Acompañamiento de apoyo (psicoterapia)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El relacionamiento de apoyo psicológico con frecuencia se realiza a través de entrevistas presenciales.

El acompañamiento de apoyo en psicoterapia, designa el acompañamiento psicológico, profesional o no, por lo general implementado bajo forma de entrevistas presenciales (entrevistas cara a cara) o de simples charlas,[1]​ de personas en situación de desamparo moral y/o de perturbación psicológica o desequilibrio emocional, que de una forma u otra piden y/o aceptan ayuda; este acompañamiento de apoyo con frecuencia es incluido dentro de lo que se llama « relacionamiento personal médico/sanitario - paciente » o « relacionamiento técnico - paciente ».[2]​ En el marco de los enfoques de la psicoterapia, los principios de la señalada relación de ayuda principalmente siguen los trabajos de Carl Rogers y de Abraham Maslow desarrollados en la segunda mitad del siglo XX.[3][4][5]

Nótese que al aplicar un enfoque paliativo que pretende ser integral, es el paciente el que debe situarse en el centro de un dispositivo alrededor del cual pueden llegar a participar un número a veces elevado de especialistas, técnicos, y acompañantes, cuyos respectivos roles deberían estar interrelacionados y coordinados entre sí. Pluridisciplinariedad e interdisciplinariedad son entonces indispensables en cuanto al enfoque de los cuidados paliativos, y por tanto alrededor del paciente podrían situarse tanto médicos de medicina general como médicos especialistas, así como enfermeros, kisioterapeutas, asistentes sociales, psicólogos y psiquiatras, acompañantes de apoyo con formación en psicoterapia, acompañantes benévolos con o sin formación religiosa, ergoterapeutas, ortofonistas, acupunturistas, etc.[2]

Historia[editar]

El acompañamiento de ayuda psicoterapeuta tal como es definida hoy día, tiene sus antecedentes en la actividad a principios del siglo XX, del consejo de pastores de ciertas iglesias protestantes en Estados Unidos, sobre la base de los primeros trabajos realizados en materia de psicoanálisis. En efecto, en 1925, el Dr Richard Cabot publicó un artículo en el Survey Graphic, sugiriendo que los candidatos aspirantes a desempeñarse como pastores, recibían una formación similar a la ofrecida por la escuela de medicina.[6]

En los años 1930, Anton Boisen[7]​ desarrolló un programa que se orientaba en este mismo sentido.[8]​ Y en 1963 fue fundada la American Association of Pastoral Counselors,[9]​ con la finalidad de proporcionar una formación certificada a los pastores acompañantes.[10][11][12]

Definiciones[editar]

Carl Rogers

En materia de cuidados paliativos, el acompañamiento de apoyo es generalmente definido como « la capacidad que puede tener una persona para llevar o inducir a un paciente en dificultades, a que él mismo movilice sus propios recursos internos y de entorno a efectos de mejor poder sobrellevar una situación ».[13]​ A partir de los trabajos de Carl Rogers en 1942, la noción de relacionamiento de apoyo se basa en efecto en una visión optimista[14]​ en relación a la posibilidad de ayudar a una persona en dificultades, de forma de inducirla e impulsarla a que ella misma « movilice sus propias potencialidades y reservas », en prioridad frente a la posibilidad de imponer al paciente soluciones desde el exterior :

Cita: « Les personnes ont en elles de vastes ressources pour se comprendre et changer de manière constructive leur façon d’être et de se comporter. Ces ressources deviennent disponibles et se réalisent au mieux dans une relation définissable par certaines qualités. […] C’est une relation permissive, structurée de manière précise, qui permet au client d'acquérir une compréhension de lui-même à un degré qui le rend capable de progresser à la lumière de sa nouvelle orientation. »[15]

Traducción de la cita: « Las personas tienen en sí mismas variadas posibilidades para comprenderse y para cambiar de manera constructiva su propia razón de ser y de comportarse. Estos recursos pasan a estar disponibles y mejor se realizan cuando se potencian ciertas cualidades del propio sujeto. […] De lo que se trata es de desarrollar una relación permisiva, estructurada de manera precisa, que permite al paciente adquirir una comprensión de sí mismo a un grado tal que le vuelve capaz de progresar por sí solo a la luz de esta nueva orientación. »

