Anexo:Episodios de Los simuladores (Argentina)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

En este artículo se listan los episodios de la versión original de Los simuladores.

Temporadas[editar]

TemporadaEpisodiosEmisión original
Primera emisión Última emisión
11321 de marzo de 200219 de junio de 2002[1]
21126 de mayo de 20035 de enero de 2004

Episodios[editar]

Primera temporada (2002)[editar]

Cada episodio de Los simuladores (exceptuando el 7 y el 11), estaba dividido en un caso simple al principio y el caso principal, desarrollado después de los créditos iniciales. Al mismo tiempo, se observa en cada capítulo que para lograr adquirir los servicios del equipo, se recurre al método de «correr la voz», es decir que en cada capítulo aparece un personaje que ya recibió la ayuda con anterioridad y que sirve de enlace entre la brigada de simulación y el posible futuro cliente.

N.º en serieN.º en temp.TítuloFecha de emisión original
11«Tarjeta de Navidad»21 de marzo de 2002
Caso corto: María (Nilda Raggi), es una mujer que contrata a Los Simuladores para engañar a los vendedores de un departamento sobrevalorado, logrando pagar por el mismo su precio real.
Caso principal: Una pareja está a punto de divorciarse, pero el hombre de la pareja, Bernardo Galván (Claudio Rissi), no está en absoluto de acuerdo con ello, ya que pese a las diferencias y entredichos, está muy apegado a su mujer, Claudia (Carola Reyna). Galván está al borde del colapso hasta que su vecina le recomienda "un grupo de personas" que resuelve problemas cotidianos, Los simuladores. Este operativo consiste en hacer una investigación exhaustiva sobre Claudia y sus necesidades, para convertir a Galván en su hombre ideal.
Personaje puente: María, la compradora del departamento del caso corto.
22«Diagnóstico rectoscópico»28 de marzo de 2002
Caso corto: Los simuladores son contratados para que Norberto Miseritzky (Pablo Brichta), un proveedor de insumos que busca pedirle la quiebra al doctor Juan Dumas (Humberto Serrano), le perdone la deuda. A través de un operativo en un hotel de lujo con una prostituta (Valeria Britos) que se descompone y es atendida por el doctor Dumas, logran revertir la situación.
Caso principal: Martín Vanegas (Pasta Dioguardi), es el propietario de un locutorio que le debe dinero a Fernando Laguzzi (Manuel Vicente), un usurero despiadado que amenaza, por medio de sus matones (Roly Serrano, Alfredo Allende), con matar a sus hijos si no le salda la deuda antes de determinada fecha. Laguzzi posee un tipo de sangre muy especial, difícil de encontrar. A partir de ese dato, Los simuladores le harán creer que tiene una obstrucción intestinal que se soluciona con una operación simple, pero que se ve complicada al extremo por requerir su particular sangre, y que el único donante compatible es Vanegas.
Personaje puente: Bernardo Galván (Claudio Rissi) el hombre que recuperó a su esposa y que a su vez es conocido de Vanegas.
33«Seguro de desempleo»4 de abril de 2002
Caso corto: El grupo es contratado por una madre (Marcela Ferradas), para convencer a su hija Melina Fichelson (Gimena Accardi) de desistir realizarse una operación de implantes mamarios.
Caso principal: José Feller (Jorge D'Elía) es un fiel y viejo empleado de una empresa láctea. Romagnoli (Luis Machín), el gerente de la empresa, y Ortiz DeOcampo, un nuevo empleado que ocuparía el lugar de Feller(Marcelo Trepat), toman la decisión de despedir a Feller por su edad, a pesar de su eficiencia y disposición. La situación de Feller es complicada hasta que recurre a Los simuladores, que toman el caso, tomando como dato una fiesta de la empresa que se llevará a cabo, donde irán accionistas mayoritarios mexicanos (José Palomino, José Andrada, Lelio Lesser). La misión es hacer que los accionistas de México tengan un contacto directo con Feller, que este les caiga simpático para dar una imagen de eficiencia hacia la empresa. Con las participaciones de Carolina Daian y Carlos Lanari.
