Vera Constantinovna de Rusia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Vera Constantinovna de Rusia (en ruso Вера Константиновна; Pavlosk, 24 de abril de 1906 - Nueva York, 11 de enero del 2001) fue una princesa imperial de Rusia, hija del gran duque Constantino Constantinovich de Rusia y de Isabel de Sajonia-Altenburgo.

Infancia[editar]

Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial, contaba ocho años y se encontraba con sus padres y su hermano pequeño en Alemania en casa de su familia materna en Altenburgo. Por el estado de beligerancia entre Alemania y Rusia, fueron retenidos como prisioneros. Solo consiguieron volver a Rusia gracias a la intervención de la emperatriz alemana Augusta Victoria de Schleswig-Holstein. Los hermanos de Vera Constantinovna de Rusia integraron el ejército imperial ruso. Durante la guerra, su hermano Oleg Constantinovich de Rusia murió en combate 22 de octubre de 1914 en Vilna en Lituania. Esta muerte fue la primera de una larga serie de decesos violentos que sufrió su familia.

Revolución rusa[editar]

Los bolcheviques apresaron a sus hermanos durante la revolución, solamente siendo el príncipe Gabriel Constantinovich de Rusia liberado. Tres de sus hermanos Igor Constantinovich, Ivan Constantinovich y Constantino Constantinovich fueron asesinados en Alapaievsk en los Urales con otros miembros de la familia imperial, el 18 de julio de 1918. Durante el periodo del gobierno provisional, Vera, su madre y su hermano Jorge Constantinovich de Rusia permanecieron en la ciudad de Pavlovsk, donde conocieron una existencia muy precaria. En octubre de 1918, los tres fueron autorizados a abandonar el país. Embarcaron en el buque sueco Angermanland. En Estocolmo fueron recibidos por el rey de Suecia en persona que los instaló en el palacio real.

El exilio[editar]

Durante varios años vivieron en Suecia, pero sus recursos no les permitían hacer frente al alza de precios. Invitados por el rey de Belgica se trasladaron a ese país. Más adelante se instalaron en Altemburgo, ciudad de origen de la princesa Isabel. Isabel murió el 24 de marzo de 1927 en Leipzig víctima de un cáncer. Jorge se instaló en Nueva York, donde murió el 7 de noviembre de 1938.

Cuando al final de la Segunda Guerra Mundial los soviéticos ocuparon la Alemania del Este, Vera se refugió en Hamburgo, Alemania del Oeste. La princesa siempre tuvo el estatuto de apatrida, y durante toda su vida solo tuvo el pasaporte Nansen, que le permitió desplazarse fácilmente, pero sin beneficiarse de la protección de ningún estado. Siempre rechazó la posibilidad, varias veces ofrecida, de adoptar otra nacionalidad, dicendo que ella solo era rusa.

En 1951, Vera Constantinovna se instaló en Estados Unidos. En Nueva York encabezó muchas obras de caridad. Vera se mostró reacia a la canonización de sus hermanos y otros miembros de su familia por parte de la iglesia ortodoxa rusa.

Sus hermanos sobrevivientes la precedieron en la muerte: Gabriel Constantinovich de Rusia decedió el 28 de febrero de 1955, sin descendientes Jorge Constantinovich de Rusia decedió el 7 de julio de 1938. sin descendientes Tatiana Constantinova de Rusia se volvió monja, murió en un monasterio de Jerusalén el 28 de agosto de 1970.

Vera siempre tuvo un aura de "historia viviente" al ser el último miembro de la familia Romanov que aún recordaba cómo había sido la Rusia Imperial, por lo cual durante todo su exilio contó a los emigrados nostálgicos las "épocas más felices".

Murió en la Fondation Tolstoï para personas ancianas, el 11 de febrero de 2001, a los noventa y cinco años de edad.

Fue enterrada junto a su hermano Jorge Constantinovitch en el cementerio del monasterio ortodoxo ruso de Novo-Diveyo en Nanuet, cerca de Nueva York

En la primavera del 2007 el palacio Pavlovsk, donde naciera Vera Constantinovna, organizó una exposición sobre ella y su familia en el 101º aniversario de su nacimiento.