Las expresiones « acompañamiento de apoyo » o « relacionamiento de apoyo » o « alianza terapéutica » o « alianza de trabajo » (en francés: « relation d'aide » ; en inglés: « therapeutic relationship o helping alliance o therapeutic alliance o working alliance ») hoy día están principalmente vinculadas a los principios enunciados por Carl R. Rogers.[16]

Acompañamiento de apoyo en el enfoque centrado en la persona (cliente), de Carl Rogers[editar]

El acompañamiento de ayuda se verá favorecido por siete u ocho diferentes actitudes o cualidades del acompañamiento, en opinión de Carl Rogers :[17]

  • Presencia (acompañar, compartir y estar con el paciente) ;
  • Escucha activa (dejar que el paciente se exprese, sin interrumpirlo en demasía, sin presionarlo ni apurarlo, lo que requiere que el facilitador tenga buena disponibilidad de tiempo) ;
  • Aceptación (el facilitador debe tener una posición abierta y de interés respecto de la experiencia del paciente) ;
  • Respeto por encima de todo (el acompañante o facilitador de apoyo debe inspirar confianza y respeto en todos los sentidos, tomándose muy en serio su labor de apoyo) ;
  • Empatía (profundo sentimiento de comprensión y solidaridad del facilitador o acompañante de apoyo hacia el paciente) ;
  • Autenticidad (el acompañante debe mostrarse a sí mismo tal cual es, con sus luces y sus sombras, con sus cualidades y sus defectos, con sus seguridades y sus dudas) ;
  • Congruencia (el acompañante o facilitador debe lograr adecuación y congruencia entre lo que piensa, lo que siente, lo que dice, lo que hace, llevando ello incluso al comportamiento no verbal, y creando así armonía y compatibilidad entre sus emociones, sus pensamientos, sus opiniones, y sus acciones) ;
  • No juzgamiento (el facilitador en lo personal no debe juzgar al paciente, y si él ha cometido o comete errores, en todo caso con mucha prudencia debe crear las condiciones para que el propio paciente se dé cuenta de ello y decida cambiar).

El relacionamiento de ayuda según Carl Rogers es "una relación permisiva, estructurada de manera precisa, que posibilita al paciente adquirir comprensión sobre sí mismo, a un grado tal que le permita progresar a la luz de este nuevo enfoque".[18]

« Persona » vs « Paciente » vs « Cliente »[editar]

La elección del término adecuado para designar a quien recibe el acompañamiento y los cuidados no es una elección trivial o arbitraria.

"Psicoterapia centrada en el cliente" es el nombre de una psicoterapia enmarcada en la psicología humanista. Y precisamente Carl Rogers prefería llamar «cliente» y no «paciente» a quienes consultaban, porque paciente naturalmente evoca dependencia, pasividad, y resignación, y esa no era la visión que tenía dicho erudito sobre lo que debía ser un ser humano. Con frecuencia Rogers hablaba de "enfoque centrado en el cliente", porque pensaba que enfoque era un término más adecuado y general, con más matices filosóficos, lo que permitiría enmarcar con quien consultaba una consecuente psicoterapia y comprensión sobre los intercambios interpersonales que tendrían lugar durante el proceso psicoterapéutico.[19]

En varios aspectos Carl Rogers coincidía con Sigmund Freud, pero en otros aspectos difería.[19]

Rogers es reconocido por un enfoque en donde el cliente tiene un papel más directo en la terapia, y el terapeuta está en segundo plano.[20][21]​ Por el contrario Freud es mejor conocido por su trabajo en el inconsciente humano,[22]​ y por tratar al ser humano casi como si en él lo patológico y lo anormal fuera la norma.[23]

Freud[24]​ opinaba que si fuera socialmente aceptable y no existieran muchas trabas externas, en lo básico la gente guiaría su vida de forma egoísta, violenta e incestuosa, pues se perseguiría el placer de forma completa y ciega, y a cualquier precio.[25]​ Según Freud, la naturaleza humana primordialmente se maneja por instintos sexuales.[26][27]​ Rogers por el contrario, si bien admite que en ciertas circunstancias la naturaleza humana tiene una tendencia hacia la agresividad y la violencia, opina que en el ser humano es inherente el deseo de autoactualización positiva, como refuerzo positivo y apreciación de la sociedad. Según este enfoque, las personas son positivas por naturaleza, y desarrollarán estas características si reciben el respeto y el apoyo necesarios; Acompañar es promover y facilitar, es crear las condiciones adecuadas para que la persona involucrada acceda a sus propios recursos desde el aquí y el ahora.[28][29]

Un grupo de encuentro.