Personaje puente: Martín Vanegas, el dueño del locutorio.
44«El testigo español»11 de abril de 2002
Caso corto: El grupo ayuda a Lucio Bonelli (Fernando Sureda), un hombre que contrae una deuda por un juego de póker, a desafiar a su acreedor (Oscar Alegre) a una competencia de pesca para definir el futuro de esa deuda.
Caso principal: Alicia Corsiglia (Andrea Politti) es una mujer casada, madre de dos hijos, que sobrelleva una normal y feliz vida con su familia. Pero oculta una terrible verdad, que es haber engañado a su marido (Ernesto Claudio) años atrás con un colega español, Carlos Villarreal (Osvaldo Santoro). Este secreto es muy protegido ya que Alicia no tiene intenciones de destruir su familia más allá de aquel error. Todo se viene abajo cuando Villarreal la visita en su casa para revivir esos viejos tiempos con ella, amenazando con destruir su matrimonio si no accede. Los simuladores toman el caso, involucrando a Villarreal en una supuesta historia policíaca donde le harán creer que es el único testigo de un homicidio ocasionado en Buenos Aires, perpetrado por policías corruptos.
Personaje puente: José Feller, el hombre que recuperó su empleo y que a la vez es paciente de Alicia.
55«El joven simulador»18 de abril de 2002
Caso corto: El grupo ayuda a una señora a ganar un juicio contra el administrador de su consorcio, mediante la extorsión a un juez (José María López) que es cliente de prostitución de travestis (Gustavo Moro).
Caso principal: Matías (Nazareno Casero) es un chico que cursa la secundaria en una institución muy exigente. Está a punto de repetir el año porque se llevó siete materias a marzo. Todo esto sería un problema menor pero, por el contrario, la madre de Matías se encuentra en un estado de salud complicado que podría acabar con su vida. Para que ella se mantenga estable deben evitar brindarle malas noticias, ya que el estado anímico influye mucho en el avance o retroceso de su padecimiento. El padre de Matías, el arquitecto Miguens (Miguel Dedovich), hizo todo lo posible para lograr que su hijo aprobara el año (incentivarlo a estudiar, o sobornar al director del colegio Carlos Roffé), pero nada dio resultado. La misión es lograr que Matías pase los siete exámenes. Con las participaciones de Ricardo Díaz Mourelle, Marcos Woinsky, Susana Di Gerónimo, Juan West y Santiago Stieben.
Personaje puente: Dr. Juan Dumas, el médico que refinanció su deuda con un proveedor.
66«El pequeño problema del gran hombre»25 de abril de 2002
Caso corto: Roberto Ávalos (Martín Coria), un albañil cansado de tener que soportar los ruidos molestos de sus vecinos, contrata a Los simuladores para lograr que cedan con sus prácticas ruidosas.
Caso principal: El Presidente de la Nación, Agustín Mendilaharzu (Héctor Bidonde) sufre de impotencia sexual. Por miedo a que la prensa se entere, se niega a ver a un sexólogo. Pero Helena (Marita Ballesteros), su mujer, cree que el trauma en la intimidad deriva en problemas que afectan al país. Los simuladores investigarán a fondo al presidente para encontrar la raíz psicológica de la impotencia y con ella la clave del operativo que podría resolverla. Con las participaciones de Paula Siero, Gabriel Fernández, Juan Carlos Pérez Loizeau y Cristina Pérez.
Personaje puente: Arquitecto Miguens, el que ayudó a su hijo a pasar de año en la escuela.
