Una sola China

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una sola China (chino tradicional: 一個中國; chino simplificado: 一个中国; pinyin: yī gè Zhōngguó; Wade-Giles: I-ko Chung-kuo) es el nombre dado a un principio político según el cual existe una sola nación-estado en el mundo con el nombre de "China" y que por lo tanto China continental, Hong-Kong, Macao y Taiwán son todos parte de esa única entidad nacional denominada "China".

Este principio es sostenido activamente por el gobierno de la República Popular China y determina que, para el régimen de Pekín, la isla de Taiwán tenga el rango de facto de una simple "provincia rebelde" a la cual jamás se podrá reconocer como Estado independiente. La aceptación o el rechazo de este principio es un factor clave en las relaciones entre la República Popular China, que gobierna China continental, Hong-Kong, y Macao, y la República de China (Taiwán), que gobierna Taiwán, y las islas de Pescadores, Kinmen, y Matsu.

La política de Una sola China es sostenida terminantemente por la República Popular China, que iguala China con la RP China y sostiene que la única China existente tiene como gobierno legítimo al régimen de Pekín. En aplicación de este principio, la RP China requiere a todos los países con quienes mantiene relaciones diplomáticas que reconozcan al régimen de Pekín como único gobierno de China, y que por lo tanto se nieguen a sostener relaciones diplomáticas con la Taiwán, considerando a ésta también como "parte de la RP China". El reconocimiento que hay sólo una China (aunque no limitado a la RP China en la definición) es también un requisito previo la RP China ha puesto para negociaciones con el gobierno de la República de China.

La posición de la República de China hacia esta política es apreciablemente más dividida. Legalmente hablando, la República de China continúa manteniendo su propia versión del principio de "Una China" al sostener oficialmente que el régimen de Taipéi es también el único "gobierno legítimo" de toda China continental, pero estos reclamos ya no son activamente mantenidos por el gobierno taiwanés.

Los partidos de la Coalición pan-azul de Taiwán aceptan la política de Una Sola China, pero ellos no igualan a "China" con la República Popular China sino con el propio Taiwán, negando toda legitimidad al régimen de la RP China, siendo que uno de sus líderes, el ex-presidente del partido Kuomintang (KMT) Ma Ying-jeou, llegó más lejos al declarar en 2006 que "Una Sola China es la República de China".

En contraste, los partidos de la Coalición pan-verde taiwanesa son más hostiles a la política, en tanto prefieren considerar a Taiwán como una nación-estado "separada y diferente" de China, propugnando que el régimen de Taipéi abandone su versión propia de "una sola China" y declare a Taiwán como estado independiente, sin pretensiones sobre la China continental pero también sin vínculos políticos con ella, posición que también es rechazada frontalmente por el gobierno de la RP China.

Referencias[editar]