Andrea Dworkin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Andrea Dworkin
Dworkin on After Dark.JPG
Andrea Dworkin
Información personal
Nacimiento 26 de septiembre 1946
Camden
Fallecimiento 9 de abril 2005, 58 años
Washington
Causa de la muerte Enfermedad cardiovascular Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
  • John Stoltenberg (1998–2005) Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educada en Bennington College
Información profesional
Ocupación Escritora
Distinciones
  • Premio American Book (2001) Ver y modificar los datos en Wikidata
Web
Sitio web

Andrea Dworkin (19462005) fue una escritora de origen estadounidense y activista del feminismo radical. Conocida por su crítica a la pornografía, que según ella estaba relacionada con la violación y otras formas de violencia contra la mujer. Sus puntos de vista fueron ampliamente criticados otras feministas. Al mismo tiempo, mantuvo un diálogo con los conservadores políticos, y escribió un libro temático relacionado, Right-Wing Women.[1]​ Después de sufrió violencia de género por parte de su primer marido, fue presentada a la literatura feminista radical y comenzó a escribir Woman Hating. Se mudó a Nueva York, se convirtió en activista en varios temas y escritora, y finalmente publicó 10 libros sobre feminismo.[2]

Durante los últimos años de la década de 1970 y 1980, Dworkin se hizo conocida como una portavoz del movimiento feminista contra la pornografía y por sus escritos sobre pornografía y sexualidad, particularmente Pornography: Men Possessing Women (1981)[3]​ e Intercourse (1987),[4]​ que siguen siendo sus dos libros ampliamente conocidos. Escribió sobre pornografía desde una perspectiva feminista y en oposición a la ley de obscenidades, y trabajó con Women Against Pornography (Mujeres contra la pornografía) y Linda Boreman. Dworkin consideró que la industria de la pornografía se basa en convertir a las mujeres en objetos para el abuso de los hombres. Dworkin y Catharine MacKinnon desarrollaron un enfoque legislativo basado en los derechos civiles en lugar de la obscenidad para proscribir la pornografía y permitir pleitos contra pornógrafos por daños y perjuicios, pero sus esfuerzos no tuvieron éxito.[5]​ Ella testificó en una comisión federal contra la pornografía, lo que llevó a algunas tiendas a retirar ciertas revistas de la venta, pero un tribunal dictaminó que los esfuerzos del gobierno eran inconstitucionales. Los críticos argumentaron que no se había encontrado ninguna relación causal entre la pornografía y el daño a las mujeres. En 1992, un tribunal canadiense adaptó partes de la teoría de Dworkin y MacKinnon sobre la igualdad de género, aunque Dworkin se opuso a partes de la opinión del tribunal. Miembros del feminismo prosexo consideran las opiniones de Dworkin como censurantes y negadoras de la voluntad de las mujeres o la elección en las relaciones sexuales, lo que llevó al debates feministas sobre la sexualidad

Su libro Intercourse, que aborda el papel de las relaciones sexuales en la sociedad, se ha interpretado como una oposición a todas las relaciones heterosexuales, pero Dworkin dijo que no y que lo que ella estaba en contra era la dominación masculina por el sexo.[6]​ Escribió algunas obras de ficción y en sus últimos años, sufría de osteoartritis severa,[7]​ que limitaba su movilidad. Ella murió de miocarditis aguda a la edad de 58 años.[8][9]

Biografía[editar]

Vida temprana[editar]

Dworkin nació en Camden, Nueva Jersey, hijo de Harry Dworkin y Sylvia Spiegel. Su padre era el nieto de un judío ruso que huyó de Rusia cuando tenía 15 años para escapar del servicio militar y su madre era hija de emigrantes judíos de Hungría.[10]​ Ella tenía un hermano menor, Mark. Su padre era un maestro de escuela y un socialista dedicado, a quien atribuía haber inspirado su pasión por la justicia social. Su relación con su madre fue tensa, pero Dworkin luego escribió sobre cómo la creencia de su madre en el control legal de la natalidad y el aborto legal, "mucho antes de que éstas fueran creencias respetables", inspiró su activismo posterior.[11]

