Aníbal vencedor contempla por primera vez Italia desde los Alpes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aníbal vencedor contempla por primera vez Italia desde los Alpes, óleo sobre lienzo, 87 x 131,5 cm. Fundación Selgas-Fagalde (Cudillero, Asturias).
Boceto del cuadro Aníbal vencedor contempla Italia desde los Alpes, óleo sobre lienzo, 30,5 x 38,5 cm, Museo de Zaragoza.
Segundo boceto de Aníbal cruzando los Alpes, óleo sobre lienzo, 31,1 x 40,6 cm. Subastado el 28 de enero de 2000 en Sotheby's.[1]

Aníbal vencedor contempla por primera vez Italia desde los Alpes es un óleo de tema histórico que Francisco de Goya presentó a un concurso de pintura convocado por la Academia de Parma el 29 de mayo de 1770. La obra, considerada la más temprana obra maestra del pintor, se encuentra en la Quinta de Selgas sita en El Pito (Cudillero, Asturias), conjunto de palacio y jardines gestionado por Fundación Selgas-Fagalde. Existe un modelo previo, también en lienzo, que hace pocos años fue adquirido por el Museo de Zaragoza.

Descripción[editar]

Goya marchó a Italia, sufragándose el viaje por sus propios medios, en 1770 con el objeto de aprender de los grandes maestros italianos. En una de sus estancias, en Parma, decide presentarse a un concurso cuyo tema era obligatorio y consistía en representar en un cuadro a «Annibale vincitore, che rimiro la prima volta dalle Alpi l'Italia» (Aníbal vencedor contemplando por primera vez Italia desde los Alpes). Goya se ajustó con precisión a las detalladas condiciones propuestas por la convocatoria de la Academia de Parma, que incluían:

Vorrebbesi attegiato Annibale in tal guisa, che alzandosi la visera dell’elmetto e volgendosi ad un genio, che lo prende per la mano, accennasse da lungi le belle campagne della soggetta Italia, e dagli occhi e da tutto il volto l’interna gioia gli trapelasse, e la nobile fiducia delle vicine vittorie (...)

'Deberá verse a Aníbal dispuesto de tal modo que, alzándose la visera del casco y volviéndose hacia un genio, que lo toma de la mano, señale a lo lejos los bellos campos de la Italia sometida, y en sus ojos y en todo su rostro reflejarse el interno gozo y la noble confianza en sus cercanas victorias'

Apunte preparatorio del cuadro Aníbal vencedor..., Cuaderno italiano, pág. 37.
La construcción del puente de Alcántara en Toledo (1766), de José Arias, pudo inspirar la composición y la figura de Aníbal de la obra goyesca.

En efecto, el cuadro muestra a Aníbal erguido en actitud dinámica, girado el cuerpo hacia un ángel (o genio) que le señala el paisaje Italiano —que el espectador no puede ver—, desde un otero rocoso, y alzándose la visera del yelmo. A su lado izquierdo (derecho del espectador) hay un jinete abanderado y tras él un cielo nuboso del que baja la Victoria en su carro, con la mano en la rueda (posible alusión a la cambiante Fortuna) que porta una corona de Laurel. Parte de la caballería de Aníbal comienza a bajar hacia el valle al extremo derecho del cuadro y al fondo y en la izquierda se vislumbra una batalla. En primer término y de espaldas, contemplando y enmarcando la composición, aparece un robusto cuerpo humano con cabeza de buey, alegoría del río Po, que vierte un recipiente de donde manan las fuentes de este río, como prescribía la representación de la Lombardía en la figuración iconológica de Cesare Ripa. Un fuerte viento hinche la bandera blanca del caballero y la capa de Aníbal.

La composición inicial pudo inspirarse en el bajorrelieve de José Arias, La construcción del puente de Alcántara en Toledo que el autor había presentado en 1766 al concurso de segunda clase de escultura convocado por la Real Academia de San Fernando, y que obtuvo el primer premio de su categoría. En este concurso, en la modalidad de pintura tomó Goya parte tembién, por lo que es muy probable que el aragonés hubiera tomado apuntes del relieve de Arias que luego reutilizó en el diseño del personaje de Aníbal (enormemente coincidente, incluso en la postura con el Trajano que centra la composición del escultor) y en las líneas generales de la composición del cuadro.

En cuanto al cromatismo, dominan los azules suaves, los rosas y el gris perla, lo que se ha visto como expresión del carácter clásico e irreal de la escena, que adquiere así tintes heroicos.

Si bien Goya no ganó el concurso, sí obtuvo una mención especial del jurado, que le achacaba una falta de realismo en el colorido y el detalle. Sin embargo, la obra muestra la perfección que ya en 1770 había conseguido en todos los aspectos técnicos de la pintura al óleo, como prueba la satisfactoria solución de la extraordinaria complejidad de composición que exigía el cuadro, que debía además mostrar la relación con los sucesos pasados y futuros al momento representado al tiempo que debía mostrar unas campiñas que necesariamente estaban a la espalda del espectador del lienzo. Es testimonio, asimismo, de la maestría alcanzada en la calidad en el dibujo, del que son muestra los apuntes que recoge el Cuaderno italiano, o el hábil uso de la veladura, el cromatismo de la luz rosada y la creación de una impresión de efectos atmosféricos de gran riqueza.

Consiguió Goya, además, aumentar la invención significativo e intelectual de la obra más allá de lo que pedían las bases de la competición, pues añadió la figura simbólica de la Victoria y del río Po, para conseguir representar la geografía de la mayor parte de las batallas que Aníbal mantendría con las legiones romanas aludiendo además al resultado frecuente de estas.

Adquirido como anónimo[editar]

En el siglo XIX el cuadro fue adquirido como obra anónima por el magnate Fortunato de Selgas Albuerne, que lo colgó en su fastuoso palacete de la llamada Quinta de Selgas en El Pito (Cudillero, Asturias). En 1993 Jesús Urrea, en aquella época director adjunto del Museo del Prado, desveló su autoría y el museo lo incluyó en una exposición al año siguiente.

En septiembre de 2011 la pinacoteca madrileña obtuvo el préstamo temporal del cuadro, válido por seis años, al suscribir un acuerdo con la Fundación Selgas-Fagalde. Este acuerdo incluye la restauración de varias obras del palacete y la organización de dos exposiciones.

Referencias[editar]

  1. Ficha de la obra en la Fundación Goya en Aragón (en línea).

Fuentes[editar]

Enlaces externos[editar]