mientras que los miembros presos del Comité Central fueron llevados a juicio en 1922, y sus líderes fueron sentenciados a muerte, aunque sus sentencias fueron suspendidas.[106]

Con el mayor partido pro-constitucional fuera de juego, la única fuerza que permanece apoyándola es los aliados de la Entente. El 26 de mayo de 1919, los aliados ofrecieron a Kolchak todo su apoyo sostenido en unas cuantas condiciones, incluyendo elecciones libres en todos los niveles del gobierno y la rehabilitación de la Asamblea Constituyente. El 4 de junio de 1919, Kolchak aceptó la mayoría de las condiciones, pero rechazó restablecer la Asamblea elegida en noviembre de 1917, ya que, según afirma, se eligió bajo el gobierno bolchevique y las elecciones no fueron totalmente libres. El 12 de junio de 1919, los aliados juzgaron la respuesta como satisfactoria, y la demanda de la convocatoria de la Asamblea Constituyente original fue abandonada.[106]

Foto de 1919 de Trotsky, Lenin y Kámenev. Se apunta a Trotsky como el artífice de la victoria del ejército rojo, bajo la dirección política de Lenin

Tanto Kolchak como el líder del Movimiento Blanco al sur de Rusia, el general Antón Denikin, oficialmente suscribieron los principios de la “no determinación”, por ejemplo, rehusaron determinar que clase de sistema político o social tendría Rusia después de que el bolcheviquismo fuese derrotado. Kolchak y Denikin hicieron promesas generales sobre los efectos que podría tener, pero no el retorno al pasado y que habría alguna clase de representación popular llevado a cabo. Sin embargo, un periodista ruso apunta en ese tiempo:[107]

En el mismo Omsk... podían verse grupos políticos que estaban preparados para prometer cualquier cosa a los aliados quisiesen oír, y que “Cuando tomemos Moscú, hablaremos con ellos en un tono diferente”.

Los líderes del Movimiento Blanco publicaron numerosas memorias después de sus derrotas, son inconcluyentes en este tema. No aparecen suficientes evidencias para decir que grupo del Movimiento Blanco hubiese prevalecido en caso de victoria Blanca, y como se hubiese apoyada la idea de elecciones para la Nueva Asamblea Constituyente y como se hubiesen llevado a cabo, y mucho menos que tan restrictiva hubiese sido. Después de la victoria bolchevique en la guerra civil al final de 1920, 38 miembros de la Asamblea Constituyente se reúnen en París en 1921, y forman un comité ejecutivo, el cual estaba constituido por el líder de los Demócratas Constitucionales, Pável Milyukov, uno de los líderes Progresistas, Aleksandr Konoválov, un miembro del Directorio de Ufá, Avkséntiev, y el jefe del Gobierno Provisional de Kerensky. Como otras organizaciones de emigrados, se probó como inefectiva.[108]

Disputas históricas[editar]

Niños en la calle, durante la Guerra Civil Rusa.

De acuerdo con el libro de 1975, “Leninismo bajo Lenin” de Marcel Liebman, los bolcheviques y sus aliados tenían mayoría en los Soviets debido a un sistema electoral diferente. Para la Constitución Soviética de 1918, cada Soviet Urbano (y usualmente pro-bolchevique), tenían un delegado por cada 25 mil votantes. Cara Soviet rural (usualmente pro-Socialistas Revolucionarios), solo se permitía un delegado por cada 125 mil votantes. Los bolcheviques justifican el cierre de la Asamblea debido a que la elección no tuvo en cuenta la partición del Partido Socialista Revolucionario. Pocas semanas después, los izquierdistas y los derechistas del partido Socialista Revolucionario consiguieron unos votos más o menos iguales en los Soviets de campesinos. Los bolcheviques también argumentan que los Soviets eran mas democráticos, ya que sus delegados podían ser destituidos por sus electores casi inmediatamente, frente a otros que podían pasar varios años hasta las nuevas elecciones. El libro afirma que todas las elecciones de los Soviets urbanos y de campesinos fueron libres, al igual que lo fueron los Soviets que eligieron el Congreso de los Soviets de Todas las Rusias, el Segundo Congreso que tuvo lugar antes de la Asamblea, y el Tercer Congreso justo después.