77«Fuera de cálculo»2 de mayo de 2002
El capítulo arranca con el armado de un operativo para un caso menor, en el que el Sr. Solkin (Eduardo Santoro), dueño del cine Atlas Lavalle, solicita la ayuda del equipo para sacarse de encima a Saúl Pontevecchia (Carlos Garric), un empresario que busca comprarle su sala mediante una extorsión por una infidelidad. Con lo que no cuentan Los simuladores, es con que el banco donde se realizará el operativo será blanco de un asalto, con tiroteo incluido. Esta situación, provoca que Santos y Lamponne ideen desde adentro del banco un operativo sobre la marcha para salvar a todas las personas que se encuentran atrapadas, contando con la ayuda Medina y Ravenna desde afuera y con los propios ladrones (Vando Villamil, Emilio Bardi y Joselo Bella), quienes en realidad son víctimas de un severo caso de corrupción policial encabezado por el Comisario Bruno Salamanca (Martín Adjemián), su mano derecha Nerón (Jorge Alberto Gómez) y un policía de civil (Jorge Prado), apostado como francotirador. Con las participaciones de Bernarda Pagés y María Laura Santana.
Personaje puente: Fue el único caso donde no se conoció al personaje puente
88«El pacto Copérnico»15 de mayo de 2002
Caso corto: El Sr. Tamazaki (Chang Sung Kim), pretende que la compañía de seguros de su supermercado (Gustavo Rey) le pague una póliza por el incendio de su negocio. La compañía se niega a hacerlo, asegurando que la misma estaba vencida. Los simuladores deben lograr que la aseguradora le pague a su cliente lo reclamado.
Caso principal: El Dr. José Zarazola (Boy Olmi), es un abogado con una doble vida. Está casado con Laura Smirnoff (Claribel Medina), pero a la par mantiene una relación clandestina con una joven abogada de su estudio (Carola Islas). En su afán de poder lograr una separación que no sea traumática, contrata a Los Simuladores para lograr que ella se enamore de otro hombre. La solución llega con la aparición de Jorge Torelli (Gabriel Goity), dueño de la sala de cine a la que asiste Laura.
Personaje puente: El Sr. Solkin, dueño del cine Atlas, quien además es ocasional cliente de Zarazola.
99«El último héroe»22 de mayo de 2002
Caso corto: El gerente de programación de un canal (Fabián Rendo) adquiere los derechos para la emisión de una importante entrega de premios, sin embargo decide buscar una renovación al reemplazar al conductor histórico de ese evento, Rubén Bértora (Santiago Bal). El animador contrata a Los Simuladores para poder seguir manteniendo su puesto de trabajo.
Caso principal: Una familia de clase baja sufre el accionar de Franco Milazzo (César Vianco), un estafador que se hace pasar por representante de artistas. El jefe de la familia, Hugo Maresca (Daniel Valenzuela), es un albañil de muy bajos recursos que intenta recuperar lo perdido a través de Los Simuladores, quienes tras analizar el perfil personal de Milazzo, decide montar a su alrededor un operativo consistente en un reality show por el cual lo internan por un año en El Impenetrable, para luego vender todas sus propiedades para costear el operativo. La historia de Milazzo continuará a lo largo de toda la segunda temporada, en la que buscará tomarse revancha de Los Simuladores, luego de descubrir la farsa en la que fue metido. Con la participación de Juan Alberto Badía
Personaje puente: Roberto Ávalos, el albañil que se deshizo de los ruidos molestos de sus vecinos y ocasional compañero de trabajo de Maresca.
1010«Los impresentables»29 de mayo de 2002
Caso corto: Antonio Scotty (Divino Vivas), dueño de un pequeño mercado, busca impedir la instalación de un hipermercado en su barrio y frente a su negocio. Contrata a Los Simuladores, quienes para evitar que esto suceda montan una escena sobre una supuesta aparición de restos fósiles en el terreno donde los empresarios (Ricardo Merkin, Horacio Dener, Daniel Figueiredo) planean la instalación.
Caso principal: Clara Molina (Erica Rivas) es una joven estudiante de derecho que busca progresar en la vida. Sin embargo, arrastra con la cruz de que los miembros de su familia (Cacho Espíndola, Mabel Pessen) son impresentables y le da vergüenza mostrarse cerca de ellos, sobre todo ante la familia (Marcela Ruiz) de su novio Federico (Ramiro Agüero), quienes son exactamente lo contrario. Los Simuladores aprovechan la cercanía del cumpleaños número 50 del padre Federico, Enrique (Juan Vitali), para montar el operativo que permita el encuentro entre las dos familias. Con las participaciones de Roberto Catarineu, Mausi Martínez, Hilda Bernard y Teresa Calandra.