Las experiencias terapéuticas, de consejería y orientación, desde la perspectiva rogeriana, en líneas generales presuponía el trato con personas normales, que ocasionalmente se enfrentaban a problemas externos o que por ejemplo sufrían desequilibrios emocionales. Y esta concepción es susceptible de ser aplicada en diversas áreas tales como la clínica, la educación, las relaciones de pareja, la ludoterapia, la dinámica de grupos (los famosos grupos de encuentro), etc, cubriendo un amplio espectro de edades, desde niños de dos años hasta ancianos. Y probablemente esto es posible, porque el enfoque no directivo o centrado en el cliente, además de ser una técnica aplicable a tal o cual problema, constituye una concepción del ser humano y de las relaciones interpersonales, que trascienden los límites del consultorio para conformar una teoría sobre el "buen vivir", esto es, sobre el "vivir plenamente, en constante superación, con apertura a todas las experiencias, sin miedo, con capacidad de elección y de responsabilizarse por lo elegido".[30]

Acompañamiento psicológico y atención profesional[editar]

El acompañamiento de apoyo con enfoque holístico designa el proceso por el cual un enfermero por ejemplo va a asumir el rol de apoyo de una persona en dificultades, con el fin de ayudarla a sobreponerse a una crisis.[31]​ En Francia, el marco reglamentario de esta relación de ayuda está contemplado en el Código de la Salud Pública, libro III Auxiliares médicos, profesión de enfermero, capítulo 1 "Actos profesionales", así como también en el decreto n° 2004-802 del 29 de julio de 2004, artículos R.4311-5 y R.4311-6, secciones « Entrevista de acogida en la que se privilegiará la escucha atenta de la persona, con orientación complementaria si fuera necesario » (R.4311-5 / 40° « Entretien d'accueil privilégiant l'écoute de la personne avec orientation si nécessaire »), « Ayuda y apoyo psicológico » (R.4311-5 / 41° « Aide et soutien psychologique »), y « Actividades con finalidad socioterapéutica, de tipo individual o en grupo » (R4311-6 / 2° « Activités à visée sociothérapeutique individuelle ou de groupe »).[32][33]

Acompañamiento psicológico y trabajo social[editar]

La práctica del acompañamiento de apoyo por parte de los trabajadores sociales está en parte controvertida, pero para ciertos autores la misma es « una competencia de tipo relacional » necesaria en el contexto social contemporáneo.[34]​ Para Michel Boutanquoi, el acompañamiento de apoyo depende de cuatro componentes (cuatro representaciones o imágenes mentales) :

  • La representación de sí mismo y de su ocupación u oficio.
  • La representación en general del contexto social.
  • La representación del objeto de una acción, así como de la eventual desviación o inadaptación.
  • La representación del objeto o forma de intervención.

En su obra sobre el acompañamiento de apoyo en cuanto al trabajo social, Joëlle Garbarini estableció cinco tipologías específicas en cuanto al marco social : (1) ayuda-relevo (en francés: aide-relais), (2) ayuda-acompañamiento (en francés: aide-accompagnement), (3) ayuda-guía (en francés: aide-guide), (4) ayuda-apoyo (en francés: aide-soutien), (5) ayuda-interpretación (en francés: aide-interprétation).[35]

Otras formas de acompañamiento psicológico[editar]

Entrevista CCI en donde es el cliente el que está a cargo de la sesión.

Cada una de las principales corrientes de la psicoterapia propone sus métodos específicos en relación a la ayuda y al acompañamiento, los que según los casos se encuentran más en concordancia o más alejados de las recomendaciones y los principios enumerados por Carl Rogers :[28]

Según las legislaciones específicas de cada país, el título de psico-terapeuta está o no particularmente reglamentado.