Dos libros más recientes, usando el material procedente de la apertura de archivos soviéticos, La Revolución rusa 1899-1919 de Richard Pipes , y Una Tragedia de la Gente de Orlando Figes, dan una versión diferente. Pipes argumenta que las elecciones al Segundo Congreso no fueron limpias, por ejemplo, un Soviet con 1500 miembros envió 5 delegados, que era más que la propia Kiev. Afirma que tanto los Socialistas Revolucionarios como los Mencheviques declararon la elección ilegal y no representativa. Los libros afirman que los bolcheviques, dos días después de la disolución de la Asamblea Constituyente, crearon una contra-asamblea, el Tercer Congreso de los Soviets. Se dieron ellos mismos y a la Izquierda de los Socialistas Revolucionarios el 94% de los escaños, muy lejos de los resultados de la única elección parlamentaria democrática a nivel de toda Rusia en ese tiempo.

Notas[editar]

  1. a b c d e f Wade (2000), p. 277
  2. a b c Kochan (1967), p. 183
  3. a b Radkey (1958), p. 143
  4. a b Radkey (1958), p. 355
  5. a b Kochan (1967), p. 185
  6. Kochan (1967), p. 186
  7. Ver Seis Meses Rojos en Rusia (Six Red Months in Russia) de Louise Bryant, capítulo VII, disponible en: online.
  8. a b c d Kochan (1967), p. 184
  9. a b c d Kochan (1967), p. 190
  10. Radkey (1958), p. 356
  11. Kochan (1967), p. 188
  12. a b Radkey (1958), p. 357
  13. a b Kochan (1967), p. 187
  14. a b c Radkey (1958), p. 358
  15. Radkey (1958), p. 359
  16. Kochan (1967), p. 189
  17. a b Chamberlin (1976), p. 364
  18. Radkey (1958), p. 360
  19. a b c d e f g Wade (2000), p. 279
  20. Ver V. I. Lenin. Los bolcheviques deben asumir el poder: Una carta al Comité Central y a los comités de Petrogrado y Moscú (The Bolsheviks Must Assume Power: A Letter to the Central Committee and the Petrograd And Moscow Committees Of The R.S.D.L.P.(B.)), Collected Works, Progress Publishers, Moscow, Volume 26, 1972, pp. 19-21, disponible en online
  21. Por el tema de la clausura de periódicos no-socialistas en Petrogrado, por el Comité Revolucionario Militar el 26 de octubre, ver Nikolai Sukhanov. La Revolución Rusa, 1917 (The Russian Revolution, 1917), Oxford University Press, 1955, pp.649-650. Para el primer decreto del Sovnarkom sobre la censura de prensa, ver Rex A. Wade. La revolución Rusa, 1917 (The Russian Revolution, 1917), Cambridge University Press, 2005, ISBN 0-521-84155-0 p.276. Para el sesgundo decreto del Sovnarkom, en el que establece un control más amplio del control del gobierno sobre la prensa, ver V. I. Lenin. Colecciones de Libros (Collected Works), Progress Publishers, Moscow, Volume 26, 1972, pp. 283-284, disponible en online
  22. Ver V. I. Lenin. Replicando a la contestación de los campesinos, Obras completas, Progress Publishers, Moscú, Volumen 26, 1972, pp. 300-301, disponible en online
  23. Radkey (1990), p. 5
  24. a b c d Radkey (1963), p. 281
  25. a b c d e Chamberlin (1976), p. 365
  26. Radkey (1990), p. 16
  27. a b Wade (2000), p. 278
  28. Ver Oliver H. Radkey. Rusia va a las Urnas: La Elección de la Asamblea Constituyente de Todas las Rusias, 1917 (Russia Goes to the Polls: The Election to the All-Russian Constituent Assembly, 1917), Ithaca, Cornell University Press, 1989, ISBN 0-8014-2360-0 xxvi, 171 p.