Personaje puente: Dr. José Zarazola, el abogado que buscó su separación a través de Los Simuladores y que a su vez es profesor de Clara.
1111«El colaborador foráneo»5 de junio de 2002
Un grupo de vecinos de un barrio (Néstor Zacco, Marta Albertini) busca liberarse de un comisario que les cobra coimas a cambio de protección (Fabio Aste, José María Rivara). Los vecinos buscan ayuda en Los Simuladores, quienes descubren que el Comisario Diego Crucitti (Lorenzo Quinteros) anhela formar parte de alguna misión de la NASA de búsqueda de vida alienígena en la Tierra. Con la participación de Luciana González Costa.
Personaje puente: Hugo Maresca, el albañil que fuera estafado por Franco Milazzo.
1212«Marcela & Paul»12 de junio de 2002
Caso corto: Directivos de un colegio privado (Helena Jios) deciden suspender a una alumna de segundo grado (Thelma Fardín), debido al atraso de su padre en el pago de las cuotas. El Dr. Adrián Pasternak (Jorge Nolasco), padre de la niña, recurre a Los Simuladores para evitar que la niña pierda el año. El equipo no solo consigue salvar la escolaridad de la niña, sino que además logra que se le de una beca, a pedido de un falso Bill Gates.
Caso principal: La joven Natalia (Malena Solda) junto a su marido Ezequiel (Diego Topa), contratan a Los Simuladores para rescatar a la madre de ella, Marcela (Mónica Galán) de la depresión. Con el objetivo de volver a levantar su autoestima y hacerla recuperar su amor propio, montan un operativo en el que le hacen creer que tendrá una cena con Paul McCartney, siendo en realidad un carnicero de Wilde, llamado Osvaldo Ferrarotti (Jorge Ondarza). Con las participaciones especiales de Jorge Noya, Octavio Cavalli, James Murray y Arturo Goetz.
Personaje puente: El Dr. Adrián Pasternak, que también es psicólogo de Natalia
1313«Un trabajo involuntario»19 de junio de 2002
Caso corto: El capítulo inicia con una escena que rememora a la película El Padrino: El Sr. Plimm (Carlos Moreno) protagonizó un caso de desfalco y se entrevista con Los Simuladores para pedirles ayuda con el fin de saldar la deuda contraída con su empleador. Santos se molesta con él, ya que la entrevista se realizó en el medio de la fiesta por la boda de la hija del Dr. Dumas.
Caso principal: El Dr. Lempergier (Rolo Puente), es un abogado mafioso que lleva adelante la representación de Bruno Sontag (Tony Vilas), un exfuncionario del Ministerio de Salud que terminó en la cárcel a raíz de su responsabilidad por la compra de comida en mal estado para su posterior repartición en comedores y hospitales públicos. A pesar de la negativa de Santos, Lempergier lo secuestra y utiliza como rehén a cambio de contar con los servicios de Los Simuladores. El equipo pergeña un plan para sacar a Sontag de la cárcel y engañar al director del penal (Pachi Armas), con el pretexto de juzgarlo en Italia. Pero lo que resultó un exitoso plan de fuga, termina siendo una trampa para ambos criminales, quienes son detenidos en la entrada de un aeropuerto estadounidense, por portar documentaciones con las fotos de Adolf Hitler y Osama Bin Laden. Con la participación de Santiago Ríos.
Personaje puente: El Sr. Plimm, que mientras hablaba con sus amigos sobre los Simuladores, fue escuchado por Lempergier.