Aunque describió su hogar judío como dominado en muchos sentidos por el recuerdo del Holocausto, no obstante proporcionó una niñez feliz hasta que llegó a la edad de nueve años, cuando un hombre desconocido abusó de ella en una sala de cine. Cuando Dworkin tenía 10 años, su familia se mudó de la ciudad a los suburbios de Cherry Hill, Nueva Jersey (entonces conocida como Delaware Township), que luego escribió que "fue como ser secuestrada por extraterrestres y llevada a una colonia penal".[12]​ En sexto grado, la administración de su nueva escuela la castigó por negarse a cantar "Noche de paz" (como judía, se opuso a que la obligaran a cantar canciones religiosas cristianas en la escuela).[13]​ Ella dijo que "probablemente se habría convertido en rabino" si las mujeres pudieran tenerla mientras estaba en la escuela secundaria y que "le hubiera gustado" ser una académica talmúdica.[14]

Dworkin comenzó a escribir poesía y ficción en sexto grado.[15]​ Alrededor de ese tiempo, no estaba decidida entre convertirse en abogada o escritora, por su interés en el aborto, y eligió escribir porque podía "hacerlo sola en una habitación" y "nadie podía detenerme".[16]​ Durante la escuela secundaria, leyó con avidez, con el aliento de sus padres. Ella fue particularmente influenciada por Arthur Rimbaud, Charles Baudelaire, Henry Miller, Fyodor Dostoievski, Che Guevara y los poetas beat, especialmente Allen Ginsberg,[15]​ y ha incluido entre los escritores que "admiraba más" a Jean Genet, Percy Bysshe Shelley y Lord Byron.[17]

Universidad y activismo temprano[editar]

En 1965, mientras estudiaba en el Bennington College, Dworkin fue arrestada durante una protesta contra la Guerra de Vietnam en la Misión de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas y enviado a la Casa de Detención de Mujeres de Nueva York. Dworkin testificó que los doctores en la Casa de Detención le hicieron un examen interno que fue tan duro que sangró por días después. Ella habló en público y testificó ante un gran jurado sobre su experiencia, y la cobertura de los medios de su testimonio hizo noticia nacional e internacional.[18][19]​ El gran jurado se negó a presentar una acusación formal en el caso, pero el testimonio de Dworkin contribuyó a la indignación pública por el maltrato de los reclusos. La prisión fue cerrada siete años después.

Poco después de testificar ante el gran jurado, Dworkin dejó Bennington en el trasatlántico Castel Felice para vivir en Grecia y continuar con su escritura.[20]​ Viajó de París a Atenas en el Orient Express, y se fue a vivir y escribir en Creta. Mientras estaba en Creta, escribió una serie de poemas titulados (Vietnam) Variations, una colección de poemas y poesía en prosa que ella editó en la isla.[21][22]

Después de vivir en Creta, Dworkin regresó a Bennington durante dos años, donde continuó estudiando literatura y participó en campañas contra el código de conducta estudiantil de la universidad, para anticoncepción en el campus, por la legalización del aborto y contra la Guerra de Vietnam. Se graduó con una licenciatura en literatura en 1968.[23]

Vida en los Países Bajos[editar]

Después de la graduación, se mudó a Amsterdam para entrevistar a anarquistas holandeses en el movimiento contracultural Provo. Mientras estuvo allí, se involucró, y luego se casó, con uno de los anarquistas que conoció: Cornelius (Iwan) Dirk de Bruin.[24]​ Poco después de casarse, dijo, de Bruin comenzó a abusar de ella severamente, golpeándola y pateándola, quemándola con cigarrillos, golpeándola en las piernas con una viga de madera y golpeando su cabeza contra el suelo hasta que la dejó inconsciente.[25]​ Después de que ella dejó De Bruin a fines de 1971, dijo Dworkin, su ex marido la atacó, persiguió y acosó, golpeándola y amenazándola cada vez que encontraba dónde estaba escondida. Dworkin trabajó como prostituta durante un tiempo en este periodo.[26]​ Regresó a los Estados Unidos en 1972.[27]​ Antes de irse de Ámsterdam, Dworkin habló con la feminista Ricki Abrams sobre sus experiencias en los Países Bajos, el movimiento feminista emergente y el libro que habían comenzado a escribir juntas. Dworkin acordó completar el libro, que finalmente tituló Woman Hating, y publicarlo cuando llegara a los Estados Unidos.[28]

Regreso a Nueva York y contacto con el movimiento feminista[editar]