Acompañamiento psicológico, cuidados paliativos, y voluntariado[editar]

Una de las particularidades que pueden llegar a tener los cuidados paliativos, es la participación del voluntariado. En Francia por ejemplo, se cuentan varias asociaciones sin fines de lucro que tienen este objetivo, la mayoría de las cuales están reagrupadas en la UNASP (Union Nationale des Associations pour le développement de Soins Palliatifs) o en la Fédération JALMALV (Jusqu'A La Mort Accompagner La Vie). Estos movimientos asociativos-sociales con frecuencia se han creado impulsados por la toma de conciencia de profesionales de la salud en relación a la importancia y necesidad de implementar ciudados paliativos y acompañamientos de apoyo al menos en ciertos casos.[2]

Lo que motiva el voluntariado sobre todo es una dimensión relacional. El voluntario se hace presente frente al paciente, está disponible, y está dispuesto a escuchar, tanto a quien está padeciendo algún desequilibrio emocional, como a quien está luchando contra una enfermedad grave con posibilidad de muerte. Obviamente el voluntario no reemplaza ni a los familiares y próximos del paciente, ni a los médicos y técnicos que puedan estar interviniendo. El acompañante voluntario es un testigo, un ser humano que simplemente expresa su solidaridad con otro ser humano en dificultades, respetando las diferencias y particularidades, y acompañado del deseo y la confianza en algún tipo de mejoría del que está sufriendo.[2]

La escucha paciente, interesada y respetuosa del que sufre, está en el centro del involucramiento del voluntariado de compañía, y en algunos casos ello también está relacionado con los llamados "grupos de ayuda".[2]

Acompañamiento psicológico y espiritualidad[editar]

Acompañamiento psicológico y teología práctica: la « cura del alma »[editar]

La cura del alma[37]​ es un concepto de teología práctica, que consiste en una conversación de determinadas características con un predicador. Theodor Harnack y Eduard Thurneysen definen la cura del alma como se indica a continuación :

Cita: Exercer sur l'individu une activité et une influence spirituelle édifiante.[38]

Traducción de la cita: Ejercer sobre el individuo una actividad y una influencia espiritual edificante.

Cita: Conversation avec un prédicateur, à l'occasion d'événements heureux ou malheureux dans lesquels une exhortation personnelle est soit indispensable soit attendue.[39]

Traducción de la cita: Conversación con un predicador, en oportunidad de la ocurrencia de eventos felices o desdichados, para los que una exhortación personal es, o bien indispensable o bien esperada.

Al principio, la noción de psicología estaba totalmente ausente de este concepto teológico.[40]​ Pero hacia el fin del siglo XIX y principios del siglo XX, se introdujo en el psicoanálisis. Pero a partir de entonces, los pastores notaron que en muchas situaciones, la psicología moderna era preferida a la teológica cura del alma.[40]​ El concepto teológico por cierto continúa existiendo, principalmente bajo la nueva denominación de « diálogo pastoral », aunque con cierta tendencia a querer distinguir y separar el enfoque de la psicología, del señalado « diálogo pastoral » considerado como una « antropología bíblica al servicio del creyente ».[40]

Acompañamiento psicológico en las corrientes New Age[editar]

Los métodos de desarrollo personal en la cultura New Age hace intervenir la noción de relacionamiento de apoyo de diversas maneras. Jacques Salomé por ejemplo, en su obra sobre el sujeto, lo define de la siguiente manera.

Definición "Relacionamiento de apoyo": Situation dans laquelle l'un des participants cherche à favoriser l'éclosion et la mise en œuvre, chez l'une ou l'autre partie, des ressources latentes internes ainsi qu'une plus grande possibilité d'expression et un meilleur usage de ces ressources.[41]

Traducción de la definición: Situación en la que uno de los participantes busca favorecer en el otro, la eclosión y la puesta en marcha de sus recursos latentes internos, así como una mejor posibilidad de expresión (oral y/o escrita) y un mejor uso de sus potencialidades.