Segunda temporada (2003-04)[editar]

N.º en serieN.º en temp.TítuloFecha de emisión original
141«Los cuatro notables»26 de mayo de 2003
El capítulo comienza recordando los últimos sucesos de la temporada anterior, en que el grupo disuade a un hombre (Gustavo Garzón) de hacer explotar una bomba en el avión en el que viajaban. Sale la foto de Ravenna en la portada de un diario, que es usado para envolver un vino llevado al norte del país. Se presenta a la Brigada B, que le toca resolver un caso menor, explicando que el grupo solo se ocuparía de casos de envergadura: ayudar a la familia de un hombre enfermo (Atilio Pozzobón) al que su seguro médico no desea atender por no abonar el dinero para costear el tratamiento, este sufre un ataque cardíaco y es internado. Su familia (María Marull), intentando realizar los trámites pertinentes, choca con la burocracia de la empresa de medicina prepaga que se niega a cubrir los costos del tratamiento por considerar la afección cardiaca del hombre como una “enfermedad preexistente”. Los simuladores le harán creer a Pablo Donzis (Norberto Díaz), director de la empresa de medicina, que el comité de selección del Premio Nobel está considerando su postulación. Una vieja tesis de carrera es re-interpretada por una Comisión de Notables como un novedoso sistema de medicina social que concilia el negocio con la atención médica. En la última fase del operativo los accionistas mayoritarios de la empresa (Rodolfo Machado, Joaquín Bouzas) verán como un conocido espía industrial intenta obtener información sobre este sistema para entregársela a la competencia y decidirán poner en práctica el nuevo plan médico cuanto antes. Una vez terminado este caso, Santos conversa con Vanegas diciéndole que se había cumplido un año de haber llevado a Milazzo al Chaco Santiagueño y había que ir a decirle que el reality se había alargado un año más por un empate. Pero ya es tarde, Milazzo está volviendo y por casualidad se encuentra con ese diario que mostraba la foto de Ravenna, y decide volver a Buenos Aires con el objetivo de vengarse de los Simuladores. Con las participaciones de Pablo Moseinco, Claudio Torres y Sebastián Giannone.
152«Z-9000»2 de junio de 2003
Beatriz (Mónica Villa), una maestra de escuela, es sometida una y otra vez al maltrato físico y psicológico por parte de su marido, Carlos Lorenzo (Luis Luque). Los Simuladores, con el fin de que el hombre abandone definitivamente la casa de Beatriz, lo citarán para explicarle que en el año de su nacimiento funcionaba en ese hospital un laboratorio clandestino dedicado a experimentaciones genéticas. El problema concreto es que supuestamente existe un clon idéntico a él, extremadamente violento y peligroso que se ha escapado y quiere eliminarlo para ocupar su lugar. Con la ayuda de varios gemelos (que se hacen pasar por clones de otras personas) logran convencerlo, y este huye del país, no sin antes avisarle a su esposa y a unos policías amigos que si se llegan a encontrar con alguien similar a él, no duden en matarlo. En el final del capítulo se ve a Milazzo robándole a una persona que sale del banco. Con la plata que roba se muestra que compra un rifle y una pistola y alquila un cuarto en una pensión, en donde se corta el pelo y preparara su plan para atrapar a los simuladores.
163«La gargantilla de las cuatro estaciones»9 de junio de 2003
Alejandro Barack (Federico Olivera) -que en este caso es el cliente y es también la víctima - es un joven ingeniero con un buen sueldo y una novia hermosa, Corina Lázaro (Eleonora Wexler). Su problema es que, a pesar de estar enamorado de Corina, no puede dejar de desear a otras mujeres ya que él tiene miedo de engañar a Corina, su actual novia y teme caer en la tentación de la infidelidad, arruinando así la pareja. Pide ayuda a Mario Santos y este le dice que no acepta el caso, aunque en realidad sí lo acepta y Los simuladores actúan sin que él lo sepa. Durante una estadía arreglada en un lujoso Hotel del sur argentino, Medina simulará ser un sofisticado ladrón internacional interesado en seducir a Corina. Dos agentes de la Interpol le pedirán ayuda a la pareja para atrapar al ladrón. Paralelamente Los Simuladores conseguirán que Alejandro reciba una oferta de trabajo para instalarse en el sur y alejarlo así de las tentaciones de la ciudad. Inesperadamente Medina se ve sorprendido en pleno operativo por Pedro Velazco (José Andrada), un empresario mexicano del episodio "Seguro de desempleo" que lo cree homosexual. Deberá entonces arreglárselas para frustrar sus acercamientos sin descubrir la farsa.