En Nueva York, Dworkin trabajó nuevamente como organizadora contra la guerra, participó en manifestaciones por los derechos de las lesbianas y contra el apartheid en Sudáfrica.[29]​ La poeta feminista Muriel Rukeyser la contrató como asistente.[30]​ Dworkin también se unió a un grupo de concienciación feminista,[31]​ y pronto se involucró en el movimiento organizado de feminismo radical, centrándose en campañas contra la violencia contra las mujeres. Además de su escritura y activismo, Dworkin ganó notoriedad como oradora, principalmente para eventos organizados por grupos feministas locales.[32]​ En 1977, Dworkin se convirtió en una asociada del Instituto de la Mujer para la Libertad de Prensa (WIFP).[33]

Vida posterior[editar]

En 1992, The New York Times Book Review publicó una larga carta suya en la que describe los orígenes de su profundo odio hacia la prostitución y la pornografía ("prostitución tecnificada producida en masa") ya que su historia fue violentamente inspeccionada por médicos de la prisión , y maltratada por su primer marido y muchos otros hombres.[34]

Dworkin fue un fuerte opositor del presidente Bill Clinton durante el escándalo de Lewinsky.[35]​ También expresó su apoyo a Paula Jones y Juanita Broaddrick.[36]

Dworkin "fue demonizada no solo por pornógrafos, sino por muchos liberales, a los que mantenía casi en igual desprecio", y "mientras estaba irritada por feministas liberales como Naomi Wolf, aceptó que su puntos de vista no era aceptables para todos". Creo firmemente que cualquier movimiento necesita radicales y liberales", explicó. "Siempre necesitas mujeres que puedan entrar a la habitación de la manera correcta, hablar con el tono de voz adecuado y tener acceso al poder. Pero también necesitas una conclusión ".[37]

En 2000, publicó Scapegoat: The Jews, Israel and Women's Liberation, en el que comparaba la opresión de las mujeres con la persecución de los judíos,[38]​ discutía la política sexual de la identidad judía y el antisemitismo, y pedía el establecimiento de una patria de mujeres como una respuesta a la opresión de las mujeres.[39][40][41]

En 2002, Dworkin publicó su autobiografía, Heartbreak: The Political Memoir of a Feminist Militant. En una entrevista con Julie Bindel en 2004, dijo: "Pensé que había terminado, pero siento una nueva vitalidad. Quiero continuar ayudando a las mujeres".[42]​ Publicó tres artículos más en The Guardian y comenzó a trabajar en un nuevo libro, Writing America: How Novelists Invennted and Gendered a Nation, sobre el papel de novelistas como Ernest Hemingway y William Faulkner en el desarrollo de la identidad política y cultural estadounidense, que quedó sin terminar cuando ella murió.[2]

Durante sus últimos años, Dworkin sufrió una salud frágil, y reveló en su última columna para The Guardian que había estado debilitada y casi lisiada en los últimos años por una osteoartritis severa en las rodillas.[7]​ Cuando un periodista de un periódico le preguntó cómo le gustaría ser recordada, dijo: "En un museo, cuando la supremacía masculina está muerta, me gustaría que mi trabajo sea un artefacto antropológico de una sociedad extinta y primitiva".[2]​ Murió mientras dormía la mañana del 9 de abril de 2005 en su casa de Washington, DC[8]​ a los 58 años, a causa de una miocarditis aguda.[9]

Referencias[editar]