  29. Ver V. I. Lenin. Las Elecciones a la Asamblea Constituyente y la Dictadura del Proletariado, diciembre de 1919, Obras completas, Volumen 30, páginas 253-275 Progress Publishers, 1965. Disponible en online
  30. a b Radkey (1963), p. 282
  31. Radkey (1963), p. 456
  32. a b c Radkey (1963), p. 283
  33. a b Radkey (1963), p. 284
  34. a b c d e f g Chamberlin (1976), p. 366
  35. La cantidad exacta de los votos recibidos por cada partido individual aun está en disputa, debido al gran número de papeletas inválidas.
  36. a b c d e f Wade (2000), p. 281
  37. Ver V. I. Lenin. Congreso Extraordinario de Diputados de Soviets y Campesinos de Todas las Rusias: Discurso de la Cuestión Agraria (The Extraordinary All-Russia Congress Of Soviets Of Peasants' Deputies: Speech On The Agrarian Question) 14 de noviembre, Obras completas, Progress Publishers, Moscú, Volumen 26, 1972, pp. 321-332, disponible en online
  38. a b c d e Wade (2000), p. 280
  39. Ver Israel Getzler. Kronstadt 1917-1921: El destino de una democracia soviética (The Fate of a Soviet Democracy), Cambridge University Press, 1983, paperback edition 2002, ISBN 0-521-89442-5 p.180
  40. Radkey (1963), p. 288
  41. Radkey (1963), p. 306
  42. a b Radkey (1963), p. 375
  43. a b c d e Chamberlin (1976), p. 367
  44. Ver Rex A. Wade. op. cit. p. 277. Véase el decreto de Lenin publicado el 29 de noviembre en V. I. Lenin. Decreto de detención de los líderes de la guerra civil contra la Revolución, Obras completas, Progress Publishers, Moscú, Volumen 28, 1972, pp.351, disponible en online
  45. a b c d e f Chamberlin (1976), p. 368
  46. Ver V. I. Lenin. En la Apertura de la Asamblea Constituyente (On The Opening Of The Constituent Assembly), Obras completas, Progress Publishers, Moscú, Volumen 26, 1972, pp. 367, disponible en online:
  47. a b c Ver V. I. Lenin. Tesis sobre la Asamblea Constituyente (Theses On The Constituent Assembly), Obras completas, Progress Publishers, Moscú, Volumen 26, 1972, pp. 379-383, disponible en [1]
  48. Ver V. I. Lenin. Discurso en la Reunión del Comité Central del R.S.D.L.P.(B.), 11 de diciembre(24), 1917 y las notas al pie de página, Obras completas, Progress Publishers, Moscú, Volumen 26, 1972, pp. 377, disponible online
  49. a b c d e Figes (1998), p. 513
  50. a b c d Figes habla de una decena de muertos y varias docenas de heridos. Figes p. 514
  51. Ver Nikolai N. Smirnov "Asamblea Constituyente " en Critical Companion to the Russian Revolution 1914-1921, eds. Edward Acton, Vladimir Iu. Cherniaev, William G. Rosenberg, Indiana University Press/Arnold, 1997, ISBN 0-253-33333-4 p.332
  52. a b c d e f g Chamberlin (1976), p. 369
  53. Smith (2011), p. 12
  54. a b c Radkey (1963), p. 386
  55. a b Radkey (1963), p. 387
  56. a b c Figes (1998), p. 515
  57. a b c Radkey (1963), p. 388
  58. Radkey (1963), p. 389
  59. a b c d e f g h i j k Wade (2000), p. 282
  60. a b c d e f g h i j k l Figes afirma que fue Raskólnikov y no Sverdlov quien presentó la declaración, Figes . 516
  61. a b c All quotes from Bolshevik deputies from F.F. Raskolnikov. Tales of Sub-Lieutenant Ilyin: The Tale of a Lost Day, Moscow, 1934, English translation London, New Park Publications Ltd, 1982, available online
