Ŷabir ibn Hayyan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de "Geber" del siglo XV, Codici Ashburnhamiani 1166, Biblioteca Medicea Laurenziana, Florencia.

Abu Mūsa Ŷābir ibn Hayyan (en árabe: أبو موسى جابر بن حيان الأزدي; apodado al-Āzdī, al-Sufi; c. 721, Tus, actual Irán - c. 815, Kufa, actual Irak), conocido también como Geber (forma latinizada de su nombre), es considerado el máximo alquimista de origen árabe por haber sido el primero en estudiar la alquimia (del árabe الخيمياء al-ḫīmīyya) de forma científica, cambiando así el significado de esta práctica.[1]

Biografía[editar]

Ŷabir nació hacia el año 721 en Tus, provincia del Jorasán, en Persia oriental. Hijo de un farmacéutico de la tribu Azd (originaria de Yemen), que fue ejecutado por participar en una conspiración contra el califato Omeya, fue enviado a Arabia, donde estudió matemáticas y fue discípulo del imán chiita Ya`far as-Sadiq. Tras este período, vivió la casi totalidad de su vida en Kufa (Irak). A pesar de sus inclinaciones al misticismo (fue apodado al-Sufa) y a la superstición, reconocía claramente la importancia de la experimentación:

La primera cosa esencial en la Alquimia, es que se deben llevar a cabo trabajos aplicados y experimentos, ya que aquel que no los realiza jamás alcanzará los más altos grados del conocimiento.

Sus trabajos constituyeron avances significativos para la Alquimia, tanto en el plano teórico como en el de la experimentación. Sus libros influyeron notablemente en los alquimistas europeos. Se le atribuye la paternidad de un gran número de instrumentos de laboratorio.

Erróneamente se le atribuye el descubrimiento de diversas sustancias químicas, como el ácido clorhídrico, el ácido nítrico y el ácido sulfúrico, debido a la obra conocida como corpus de Pseudo-Geber. La seudoepigrafía era común en la Edad Media y el Pseudo-Geber europeo (italiano o español) adoptó el nombre de su ilustre predecesor árabe para alcanzar más estatus en su propia obra.

Teoría[editar]

A pesar de conocer la existencia de los elementos químicos, Ŷabir ibn Hayyan prefería clasificarlos como "sustancias". Esto se debe a que a la vez apoyaba la teoría de los Cuatro Elementos (Agua, Fuego, Tierra y Aire).

Ŷabir adopta inicialmente la existencia de cuatro naturalezas : el calor, la humedad, la frialdad y la sequedad. Dichas naturalezas se unen con la sustancia y de esta unión nacen los compuestos de 1° Grado, es decir lo caliente, lo húmedo, lo frío, y lo seco. A su vez, estos compuestos van a producir los elementos, según el siguiente esquema:

  • Caliente + Seco + Sustancia = FUEGO
  • Caliente + Húmedo + Sustancia = AIRE
  • Frío + Húmedo + Sustancia = AGUA
  • Frío + Seco + Sustancia = TIERRA

Sin embargo, complica más su teoría, ya que introduce una distinción entre las naturalezas internas y las naturalezas externas del metal. Ejemplo: el plomo es caliente y húmedo en su interior, pero frío y seco en su exterior.[2]

Eponimia[editar]

  • El cráter lunar Geber (forma latinizada de Ŷabir ibn Hayyan) lleva este nombre en su memoria.

Referencias[editar]

  1. A Dictionary of the History of Science, Anton Sebastian, pág. 241.
  2. Manual de prácticas de físico-química, Unidad 1, pág. 23, Yabir.

Enlaces externos[editar]