174«El clan Motul»16 de junio de 2003
El episodio comienza con los miembros de la Brigada B buscando datos sobre Franco Milazzo, sin resultado alguno. Milazzo va a la aerolínea y hace contacto con una azafata del vuelo en que estaba el grupo para poder identificar sus nombres. Mientras tanto, el Asistente le plantea al grupo dos problemas menores, de los que Santos se ocupa fácilmente. Luis Torrejón (Mario Alarcón) es el dueño de un geriátrico y junto con sus asesores (Luis Mazzeo), tienen en mente deshacerse del mismo y deciden poner en venta la propiedad. Este, miembro del Opus Dei y católico practicante, no parece preocuparse demasiado por el destino de los ancianos (Guido Gorgatti, Sandra Di Milo) que fatalmente deberán separarse. Los Simuladores toman el caso y Ravenna se aparece ante Torrejón personificando a Voichej Motul, un bizarro millonario europeo que ofrece una exorbitante suma de dinero por la propiedad. Más tarde Santos y Medina, fingiendo ser enviados del Vaticano le harán saber a Torrejón que el extraño caballero rumano es en realidad un vampiro que intenta apoderarse del terreno donde está construida la clínica, ya que allí se hayan enterrados vampiros ancestrales que le concederán a Motul un poder inconmensurable. Torrejón se compromete entonces a no vender la propiedad. Al final se muestra a Milazzo encontrando los nombres de los cuatro.
185«El vengador infantil»23 de junio de 2003
Milazzo, recortando facciones de distintas imágenes, logra realizar cuatro identikits de cada uno de los simuladores. Aquí se presenta a Molero (Alejandro Awada), un detective privado. Después, Milazzo se contacta con el y le golpea la puerta. El grupo ayuda a Pablo (Luciano Acosta), un chico de 12 años, que es el objeto de burla de la mayoría de sus compañeros de grado, principalmente de Alejandro Göller (Mauro Iacono) y que sus padres (Sergio Baldini, Mónica Gonzaga) y docentes (Silvina Acosta) no comprenden. Las bromas reiteradas, los sobrenombres desagradables y la intimidación física lo convierten claramente en el chivo expiatorio del grupo. Cuando los simuladores averiguan que el niño dibuja excelente, estos -aprovechando esa cualidad- organizarán un concurso entre los alumnos del último grado para elegir un superhéroe que debe ser creado por los propios chicos y que luego dará lugar al lanzamiento de una nueva revista de historietas. Pablo, que fantaseó infinitas veces con ser un superhéroe, logra crear “El Vengador Infantil” y gana el concurso. Envalentonado por el éxito y protegido por el disfraz del héroe que ha creado, Pablo se enfrentará a los chicos que siempre lo molestaron. El ámbito escolar y la identificación con el chivo expiatorio servirán para que Lamponne reviva un viejo trauma de su niñez con un excompañero de secundaria (Luis Gianneo). Paralelamente resuelven el caso de una estafa a un comerciante (Fernando Caride) por parte de un intendente corrupto (Carlos Weber). Luego de esto, Molero es contratado por Milazzo para investigar a Los Simuladores. Con las participaciones especiales de Ricardo Morán, Fernando Lúpiz, Pablo Arias y Curly Jiménez.
196«El matrimonio mixto»30 de junio de 2003
Milazzo le cuenta Molero el engaño del que fue víctima, y luego le muestra la reconstrucción de las caras, junto con los nombres de los cuatro. Una chica católica (Jimena Latorre) y un chico judío (Nicolás Mateo) desean casarse. Sus respectivas familias (Raúl Rizzo, Rita Terranova) y (Juan Manuel Tenuta, Alejandra da Passano y Márgara Alonso), fuertemente condicionadas por prejuicios religiosos, ni siquiera están al tanto del noviazgo. Los Simuladores se contactarán con los padres de la pareja y, aprovechando habilidades, oficios y características de cada uno de ellos lograrán hacerlos convivir durante un par de días junto con un grupo de arqueólogos en busca de un secreto enterrado. La curiosidad de ambos matrimonios va creciendo hasta que descubren que la pieza que tan afanosamente están buscando los exploradores no es otra cosa que una tercera tabla de la ley que veladamente habla sobre la convivencia de los diferentes cultos religiosos. La aventura compartida y la verdad revelada en esa tabla hacen que los padres insistan en que sus respectivos hijos se conozcan. Con la participación de Carolina Pampillo.