Pero el New Age tiene una orientación característica propia, ya que propicia « olvidarse de los pensamientos analíticos del hemisferio cerebral izquierdo » a efectos de más bien favorecer las emociones « expresadas a través del propio cuerpo y a través de gritos, llantos, y/o risas ».[42]​ El relacionamiento de ayuda y de apoyo reposa así algo menos en las entrevistas y en el análisis, y algo más en la convicción de que es necesario y conveniente experimentar sensaciones nuevas.[43]​ En ciertos casos el chamán, el gurú, o el curandero, toman el lugar del pastor y del psicólogo en este aspecto.

Métodos de acompañamiento psicológico[editar]

Grupo de apoyo[editar]

Un grupo de apoyo o grupo de ayuda es una práctica psicoterapeútica que consiste en realizar reuniones regulares donde asisten pacientes y orientadores, y donde se debate y opina sobre ciertos temas (generalmente definidos de antemano), con la finalidad de hacer aflorar conflictos personales, traumas, sufrimientos, etc, y eventualmente también desarrollando reflexiones o recomendaciones sobre la forma de resolver o atemperar esas problemáticas. [44]

Entrevistas[editar]

Existen tres tipos de entrevistas[45]​ en cuanto al relacionamiento de ayuda :

  • La entrevista directiva ;
  • La entrevista no directiva ;
  • La entrevista semi directiva.

La entrevista directiva[editar]

Consiste en diálogos precisos y breves, con el objetivo de una acción rápida sobre el problema evocado. El profesional entonces es considerado un consejero, y por lo general las opiniones del paciente no son muy tenidas en cuenta.

La entrevista no directiva[editar]

Se desarrolla bajo la forma de una discusión o intercambio no controlado ni planificado. El profesional fundamentalmente escucha, e incita al paciente a encontrar sus propias respuestas.

La entrevista semidirectiva[editar]

El diálogo y las preguntas planteadas son más precisos, pero en todo momento el paciente es invitado a complementar y/o aclarar sus respuestas.

