Antiintelectualismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Intelectual y antiintelectual: El caricaturista político Thomas Nast compara a un académico con un boxeador, personificando la visión populista de que leer y estudiar es antitético al deporte. Así, presenta la cabeza y el cuerpo desproporcionados.

El antiintelectualismo es la hostilidad y desconfianza hacia el intelecto, los intelectuales y la actividad intelectual, generalmente, expresada en escarnio de la educación, filosofía, literatura, arte y ciencia como poco práctica y despreciable. Alternativamente, los autodenominados intelectuales, que supuestamente no logren asimilar los rigurosos estándares académicos, pueden ser descritos como antiintelectuales. Los antiintelectuales se suelen percibir y presentarse públicamente como defensores de la gente común —populistas contra elitismo político y académico— al proponer que los educados son una clase social distante de las preocupaciones cotidianas de la mayoría y que ellos dominan el discurso político y la educación superior.

Como el término «antiintelectual» suele ser peyorativo, definir casos específicos de antiintelectualismo puede ser problemático; se pueden objetar aspectos específicos del intelectualismo o la aplicación de estos sin ser despectivos de las actividades intelectuales en general. Por otra parte, las acusaciones de antiintelectualismo pueden constituir un argumento de autoridad o un recurso al ridículo que intentan desacreditar a un oponente en lugar de tratar específicamente sus argumentos.[1]

Isaac Asimov definió el antiintelectualismo de la siguiente manera:

El antiintelectualismo es el culto a la ignorancia. Ha sido una constante en nuestra historia política y cultural, promovida por la falsa idea de que la democracia consiste en que "mi ignorancia es tan válida como tu conocimiento".

Tres tipos de anti-intelectualismo[editar]

Según el trabajo realizado por Richard Hofstadter and Dabiel J. Rigney, Diane S. Claussen, existen tres tipos de anti-intelectualismo:

  • Antiintelectualismo religioso: Considera que las emociones son lo más importante, son cálidas, buenas y humanas. La razón es considerada fría, mala y robótica.
  • Antiintelectualismo populista: La persona considera la educación como un arma política manejada por supuestas élites.
  • Instrumentalismo irreflexivo: Donde la educación es vista como una herramienta para alcanzar mayor rango social y mayor salario.

Ejemplos de antiintelectualismo[editar]

  • Creer que los expertos académicos, a pesar de su especialización en un área, carecen de verdadero conocimiento sobre ese área porque son considerados lejanos y faltos de sentido común.
  • Creer que los expertos académicos son inaccesibles, como personas de otro rango alejado de la gente y de los problemas humanos.
  • Elucubrar teorías de la conspiración acerca de la educación.
  • Creer que la gente con estudios son "elitistas".
  • Creer que la gente con estudios promueven la maldad y la degeneración.
  • No considerar ni revisar los argumentos de expertos, despreciándolos directamente por provenir de expertos.

Referencias[editar]

  1. "Es muy fácil para personal con más educación formal creer que saben más que aquellos directamente involucrados [en un problema específico]," (Sowell 2001).

Bibliografía[editar]

  • Lim, Elvin T. The Anti-Intellectual Presidency: The Decline of Presidential Rhetoric from George Washington to George W. Bush. New York: Oxford University Press. ISBN 19534264X.
  • Hofstadter, Richard. Anti-intellectualism in American Life, ISBN 0-394-70317-0
  • Claussen, Dane S. (2004). Anti-Intellectualism in American Media. Nueva York: Peter Lang Publishing, ISBN 0-8204-5721-3
  • Link, Perry (1991). Evening Chats in Beijing: Probing China's Predicament. Nueva York y Londres: W.W. Norton & Company, ISBN 0393310655
  • Hinton, William (1972). Hundred Day War: The Cultural Revolution at Tsinghua University. Nueva York: New York UP, ISBN 0-85345-281-4.

Enlaces externos[editar]