  1. Dworkin (1983). «Abortion». Right Wing Women. Consultado el 8 de julio de 2009. 
  2. a b c Julie Bindel (12 de abril de 2005). «Obituary». The Guardian (London). Consultado el 12 de julio de 2009. 
  3. Julie Bindel (30 de septiembre de 2004). «A life without compromise». The Guardian (London). Archivado desde el original el 29 de mayo 2009. Consultado el 11 de julio de 2009. 
  4. «Women in Action (3:1998)| Intercourse - book review by Giney Villar». 2 de abril de 2003. Consultado el 20 de julio de 2018. 
  5. Pat Califia (1994). «The Obscene, Disgusting, and Vile Meese Commission Report». Public Sex: The Culture of Radical Sex. San Francisco: Cleis Press. Consultado el 8 de julio de 2009. 
  6. Michael Moorcock (21 de abril de 1995). «Fighting Talk». New Statesman and Society. Consultado el 8 de julio de 2009. 
  7. a b Dworkin (23 de abril de 2005). «Through the pain barrier». The Guardian (London). Consultado el 11 de julio de 2009. 
  8. a b Ariel Levy (29 de mayo de 2005). «The Prisoner of Sex». New York. Consultado el 12 de julio de 2009. 
  9. a b Beth Ribet (11 de marzo de 2006). «First Year: An Interview with John Stoltenberg». Archivado desde el original el 15 de junio 2009. Consultado el 12 de julio de 2009. 
  10. Shalvi, Alice. «Andrea Dworkin, 1946–2005». Jewish Women Encyclopedia. Jewish Women's Archive. Consultado el 28 de diciembre de 2012. 
  11. Dworkin, Heartbreak, p. 23.
  12. Dworkin, Life and Death, p. 3.
  13. Dworkin, Heartbreak, pp. 21–22.
  14. Vincent, Norah, Sex, Love and Politics: Andrea Dworkin, in New York Press, vol. 11, no. 5, Feb. 4–10, 1998, p. 42, col. 1 (main title and subtitle may have been in either order, per id., p. [1]).
  15. a b Dworkin, Life and Death, pp. 23–24, 28; Dworkin, Heartbreak, pp. 37–40.
  16. Both quotations: Vincent, Norah, Sex, Love and Politics, op. cit., p. 42, col. 4.
  17. Vincent, Norah, Sex, Love and Politics, op. cit., p. 42, col. 4 (quoting interviewer Vincent).
  18. Dworkin, Heartbreak, pp. 77–81.
  19. Farrell, William E. (6 de marzo de 1965). «Inquiry Ordered at Women's Jail; Mrs. Kross Acts in Case of a Bennington Student Seized in U.N. Protest». The New York Times. Consultado el 4 de febrero de 2013.  (requiere suscripción)
  20. Dworkin, Heartbreak, pp. 80, 83.
  21. Dworkin, Heartbreak, pp. 83–85, 87.
  22. Dworkin, Heartbreak, p. 98.
  23. Dworkin, Heartbreak, pp. 107–112.
  24. Dworkin, Andrea. Videotape Collection of Andrea Dworkin, 1981–1998 (Inclusive): A Finding Aid (Cambridge, Mass.: Arthur and Elizabeth Schlesinger Library on the History of Women in America, Radcliffe Institute for Advanced Study, Harvard Univ. (Vt-136), Feb., 2009)
  25. Dworkin, Heartbreak, p. 119; Dworkin, Letters from a War Zone, pp. 103, 332.
  26. Catherine Bennett (8 de junio de 2000). «Doubts about Dworkin». The Guardian (London). Consultado el 11 de julio de 2009. 
  27. Dworkin, Letters from a War Zone, pp. 332–333; Dworkin, Life and Death, p. 22.
  28. Dworkin, Life and Death, p. 22.
  29. Dworkin, Heartbreak, p. 123.
  30. Dworkin, Letters from a War Zone, p. 3.
  31. Dworkin, Heartbreak, p. 124.
  32. Dworkin, Heartbreak, pp. 139–143.
  33. «Associates |  The Women’s Institute for Freedom of the Press». www.wifp.org (en inglés estadounidense). Consultado el 21 de junio de 2017. 
  34. Dworkin (3 de mayo de 1992). «Pornography and the New Puritans». The New York Times. Consultado el 11 de julio de 2009. 
  35. James Taranto (4 de agosto de 1998). «Who's a Hypocrite—and Who Cares?». The Wall Street Journal. Consultado el 4 de marzo de 2011. 
  36. Candice E. Jackson. Their Lives: The Women Targeted by the Clinton Machine. Torrance, Calif.: World Ahead Publishing. p. 240.
  37. Andrea Dworkin, in The Telegraph, April 13, 2005, 12:02 a.m. (section "News", subsection "Obits", subsubsection "Culture"), as accessed February 15, 2013 (obituary).
  38. Nikki Craft. «The Andrea Dworkin Lie Detector». Andrea Dworkin Online Library. Consultado el 8 de julio de 2009. 
  39. Dworkin, Andrea, Scapegoat: The Jews, Israel, and Women's Liberation (N.Y.: Free Press, 2000 (ISBN 0-684-83612-2)), pp. 246, 245–246, 336, & 248.
  40. Take No Prisoners, in The Guardian, May 13, 2000, as accessed Sep. 6, 2010.
  41. Ouma, Veronica A., Dworkin's Scapegoating, in Palestine Solidarity Review (PSR), Fall 2005
    • Archivado el 8 de diciembre de 2010 en la Wayback Machine., as accessed Oct. 21, 2010 (citing, in part, in Scapegoat, id., pp. 336 & 337).
  42. Julie Bindel (30 de septiembre de 2004). «A life without compromise». The Guardian (London). Archivado desde el original el 29 de mayo 2009. Consultado el 11 de julio de 2009. 

Enlaces externos[editar]