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Maurice Liegeois, L’entretien de soutien psychologique dans la démarche de soins relationnels
    • Archivado el 24 de septiembre de 2015 en la Wayback Machine., espacio digital 'SERPSY - Soin Etude et Recherche en PSYchiatrie'.
  2. a b c d e Définition des soins palliatifs et de l'accompagnement, sitio digital 'SFAP - Société Française d'Accompagnement et de soins Palliatifs'.
  3. Maslow and Rogers (humanistic and cognivitism learning), espacio digital 'SlideShare', 23 de julio de 2013.
  4. Armario Guillermina, Marín Manuel, Santos Yelitza, Terán Yorbelis, Teorías de Alfred Adler, Abrham Maslow y Carl R. Rogers sobre la conducta humana, espacio digital 'SlideShare', 21 de noviembre de 2011.
  5. Lizzeh Alejandra Carrasco Torres, Yesenia Nuñez Bermudez, Teorías de la Personalidad: Carl Rogers, espacio digital 'SlideShare', 28 de febrero de 2012.
  6. Rodney James Robert Stokoe, Clinical Pastoral Education, The NOVA Scotia Medical Bulletin, págs. 26-28, febrero de 1974.
  7. Donald C. Houts, Robert David Leas, Anton Theophilus Boisen: His Life, Work, Impact, and Theological Legacy, Journal of Pastoral Care Publications, Incorporated, 2009, ISBN 0929670043 y 9780929670041.
  8. Anton T. Boisen papers, sitio digital 'Kansas Historical Society'.
  9. American Association of Pastoral Counselors, información de archivo.
  10. American Association of Pastoral Counselors (AAPC) (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., sitio digital oficial de la AAPC.
  11. Brief history on Pastoral Counseling (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., sitio digital oficial de la AAPC.
  12. David Augsburger, Pastoral Counseling, sitio digital 'Global Anabaptist Mennonite Encyclopedia Online'.
  13. La relation d'aide en soins infirmiers
  14. Carl Rogers par Brian Thorne p. 25
  15. Carl Ransom Rogers & R.Sanford, "Client-Centered Psychotherapy" in Comprehensive Textbook of Psychiatry (4th ed.)(pp 1374-1388) Baltimore : Williams & Wilkins, 1985
  16. Adam O. Horvath, Lester Luborsky, The Role of the Therapeutic Alliance in Psychotherapy, Journal of Consulting and Clinical Psychology vol. 61 n° 4, págs. 561-573, 1993.
  17. Caroline Naoufal, Les sept concepts de la relation d’aide, sitio digital 'Recherche en soins infirmiers', 3 de mayo de 2015.
  18. Carl Rogers, La relation d’aide et la psychothérapie, editor ESF, París, 1996, pág. 33, ISBN 271011948X y 9782710119487.
  19. a b Lourdes Masiel Fuentes Arriola, Psicoterapia centrada en el cliente (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., espacio digital 'SlideShare', 1 de septiembre de 2013.
  20. César Vásquez Olcese, Aproximación a la psicoterapia de Carl Rogers, sitio digital 'Psicología online'.
  21. Patricia Camós, Carl Rogers: Terapia centrada en el consultante y sus relaciones con la Fenomenología Existencial
    • Archivado el 24 de mayo de 2015 en la Wayback Machine. (documento pdf), sitio digital 'Universidad Kennedy', cita: “No hay una bestia
    en el hombre sino el hombre”.
  22. Inconsciente, sitio digital 'e-Torre de Babel'.
  23. Psicopatología y Semiología Psiquiátrica: Fundamentos de los conceptos de normalidad-anormalidad, salud-enfermedad, sitio digital 'Estudio del psicoanálisis y psicología'.
  24. Sigmund Freud, sitio digital 'Biografías y Vidas'.
  25. El egoísmo, sitio digital 'Psicología / La guía'.
  26. Raúl Jorge Aragonés, Sobre el origen y naturaleza del incesto en la teoría de la evolución (documento pdf), sitio digital 'Intercambios-intercanvis'.
  27. Ricardo Esteves, La Sexualidad en Freud: Pulsión, Represión y Síntoma, sitio digital personal, 28 de junio de 2008.
  28. a b Lorena Merino Naranjo, El counselling, relación de ayuda o acompañamiento, sitio digital 'Psicolos Valles, renovar es avanzar'.
  29. Michel Charles, Teorías de personalidad de Rogers y Freud, sitio digital 'eHow en Español'.
  30. Lic. César Vásquez Olcese, Aproximación a la psicoterapia de Carl Rogers, sitio digital 'Psicología online'.
  31. La relation d'aide
  32. Décret n° 2004-802 du 29 juillet 2004 relatif aux parties IV et V : ANNEXE, sitio digital 'Infirmiers', texto completo artículo R. 4311-5 (decreto n° 2004-802 del 29 de julio de 2004) : Dans le cadre de son rôle propre, l'infirmier ou l'infirmière accomplit les actes ou dispense les soins suivants visant à identifier les risques et à assurer le confort et la sécurité de la personne et de son environnement et comprenant son information et celle de son entourage : 1° Soins et procédés visant à assurer l'hygiène de la personne et de son environnement ; 2° Surveillance de l'hygiène et de l'équilibre alimentaire ; 3° Dépistage et évaluation des risques de maltraitance ; 4° Aide à la prise des médicaments présentés sous forme non injectable ; 5° Vérification de leur prise ; 6° Surveillance de leurs effets et éducation du patient ; 7° Administration de l'alimentation par sonde gastrique, sous réserve des dispositions