207«La Brigada B»7 de julio de 2003
El capítulo comienza con un doble sueño de Santos, en el que primero ve cómo Milazzo asesina a Ravenna, Lamponne y Medina; luego regresando a su niñez presencia el suicidio de su padre, con un libro entre las manos cuyo protagonista se llamaba Santos. La Brigada B de Los simuladores (antiguos clientes que fueron reclutados para formar un grupo que se encarga de los trabajos menores), haciendo una simulación en la cual actuaban como terroristas para engañar a un crítico de espectáculos (Héctor Malamud) , es capturada por el FBI. Los simuladores deciden rescatarlos y convencen a los agentes encargados de la investigación (Mariano Caligaris, Diego Leske) de que los tres hombres (Arturo Gaona, Martín Vanegas y Lucio Bonelli) capturados pertenecen a una elite de espías entrenados especialmente y que todo el operativo tenía como único objetivo probar la eficiencia del Bureau Federal de Investigaciones que está siendo sometido secretamente a una reestructuración. Con el aval del Procurador General (Jorge Sabaté), sometido a su vez a otra simulación, lograrán finalmente poner en libertad a sus tres ayudantes engañando al sistema de seguridad más inteligente del mundo. La brigada B queda suspendida por tiempo indefinido. Con la participación de Mel Daniels.
218«Fin de semana de descanso»14 de julio de 2003
Molero le cuenta la información que encontró sobre Pablo Lamponne. Los simuladores deciden pasar un fin de semana de vacaciones en un hotel de la provincia de Entre Ríos. Cuando llegan al hotel oyen una discusión entre Marcelo (Atilio Veronelli) y una mujer (Verónica Llinás), quienes también se hospedan en el hotel. A pesar de los llamados a la tranquilidad por parte de los simuladores, este señor sigue intranquilo. La mujer toma pastillas tranquilizantes a pesar de que se le dijo que pare con esas pastillas. El señor (Marcelo) sigue intranquilo hasta que le pega Pablo Lamponne. Alguien llama a la policía y se lo llevan para la comisaría y Lamponne se va a declarar. La mujer decide irse a la capital. Cuando Marcelo llega, la chica de la recepción le dice que su mujer se retiró. A todo esto llegan los oficiales de policía de Campana (Sergio Lerer, Pepe Monje) y le dicen a Marcelo que su esposa había muerto en un accidente. A la policía le parece que fue la misma mujer fallecida la que había ido a la capital pues coincide que la mujer que se fue en el auto estaba altamente medicada. Pero cuando los simuladores ven el cuerpo de la mujer se percatan que lo de Marcelo y la otra mujer fue un simulacro y existió un caso de homicidio realizado por parte de la pareja antes de hospedarse en el hotel. Con las participaciones de Daniel De Vita y Mariano Mores.
229«El debilitador social»21 de julio de 2003
El capítulo comienza con Molero y Milazzo en un neuropsiquiátrico. Mientras el primero le cuenta a Milazzo la vida trágica de Marcos De Aguirre (Carlos Bermejo) y de cómo Mario Santos adquirió su pseudónimo, aparece Máximo Cozzetti (Esteban Student), un paciente del establecimiento, al que ellos fueron a buscar, que no habla desde hace años. El paciente intenta ahorcar a Molero y luego logra hablar. En este episodio los simuladores solucionan dos problemas con una sola simulación. Un chico (Nicolás D'Agostino) les pide ayuda para su hermana Mariana (Marcela Kloosterboer), una modelo bulímica. Los Simuladores harán que esta presencie un juicio ficticio en el que Garriga (Jean Pierre Noher), dueño de la agencia de modelos para la que Mariana trabaja, y su abogado defensor (Pablo De Nito) deberán comparecer frente a un Tribunal Internacional de Pre-crimen acusado de ser un “debilitador social”. El fiscal es demoledor en sus acusaciones y llega a comparar el trato que se les da a las modelos con la vida de los presos en un campo de concentración. Si bien el Tribunal finalmente absuelve a Garriga, a los ojos de Mariana las cosas han cambiado. Sus prioridades ahora son otras y la angustia por no ser lo que el sistema demanda está empezando a desaparecer junto con su desorden alimenticio. Garriga y su socio (Pablo Novak), por su parte, ahora organizan desfiles con modelos más realistas. Con las participaciones de Silvina Bosco, Anna Stark y Pablo Carnaghi.
