Anacondas: The Hunt for the Blood Orchid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Anacondas: The Hunt for the Blood Orchid (titulada Anacondas: la cacería de la orquídea sangrienta en España y Anaconda 2: en busca de la orquídea sangrienta en Hispanoamérica) es una película de Estados Unidos dirigida por Dwight H. Little en 2004 y protagonizada por Johnny Messner, KaDee Strickland, Morris Chestnut, Eugene Byrd, Nicholas González, Matthew Marsden, Salli Richardson, Andy Anderson y Karl Yune. Es la secuela de Anaconda de 1997 y la última en formar parte del canon oficial, puesto que las dos entregas posteriores, Anaconda 3: Offspring y Anacondas: Trail of Blood no hacen parte de la franquicia canónica.

Sinopsis[editar]

Un equipo de investigadores se dirige a una isla para buscar una "orquídea sangrienta", una flor que creen que puede ser utilizada como una especie de fuente de la juventud. Aunque el guía del equipo, Bill Johnson (Johnny Messner) tiene dudas sobre qué camino tomar, Jack Byron (Mateo Marsden) los insta a tomar un camino. El equipo termina yendo sobre una cascada y tienen que vadear el río. Una anaconda gigante sale del agua y se come al Dr. Ben Douglas (Nicholas González) entero, mientras que el resto del equipo logra escapar. Bill intenta asegurarles que era la serpiente más grande que jamás vio y que deberían pasar semanas "para que tenga hambre de nuevo", sin embargo, la mayoría del equipo exige que la expedición se suspenda.

El equipo decide visitar a un amigo de Bill, John Livingston (Andy Anderson), que vive en el río para ver si puede prestarles su barco. En el camino, Bill descubre una infestación de sanguijuelas sobre Cole (Eugene Byrd) en su espalda y las quema con su encendedor, mientras que Tran Wu (Karl Yune) encuentra una araña venenosa en el zapato de Gordon Mitchell (Morris Chestnut). Jack decide llevar la araña a su estudio y luego todo el mundo reanuda el viaje a la embarcación. Sin embargo, Livingston es asesinado por otra anaconda y su barco se estrella en la orilla del río. Bill se da cuenta de que debe ser la temporada de apareamiento, lo que significa que todas las anacondas macho salen de sus territorios para encontrar a la hembra más cercana en su pozo de apareamiento.

El equipo se encuentra en una pequeña aldea indígena que consiste en chozas de paja, donde se muestra una anaconda destripada con un par de piernas humanas colgando del abdomen de la serpiente. El equipo especula que las serpientes son inusualmente grandes en tamaño, ya que sus vidas se han extendido a través de las orquídeas, que son una parte de la cadena alimenticia local. Jack dice que ya que deben estar cerca de las orquídeas, se debe seguir adelante. Sin embargo, los otros sostienen que no hay evidencia de que las orquídeas tendrán el mismo efecto en los seres humanos y desean abandonar la misión, por lo que empiezan a construir una balsa de escape, que finalmente es robada por Jack.

Sin más material para hacer otra balsa, el grupo decide ir a buscar a Jack y recuperar la balsa. En el camino caen en una cueva tratando de escapar de una anaconda. Cole se pierde y entra en pánico tras encontrar un esqueleto. Se encuentra con Tran y sale en búsqueda de sus compañeros. En el camino, Tran cae a través de un agujero en el suelo de la cueva y es devorado por una anaconda. Cole aterrorizado logran encontrar a su equipo, pero es perseguido por la serpiente. Sam utiliza un machete para decapitar a la serpiente, pero Cole es capturado por otra anaconda gigante. El equipo lo encuentra atrapado por la serpiente, pero aún con vida. Bill lanza su cuchillo y empala a la serpiente por la cabeza, matándola y liberando a Cole. El grupo encuentra a Jack, que es finalmente devorado por una de las serpientes. El resto del equipo logra escapar con vida quemando a las anacondas restantes junto con las orquídeas sangrientas encontradas por Jack.

Reparto[editar]

Recepción[editar]

La película recibió críticas negativas por parte de los críticos. La opinión global del sitio web Rotten Tomatoes informó que la cinta acogió 26% de opiniones positivas, basadas en 114 críticas.[1]​ Metacritic informó que la película tuvo una puntuación media de 40 sobre 100, basada en 28 opiniones.[2]​ El film fue principalmente criticado por lo "poco realista" que llega a ser, pero el hecho de que las anacondas no son nativas de Borneo tampoco fue muy apreciado por los críticos.[3]​ Roger Ebert otorgó a la película dos de cuatro estrellas, una calificación inferior a la que dio a la película original. Sin embargo, Ebert elogió la actuación de Mateo Marsden calificándolo como un "excelente traidor".[4]​A pesar de la fuerte crítica hacia la película, un sector de fanáticos aceptó de buena forma esta secuela pasando a ser un clásico de culto tal como su precuela.

La película fue nominada a un premio Razzie en la categoría de peor remake o secuela, premio que terminó llevándose la película Scooby-Doo 2: Monstruos sueltos.

Notas de la Producción[editar]

  • En la película, el actor que interpreta a Cole Burris hace una referencia rápida de la película Anaconda inicial poco después del ataque de la serpiente de Ben.
  • Esta es la última película de Anaconda en formar parte del canon oficial de la Saga puesta que las dos secuelas Anaconda 3: Offspring y Anacondas: Trail of Blood son películas hechas para televisión.

Referencias[editar]

  1. «Anacondas: The Hunt for the Blood Orchid». www.rottentomatoes.com. 27 de agosto de 2004. Consultado el 16 de febrero de 2016. 
  2. «Anacondas: The Hunt for the Blood Orchid». Metacritic. Consultado el 16 de febrero de 2016. 
  3. «ANACONDAS: THE HUNT FOR THE BLOOD ORCHID Movie Review». www.horrorexpress.com. Consultado el 16 de febrero de 2016. 
  4. Ebert, Roger. «Anacondas: The Hunt for the Blood Orchid Movie Review (2004) | Roger Ebert». www.rogerebert.com. Consultado el 16 de febrero de 2016. 

Enlaces externos[editar]