prévues à l'article R. 4311-7 et changement de sonde d'alimentation gastrique ; 8° Soins et surveillance de patients en assistance nutritive entérale ou parentérale ; 9° Surveillance de l'élimination intestinale et urinaire et changement de sondes vésicales ; 10° Soins et surveillance des patients sous dialyse rénale ou péritonéale ; 11° Soins et surveillance des patients placés en milieu stérile ; 12° Installation du patient dans une position en rapport avec sa pathologie ou son handicap ; 13° Préparation et surveillance du repos et du sommeil ; 14° Lever du patient et aide à la marche ne faisant pas appel aux techniques de rééducation ; 15° Aspirations des sécrétions d'un patient qu'il soit ou non intubé ou trachéotomisé ; 16° Ventilation manuelle instrumentale par masque ; 17° Utilisation d'un défibrillateur semi-automatique et surveillance de la personne placée sous cet appareil ; 18° Administration en aérosols de produits non médicamenteux ; 19° Recueil des observations de toute nature susceptibles de concourir à la connaissance de l'état de santé de la personne et appréciation des principaux paramètres servant à sa surveillance : température, pulsations, pression artérielle, rythme respiratoire, volume de la diurèse, poids, mensurations, réflexes pupillaires, réflexes de défense cutanée, observations des manifestations de l'état de conscience, évaluation de la douleur ; 20° Réalisation, surveillance et renouvellement des pansements non médicamenteux ; 21° Réalisation et surveillance des pansements et des bandages autres que ceux mentionnés à l'article R. 4311-7 ; 22° Prévention et soins d'escarres ; 23° Prévention non médicamenteuse des thromboses veineuses ; 24° Soins et surveillance d'ulcères cutanés chroniques ; 25° Toilette périnéale ; 26° Préparation du patient en vue d'une intervention, notamment soins cutanés préopératoires ; 27° Recherche des signes de complications pouvant survenir chez un patient porteur d'un dispositif d'immobilisation ou de contention ; 28° Soins de bouche avec application de produits non médicamenteux ; 29° Irrigation de l'oeil et instillation de collyres ; 30° Participation à la réalisation des tests à la sueur et recueil des sécrétions lacrymales ; 31° Surveillance de scarifications, injections et perfusions mentionnées aux articles R. 4311-7 et R. 4311-9 ; 32° Surveillance de patients ayant fait l'objet de ponction à visée diagnostique ou thérapeutique ; 33° Pose de timbres tuberculiniques et lecture ; 34° Détection de parasitoses externes et soins aux personnes atteintes de celles-ci ; 35° Surveillance des fonctions vitales et maintien de ces fonctions par des moyens non invasifs et n'impliquant pas le recours à des médicaments ; 36° Surveillance des cathéters, sondes et drains ; 37° Participation à la réalisation d'explorations fonctionnelles, à l'exception de celles mentionnées à l'article R. 4311-10, et pratique d'examens non vulnérants de dépistage de troubles sensoriels ; 38° Participation à la procédure de désinfection et de stérilisation des dispositifs médicaux réutilisables ; 39° Recueil des données biologiques obtenues par des techniques à lecture instantanée suivantes :a) Urines : glycosurie acétonurie, protéinurie, recherche de sang, potentiels en ions hydrogène, pH ;b) Sang : glycémie, acétonémie ; 40° Entretien d'accueil privilégiant l'écoute de la personne avec orientation si nécessaire ; 41° Aide et soutien psychologique ; 42° Observation et surveillance des troubles du comportement.
  33. Profession infirmière et législation / Nouveau decret compétence de la profession d'infirmier, sitio digital 'Infirmiers', 27 de septiembre de 2013.
  34. Pratiques de la relation d’aide, sitio digital 'Cairn'.
  35. Joëlle Garbarini, « Relation d’aide et travail social », editorial E.S.F., 1997, ISBN 2710111799 y 9782710111795.
  36. Carl Rogers, Les caractéristiques d'une Approche centrée sur la personne, sitio digital 'Revue francophone internationale de l'Approche Centrée sur la Personne', 1962.
  37. Cure d'âme / Enseignements bibliques, sitio digital 'Pasteur Daniel', 9 de mayo de 2010.
  38. (en alemán)Theodosius Harnack, Praktishe Theologie II, editor A. Deichert, pág. 296.
  39. Eduard Thurneysen, Doctrine de la cure d'âme, editorial 'Labor et Fides', 1958, pág. 16 (texto en línea).
  40. a b c Bernard Huck, professeur de théologie pratique, et Damien Wary « La cure d'âme : Une psychopasteurologie en devenir ? »
  41. Jacques Salomé, Relation d'aide et formation à l'entretien, Presses Universitaires Septentrion, 2003, ISBN 2859397868 y 9782859397869, pág. 169 (texto en línea).
  42. Une introduction à la psychologie relationnelle par Jean-Marie Lange, L'Harmattan, 2005, pág. 44.
  43. Le New-Age: ritualités et mythologies contemporaines par Marie-Jeanne Ferreux L'Harmattan, 2000, pág. 64.
  44. Renaud Perronnet, Le défi de l'aidant, un groupe de parole pour quels besoins, sitio digital 'Évolute'.
  45. Les trois types d'entretien

Enlaces externos[editar]