2310«El anillo de Salomón»4 de agosto de 2003
El episodio comienza con Milazzo en un bosque, junto a Molero, practicando tiro a figuras con la cara de los Simuladores en el blanco. Un joven estudiante de música (Carlos Santamaría) que empieza a componer sus canciones le muestra las partituras de las mismas a un conocido director de orquestas (Villanueva Cosse). Aquel primero lo presiona una y otra vez para que dirija un concierto con las canciones que él mismo compuso. Al director de orquestas, si bien en un principio le parecen buenas sus composiciones del joven, le contesta siempre que no, pues este recién está empezando a componer. El grupo le ayuda entonces a que el joven compositor no moleste más al director de orquestas haciéndole creer que el primero puede entender el lenguaje de las ballenas. Al final del episodio, Ravenna es detenido en una librería, es acusado de homicidio gracias a un identikit realizado por Milazzo, queda demorado en la comisaría y luego lo liberan. Al salir de la comisaría, Milazzo le dispara a Molero que cae contra bolsas de basura. Con la participación de Cristina Tejedor.
2411«Episodio final»5 de enero de 2004
Con la ayuda de Molero, Franco Milazzo encuentra a Ravenna y con ellos al resto de los simuladores e intenta matarlos. Pero ellos lo engañan nuevamente con otro de sus simulacros, haciéndole creer que son cuatro de los mejores agentes de inteligencia del mundo y lo de estar en la selva durante un año era parte de un entrenamiento para matar a Osama bin Laden. Después de otro entrenamiento, finalmente lo envían a Kabul con dinero y un pasaporte falso y le dicen que haga su vida en dicho país. A través de Molero (quien había sobrevivido al disparo de Milazzo gracias a un chaleco antibalas), llega a manos de Santos un diario íntimo que su papá escribió antes de morir. Santos lo relee y revive a través de este parte de su pasado. Luego, el grupo trata de convencer a un ambicioso empleado de una corporación (Gerardo Chendo) para que se plante frente a su jefe (Roberto Antier) y vuelva a su casa en Mendoza para ayudar en el negocio familiar, con su padre (Salo Pasik). Tras este trabajo y los festejos de Nochebuena, Lamponne entabla una relación con la hermana de dicho empleado (Adriana Salonia) y plantea que quiere abrirse del grupo por un tiempo. Los demás deciden dejar de verse por un tiempo, en la filosofía de que son "los cuatro o ninguno". Todos toman rumbos distintos: Ravenna decide irse de viaje por el mundo, Medina aprender a tocar el arpa, Lamponne construirse una casa y Santos, sin saber aún qué hará, decide dedicarse a descansar. En la escena final, se lo muestra a Santos caminando, pidiendo una señal que le demuestre que están haciendo lo correcto. Es ahí donde un extraño se acerca y le pide fuego. En una escena perdida post créditos, se muestra una recreación del desierto iraquí, donde un grupo de talibanes se prepara para asesinar a unas personas. En ese momento, Milazzo entra en acción aniquilando él solo a los talibanes y liberando a los prisioneros. Cuando estos le preguntan quién es, él solo se limita a decir "Milazzo", tras lo cual escapa nuevamente para seguir con la búsqueda de Osama Bin Laden. Con la participación de Verónica Pelaccini.

Referencias[editar]

  1. «Brillante despedida del ciclo “Los simuladores”». La Nación. 21 de junio de 2002. Consultado el 23 de enero de 2020.