  62. a b c Radkey (1963), p. 411
  63. a b Radkey (1990), p. 4
  64. a b c d e f Radkey (1963), p. 413
  65. a b c d e f g h Chamberlin (1976), p. 370
  66. a b c d Radkey (1963), p. 414
  67. Ver Jonathan D. Smele. Guerra Civil en Siberia: El Gobierno Anti-Bolchevique del Almirante Kolchak, 1918-1920, Cambridge University Press, 1996 ISBN 0-521-57335-1 p.34 en la violenta oposición de los terratenientes Siberianos en la Asamblea Constituyente en la toma de esta decisión
  68. a b c d Figes (1998), p. 517
  69. a b c Radkey (1963), p. 429
  70. a b Pereira (1987), p. 46
  71. Radkey (1963), p. 433
  72. Smith (2011), p. 14
  73. Figes (1998), p. 518
  74. Figes (1998), p. 519
  75. Wade (2000), p. 298
  76. a b Wade (2000), p. 297
  77. Radkey (1963), p. 434
  78. Radkey (1963), p. 435
  79. Radkey (1963), p. 436
  80. Radkey (1963), p. 437
  81. Radkey (1963), p. 438
  82. Ver Nikolai N. Smirnov "Asamblea Constituyente" in Critical Companion to the Russian Revolution 1914-1921, op. cit., p.332
  83. Radkey (1963), p. 439
  84. Smith (2011), p. 41
  85. a b Radkey (1963), p. 452
  86. Smith (2011), p. 3
  87. a b Smith (2011), p. 4
  88. Smith (2011), p. 7
  89. See "Tsentral'nyi komitet PS.-R. Tezisy dlia partiinykh agitatorov i propagandistov. No. 1", in Partiia sotsialistov-revoliutsionerov posle oktiabr'skogo perevorota 1917 goda. Dokumenty iz arkhiva PS.-R., Amsterdam, Stichting Beheer IISG, 1989, p55. Quoted in Scott Smith. "The Socialists-Revolutionaries and the Dilemma of Civil War" en The Bolsheviks In Russian Society: The Revolution and the Civil War Years ed. Vladimir N. Brovkin, New Haven, Yale University Press, 1997, 83-104. Disponible online
  90. Smith (2011), p. 11
  91. Smith (2011), p. 16
  92. Smith (2011), p. 21
  93. Smith (2011), p. 36
  94. Ver Scott Smith, op. cit. en el no-reconocimiento de los bBolcheviques a los diputados antibolcheviques en Petrogrado, Astracán, Tula, etc.
  95. a b Smith (2011), p. 18
  96. Smith (2011), p. 17
  97. Smith (2011), p. 23
  98. Smith (2011), p. 37
  99. a b c d Smith (2011), p. 38
  100. Ver Scott Smith, op. cit. en la evolución de la actitud de los socialistas revolucionarios hacia el Gobierno bolchevique\
  101. a b Smith (2011), p. 35
  102. Ver Jonathan D. Smele. Op. cit., p. 32
  103. a b Ambas afirmaciones de la «Constitución del Directorio de Ufá», publicada originalmente en Narodovlastie, No. 1, 1918, reimpresa en Istoriya Rossii 1917 - 1940, Ekaterinburgo, 1993, pp. 102 - 105, Traducción al inglés disponible aquí
  104. Ver Michael Melancon. "Chernov", en Critical Companion to the Russian Revolution 1914-1921, op.cit., p.137
  105. Ver Ronald Grigor Suny. El Experimento Soviético: Rusia, La URSS y los Países Sucesores, Oxford University Press, 1998, ISBN 0-19-508105-6 p.80
  106. a b Ver Elizabeth A. Wood. Funcionamiento de la Justicia: Juicios de Agitadores en los Primeros Tiempos de la Rusia Soviética, Cornell University Press, 2005, ISBN 0-8014-4257-5, p.83
  107. Ver Arnol'dov. Zhizn' i revoliutsiia (Vida y Revolución), p. 158, citado en Jonathan D. Smele, op.cit., p.254
  108. Ver Nikolai N. Smirnov, "La Asamblea Constituyente" en Critical Companion to the Russian Revolution 1914-1921, op. cit., p. 332

Bibliografía[editar]