Guerra sino-vietnamita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra sino-vietnamita
Tercera Guerra de Indochina / Guerra Fría
Fecha 17 de febrero - 16 de marzo de 1979
Lugar Frontera China-Vietnam
Causas Invasión vietnamita de Kampuchea.
Resultado Ambas partes reclaman la victoria.
Consecuencias
  • Retirada china de Vietnam.
  • Continúan los conflictos fronterizos hasta 1990.
Beligerantes
Bandera de Vietnam Vietnam Bandera de la República Popular China China
Comandantes
Bandera de Vietnam Lê Duẩn
Bandera de Vietnam Võ Nguyên Giáp
Bandera de Vietnam Văn Tiến Dũng
Bandera de la República Popular China Deng Xiaoping
Bandera de la República Popular China Yang Dezhi
Bandera de la República Popular China China Xu Shiyou
Fuerzas en combate
• 60.000 tropas fronterizas y soldados regionales[1] • 85.000 soldados iniciales[1]
• 200.000 refuerzos[1]
Bajas
Desconocidas 20.000 muertes (admitidas)[1]

La Guerra sino-vietnamita o Invasión china de Vietnam fue un conflicto bélico que enfrentó en 1979 a la recientemente unificada República Socialista de Vietnam (apoyada por la Unión Soviética) contra la República Popular China y su estado cliente Kampuchea Democrática.

Fue un suceso bélico al que los occidentales no prestaron tanta atención como el conflicto que había acabado cuatro años antes, la Guerra de Vietnam (1956-1975). Esta falta de atención se debió a la corta duración de la contienda. Fue una consecuencia de la invasión vietnamita a la Kampuchea Democrática de Pol Pot y sus Jemeres Rojos en 1978, poniendo fin al genocidio camboyano.

Antecedentes[editar]

El fin de la guerra de Vietnam y la reunificación del país no trajo el fin de las tensiones, pese a que oficialmente cada 30 de abril se celebre la fiesta nacional del Día de la Paz porque ese día la ciudad de Saigón (capital de Vietnam del Sur) cayó en manos del Ejército de Vietnam del Norte). En su vecina Camboya se había implantado un régimen de terror por parte de los Jemeres Rojos también comunista, pero de orientación maoísta (opuesta en muchos aspectos al comunismo soviético desde la Revolución Cultural de 1965). El carácter paranoico del régimen liderado por Pol Pot y la imposibilidad de hallar culpables de inexistentes sabotajes llevaron a la Kampuchea Democrática a lanzar ofensivas contra Vietnam en 1977 y 1978. Hanoi respondió enviando seis divisiones a Kampuchea como aviso de su poderío y propuso crear una zona desmilitarizada en la frontera similar en algunos aspectos a la Zona Desmilitarizada existente entre ambos Vietnam antes de su reunificación. Pol Pot decidió ignorar la advertencia y continuó el hostigamiento.

El general Võ Nguyên Giáp (artífice de las victorias contra los franceses en 1954 y contra los estadounidenses en 1973), algo apartado de la dirección política desde la Caída de Saigón, aprovechó la oportunidad para retomar su anterior protagonismo e incitó y logró realizar la invasión de su vecino del oeste con 100.000 hombres y con 20.000 guerrilleros del Frente Unido de Kampuchea para la salvación nacional liderado por el ex Khmer rojo Heng Samrin. El 25 de diciembre de 1978 comenzó la ofensiva[2] que pronto fue prácticamente un paseo militar ante un pueblo que odiaba y temía a sus dirigentes y unos mandos militares inexpertos, mal formados (muchos eran incluso niños) y peor equipados (por ejemplo algunos de los asesinatos de civiles debían hacerse con armas blancas por la falta de balas). En 14 días, el 7 de enero de 1979, Vietnam había logrado la ocupación de casi toda Camboya, cambiado de nombre al país por República Popular de Kampuchea y dejando como presidente a Samrin, el cual tendría que enfrentar la guerra de guerrillas de los jemeres rojos.

Desarrollo de las operaciones[editar]

Invasión de Vietnam por las fuerzas armadas chinas entre enero y marzo de 1979.

Este ataque a un aliado de la China comunista fue la gota que colmó el vaso y poco más de un mes después de la invasión de Kampuchea, el 17 de febrero de 1979, 86.000 soldados chinos de los ejércitos 41.º y 42.º atacaron por tres frentes diferentes el norte vietnamita. Los miembros del Ejército Popular de Liberación chino se dirigieron hacia las provincias de Cao Bang, Lao Cai y Lang Son reforzados por otros 200.000 soldados más. Aquel fue un momento peligroso porque la mayor parte de las fuerzas vietnamitas y las más preparadas estaban en Camboya, mientras que en la zona fronteriza con China sólo estaban estacionados 60.000 soldados de fronteras y tropas regulares, por lo tanto se encontraban en una relación de cinco a uno frente a los atacantes.

Pese al imponente número, mayor aún que el contingente responsable de hacer retroceder a los Estados Unidos durante la Guerra de Corea, los chinos no habían entrado en combate desde su ayuda al régimen de Pyongyang. Los chinos lograron ocupar Lang Son el 5 de marzo, pero la resistencia vietnamita fue mayor de lo esperado y, pese a no reconocerlo en un primer momento, sufrieron unas 20.000 bajas y debieron retirarse; pero sin asumir la derrota, alegaron que ya habían castigado bastante a Hanoi.

No obstante los choques siguieron produciéndose en la frontera, siendo especialmente intensos en 1981 y 1984, al mismo tiempo que la ocupación de Camboya continuaba; bien es verdad que los campos de la muerte organizados por el régimen khmer que se fueron encontrando otorgaban cierta justificación para la ocupación vietnamita y los vietnamitas los utilizaron como respaldo de su proceder.[2]

Referencias[editar]

  1. a b c d Nam. Crónica de la Guerra de Vietnam 1965-1975. Volumen II. Fascículo 18. Edición de José Manuel Lara, editorial Planeta-De Agostini, Barcelona, España (1993). Capítulo 110: "La Guerra no cesa", pp. 575. ISBN 84-395-0766-6.
  2. a b Varios, Nam, Crónica de la guerra de Vietnam, 1988, Editorial Planeta-De Agostini, Barcelona, ISBN 84-396-0755-6.

Enlaces externos[editar]